Etiquetas

domingo, 24 de julio de 2011

WHITESNAKE "LOVEHUNTER"

Cada día me interesa menos el deporte, como espectador me refiero. Practicarlo siempre me ha gustado, y mucho. Hace tiempo, jugaba hasta cuatro partidos de fútbol o fútbol sala a la semana y el resto de días, salia ha recorrer kms con mi Orbea Sierra Nevada, pero no os creáis que era un tipo sano, luego salia por las noches y me tomaba hasta el agua de los floreros y me fumaba todo lo que caía en mis manos, ya sabeis, aquello de "si es húmedo bebetelo, si es seco fumatelo, si se mueve follatelo",  por lo que alternaba grandes dosis de deporte con desfases tremendos, ahora que lo pienso, como los futbolistas profesionales pero sin cobrar grandes cantidades.

Como decía, cada vez me cuesta mas ver fútbol por televisión, la formula 1 y el motociclismo me aburren, y el baloncesto según me pille y quien juegue. Solo el tenis me une a la fiebre de espectadores televisivos, si juega Nadal. Y es que soy de esos que solo se enganchan a la tele para deportes minoritarios, de esos tipos raros, que se tragan el ciclismo o el atletismo, y ultimamente, me he vuelto a enganchar al boxeo. Reconozco que comencé a seguir este deporte/espectáculo, como muchos de mi quinta, gracias a las pelis de Rocky. Luego ayudo el boom mediático que se creo gracias a Mike Tyson, que enganchaba a millones de personas viendo sus combates, no por verlo pelear, sino por saber cuanto aguantaría el rival.

 


Aprovechando aquel tirón, fui descubriendo a gente como Alí, Hurricane Carter, George Foreman......... con combates memorables, que se quedaron grabados en mi retina.Conocí gente que vivió el boxeo muy de cerca, como boxeadores aficionados, y me hablaron del boxeo en nuestro país, de Urtain, de Carrasco, y sobre todo, en el que muchos consideran nuestro mejor pugilista, José Legrá.  En aquellos tiempos,  vivíamos el apogeo de Poli Diaz, todo un héroe de la working class, que se convirtió en una mega estrella y sucumbió ante las luces de neón con todas sus miserias, cual estrella rockera forjando su propia leyenda.

Y es que siempre he encontrado paralelismos entre el boxeo y el rock and roll. En ambos campos, muchos han vivido la gloria, la adoración por parte de la gente, y a la vez el lado mas oscuro, el de las miserias, adiciones y autodestrucción. Ambos han tenido su oportunidad de situarse en la cima del mundo, de ser el foco de atención mediatico, y luego ser olvidados en un rincón, el de las cosas pasadas de moda, del que nadie parece querer acercarse, por estar demasiado ocupado en the next big thing. Gente como Alí, Tyson, Carter o Poli tienen historias que pueden equipararse a Thunders, Joplin o Moon.


El boxeo, como el rock and roll, tiene su puerta de atrás, esa manejada por los negocios, las envidias, las puñaladas traperas, los ajustes de cuentas y los intereses, pero ambos tienen ese halo romántico, ese sino de perdedores que siempre se mantienen ahí, esa cosa que te hace sentirte especial, cuando te sientes uno de los nuestros. Y es que, hay acaso mejor banda sonora, para un combate épico por el titulo mundial, que los acordes furiosos y doloridos del rock and roll. ¿Acaso en el fragor de la pelea no sube la adrenalina?, ¿y no sube también con el calor del rock and roll?. Si yo fuese boxeador, lo tendría muy claro, al salir hacia el ring, contoneándome y pavoneándome -vas a machacar a otro tío, no puedes ser comedido, hay que ser el mas chulo del corral-, los amplificadores tendrían que reventar con la música de Whitesnake, para que el rival de turno supiese lo que se le venia encima. Amigos, Mr. Coverdale is the answer, nada de que está en el viento, ni mucho menos, la solución está en una portada como la de "Lovehunter", yeahhhh, eso si que es sexy y erótico. Hay quien habla del erotismo del boxeo, a mi lo que me pone es esa sugerente portada, y las canciones que nos regalo Coverdale en ese disco.

Habrá discos mejores, mas afortunados e inspirados, quizás incluso del propio Coverdale, pero yo me quedo con "Lovehunter", recuerdo la primera vez que escuché el disco, fue como cuando mi primer polvo, no era capaz de explicar claramente la sensación, pero tenia claro que eso tenia que seguir haciéndolo toda la vida, y "Lovehunter", es de esos discos que guardas en tu maleta, junto a tus recuerdos y te acompaña donde quieras que vayas. ¿Por que?, pues no sabría explicarlo, ahí esta la magia, en que estas cosas no tienen lógica, pasan porque si, y te gustan porque si, y eso es lo que lo hace personal e intransferible, lo que nos da esa pizca de ser diferentes unos a otros. Y no hablo de calidad, todos tenemos mas o menos unos estándares sobre que es bueno o malo, o que nos lo parece. Hablo de ese disco, libro o lo que sea que te transmite, te hace sentir algo especial, y que no tiene porque hacérselo sentir a los demás.



No voy a hacer demagogia, ni quiero crear polémica diciendo que Coverdale le alegro la vida a los Purple o algo por el estilo, porque no tiene sentido, solo hay que escuchar la discografica de la banda para rendirse a sus pies, pero como explicarlo. La música de los Purple es como llevarte a una tía impresionante a pasar la noche en el Ritz, y la música de Purple con Coverdale, es como si esa tía fuese Joan Jett, y la habitación del Ritz estuviese cubierta de espejos con champagne corriendo por todos lados. Todos conocéis la historia de la relación Coverdale/Purple, y lo que continua con Whitesnake, y como llevo el hard de la banda "madre", lo despojó de cualquier atisbo progresivo o influencia de la música clásica, para sustituirlo por el calor y el sexo que transmite el blues, el soul y el rythm and blues. No nos engañemos, no estamos hablando de alguien que haya sacado alguno de los mejores discos de rock de la historia, pero quien lo necesita. Os invito a una reflexión, pensad en los 4 o 5 discos que consideréis objetivamente los mejores del rock. Luego preguntaos, serian todos ellos los que os llevaríais a una isla desierta. Yo ya os puedo asegurar que no.

A lo que iba, Coverdale ya en solitario, tras dos discos bajo su nombre  -Whitesnake en 1977/Northwinds en 1978-y otros dos ya como Whitesnake,-Snakebite y Trouble en el 78 ambos- con una banda de aupa, el duplo Moody/Marsden en las guitarras, el clásico Neil Murray al bajo, Jon Lord a los teclados y Duck Dowle a la bateria,  lanza en 1979 "Lovehunter", un disco donde se mezclan los aromas del hard rock clásico, y el regustillo sensual del blues que tanto gustaba a Coverdale.



El disco se abre con mi canción preferida de Whitesnake, "Long way from home", un tema realmente especial, con un estribillo que te taladra a la primera y que además su letra la he hecho mía hace algunos años, cuando conocí a la que es mi mujer y nos separaban 600 kilómetros, hasta que al fin volví a mi hogar. Que decir de "Walking in the shadow of the blues", un clásico en toda regla de Coverdale, con un riff made in Moody/Marsden para quitarse el sombrero, y un David magistral, envolviéndolo todo con su voz.

Este disco tiene momentos magistrales, y "Help me thro`the day" es uno de ellos, puro feeling, ahondando en el blues rock, y es que "Lovehunter", es posiblemente, el disco en que Coverdale mas bucea en el blues. Pero no olvida el hard rock, y "Medicine man" es la prueba, muchísima clase, con Lord dándole un toque magistral, y las guitarras aullando,mientras Coverdale deja claro de que va esto. Mas riffs clásicos para "You`n` me", un tema que realmente me engancha, que suena mucho a rock americano. Esta claro que el trabajo de la banda es de primera, suena compacta, sin dejar nada al azar, y no es para menos. Ademas Coverdale esta pletórico, impregnando fuerza sin perder calidez.


"Mean business" es rápido, efectivo y directo, de nuevo con Lord tomando protagonismo y cediendolo al duelo de guitarras de Moody y Marsden, y viceversa, volviéndolo a recuperar, en el tema mas Purple del disco. David siempre se ha confesado fan de Led Zep, y el comienzo de "Love hunter" me recuerda a la banda de Plant y Page. Otro de los puntos fuertes de este disco, para mi es "Outlaw", con su sonido tan característico y rítmico, 

El disco se va terminando, y que puede ser lo ideal, pues buscar a nuestra compañera de viaje y si es a ritmo de rock and roll, mejor que mejor, pues para eso tenemos "Rock `n`roll women","So I'm looking for a woman who got no shame, 'Cos in the morning there'll be no one to blame. A high heeled double trouble backstage queen, Who gets what she wants and knows where she's been.", queda bastante claro, ¿no?. Llega el final del viaje, y Coverdale nos desea lo mejor, "We wish you well", emotivo, tierno, derrochando facultades, con un punteo fantástico, el tema te va envolviendo, y es lo que falta para terminar de engancharme, algo que ya hice, rindiéndome casi al principio a los pies de estos Whitesnake que lanzaron en el 79 uno de los discos de mi vida. Por cierto, voy a volver a dar al play de nuevo, que el cuerpo me pide volver a cantar "Long way from home".

17 comentarios:

Ofersan dijo...

Adoro ese disco, y yo hacia algo parecido con el deporte, hacia atletismo de forma profesionaly salia por la noche a muerte, hoy en día sigo corriendo y el ritmo nocturno e inferior,je,je....

Bergidum dijo...

Coincido contigo en lo del deporte, antes los veía mucho por la tele y lo prácticaba mas (baloncesto, ciclismo de montaña, atletismo) pero luego por las noches me ponía hasta el culo.

Ahora ya no veo deporte por la tele, me da sueño, asñi que lo utulizo para meterme unas siestas que te cagas.

En cuanto al disco que decir que no lo hayas dicho. Es el Coverdale en estado puro aunando hard rock y blues, un clásico de toda la vida.

Rollin' Man dijo...

Un gran disco, claro que si, y una curiosa relación entre deporte y R&R, nunca lo había pensado así pero la verdad es que tienes razón, me ha gustado. Yo nunco he sido muy deportista, salvo un poco de futbol, y me trago todo tipo de deporte por al tele, salvo golf y ciclismo (que ya no me gusta tanto como cuando era cani), y ya no salgo ni por asomo de la manera tan "destroyer" que solía hacer, ahora unas cervecitas y pa'casa, y 6 años sin fumar ya.-

Un abrazo

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Sí, visto así eras como un futbolista profesional jajaj

Bueno, ya sabes que mi deporte es el ciclismo, pero otros como el boxeo no los aguantaría. Ni viéndolo y menos practicándolo. De Poli Díaz recuerdo que hizo alguna película porno de serie B, a todo esto. Eso del erotismo del boxeo no lo había leído, pero lo del erotismo de Whitesnake, ya sabes que soy uno de los embajadores jajaj No te cortes, di que el MKIII es mejor que el MKII, probablemente no te quedes corto. Yo digo que Coverdale ha sido el mejor cantante de hard rock. No es mi disco favorito de Whitesnake pero es que no sé si Whitesnake tienen algún disco malo, la verdad. Joder, y pensar que mi padre les vio de chiripa cuando estaban presentando este disco. Qué pequeño es el mundo y qué cosas tiene el espacio-tiempo. En fin, totalmente de acuerdo contigo bro, es un gran disco. No un top 5 de todos los tiempos, pero tampoco hay que subestimar a Whitesnake, al contrario.

Scott St. James dijo...

Yo también fui muy deportista, pero lo dejé bastante antes que tu, creo. Y no contrarrestaba mi mala vida con nada que no fuera dormir!

En fin, el futbol.. yo ya no miro la liga, ni me interesa, la Champions miro la final si acaso, lo único que me gusta mirar todavia de verdad es el Mundial. Mi deporte favorito fue, es y será siempre el rugby, no hay nada más grande que el 6 Naciones y el campeonato del mundo, y no hay nada que me haya producido una euforia semejante a ver ganar a Irlanda a Inglaterra en su casa el año pasado, a tres metros del campo de juego. Este país vil y embrutecido vive de espaldas al rugby, ajeno a su espectaculo y belleza.
Sobre "Lovehunter", nada que añadir, tremendo post, muy bien escrito y fantástico para leer!. Apunta a otro fan de "Lovehunter", por favor.
Cheers

Alex Noiser dijo...

Qué grandes son Whitesnake, qué amo es Coverdale, para mí: la voz del Hard Rock. Este Lovehunter es sexy, erótico, mundano, arrebatador, es todo!.

Saludos!

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Primero lo primero, Nortwinds: qué gozada de artículo, tío.

Ahora lo malo: "Lovehunter" no me gusta casi nada, Lo tengo muy reciente, y no es tan horripilante como "1987" o "Slip Of The Tongue", pero me parece muy flojo. La verdad es que Whitesnake es un grupo que me deja frío. Lo que hizo ya lo había hecho mucho mejor Coverdale con Purple en "Stormbringer", éste sí un gran disco.

Saludos. (Saquen las espadas, se me olvidaba, ja ja ja.)

Rafa dijo...

No conozco Lovehunter, me pilló demasiado joven (escuchando a Enrique y Ana, y cosas así, supongo), pero Whitesnake me parece unos de los mejores grupos que ha parido la historia del rock.

Así que la ocasión la pintan calva: ya me lo estoy bajando de MU, y me lo llevo de vacaciones.

¡Zenkius y saludos!

TSI-NA-PAH dijo...

Yo solo fui corredor de cross country y skater en mis años mozos, pero skater de verdad no los niñatos de hoy en dia!!!
Lo que mas me apasiona curiosamente ahora es el ciclismo, ya que en los otros deportes siempre son los mismo que triunfan, es como la politica solo hay dos o tres que tienen posibilidades!
En cuanto a este disco, que decir que es para mi los verdaderos Whitesnake, rebosando sensualidad brutal y blues por todos los lados.
un abrazo

Mr. Thunderstruck dijo...

Simplemente es un discazo, no me extraña que te encante. Cuando lo conseguí en edición original inglesa (primera y vinilo por supuesto) ví cumplir un anhelado sueño. Respecto al deporte en tv, si es emocionante si, sino paso absolutamente. Saludos!!!

El rey lagarto dijo...

A mi me gusta casi todo el deporte menos el futbol, que tiene poco de deporte, yo le pegaba un tijeretazo a todos esos putos divos que me quedaba como dios.

ROCKLAND dijo...

A mi sólo me interesa mi Sporting y la NBA. Lo demás me aburre sobremanera!! Hay la TV hay una saturación excesiva de deporte y es lógico que llegue a cansar.

Sobre este disco ¿qué decir? Clásico como la copa de un pino y posiblemente su trabajo más completo.

Saludos.

paulamule dijo...

no hay mejor deporte que pensar en David Coverdale y poner este "Love Hunter" en tu reproductor.
Salud.

Zoe dijo...

Buenas Norty, tremendo post.
Yo no he hecho deporte en mi vida. Soy uno de esos parásitos que ve todo lo que tiran por TV y luego no mueve un dedo. Ahora estoy enganchado al padel porque es fácil, divertido y no se corre mucho, jajajaja.
Deportivamente es un placer ver cualquier cosa que me interese, ya sea futbol, basket, tenis, F1, motos, golf, padel, snooker, rugby, balonmano, casi todo menos natación sincronizada o gimnasia rítmica, jajaja.
En cuanto a Whitesnake está claro que son tan grandes como la vida. Me gusta mas el "Ready 'n' willin'",pero este Love Hunter es una jodida maravilla, con todo lo que Whitesnake ha sido en el mundo del rock y una formación de escándalo.
Saludos.

Benet García dijo...

Love Hunter representa la mejor época de Whitesnake. Inolvidable disco e inolvidable época.

PUPILO DILATADO dijo...

El paralelismo entre boxeo y Rock'nroll me parece muy acertado.

COn respecto al disco, qué canciones, qué portada, clasicazo entre clasicazos, rock'n'roll sudoroso y real.

Saludos!!!

PUPILO DILATADO dijo...

Por cierto, se me olvidaba comentar que "Love Hunter" es uno de los pocos discos que no puedo escuchar de fondo, tengo que escucharlo entero y sin parones. La serpiente blanca se contoneo bien aquí, jejeje!!!

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...