Etiquetas

miércoles, 9 de noviembre de 2011

BRAND NEW SIN -UNITED STATE-


No es sencillo en estos dias que vivimos, concentrarse en lo que de verdad importante, no en lo que llaman o llamamos importante, sino en lo que nos deberia importar. Bombardeados todo el dia desde la television, radios, periodicos e internet por noticias, anuncios y otros menesteres de supuesto interés general, se nos imponen -o tratan de imponer- unos valores socialmente establecidos que no saben a nada, solo a usar y tirar. Ya no son actualidad gente que escribe libros o descubre vacunas, exaltamos a gente que cuenta como se acuesta con gente, o muestra sus verguenzas y miserias en programas en directo.
Decia Marx que la religión es el opio del pueblo, y ya en pleno siglo XXI, el pueblo sigue exigiendo su opio, pero ha cambiado el pulpito por un aparato de televisión, invitado de honor en cualquier salón del mas rico al mas humilde. Las cadenas exprimen su carnaza ofreciendonos realidades alteradas para disfrutar del sufrimiento ajeno con sus tecnicas de acoso y derribo, y en cierto modo, ¿son culpables las cadenas que ofrecen lo que la gente demanda? o ¿somos los autenticos culpables quienes la consumen?. Si vas a un bar, te ponen una mierda en un plato, y en vez de pegarle con ella en la cara al cocinero te la comes, ¿que derecho moral tienes de exigir responsabilidades?.


Tal vez el problema es que la gente se toma las programaciones televisivas demasiado en serio, los incorporan a su ambito, a su dia a dia, otorgan a personas -que el fondo son personas, aunque vendan su integridad a cambio de cifras mas que considerables- un status privilegiados, porque mientras engrandecemos sus miserias, olvidamos un ratos las nuestras, que mas de una casa cada dia vive un drama en directo y sin camaras que lo narren.


Vivimos dias dificiles en general -afortunadamente, no demasiado en lo personal-, pero parece que nunca nada termina de explotar, que al final, el opio siempre seduce y reduce al pueblo. Encima no encontramos en plena campaña electoral, con gente exaltando los irracionales odios de aquellos que no piensan igual, y engañandonos con un futuro que solo es halagueño para aquellos que otros cuatro años van a sentar su culo en un escaño, cumpliendo con el papel de su vida, mientras el restos de mortales nos envenenamos con sus decisiones, bien seguros en sus poltronas, porque cuando la cosa parezca peligrar en serio, siempre habra algun divorcio, embarazo o polvo furtivo con el que rellenar horas de televisión y volver el rebaño a su redil.



Como os decia, la campaña electoral me pone particularmente furioso,  este año mi intención es introducir en la urna un voto con mi nombre, porque de mi honestidad, al menos yo no dudo. Eso si, a votar pienso ir, porque muchos se dejaron la piel, la sangre e incluso la vida por el camino, para que hoy, podamos votar a los sinverguenzas que nos gobiernan.Y la mejor receta para luchar contra todo esto, es sin lugar a dudas un buen disco, de rock crudo y potente, de guitarras de esas que hacen daño, y una bateria de la que te pega puñetazos en el pecho.

Brand New Sin son de New York, y este "United State" su nuevo disco. La primera vez que vi la portada del disco, Motorhead vinieron a mi cabeza, pero aunque el espiritu de Lemmy seguro que merodea alrededor de Wiechmann (voz y guitarra), Chuck Kahl (bajo), Kevin Dean (bateria) y Tommy Matkowski (guitarra), los tiros van por otro lado. Sobre una base de hard rock del  de toda la vida, estos tios lo aderezan con aquello que les viene en gana en ese momento, desde rock sureño, stoner, country , heavy metal o incluso efluvios de Pearl Jam, se dan cita en este estupendo "United State"



Un crudo "The lord came down" abre este trabajo,  sonando a heavy rock. El riff de "Know yourself" te tira de espaldas, sonando muy actual y agresivo a la vez, en un continuo ataque frontal. El trabajo de las guitarras es buenismo, y de nuevo se puede combrobar en "All my wheels", con reminiscencias setenteras y demostrando que la banda tambien sabe hacer concesiones a la comercialidad bien entendida. Las guitarras acusticas de "Rotten as hell" y el aroma country/southern que destila por los cuatro costados, como un bourbon destilado en un granero de Alabama se te pega al paladar dejandote un gran sabor de boca.

"Elbow grease" no podria explicarlo, aparte de decir que es una maravilla, define lo que comentaba antes, estos tios tocan lo que les da la gana, no conocen, o mas bien se saltan todas las fronteras y lo hacen de escandalo. Un tema obsesivo, intenso, lento pero con una fuerza tremenda que engancha hasta la medula. Esto está que arde,  "Infamous" con sus guitarras hard rockeras a mas no poder, contrasta con la anterior, dando un subidón con su aire de primera, hard rock de alta calidad.


Si mas arriba hablaba de Pearl Jam , Brand New Sin también demuestran haber estado atentos a lo que hacian Alice in Chains, algo que demuestran con "Group of five". El rock mas clasico tiene cabida en la electrica "Your song and dance". No creais que mostrar tantas influencias hace de este disco algo descabezado, hay un denominador común que es el hard rock y a partir de el construyen su muro de sonido.Los acordes iniciales de "Goddes of war" dan buena cuenta de lo que se nos viene encima. Un tema epico en el que juegan con los contrastes una y otra vez, hasta ir tomando intensidad y potencia, derrochando fuerza por doquier.

Se envuelve de oscuridad "The cup and the lip", con esa atmosfera mas ralentizada que le dota de intensidad y un cierto aroma metalico. Los riffs vuelven a tomar las riendas con "Bed of nails", donde el rock sureño se endurece de sobremanera. La potencia de la anterior quizás perjudica a "Travel well" balada acustica, con cierto sabor far west, que quizás le falta un poquitin de intesidad, y eso que eso es algo que este disco derrocha a raudales. Por si no teniamos poco con el nivel de este "United state", el tema 13 suena con esos riffs tan caracteristicos de AC/DC y es que Brand New Sin se marcan "What do yo do for money honey", que no termine la fiesta.



Por no faltarle a este disco, no le faltan ni bonus, y  para empezar la acustica "Glory days", otra acustica, esta vez versión propia de "Sad wings", del primer disco de la banda,  y para acabar a lo grande, ni mas ni menos que "The Wizard" de Black Sabbath, tema que les viene que ni pintado a los neoyorkinos.

Un fantastico disco, muy bueno y variado, con unos tipos que saben lo que hacen y ademas lo hacen a las mil maravillas. Con el hard rock por bandera, pero abrazando todo aquello que les ha servido de influencia,.Han tocado con gente tan dispara como Motorhead, Corrosion of conformity, The Cult, Faster Pussycat, Black Label Society o Clutch, lo que indica que son capaces de llegar a cualquier tipo de gente. Ya digo que me parece un disco buenisimo, a mi al menos me han dejado un grandisimo sabor de boca, y me apunto que debo conseguir el resto de su discografia.

3 comentarios:

Kikko dijo...

Sobre la primera parte de tu artículo, creo que Aldous Huxley fue el visionario más acertado. Muchos pensaban que el mundo caería en una dictadura paranoica y explícita como en el 1984 de Orwell, pero lo cierto es que nos vamos convirtiendo en Un mundo feliz, esa pesadilla donde se homogeniza y adoctrina a la ilusión de perfección que da la insensibilización de la sociedad.

Sobre la segunda... que les daré una escucha cuando tenga ocasión, je, je, gracias una vez más por la información y divulgación de buen Rock&rRoll

Alex Noiser dijo...

Sobre lo primero es nada más y nada menos que el pan y circo al que aludían los romanos, dale al pueblo lo que quiere para así desviar su atención.

Sobre la banda, a ver que me dice el Ares, un abrazo figura!

paulamule dijo...

Pues no se han rodeado mal no. No tenía el gusto pero apunto tu recomendación.
Salud.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...