Etiquetas

miércoles, 31 de agosto de 2011

THE SONICS "8" 2011

Hace algun tiempo, el compadre Manuel, en su blog Los Ju Ju Hound, escribió una entrada llamada "Cuestion de pelotas" con la que no podria estar mas de acuerdo. Y es que, a veces pienso que al rock actual, le falta actitud, le falta peligro, como cantaba Loquillo en "Rock suave", le falta conservar ese brillo salvaje en los ojos.

El negocio ha cambiado, eso es evidente, y muchas veces se agradece la cercania del musico, pero no olvidemos, que nos guste reconocerlo o no, la gente del rock somos muy mitomanas, nos gusta adorar esa imagen del rock and roll way of life, el reconocimiento colectivo a musicos que perviven en la memoria gracias mas a lo que hicieron o vivieron, que casi a lo que tocaron. Esta claro que el signo de los tiempos va variando, pero eso no es nuevo. El modo de vida se ha ido adaptando a los tiempos que han corrido. No son igual Johnny Thunders que Nikki Sixx, ambos, dos yonkies llevando su vida al limite en una espiral de decadencia, pero mientras en los 70, Thunders vivia rodeado de la degeneracion que genera la miseria, un tipo al que su adiccion le llevo casi a vivir tirado, Sixx ha vivido rodeado de la misma orgia de abusos, nadando entre multitud de pasta, que le proporcionaba el negocio musical, en alza en aquellos dias. Mejor uno que otro? mas actitud?, no, simplemente, el tiempo que les toco vivir.


No quiero que nadie me malinterprete, Thunders era un compositor increible, un tipo con una sensibilidad fuera de lo comun, pero la iconografia rockera lo recuerda de otra manera, nunca al margen de su musica, pero si en una peligrosa frontera. A todos nos gusta, a mi el primero, charlar y echarme unas fotos con los musicos despues del concierto, pero como bien decia Manuel, nos gusta que sean como nosotros, no se. no me gusta, como cantaban los Secretos, que se vuelvan un tipo vulgar al bajarse del escenario. Parte de la magia del rock and roll, es que todos admiramos a mucha gente no solo por su musica, sino por ese algo mas. Todos tenemos en nuestro altar de la iconografia rockera a Lemmy, a Jerry Lee Lewis, a Keith Richards, Thunders, Axl Rose, Little Richards, Iggy Pop, Joey Ramone............., porque su forma de vivir, actuar y respirar, se encuadra dentro del rock and roll, con todas sus virtudes, defectos, vicios y obsesiones, y que asi sea, por mucho tiempo, porque sus anecdotas forman parte de la historia de todo esto, al igual que sus letras, riffs, canciones y discos.

Como decia antes, el rock es el paraiso de los perdedores muchas veces, de esas bandas que todo dios admira, reivindica y proclama, pero que jamas han conseguido la fama traducida a dolares o espacio en los medios. Y no nos engañemos, a todos los musicos les gustaria ser famosos, otra cosa es conseguirlo a cambio de variar tu ideario, pero no entiendo que un tipo prefiera tocar delante de 20 tios en vez de 50 mil, o que su musica no llegue a todos lados. Hay bandas que jamas conseguiran eso, y no porque no lo valgan, ni les falten seguidores, entonces por que? ni puta idea, this is rock and roll amigos.




El rock and roll es el infierno de los malditos, de los perdedores, de aquellos cuyas canciones han influenciado a otros que ahora viven el sueño que ellos quisieran vivir, y de aquellos que han decidido que solo hay un camino de una sola dirección. Una de esas bandas son The Sonics, padrinos de todos y amos de nada. Una banda que nadie duda en encuadrar como fundamental para el sonido garage, para lo que muchos llaman el proto punk, los llamados padres de muchas cosas, aunque en resumen, lo que de verdad son, es una de esas bandas de rock and roll con dos pelotas.

Nacidos a principios de los 60, lo suyo iba mucho mas alla del sonido de sus coetaneos de generacion, sonaba demasiado sucio, duro, potente y rapido. Gerry Roslie - organo, piano y voz, Andy Parypa - bajo, Larry Parypa - guitarra, Rob Lind - saxo,  coros y harmónica y Bob Bennett, bateria, dieron vida en el 65, a uno de esos discos fundamentales para entender todo lo que vino despues, "Here the sonics", al año siguiente, editaban otra joya, "Boom", que seguia marcando las reglas y los esquemas que marcaron el rock and roll mas salvaje que vendria en la siguiente decada. Pero cuando el rock explosionaba bajando a las alcantarillas, (aprovecho para recomendaros el libro "Por favor matame, una historia oral del punk" de Legs McNeil y Gillian McCain, un excelente recorrido por laws miserias de la epoca), The Sonics desaparecen, para ser reivindicados durante decadas.



Y casi 40 años despues, en 2007,  los de Tacoma deciden volver a los escenarios, con la formacion original, colgando el cartel de sold out en dos noches apoteosicas en el Warsaw de New York, lo que les hace plantearse, junto a la continua reivindación que hacen de su musica un gran cantidad de  bandas,  muchas de ellas, cuyos miembros ni siquiera habian nacido cuando The Sonics editaron sus dos biblias, les termina de convencer para seguir en activo. Se embarcan en una gira europea que les lleva a nuestro pais, para volver a USA, al Paramount Theater de Seattle, donde dieron su ultimo concierto en el 73, y volver a hacer sold out.

Ahora en 2011, por fin, se vuelven a meter en un estudio, para lanzar este "8", que mas bien es casi un E.P., porque son solo 4 temas nuevos en estudio, aderezados con otros 4 en directo, , en total 8 temas para disfrutar del regreso de los padrinos del garage rock. Abren este "8", con un cañonazo llamado "Cheap chades", de puro rock and roll de guitarras furiosas, demostrando que aun a pesar de la edad, siguen siendo los reyes del cotarro. Unas guitarras de muerte anuncian lo que todos necesitamos "Bad attitude", un rock and roll acelerado y macarra, de esos que te da ganas de echarte a la calle a pelear, que nadie nos pare.



"Don´t back down" es clase, pero alto, primera clase, clase business, sonando con una clase que tira de espaldas, y te hace pensar porque estos tios no estan junto a aquellos que todos pensamos en las enciclopedias, en las primeras paginas. El ultimo corte en estudio es "Vampire kiss",  es quizas el tema que menos me ha enganchado, igual por no sonar tan sucio que el resto. Pasada la zona de estudio, comienza la posibilidad de ver que tal se desenvuelven en directo, con un clasico de la banda, "Cinderella",  perteneciente a "Boom", tocada a toda velocidad, sonando fuerte y sincera. Siguen con "Strychnine" de su primer album, y la audiencia loca, como no es para menos. "Don´t be afraid of the dark" nos devuelve a "Boom", y su sonido mas clasico, entroncado en el rock and roll de mitad de los 60. Y para terminar, que mejor que ese pepinazo llamado "Psycho", uno de los mayores clasicos del garage rock, autentica piedra filosofal para entender el nacimiento del punk rock y todo lo que vendria luego.



No nos engañemos, The Sonics no nos han dejado un clasico de la altura de "Here the sonics" o de "Boom", porque dichos discos son casi insuperables, pero si que dejan claro que siguen siendo unos de los grandes, mas alla de modas y listas de ventas, y es que como diria Manuel, es cuestión de pelotas, y a estos no les falta, sin lugar a dudas.

domingo, 21 de agosto de 2011

BOSTON 1976

Ya se va acabando el verano, y me da pena, que le vamos a hacer, mira que este año, me ha tocado currarlo entero, nada de vacaciones, pero bueno, que le vamos a hacer. El verano me vuelve un poco vago, por decirlo de alguna manera, aunque mas bien, me da mas ganas de disfrutar de la vida. El ritmo de vida del blog en estos meses ha bajado, a la gente de rock in spain les debo un par de reseñas de discos, y cuando paso por blogs, foros y webs que me gusta visitar, me encuentro con que tengo para dias enteros leyendo, pero es que el calorcito, me invita a lanzarme a la calle.

Casi no me siento en el ordenata, prefiero ir a la playa, tomarme unas cervezas en el bar o pasear, que ya tendre tiempo de sentarme delante de la pantalla cuando comienze el mal tiempo. De todos modos, intento pasarme por los lugares de costumbre, para seguir informado y porque hay gente a la que me gusta muchisimo leer. Y me sorprende de sobremanera, ver gente muy joven, con que suficiencia, pasion y conocimiento, escribe de bandas que les superan en un par de generaciones, tip@s que hace no demasiado tiempo posiblemente no tuviesen conocimiento de causa sobre el rock, ahora describen la musica hecha hace varias decadas como si hubiesen vivido intensamente cada gira, y hubiesen compartido horas en el local de ensayo con los musicos empapandose del momento.


Y que conste que admiro ese sentimiento de adoración por el rock viejuno, pero espero que nunca dejen de lado a sus coetaneos de generación, porque nunca deberia hacerse, a pesar de que en un hipotetico juicio de valoración, saliesen perjudicados. Yo llegue a Led Zeppelin a través de Iron Maiden o Judas, otros a traves de Europe o Bon Jovi. Mas tarde, habria quien llegase a los clasicos a traves de Pearl Jam o Alice in Chains, y años mas tarde, otros llegaron siguiendo el camino marcado por Deftones o Linkin Park, sea como fuere, la musica de una generación ha conducido a la de anteriores. Pero las cosas han cambiado, ahora un chaval con 15 tacos se encuentra de bruces con los Humble Pie, porque si, porque se menea por un par de sitios de internet donde hablan de ellos, pone el nombre en google y tiene el disco bajado en minutos, o se mete en el youtube y se empapa de todas las canciones que quiera. Y si le gustan, y decide comprar, a golpe de raton tiene miles de tiendas que te ponen el disco en la puerta de casa. Asi son las cosas, asi de faciles, tanto que permiten esos saltos tan enormes en el tiempo, saltandote tu musica generacional.

Antes era mas complicado, no nos engañemos, a mi me costo un huevo conseguir que alguien me grabara una cinta de Dr. John, porque escuche uno de sus temas en radio3, y mis colegas no gastaban de eso, como era logico, ademas las revistas de la epoca, junto a algun programa de radio, daban cabida a los cuatro grandes que las discograficas prestaban su apoyo, algo en cierto modo logico, a fin de cuentas, los medios, por muy salvadores del rock and roll que se tiendan a mostrar, business is business, y bueno, en cierto modo no lo veo mal, puedo entender que vendas tu integridad por un pedazo de pan, ya no tanto, que la vendas por un mercedes en tu puerta, en fin, el que la lleva la entiende.



Como decia, no era facil conseguir información o musica, yo hable con el colega, del colega, que tenia un amiguete que sabia de no se quien........... hasta que alguien me grabo una cinta de Dr. John, que por cierto, hasta que por fin tuve internet, no descubri que el tipo era blanco, no se, cosas de la vida. El darte de bruces con discos que no conocias de pura casualidad y que te rompa los esquemas, tiene su rollo, al menos para mi. Eso me paso con Boston, los conocia de oidas, algo habia leido sobre ellos, pero sinceramente, no tenia ni idea. Estoy hablando del 88 o 89,  por lo que 16 o 17 tacos me contemplaban, y cosas de la vida, los vecinos de enfrente se marcharon a su pueblo de vacaciones. Mi madre se quedo al cargo de regarles las macetas, y una tarde me toco a mi hacerlo. Recuerdo que lo primero que hice, nada mas entrar fue mirar los discos que tenian, nada interesante, hasta que me tope con el disco de Boston, el homonimo, esas pintas, ese texto en la contraportada del disco, no usados ordenadores ni sintetizadores, no se, asi que me lo lleve.

Por aquel entonces, aunque en mi dormitorio tenia una minicadena, bastante cutre todo hay que decirlo, solia grabar los discos en el equipo del salon, pero le ponia la clavija de los auriculares para no dar la brasa. Me grabe el disco a todo meter, y con la excusa de haberme dejado abierta la puerta del patio de los vecinos, volvi a cerrarla y a dejar el disco. Esa noche, mis inseparables walkman, cuando pulse su play, me hicieron sentir eso, que solo algunos discos son capaces de hacerte sentir en la vida, como coño me habia perdido hasta entonces la musica de Boston.



La sensación de tener todos tus sentidos en alerta para lo que pueda salir del reproductor, y chocar de frente con la melodia inicial y los apergios de "More than a feeling", para que posteriormente, como un tren de mercancias te arrolle aquel riff, es algo que no se puede contar, hay que vivirlo, y siempre que se pueda. Sin lugar a dudas, es un tema conocido por todos, uno de los hits de la banda, una de las canciones señeras de la historia del rock, pero yo siempre me quedo con "Piece of mind", desde el melodico solo del principio, y una melodia que te envuelve y transmite que todos necesitamos desconectar de vez en cuando. El duelo teclados/guitarras de "Foreplay/Long  time",por otro lado muy de la epoca -no olvidemos que estamos hablando del 76- con su interludio de Foreplay, saca a la luz  la calidad instrumental de la banda, dando paso a la preciosa Long time, que de nuevo posee una de las cualidades que mas me gusta de este disco, esos solos tan efectivos, acompañado de unas melodias vocales simplemente brillantes.

  No se si Tom Scholtz, Brad Delp, Barry Goudreau, Fran Sheenan y Sib Hashian eran conscientes de lo que estaban creando, un disco con unas melodias memorables, unos riffs abrasivos y en general una obra maestra. Hay quien los llama A.O.R., arena rock y no se que mas, pero ellos lo tenian muy claro, y la caña y potencia del siguiente tema no deja lugar a dudas, "Rock & roll band". Y sigue la marcha con "Smokin", cuyas guitarras siempre me han recordado a Brian May, y es que no penseis que Boston son solo bonitos coros, saben rockear como el que mas, o mejor que muchos.



Para levantar un poco el pie del acelerador, que mejor que volver a impregnarse de las melodias de "Hitch a ride", un tema que irradia buen rollo y levanta el animo, al menos a mi. Aquel dia que descubri en la oscuridad de mi habitación este disco, a estas alturas ya estaba rendido, no necesitaba mas, solo otro de esos riffs para sentir que Boston ya eran parte de mi vida, y cuando la banda toca "Something about you" esta todo dicho. Los buenos discos siempre van contigo a todas partes, y "Let me take you home tonight" despide la grabación con feeling, mucho feeling, en esta ocasión podria decir que more than a feeling, eso es este disco para mi, que forma parte de mis vivencias. 

miércoles, 17 de agosto de 2011

LOS DIEZ DE................LEA HART

Hoy inaguro nueva sección en el motel. Siempre hablo de discos que hace gente que me gusta, pero tenia de curiosidad por saber, que discos les gustan a esa gente, por lo que ire publicando una pequeña lista de 10 discos imprescindibles para muchos musicos de rock que se han prestado a colaborar.


Ya sabeis que en el Motel se venera el hard rock, y sobre todo, aquel que reinó a final de los 80 y principios de los 90, aquel que bajo distintos terminos como hair metal, sleaze o glam llevó la energia y diversión a muchos de nosotros, asi que mejor manera de comenzar, que con uno de aquellos musicos que vivio la epoca gloriosa del hard rock. Lea Hart formo parte de Fastway, con quienes grabo los fabulosos "On target"  y "Bad bad girls", ademas de pasar por Destroyer, True Brits o D Rox entre otros, y por supuesto, editó un par de fabulosos discos en solitario, de uno de ellos, Trapped, ya di buena cuenta hace tiempo.

Lea se ha convertido en un buen amigo del Motel, y desde aqui agradecerle su colaboración, antes de dejaros con los favoritos de Lea Hart:

1.JOURNEY-Frontiers

I love love love this album and was always the biggest fan of Steve Perry (Yo amo, amo, amo este disco y siempre fui el mayor fan de Steve Perry)


2.AC/DC -Back in black
This is the “Greatest rock album EVER” (Este es el mas grande disco de Rock)


3.STING-All this time

Pure magic from one of the greatest artists ever. (Pura magia del artista mas grande)


4.DON HENLEY -The end of innocence

Fabulous production and wonderful songs (una produccion fabulosa y canciones maravillosas)


5.MOTORHEAD -Ace of spades


Pure Rock Energy (Puro rock energetico)

6.GLENN HUGHES -Addiction
I can easily relate to this album, and of course the amazing voice of Glenn Hughes. (Me puedo identificar facilmente con este disco, y por supuesto la increible voz de Glenn Hughes)


7.RON SEX SMITH- Long player, late bloomer


Amazing melody-amazing songs. (Fantasticas melodias, fantasticas canciones).

8.WHITESNAKE -1987

Fabulous album-production-musicians-songs and reminds me of the Big Hair days (Un disco fabuloso, en producción, musicos, canciones y me lleva de vuelta a los grandes dias del hair metal)


9.METALLICA -The black album


A Masterpiece (Una obra maestra)

10.TOM PETTY -Greatest hits


Tom Petty the song writing genius (Tom Petty, el genio escribiendo canciones)

viernes, 12 de agosto de 2011

POISON "OPEN UP AND SAY....AHH!

Hoy nos hemos despachado con otra mala noticia para los que amamos el rock, de esas que desgraciadamente, recibimos demasiado a menudo ultimamente. Jani Lane se marchaba hoy para siempre, a los 47 años, aun no se sabe el por que, pero se insinua que se le podria aplicar aquel tema de Alcatrazz, "Too young to die, too drunk to live". Cada dia van y vienen personas, unas conocidas y otras anonimas, pero el mundo sigue adelante. Lane quizas no es una de las grandes rock stars que ocupara unos minutos en los telediarios ni portadas o grandes lamentos, pero si que forma parte de esa generación de musicos que llevo el hard rock a su gloria ochentera con sus Warrant, y que para los que vivimos aquellos dias, formo parte de nuestra vida y banda sonora.



La desaparición de Lane, mas alla del dolor que supondra para sus allegados, y el sentimiento que albergara en los fans mas acerrimos de su banda -o ex banda, aunque siempre sera el cantante de Warrant-, para mi si forma parte de la desaparición de un poco de mi historia, de aquella que se coció en los 80 cuando me introduje en el mundo del rock, aquella que escribieron las bandas de la NWOBHM, el hair metal, el sleaze, los Monsters of Rock, la hormonada adolescencia con pantalones elasticos y chupas con parches, que soñaba con montar en Harley al ritmo del "Girls, girls, girls" o escandalizar al mundo como Wasp o Twisted Sister con su actitud provocativa. Por eso la noticia de la muerte de Jani, me ha hecho rebuscar entre mis cds, y podria haber elegido cualquiera de los dos primeros discos de Warrant, o White Lion, o Faster Pussycat o cientos mas, pero he cogido este "Open up and say....ahh!" de Poison, una de las bandas que quizas, mejor representa el espiritu del hard rock de aquellos dias.

Recuerdo cuando me compre el primer disco de Poison, con esa portada en la que aparecian como cuatro barbies travestidas y el aire festivo y contagioso que tenia su musica. Una banda que en su primer single ya pedia que le dijeses cosas sucias, estaba preparada para hacerse un hueco entre nosotros. Realmente podria hablar de cualquiera de sus tres primeros discos, porque los tres me parecen geniales. Poison no eran ni querian ser lideres de nada o nadie, no buscaban ser reconocidos por su legado musical, ni copar las portadas del guitar player, solo querian divertirse, divertirnos y transmitir esa sensación de que el rock esta lleno de excesos, y que solo el sexo es mejor que una buena canción.

En su segundo disco, lanzado en el 88, "Open up and say....ahh!", Poison dejaron algo de maquillaje por el camino, pero el mensaje era el mismo, el que necesita un tipo de 16 años como yo, cuya mayor preocupación era vivir el estilo de vida rockero y no pensar en el mañana. Y posiblemente, no, seguramente, habia muchos discos y bandas que me gustaban mas que Poison, que me hacian moverme mas, y con los que me sentia mas identificado, pero las historias de Bret, CC, Rikky y Bobby eran grandes compañeros de fiesta, y de sueños con rubias siliconadas entre bañeras de champagne y rios de bourbon, que corrieran por las curvas de macizas de esas que solo salian en los videoclips, sueños con "Love on the rocks".

La filosofia de la banda era clara, como la de una generación de musicos que vivieron aquellos dias, y que supieron transmitirla perfectamente, "Nothin but a good time", y quien necesitaba mas preocupaciones con 16 tacos que conseguir algo de pasta para comprar discos y que nunca faltase una cerveza con los colegas. Colegas con los que hablabas horas y horas sobre tal y cual disco, sobre si se habian vuelto muy comerciales, sobre si el rock dominaria el mundo, con los que una y otra vez, solo querias "Back to the rocking horse", porque el mundo era tuyo, el futuro era tuyo, y te veias capaz de echarte lo que hiciera falta a la espalda para "Tearin down the walls".

Poison eran divertidos, pero ademas sus canciones sonaban bien, De Ville sacaba solos muy molones de su guitarra, de esos que no se juzgan por acordes o escalas, sino de los que te hacen tocar una guitarra imaginaria, que es el mejor argumento que te puede dar una banda. Sus videos eran todo pose y buen rollo, y tias, muchas tias, a fin de cuentas todos hemos vivido dias locos, sabados de fiesta, con la adrenalina a tope, y niñas pijas que te miraban y sonreian, pero que parecian conocer solo una cancion de Poison, "Look but you can´t touch", aunque a veces habia suerte, aun recuerdo, como aquella canción de Winger, "Seventeen", aunque el que tenia 17 era yo, y ella veintitantos, y me enseño lo que era un buen "Good love", aunque eso es otra historia.

No se como sera ahora la juventud, supongo que igual, pero yo me sentia y ejercia de rockero las 24 horas del dia. Recuerdo mi dormitorio, empapelado de posters de tipos con pelos largos y chaquetas de cuero, mi madre no sabia si era un macarra o es que me gustaban los tios, o ambas cosas, en cierto modo, como dictan las normas de la adolescencia, era un "Fallen angel", y en casa no me entendian, porque no entendian el rock, ni falta que les hacia, que aquello no era su rollo, como decian Loggins y Messina, "Your mama don´t dance", and your daddy don´t rock and roll.

Ahora curro como un cabrón, y me levanto cuando aun no estan puestas las calles, pero en aquellos dias, mi mayor problema era el instituto, donde siempre habia alguna chica que no te veia como un tipo raro, y a la que intentabas conquistar grabandole alguna cinta con baladas, porque las baladas heavys eran las mejores, te rebanabas los sesos metiendo en una tdk de 60 minutos canciones como "Is this love", "Sweet child o mine", "Love at first sting", "I remember you", "Heaven" y por supuesto, nunca podia faltar "Every rose has it thorn".



Hoy me he vuelto a empapar este disco, y las circunstancias no son las mismas, aunque en el fondo yo sigo siendo el mismo, pero con todo lo que te va dando el paso del tiempo. Y esta claro, que cada epoca tiene su historia y su encanto, y no es lo mismo escuchar a Poison en el 88 que en el 2011, ni escucharlo con 16 que con 39, aunque afortunadamente, su musica me sigue transmitiendo a cada musculo de mi cuerpo esa sensacion, de que el rock es divertido, el rock es fundamental, y que lo importante, por encima de crear escuela o dejar legado, es que cada vez que suene tu nombre, no se busque nada mas que pasar un buen rato.

martes, 9 de agosto de 2011

SAXON + MOTORHEAD + JUDAS PRIEST COLISEUM DE LA CORUÑA 29/07/11

España ya no es lo que era, o eso parece al menos. Hace años, nuestro pais pasaba desapercibido para las giras de las grandes bandas y ahora somos punto habitual del itinerario. Esto puede tener dos lecturas, que no esta todo tan mal en cuanto al rockerio patrio, o que en el resto del mundo, tambien se cuecen habas. Lo cierto, es que estos dias, hemos tenido recorriendo la piel de toro, un cartel que ha hecho estremecerse a todo aquel que siente el metal, sobre todo, si acumula ya kilometros a su espalda, pues se juntaban en una gira de ensueño, tres de las bandas que han marcado el dia a dia de muchos durante decadas.

La honestidad y pundonor de Saxon, supervivientes de la NWOBHM, y que el paso de los años, con sus momentos de alza y baja, han comprobado como los de Bifford continuan al pie de cañón, la efectividad y grandeza de uno de los mayores iconos del rock and roll, Lemmy y su Motorhead, toda una apuesta segura, sirviendo ambas bandas como entrada al plato principal, los defensores de la fe metalica, Judas Priest, quienes aunque no necesiten extras para atraer las miradas sobre ellos, añadian el hecho de una posible ultima gira. Hasta ultima hora estuve acariciando la posibilidad de acercarme hasta Madrid a disfrutar de semejante descarga de watios, pero no pudo ser, aunque mi brother in rock, Bergidum, si que subio hasta La Coruña, donde ademas de conseguir el reconocimiento y regocijo de todos los proveedores locales de cerveza, asistió a una de las citas ineludibles para los seguidores del rock duro, y por supuesto, dejo sus impresiones y vivencias en la barra del Motel.


Esperaba con ganas este concierto para ver a tres de los grupos que marcaron mi adolescencia con el aliciente de ver a los Judas Priest en su última gira con un nombre bien significativo (Epitafio Tour) aunque tenga más de instrumento comercial que otra cosa ya que declararon que se trataría de la última gran gira y que seguirán tocando en giras pequeñas.

Para esa tarde todo era perfecto para la renovación de mis votos metálicos, un clima soleado en Coruña y cervezas frías por doquier que hacían augurar una noche mágica para mi y mis acompañantes entre los que se encontraba el hijo de 15 años de un colega que esa noche tendría su bautismo de fuego metálico (hay que mantener la fe viva).


Abrieron fuego con puntualidad británica los Saxon capitaneados por un Biff Byford con ganas de agradar al público jaleándolo y ganándoselo con palabras en castellano como “fantástico público, grandes cojones” que me recordó a la leyenda urbana que decía que el bueno de Biff se metía un pepino en las mallas para sus actuaciones (arriba el pepino español!!!). Mención especial para el bajista Nibbs Carter que tampoco dejó de animar, jalear y moverse por todo el escenario mientras desgranaban canciones de su último trabajo “Call to arms” aunque fueron las clásicas “Crusader” “Princess of the night” o la rabiosa “Wheels of steel” la que pusieron como motos al personal.



La antítesis de los Saxon vino con los Motorhead, ya que si los primeros no pararon de jalear al público los segundos son de lo más soso que te puedas encontrar encima de un escenario. Eso si caña metieron por un tubo con un Lemmy escupiendo por su bajo ráfagas sónicas un Phil Cambell rabiado a la guitarra y un Mikkey Dee aporreando la batería sin parar regalándonos canciones como Iron Better, Fist, Stay Clean, Get Back In Line, Metropolis, Over the Top, One Night Stand, The Chase Is Than the Catch, Know How to Die, In the Name of Tragedy, Going to Brazil, Killed by Death, Ace of Spades, Overkill con esa mezcla de rock de garaje y punk en plan borrico que ellos solo saben hacer. Nunca vi tres tíos montar tanto jaleo encima de un escenario.



Después de la actuación de los Motor nos pusieron un pedazo de telón con las letras “Epitaph” para no ver lo que se cocía detrás. Después de una (para mí) larga espera se atenúan las luces y empieza a sonar la canción de “War pigs” de los Sabbath para jolgorio del personal y una vez acabada esta cae el telón saltando al escenario los Judas con “Rapid Fire (British Steel, 1980)” fieles a su sonido y puesta en escena (para que cambiar a estas alturas de la película).


A partir de ahí se marcaron trallazos como Metal Gods (British Steel, 1980) Heading Out To The Highway (Point Of Entry, 1981) Judas Rising (Angel Of Retribution, 2005) Starbreaker (Sin After Sin, 1977) Victim Of Changes (Sad Wings Of Destiny, 1976) Never Satisfied (Rocka Rolla, 1974) Diamonds And Rust (Sin After Sin, 1977) Dawn of Creation/Prophecy (Nostradamus, 2008) Night Crawler (Painkiller, 1990) con un Halford venido a menos (se nota el paso de los años) dejando que el público corease parte de las canciones y viéndosele en posturas forzadas en algunos momentos.


Mención especial a la nueva incorporación de grupo, Richie Faulkner en sustitución de K.K Downing que dejó el grupo el paso mes de abril. Poco sabía de este tío, tan solo que grabó un disco con Lauren Harris la hija del líder de los Maiden, pero el chaval no defraudó tanto en música (me gustó más que el Downing) como en presencia ya que no paró de moverse por todo el escenario, poner posturitas y ganas al asunto al contrario del resto de la banda que se les veía más estáticos (que corran los jóvenes que tienen más ganas).


El concierto siguió su ritmo con un espectáculo de luces, fuego y cañones lasers con las canciones Turbo Lover (Turbo, 1986) Beyond The Realms of Death (Stained Class, 1978) The Sentinel (Defenders of the faith, 1984) Blood Red Skies (Ram It Down, 1988) The Green Manalishi (Killing Machine, 1978) Breaking The Law (British Steel, 1980) Painkiller (Painkiller, 1990) The Hellion (Screaming For Vengeance, 1982) Electric Eye (Screaming For Vengeance, 1982) Hell Bent For Leather (Killing Machine, 1978) You' ve got Another Thing Coming (Screaming For Vengeance, 1982) para terminar esta grandiosa velada con Living after Midnight (British Steel, 1980) y poner el broche de oro a una noche para no olvidar con tres grandísimas bandas.

martes, 2 de agosto de 2011

QUE SUENEN LAS CAMPANAS

"En cada concierto de Rock & Roll. Las campanas doblan por Bon Scott, por Janis, Lennon, Allman, Hendrix, Bolan, Bonhan, Brian y Moon." Cantaban Baron Rojo, pero en el Motel, las campanas suenan, pero de alegria y jolgorio, porque el corresponsal favorito de este tugurio de perdicion, my brother in rock, Bergidum, ha decidido sentar la cabeza -aunque sea un ratito- y hacer sonar las campanas de bodas.






En el Motel, que ya sabeis que somos gente formal y comedida, cuando uno de los nuestros es feliz, no dudamos en celebrarlo como merece,como gente responsable que somos.



En nuestra mas pura tradición, y en honor a nuestro hermano y su sufrida, alzamos nuestras copas, acabando con la cosecha de whiskey y cerveza de varias millas a la redonda, aderezados con un delicioso te que nos facilito un amiguete que tenemos en la autoridad pertinente.


Tras un ultimo brindis, y varios mas despues, hasta que salio el sol, y dejo al descubierto la incapacidad para moverse de alguno de los personajes que pulula por el Motel.






Fuera ya de bromas, Bergi se nos casa, y cuando sientes aprecio por una persona, aunque tu relación con el sea a traves de internet, pero compartiendo la misma causa y pasión, no queda mas que enviarte un gran abrazo, y desearte que seas muy feliz, hermano, y dejarte con la bendicion del Reverendo Horton Heat.


entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...