Etiquetas

domingo, 30 de octubre de 2011

RIVERDOGS -WORLD GONE MAD- 2011


Dice un refran, que si te conformas con lo que te dan, tienes lo que te mereces, y yo creo en eso a pies juntillas. Cada cual es libre de encaminar su vida hacia lo que crea mas conveniente, valgame san Bon Scott de criticarlo, pero me entristece ver como gente con talento navega en el mar de la mediocridad, y mas cuando no es el destino quien lo destierra a esa frontera salvaje, sino el propio hastio o desgana, aunque reconozco que no es facil, y a veces es mejor tomar el camino que te permita comer cada dia, la vida es muy puta y ciertamente, te obliga a aferrarte a las oportunidades.

Es curioso el caso de un tipo como Vivian Campbell, este irlandes que comenzo inmerso en la NWOBHM con Sweet Savage, banda de Belfast, que edito un single que contenia un inmenso tema, que curiosamente saltó a la fama gracias a Metallica, "Killing time". Esto le valió el pasaporte a la fama, ingresando en la banda de Ronnie James Dio, desde el 83 al 86, con quien grabó los mejores discos del gran vocalista, "Holy diver", "The last in line" y "Sacred heart", fundamentales para entender la historia del hard rock y el heavy metal.


Junto a Dio compone grandes temas que le hacen consagrarse como un gran guitarrista, incluso rumoreandose que muchos de los temas de "Holy diver", se los trajo Vivian de Sweet Savage, pero en el 86, tras las continuas diferencias que le enfrentan a Dio, decide dejar la banda, y comienza, a mi modo de ver, el camino hacia la comodidad de Viv.

David Coverdale habia remozado a sus Whitesnake, les habia pulido del sonido que dominaba las FM´s norteamericanas, habia grabado un disco preparado para destrozar charts, y tras deshacerse de todos los musicos que tuviesen algo que ver con su pasado, necesitaba una nueva banda para girar por el mundo. Encontrar alguien capaz de reproducir en directo el gran trabajo que John Sykes habia hecho en "1987" no era tarea facil, y un Vivian en estado de gracia era a quien se le ofrecia el puesto, y este da boleto a Trinity, proyecto que habia comenzado al salir de la banda de RJ.  El irlandes sacrificaba el componer y dar buena muestra de su talento, por tocar los temas de otros a cambio de un buen sueldo, y no seria la primera vez.



Fueron buenos tiempos para Vivian, giras, videoclips, fama, portadas de revistas........, pero llega la hora de que Whitesnake intenten grabar la continuación de "1987", y Steve Vai ocupa su lugar, con lo que Campbell se encuentra fuera de la banda. Vivian decide producir la demo de una nueva banda llamada Riverdogs,  e impresionado por la calidad que tenian, y aprovechando que se encuentran sin guitarristas, se une junto al vocalista Rob Lamothe a la voz, Nick Brothy al bajo y Mike Baird a la bateria, con los que graba un muy buen disco en 1990, llamado como la banda, de hard rock melodico con influencias blues y sonidos clasicos, alejandose de la pomposidad que en esos momentos destilaba la banda de Coverdale. Mas tarde, con cambios de formación, quedando Lamothe con Campbell, editarian en el 93 "Bone", a mi gusto, inferior a su disco debut.


Pero la historia no cuaja, Lamothe sigue su camino por la sendera del blues rock y el hard mas clasico, junto a Craig Ericksson entre otros, mientras Vivian inicia una relación en la distancia, intentando resucitar dentro del mundo del hard melodico. Lou Gramm, vocalista de Foreigner habia abandonado la banda, y a pesar de saberse una de las voces fundamentales del A.O.R., intenta acercarse un poco mas al hard rock, y forma Shadow King, para los que recluta al bateria de sesión , Kevin Valentine, que llegaria a grabar con Kiss en el disco "Revenge", al bajista de su banda, la Lou Gramm Band, Bruce Turgon, que curiosamente luego entraria en Foreigner para el disco "Mr. Moonlight", y el puesto de guitarrista se lo ofrece a Campbell, sacando un muy buen disco de hard/A.O.R.

Pero Shadow King nunca fue una banda real, era mas un intento de Gramm de introducirse en el floreciente mundo del hard rock, al que le faltaba poco para perder su reinado. Incluso Vivian comento mas tarde en algun entrevista, que jamas llegó a ver a Gramm, simplemente grabó sus partes y eso fue todo, de nuevo el irlandes volvia a ser un asalariado.


En el 8 de enero del 91, una de las bandas con mas exito del hard rock de los 80 sufria un golpe importante, la muerte de uno de sus miembros. Steve Clark aparecia muerto tras haber consumido una mortal mezcla de alcohol y antidepresivos, dejando a Def Leppard huerfanos, y al mundo del rock sin uno de sus musicos emblematicos. Pero la vida sigue, y los britanicos ofrecen a Campbell entrar en la banda, algo que este acepta, a pesar de ser consciente de que el peso compositivo lo llevaba Phil Collen, y que entraba como guitarra ritmica. Pero era una gran oportunidad.

Los Leppard editaban en el 92 "Adrenalize", su ultimo lanzamiento dentro del estilo que les llevo a la fama, un disco compuesto y grabado antes de que Campbell entrase en la banda, que aunque aparecia en los videoclips de promoción, no tocó ni un solo acorde, de un disco inspirado y dedicado a Clark. Curiosamente la entrada ya como miembro de derecho del irlandes coincidió con la peor epoca de los ingleses. Los Leppard quisieron ser U2, y eso, por un lado a los seguidores del hard rock no les interesaba lo mas minimo, y por otro, los seguidores de Bono y cia, no tenian ni puta idea de los Leppard ni intención de conocerlos.


Vivian ha grabado siete discos con Def Leppard, en los que se han intentado arrimar a lo que pegaba en ese momento, desde el rock mas alternativo de los 90 a lo que viesen con oportunidad de volver a ser lo que fueron, para al final, comprender, que en el unico mundo donde levanta expectativas cada movimiento que hacen, es en el del hard rock.  Ademas en 2005 editaba su primer disco en solitario, "Two sides of if", que pasaba sin pena ni gloria. 

Además el irlandes se desmarcaba con declaraciones  tipo de que Def Leppard cortaban su capacidad compositiva, que no la de su nomina, digo yo, a lo que Collen contestó, que ya sabia donde se metia. Mientras los Leppard andan que si ahora salgo, ahora no, Joe Elliot se desmarcá con un disco en solitario (Down & Out) reivindicando su vuelta al rock, y Collen reflota de vez en cuando a los Man raze junto a Paul Cook, Campbell recibe una invitación para unirse a la actual versión de Thin Lizzy, sustituyendo a John Sykes -de nuevo el rubio guitarrista se cruza en su camino-, de nuevo, a dar vueltas por Europa, tocando los temas de otros.



Ahora en 2011, en los descansos entre Thin Lizzy y Def Leppard, el irlandes resucida a los Riverdogs, con  la formación original, excepto Marc Danzeisen sustituyendo a Mike Baird tras la bateria, y presentando este "World gone mad", mas metido en el rock melodico, cercano al A.O.R.  sin ese regustillo bluesy de su precesesor del 90. Un buen disco sin aspavientos, sin excesos por parte de un comedido Campbell, lo que da especial protagonismo a Lamothe, para mi gusto un grandisimo vocalista, que a pesar de moverse como pez en el agua en corrientes mas cercanas al blues, cumple a la perfección con este sonido tan melodico al que dota de su personalidad.

Desde la inicial y movida,  "World gone mad", pasando por un grandisimo tema como es "Best days of my life", donde sobresale Rob por encima de todo. La intención de esta entrada era hablar del nuevo disco de Riverdogs, pero bueno, Campbell da para mucho mas de lo que puede parecer en un primer momento, por eso os recomiendo echaros al oido este disco. No suelo encontrarme muy cercano a discos tan melodicos, es mas, me cuesta pasar de tres o cuatro temas, pero reconozco que este disco de Riverdogs, con grandes temas como "This empty room", muy soft rock o la mas guitarrera pero comedida "Glitter town", me ha tenido enganchado durante su corta duración.




Un disco tranquilo, facil de escuchar, con grandes musicos que cumplen a la perfección, y un Rob Lamothe que es el gran protagonista del disco, y que me ha sorprendido muchisimo, porque como ya dije mas arriba, conocia su faceta mas bluesy, pero no lo veia desenvolviendose tan bien en terrenos mas melodicos. Siete temas propios, mas una versión del "No matter what" de los Badfinger, grabada en directo durante unos shows de reunión que hicieron en el 2004. Campbell es un hombre de empresa, y demasiadas veces esconde su talento, pero hay que reconocerle que todo lo que toca, lo hace de maravilla.

martes, 25 de octubre de 2011

WHITE COWBELL OKLAHOMA -VIVA LIVE LOCOS-


"O. espera que eso de desmontar la pistola no signifique que Chon se está preparando para volver a "I rock and roll" como el dice" . Esto forma parte del ultimo libro que acabo de leer, "Salvajes" de Don Winslow, libro que por cierto, como introducción cuenta con la primera estrofa del tema "California" de John Mayall, "Going back to California/ So many good things around/ Don´t want to leave California/The sun seems to never go down". Buena señal para comenzar a leer algo, ¿no creeis?.

Me he cepillado el libro en un par de suspiros, casi un mandamiento, cuando me va costando abrir paginas, comienzo a perder interes. Para mi un buen libro debe de ser como un polvo en el baño de una discoteca, intenso, te hace mantenerte en tensión y  te gusta cantidad,  a pesar de hacerse corto. "Salvajes" es la historia de dos productores/traficantes de Maria que se meten en problemas con narcos mexicanos dispuestos a hacerse un huecon en California. "I rock and roll", la frase que usa uno de los protagonistas antes de entrar en acción, que digo yo, que el termino rock and roll lo podemos aplicar a algo mas que la música, quizás mas alla. ¿Una pelicula como "Pulp Fiction", no es acaso rock and roll?, ¿este libro no pudiese ser rock and roll?, porque si os soy sincero, puedo imaginar a Motley Crue en sus primigenios tiempos salvajes viviendo alguna movida de estas.


Y mientras leia a Winslow, he estado acompañandolo con el disco en directo, grabado en el Burg Herzberg Festival,  que se han marcado los cafres canadienses adoradores de Jim Dandy, White Cowbell Oklahoma. Comentaba con un amigo que llevaba un par de dias dandole fuerte a este nuevo disco, y me comentaba, "tipica banda de las páginas del Popu", pues si, quizás si, es del pelaje de bandas que aparecen en Popular 1, reconozcamos una cosa. El estado actual del Popu, puede gustar mas o menos, satisfacer o no a la parroquia, pero es innegable, que a lo largo de su historia, le debemos mas de una, al menos yo. A mi me descubrieron por ejemplo a Tom Waits, y eso no se olvida tios.

Volviendo a los White Cowbell Oklahoma, nueve tipos y cuatro guitarras, demostrando que  lo suyo es una especie de southern muy cañero, ellos nombran como influencias a Kiss, ZZ Top o Alice Cooper, y es que el  hard rock asoma por cada uno de sus acordes, pero al contrario de Smokey Fingers, de los que hable el otro dia, mas influenciados por el hard melodico, estos tiran hacia la tralla y el desparrame, una especie de primos red necks de los Nashvile Pussy, muy cañeros y salvajes, sin olvidar la esencia de los clasicos del sur de los States.



Abren a toda mecha con "San Antone", una canción que siempre me ha recordado muchisimo a Nazareth, y en directo mas todavia. Sigue la fiesta con "Cheerleader", puro heavy rock de guitarras abrasadoras. "Put the south in your mouth" lo deja claro con su sugerente titulo, y una parte central que me trae a la cabeza a los Kiss mas setenteros, todo ello mezclado con dosis de bluegrass y lo que le echen por delante, en un tema que en directo funciona como un cañonazo.

Los canadienses son la tipica banda que seguro que no defrauda en directo, porque sus canciones estan orientadas a subirse a un escenario y dejarse llevar por una noche de rock and roll aderezada con una buena y fria cerveza. Siguen soltando decibelios con "(Tear you) a new one",  aullando los esquemas mas clasicos del rock sureño, pero siempre con una buena dosis de aguardiente y guitarras furiosas, mas entonadas con Molly Hatchet que con Outlaw por poneros un ejemplo.Como es de esperar, White Cowbell Oklahoma repasan sus tres discos de estudio, y "Ole glory", busca la complicidad del publico, con su fabuloso inicio de teclados y su rollo sureño de rasero mas clasico, dejandose llevar durante 8 minutos al mas puro estilo Allman Brothers.


Este directo de los canadienses no es mas que un pequeño aperitivo, porque la banda se encuentra ya metida en el estudio trabajando en su nuevo disco, y aqui podemos escuchar una de esas nuevas canciones, "Faster than sin",  en la onda que a ellos les gusta, la de los red necks con riffs mastodonicos. "Koko girl" es la siguente en saltar a escena, manteniendo el acento sureño, antes de atacar "Fly away" con sus guitarras acusticas y cruzar de un plumazo toda la distancia que separa Canada de Alabama.

Después de un poco de calma y de baño de raices, toca de nuevo algo de hard sudoroso, y es que los White Cowbell Oklahoma tienen tambien su lado heavy rock, y en "Monster railroad" lo sacan a escena, volviendo a levantar el asunto. Ya la cosa no tiene freno, y las guitarras anuncian blues, pero electrico, que esto es rock and roll, mientras preguntan a la audiencia alemana si les gusta el boogie, vaya pregunta a estas alturas, para dejarse la piel en los casi 9 minutos de "Do me so wrong", donde de nuevo la sombra de Allman se vuelve a alargar, con esos desarrollos e interludios que tan bien se les daban, y de los que estos tios son grandes alumnos.




Para los que no lo conozcais, el Burg Herzberg Festival es una convención hippie que se celebra en Alemania, rodeados de barro y fango al mas puro estilo Woodstock, y por donde han pasado desde Eric Burdon a Gregg Allman, y entre medio Wailers, Bonamassa, Jeff Beck, Walter Trout o Marillion, por nombrar a unos cuantos. Y entre tanto "peace and love", suenan los riffs furiosos de "Shot a gamblin man", un boogie rock furioso, que unen a "Magic fingers" del maestro Frank Zappa.


Y el fin de fiesta, viene de la mano, ni mas ni menos que de Willie Dixon, al que homenajean con el archiconocido y tantas veces versionado por millones de bandas, "Just want to make love to you", pero que al menos yo, sigo agradeciendo escuchar, y sobre todo cuando le meten la fuerza y la mala leche que le ponen los canadienses, convirtiendo el cover en un trallazo hard de cojones.

White Cowbell Oklahoma dejan este directo para que no les perdamos la lista mientras sacan su nuevo disco, y que quereis que os diga, ¿el rock no es diversión?, pues este disco es para no parar de botar y disfrutar desde el primer hasta el último corte. Nueve tios montando bulla y demostrando que en Canada, sigue habiendo cantera de grandisimas bandas.

domingo, 23 de octubre de 2011

Y&T. SALA LA VACA (PONFERRADA) 21.10.11


Yesterday & Today son unos de los grandes del hard rock, da igual si las ventas o la popularidad dicen otra cosa, sus discos, su musica, que es lo que realmente importa, lo deja bien claro. De nuevo visitaban nuestro pais, y habia interes por ver a los renovados Y&T, como seria lo que muchos denominaban la "Meniketti Band". Pasaron por Ponferrada, y Bergidum estuvo alli, para dejar constancia en el Motel:


Este pasado viernes fue un día memorable, nos levantamos en El Bierzo con el cielo de un azul intenso propio del verano y con la llegada de unos buenos amigos de Coruña, Oviedo y Valladolid para compartir juntos el concierto que Y&T darían por la noche en la Sala “La Vaca” de la localidad de Ponferrada.

Después de pasarnos todo el día a dieta de cervezas, productos típicos del Bierzo y buena compañía nos encaminamos a las 23:00 a la Sala “La Vaca” para disfrutar de Y&T, apuesta segura sabiendo los infalibles que son en directo.

Sobre las 23:30 aparecieron como una apisonadora en el escenario Dave Meniketti y sus huestes abriendo fuego con “On With The Show”, a esta canción le siguieron sin tiempo a reponernos “Black Tiger”, “Dirty Girl”, “Afraid Of The Dark”,” Meanstreak” y una “ Midnight In Tokio” que hizo las delicias del variopinto grupo que allí nos congregábamos compuesto por adolescentes de 15 años, cuarentones carrozones como nosotros o un abuelete de 70 años y de baja estatura que no paró de animarlos y saltar en todo el tiempo que duro el concierto.



A la banda se la veía conexionada y curtida y destacaba la pasión y las ganas que le echaban a la actuación propias de unos adolescentes hambrientos por el éxito. A estas canciones les siguieron
“Shine On” la emotiva “If You Want Me” dedicada a su recién fallecido amigo Phil Kennimore que en ese día cumpliría 58 años, en la que Dave arrancó lagrimas a su guitarra y algunas le corrieron por sus ojos durante el solo de guitarra emocionándonos a los que estábamos en la primera fila. A esta le siguió “Blind Patriot”, “Winds Of Change”, “Hungry For Rock”, “Eyes Of Stranger” y “Don´t Bring Me Down” ejecutadas de manera magistral por la banda con un sonido limpio y contundente tanto a los instrumentos como a la voz de Dave y los coros del segundo guitarra John Nymann (otro virtuoso de las seis cuerdas y frontman increíble) y del bajista Brad Lang provisto de su bajo de cinco cuerdas y que aunque parece un anuncio andante de “Pelo Pantene” aprovechando los ventiladores del escenario para ondear su melena al viento, su calidad no desmerece a la del resto del grupo, así como sus poses totalmente ensayadas y perfectamente ejecutadas, completando la base rítmica un contundente Mike Vanderhule que no paró de aporrear la batería con fuerza y habilidad.

Siguieron con una canción cargada de emociones como es la “I Believe” en la que Dave hizo llorar a su guitarra junto con una voz limpia y cargada de sentimiento, arrancando luego con la rocanrollera y marchosa “Hurricane” del álbum “Earthshaker” (joder si que llovió desde la publicación de este disco y sigue igual de fresco que cuando salió a la luz) y los trallazos de “Summertime Girls”, “Rescue Me”, “Looks Like Trouble”, “Squeeze”, “I´m Coming Home” en donde la banda dio todo su potencial basado en su veteranía ya que no hay que olvidar que esta gente ya tenía el culo pelao de actuar en clubes mucho antes que aparecieran en escena Ratt, Motley Crue, Guns and Roses y todos los buenos grupos que parió la soleada California, y así lo atestigua la ajada Les Paul Custom naranja curtida por el paso de los años que lucia Meniketti.


Después de una pequeña retirada volvieron al escenario con  la incombustible “Hell or Highwater” tocada con verdadera rabia y sentimiento haciendo vibrar al personal y finalizando con “Forever” una grandiosa velada digna para recordar toda la vida y que gracias a la Sala “La Vaca” la pudimos disfrutar en Ponferrada ¡Todo un lujo!

sábado, 22 de octubre de 2011

LOS DIEZ DE...........KEITH HOWE

No estan facil las cosas para el rock, pero no solo en nuestro pais, en un lugar abanderado de nuestra historia como es Inglaterra, tampoco hay apoyo a la escena britanica, y no lo digo yo, me lo decia en una conversación Keith Howe, guitarrista de Blue on Black, una de esas buenas bandas de blues rock, que en otros tiempos hubiesen estado en boca de muchos, y que se patean las islas tocando cada fin de semana y compartiendo escenario con muchos grandes del rock.


Blue on Black se encuentran preparando los temas del que será su cuarto disco, algo que espero con impaciencia. Buenos amigos del Motel, su musica ya paso por aqui, y con toda seguridad pasará su nuevo album. Mientras tanto, en una de esas conversaciones con Keith via facebook, le convencí para que nos recomendara algunos discos, y aqui teneis los diez de Keith Howe:

"Cuando me preguntaste por mis diez discos favoritos, ¡no tenia ni idea de lo duro que seria elegir solo diez!.Bien, aqui van, 10 discos que cambiaron mi mundo, mi musica y viven conmigo en mi IPod/Cd Player o en otro medio, y que siempre tengo en mi corazón. Lo unico que no he sido capaz de hacer, es un orden de preferencia, aqui va mi lista"

1.TASTE -TASTE-

Compre este disco en 1969 y me volo la cabeza la pasion de Rory, y tras verle en la Isla de Wight en 1970, supe que la formacion de power trio estaba hecha para mi. Destacaria la canción "Sugar mama", verla en directo fue la señal definitiva de lo que vendria despues.

2.FREE -FIRE & WATER-


La combinación perfecta de rock y blues. Fui un fan desde el principio de la voz de Paul Rodgers , la guitarra de Kossoff, las lineas de bajo de Frasier y Kirke, que es el bateria mas poderoso que he escuchado. Este disco se hizo famoso por el single "All right now", pero para mi, "Heavy load" y la impresionante "Mr. Big", fueron la influencia para que quisiera tocar blues rock.

3.JOE BONAMASSA -SO, IT´S LIKE THAT-


Me habian hablado de este niño prodigio de la guitarra, con nombe extraño, cuando encontré "So, it´s like that", y wow, era todo lo que yo queria en un trio basado en la guitarra. Para mi, este primer material, con Eric y Kenny, es su mejor momento, y es una pena cuando se separaron, y el eligio un camino mas "predecible". Destacaria "Mountain time", una canción impresionante, pero "Sorrow and pain" es la canción mejor tocada que nunca he escuchado.

4. JIMMY HENDRIX -ELECTRIC LADYLAND-


Jimmy siempre esta en el top de la lista de todo el mundo, y puedo entenderlo (escuchar "Voofoo Chile" sin lugar a dudas me cambio la vida), pero para mi su arte, estaba en su sorprendente y unica forma de tocar la ritmica, en la que el tiempo y la precisión eran simplemente perfectas. Basta con escuchar "House burning down", para mi la maxima expresion del wha wha, no es "Voodoo Chile", pero "Still raining, still dreaming" me dice algo que quizas no te diga a ti.

5.CREAM -WHEELS OF FIRE-


Definitivamente, la razón por la que deje el colegio y me colgue una guitarra. Estaba enamorado de la forma de tocar de Eric Clapton desde la primera vez que lo oi, y sabia que queria ser un guitarrista como el.  También amo la "forma libre" de los tres, que les permite un monton de improvisación, pero siempre alrededor del blues. "Sittin on the top of the world", aun me sigue dando escalofrios en la espalda y me hace correr a buscar mi guitarra.

6.SONNY LANDRETH -SOUTH OF 1-10-




Despues de haber amado desde siempre una buena slide guitar, podria haber elegido un buen puñado de estrellas como Johnny Winter, Duane Allman, Ry Cooder.....pero para mi, Sonny tiene un toque sin igual, y su melodica forma de tocar y su uso de armonicos hacen de este disco un "must have". Me encantan "Creole angel" y "Congo Square".

7.CHRIS DUARTE -TEXAS SUGAR STRAT MAGIC-


Me topé con este cd y me quede enganchado con el toque/tono y el poder de Chris y la banda. Para mi nunca superó este cd, y su forma de tocar en "My way down" y "Just kissed my baby", siguen siendo una buena muestra de mi sonido favorito.

8.PAT TRAVERS-PUTTING IT STRAIGHT-


Volviendo a mitad de los 70, tuve la experiencia magica de ver a Pat Travers y su banda en el Marquee, cuando estaban promocionando "Making magic". A partir de entonces, me puse a buscar todo lo que habia hecho, y cuando saco "Putting it straight" en 1977, puse el disco una y otra vez hasta gastarlo. Su forma de tocar en "Life in London" y en "Off beat ride", me mantuvo rockeando durante mas de una larga noche.

8.STEVIE RAY VAUGHAN -TEXAS FLOOD-


Como a la mayoria de la gente, estaba impresionado por la forma de tocar de  Stevie, y su musica me parecio un golpe de aire fresco (¿habia vuelto Jimmy?). Este album se mantuvo en mi reproductor durante muchos meses, y todavia sigue volviendo a el por su tono, grabado muy simple y honesto. Es dificil elegir canciones individualmente, pero si tuviera que hacerlo, "Texas flood" y "Testify".

10.WALTER TROUT -POSITIVELY BEALE STREET-


Todavia puedo recordar, cargando la furgoneta despues de un show, con la radio encendida, sintonizando el show de Bob Harris, y por los altavoces sonando "Marie´s mood", y el cantante y yo tuvimos que parar y escuchar toda la canción, esperando hasta que Bob dijese que era lo ultimo de Walter Trout, Wow. desde entonces me he sentido inspirado por la forma de tocar de Walter, y ademas tuve el gran placer de compartir escenario con el gran hombre en unas cuantas ocasiones, una verdadera leyenda y muy influyente en mi forma de entender el blues rock. Todavia sigo prefiriendo este disco entre todos sus lanzamientos, una composición y forma de tocar atemporal.

Maginifica lista la de Keith, muchas gracias amigo y un abrazo enorme.

martes, 18 de octubre de 2011

SMOKEY FINGERS "COLUMBUS WAY" 2011


No tenia la mas minima intención de hacer una entrada hoy, como diria algun personaje de comic, que me aspen si miento. ¿Pero sabeis cuando poneis un disco y os pega directamente una patada en los huevos?. Ha sido de esos discos que te cojen a contrapie, por sorpresa, que es lo que mas me gusta, lo que mas me pone.

Ha sido casualidad, estaba haciendo tiempo antes de salir, lo que tengais niños, ya sabreis que mientras haces tiempo para salir puedes hasta escribir un libro, cuando me he enchufado el disco de estos italianos, asi que en cuanto he llegado a casa, me he sentado frente al ordenador y he abierto la barra del Motel.  A ver, que nadie piense que he descubierto un nuevo "In rock" o "Damn the torpedoes", que no estan los tiempos que corren preparados para nuevas obras cumbres del rock.


Estamos pasando dias de continua avalancha de lanzamientos, muchos en teoria esperados por todos o la mayoria, asi que se van acumulando para escuchar. Ademas, esto ya lo hemos hablado otras veces, las cosas han cambiado, ya no compro a ciegas -bueno a veces si, pero con cds a precios casi ridiculo-, cuando me gasto la pasta en un disco, me preocupo de escucharlo antes, y en eso ando estos dias, porque se acerca mi cumpleaños, y bueno, desde hace tiempo me he vuelto muy práctico. En vez de regalarme cosas, me dan el money y yo me agencio los discos y libros, los demas se ahorran el trabajo de buscar, y yo me aseguro que el resultado es satisfactorio.

Y como decia, haciendo tiempo me he encontrado con esta banda -que sinceramente no recordaba que hacian, pero el nombre me ha traido a la cabeza a Smokey Robinson y ha sido excusa mas que suficiente-, y joder vaya sorpresón. Ya hace mucho que intentar focalizar el rock en un area concreta es una quimera, en cualquier rincón del globo, hay gente haciendo música de primera, sea el estilo que sea, incluso cuando es oriundo de ciertas zonas, como en este caso, en el que Smokey Robinson se mueven en las sendas del hard rock y el southern,  que podrian haber nacido en Alabama, pero no, son de Lodi, en Italia, y han facturado un disco de esos que te pone las pilas y bien puestas.



Gianluca "Luke" Paterniti a las voces,  Fabrizio Costa en el bajo, Daniele Vacchini en la batería y Diego "Blef" Dragoni a las guitarras, han facturado este "Columbus way", 12 temas que huelen a rock sureño desde una perspectiva hard rock, porque Smokey Fingers son una banda de hard sonando a southern, para que os hagais una idea, como unos Tangier o unos Cry of love , pero menos orientados al rock melodico que los primeros.

Abren el disco con unas guitarras de esas que quitan el hipo, muy hard, de nombre "Old Jack", pero en cuanto entra la voz de Luke, salen a relucir las reminiscencias sureñas. pero sin dejar de lado su faceta mas hard. Mas calmados afrontan "The lover", de nuevo con las guitarras de Dragoni sonando de muerte, en un riff clasico del southern rock. De nuevo guitarras hard rockeras para "Chains of mind", y unos riffs brillantisimos, dando paso a un tema heredero de los clasicos del sur de los States.



Que una banda italiana no suene a producto Frontiers o este metido de lleno en el A.O.R., es de agradecer, y aunque este disco esta producido por Mario Percudari, de esa grandisima banda de rock melodico llamada Hungryhearts, no le ha quitado sabor añejo a la grabación, aunque si la ha dotado de ese punto de melodia. Incluso Pecudari mete un tema de cosecha propia, "Born to run", en el que se dan la mano a la perfección melodia y rock sureño, con un organo que le da un sonido a rock and roll febril y unos coros femeninos de aupa. De verdad que este disco suena de vicio, y puede gustar tanto a los seguidores del southern como a los del hard rock, tiene olor a carretera, en el bello medio tiempo "Ride of  love". 

"Over the line" posee la candencia tan tipica del genero, entroncado directamente en el southern dejando de lado el hard, algo a lo que ponen remedio en el siguiente, "Die for the glory", con unas guitarras que arden, y un Luke que ralla a un nivel altisimo durante todo el disco, dotando con su voz de personalidad a las canciones ademas de dar fuerza o melodia, según pida el momento. "The good countryside", tiene un inicio mas calmado que se tensa hasta llegar a ese riff furioso, que te acompaña en un paseo por las llanuras.



Con "Sweet tears" cambia un poco el registro hacia el hard mas melodico, en un sentido medio tiempo con acusticas. de esos temas que se convierten en especiales desde el primer momento. Smokey Fingers se marcan una versión de James Taylor, dandole un aire muy hard rockero a "Country road", que dicho sea de paso les queda, pero que muy bien. Mas guitarras incendiarias para "Crazy woman", que suena potente y chulesco. Para terminar este gran trabajo, "Devil´s song", que destila classic rock por todos sus acordes, impregnado del aroma sureño que respira todo este "Columbus way", una manera genial de acabar el disco.

Fantastico me ha parecido este disco, con un guitarrista absolutamente increible, capaz de sacar unos riffs de los que te hierven la sangre, y un vocalista que mantiene un nivel altisimo durante toda la grabación, adaptando perfectamente los tiempos que requiere cada canción. Buena producción, muy buenas canciones, grandes músicos e incluso una bonita portada. Vosotros deberiais darles una oportunidad, yo ya los he apuntado en la lista de discos a comprar.

lunes, 17 de octubre de 2011

SERIE Z 2011 -SABADO 08 DE OCTUBRE

Después del agotador viernes, llegaba la segunda jornada del festival Serie Z, que prometia otro dia de puro rock and roll. Me debian horas en el curro, asi que consegui el dia libre, de currar, pero no de otras cosas, habia sido una semana loca, y debia dejar unos flecos resueltos antes de dirigirme a la sala Paul, asi que nuevo madrugón y tempranito para la calle.  De todos modos la cosa se fue complicando -¿acaso no es eso la ley de Murphy?-, por lo que desgraciadamente cuando llegué a la sala, ya habian actuado mis paisanos Bourbon, una banda que no deberias dejar pasar con su hard clasico lleno de clase y fuerza. En su myspace, podias descargar su maqueta, altamente recomendable. Al menos me consuela que he podido verles en directo varias veces durante el ultimo año. También me perdí por desgracia a 77, a los que tenia muchisimas ganas de ver, y el comentario general, al igual que con Bourbon, es que dieron un concierto de esos que no se olvidan.


BOB WAYNE & THE OUTLAWS CARNIES

Llegabamos a la sala en el momento que Bob Wayne salia al escenario. Bob es musicalmente hablando, un self made man, un tipo que conduce su furgoneta de concierto en concierto y que aunque su música este orientada al country es un rockero hasta la medula. Acompañado por un contrabajista -lo siento, pero ni idea del nombre- y de la violinista Liz Sloan que se lo curra de escandalo junto a Bob, autentico torbellino, heredero del sonido y actitud mas outlaw de la musica de raices americana.


Wayne no  levanta el pie del pedal en ningun momento, y solo tres en el escenario y sin distorsión, montan una bulla brutal, temas como "Drive by demons" o "Everything´s legal in Alabama" o "Road biound", daban mucha marcha a la poca gente que se habia congregado. Es de comprender que quizás, su musica se alejaba un poco de los parametros del festival, pero aun asi, Bob con su chaleco de Pentagram, dejó un grandisimo sabor de boca. Por cierto, a Bob lo vimos durante todo el festival entre el publico, viendo a las bandas y hablando con todo el que se le acercaba.


GREEN MANALISHI

Estos son palabras mayores amigos. Green Manalishi se reunian en exclusiva para el Serie Z, y alguien deberia recoger firmas, crear una plataforma, un grupo en facebook o lo que sea para que estos tios vuelvan definitivamente a los escenarios, porque lo que pudimos comprobar fue canela pura mezclada con dinamita. En su dia facturaron dos de los mejores discos de hard rock que se han lanzado en este pais y en buena parte del extranjero, y esa tarde/noche dejaron claro que siguen siendo una maquina perfectamente engrasada.


Dejandonos sin respiración son su sonido hard setentero y su rock and roll potente, desgranaron temas de sus dos discos ante un publico entregado, yo el primero, fan incondicional de la banda a la que ya dedique una entrada hace tiempo. Trallazos como "The way back home", "Great white shark", "happy on my knees" o "Shining killer" dejaban claro que no han perdido la clase ni la garra. Y sobre todo destacar la actitud de los navarros sobre el escenario, derrochando ganas y buen hacer.


"Astral journey" y "Just like a rich man" seguian devorandonos a bases de grandes riffs, con un trabajo guitarrero impecable. Ya casi al final cayeron mis canciones favoritas de los Green Manalishi, "Unknown forces" y "21st century heroes", para poner el broche de oro final con "Legend" y "Silver bullet". Sin lugar a dudas, para mi gusto, los grandes triunfadores del sabado junto a Pentagram, dejando unas ganas de marcha tremendas y un sabor de boca irrepetible. Lo dicho, que alguien convenza a estos tios para que esto no sea solo una anecdota en el camino.

SAINT JUDE

Mucho se venia hablando de los londinenses liderados por Lynne Jackaman,  se estaban generando muchas expectativas, que a la larga, para una banda aun comenzando su viaje, puede terminar representando una losa. La gente estaba animada, Green Manalishi  habian quemado el escenario de la sala Paul, y ahora le tocaba a Saint Jude demostrar que todos los comentarios que giraban alrededor de ellos eran acertados.



Es cierto que contaban con todo a favor, la buena imagen de Lynne, que se muestra seductora en el escenario a la vez que desgrana fuerza y potencia, y por supuesto el sonido de rock clásico a los Faces,  con pinceladas soul tan caracteristico del rock de los setenta britanico, idoneo para seguir de fiesta. Y lo cierto es que estos tipos suenan cojonudos,  sin parar de moverse, llenando el escenario, con una Lynne pletorica, sabedora de su capacidad para atraer las miradas sobre ella, y una banda funcionando como un reloj suizo, o en este caso, como el Big Ben.


Pildorazos como "Garden of eden", "Soul on fire" o "Parallel life" pusieron la sala a 100, quizás aun no sean tan grandes como muchos dicen, pero desde luego estan en camino, y siempre es una satisfacción ver salir bandas de este nivel de las devaluadas islas britanicas. Saint Jude cumplieron con creces, dejando a todo el mundo satisfecho, con fuerzas renovadas para seguir con lo que se nos venia encima y con esa sonrisa que siempre deja en mi cara, una buena ración de rock clasico.

THE STEEPWATER BAND

Después de Saint Jude, unas cervezas para hacer ambiente y expectantes al siguiente grupo. La tarde/noche iba in crescendo, con el escenario echando humo, asi que aunque tenia muchas ganas de ver a The Steepwater Band -su ultimo lanzamiento, "Clava", cada vez me gusta mas-, su blues rock quizás podria no se lo mas indicado para el momento, todo era cuestión de ver como se lo montaban Jeff y los chicos, porque expectación si que habia, para que mentir, y no solo de mi parte.



Entiendo que una banda quiera ser fiel a su set list, a su filosofia y tal, pero tambien creo necesario que hay que adaptarse a las situaciones, y The Steepwater Band no lo hicieron. Suenan de escandalo, y Jeff es un guitarrista cojonudo, que poco a poco fue entrando en ambiente y ganandose al publico, pero al principio estaban muy sosos, bueno, el bajista muy apatico todo el show, y demasiados medios tiempos, que después de toda la bulla metida por las bandas anteriores no era lo que mas apetecia. Como decia, fueron de menos a mas, sobre todo por Jeff que sacaba magia de sus seis cuerdas, con temas como "Won´t belong for now", "Remember the taker" o "Vanishing girl" que conseguian arrancar los aplausos de los asistentes.


A mi personalmente me gustaron, aunque al principio no conseguia que me enganchasen, al final si que salí convencido. Creo que no era el lugar idoneo para disfrutar de la musica de la banda, que es mejor en su propia gira, donde sabes a lo que vas, y no llevas en el cuerpo ya una marcha increible. Lo que quedo claro, es que estos tipos saben muy bien lo que hacen y verles tocar en un autentico placer.

THE QUILL

Y si los anteriores fueron la calma, ahora llegaba la hora de la tormenta. El festival iba llegando a su fin, y se tornaba en su versión mas heavy, que ademas se notó en el personal. Los amantes de los sonidos mas duros iban tomando posición en las primeras filas -ademas de servidor, un pesado que se ha tragado el Serie Z entero agarrado a la valla-, para disfrutar el show de los americanos, que venian con un nuevo vocalista y una muy buena reputación que defender. Y vaya si la defendieron.




Su mezcla de stoner y heavy metal en la onda de Spiritual Beggars era como un cuchillo directo a la garganta. Con la banda dandolo todo y la gente -me sorprendió la cantidad de gente que estaba ahi por ellos- disfrutando de lo lindo y saltando ante la lluvia de decibelios que salian de la guitarra de Christian Carlsson, mientras que Magz Arnar con su voz aportaba el toque necesario a canciones como "Voodoo caravan", "sleeping with your enemy", "Full circle", "Black medicine" o "Bring it on". Grandiosos, nos dejaron a todos sin aliento.

PENTAGRAM

Aprovechando para mear, y coger sitio, porque se notaba en la sala las ganas de ver a la leyenda, Pentagram, por que si, seran una banda no reconocida por las grandes masas, pero no dejar de ser una leyenda que lleva expandiendo su rock con candencias, paisano de Black Sabbath desde 1972.  Pentagram son basicamente Bobby Liebling, un tipo, que a sus 58 tacos, aparenta tener 80, muy deteriorado fisicamente, algo comprensible, pues según cuentan, anda enganchado a las drogas desde los 17, pero capaz de dar lo mejor de si sobre el escenario y seguir manteniendo ese aura que muy pocos poseen.




A Liebling le acompañan los Place of Skulls, o lo que es igual, Victor Griffin a la guitarra, Tim Tomaselli a la bateria y el ex-Place of Skulls, Greg Turley al bajo. Antes de comenzar el show, Griffin lanzó hacia la gente, cd´s de su banda -¿adivinad quien pillo uno?, y un par de ejemplares de un libro llamado "The gift" o algo asi, que pillo un tipo al lado mio. Todo estaba al fin preparado para el plato fuerte de la noche, para disfrutar de algo que quizás mis ojos y oidos no vuelvan a hacer, Pentagram estaban en escena.


Griffin es un autentico maestro sacando riffs de su guitarra, y se convierte en el complemento perfecto de un Bobby que no para ni un segundo durante todo el concierto, manteniendo un grandisimo nivel de voz, y proyectando su energia sobre el público. Acompañando su actuación en todo momento, de mil y un gestos en su cara, desarrolla ese poder que muy poca gente es capaz de hacer. Pentagram suenan de muerte, sus riffs te llevan hacia ese heavy metal primigenio, con un Liebling cuya voz es todo lo contrario a su aspecto, al igual que su poderio fisico. Repasan temas de su ultimo disco de estudio, caen el fabuloso "Call the man", "Nothing left", "Treat me right" o "Into the ground", y por supuesto material mas antiguo que hace las delicias de muchos de los que alli nos acercamos.



Suenan "Too late", "Day of Reckoning", un impresionante "Forever my queen", "The ghoul", "Relentless", el mitico "All your sins"........... , la banda se siente a gusto sobre el escenario, y la actitud de la gente lo corrobora, incluido un emocionado Bob Wayne disfrutando entre el publico de los americanos. Tras unos 70 minutos, Pentagram llega a su fin, dejando a la gente hambrienta pero satisfecha, lo siento por quien se lo haya perdido pudiendo ir, porque esto pocas veces te lo encuentras. Greg y Tim se lanzan al foso, regalan baquetas, chocan manos, dan las gracias a todo el mundo, y se despiden con un baño de masas.

Un buen monton de horas de puro rock and roll, que me dejo reventado pero con una sonrisa de oreja a oreja, y con ganas de ir pensando en la siguente edición. Me consta, que sentimentalmente, para los organizadores ha sido un autentico exito, no se como habra sido economicamente, ya sabeis como es la relacion pasta/rock en este pais. Dos dias maginificos, de esos que por mas tiempo que pase, siempre gustan recordar, con unas bandas estupendas, y lo mejor, demostrando que en el sur también hay afición al rock. Que no fuimos muchos en el Z, bueno, pero si autenticos Z heads, y con eso basta.

sábado, 15 de octubre de 2011

SERIE Z 2011 -VIERNES 07 DE OCTUBRE

Al fin llegaba el dia. Desde el mismo anuncio del retorno del festival, se crearon expectativas que fueron creando debate en cuanto al cartel. La caida de Nick Curran y a ultima hora de Imperial State Electric, dejaban por ver como podria rehacerse la organización del golpe, pero llegada la hora, todo estaba preparado para el rock and roll. The kids are back!!!!

Ya sabeis que colaboro con algunas webs, y para el Serie Z se lo prometí a mis amigos de The Sentinel, y es que estos tios son como de la familia, con los que he compartido mas de una noche y mas de una conversación al calor de una cerveza. Por cierto, les tengo que pedir disculpas, porque me consiguieron a ultima hora, que pudiese pulular por el foso de los fotografos, pero yo, que soy como soy, en el momento que llegué y me meti entre la gente, ya ni siquiera pedí el pase. Además, siempre voy con mi compacta -que me hace unas fotos de puta madre, al menos para mi gusto-, y ves a la peña en el foso con esos pedazos de aparatos, que quereis que os diga, que las comparaciones son odiosas y dicen que el tamaño importa.




Vayamos al lio. Como dije, la cronica mas objetiva va para mis hermanos de The Sentinel, y aqui en el Motel, os intentaré contar como vivió este rocker la fiesta del rock and roll. Primero la organización, un diez para ellos. Muy poco tiempo entre banda y banda -algo que se agradece cuando son tantas horas de festival-, tres barras para descongestionar al personal -y magnificas las personas que curraban en las barras-, por poner una pega, que algo hay que decir, la birra tios, que poco me gusta la que habia, Estrella del Sur creo que era, demasiado dulzona para mi gusto. Y por supuesto un diez para la gente que se dio cita en estos dos dias de rock and roll y fiesta.

MAGGOT BRAIN

Levantado desde las 6 de la mañana -es lo que tiene que no te toque la primitiva-, a pesar del cansancio de toda una mañana currando, me dirigia a la cita con la resurrección del rock and roll. Desgraciadamente, me perdí a la primera banda, Don Fernando, que según cuentan dejaron un grandisimo sabor de boca, pero bueno, si que llegué en el momento en que los extremeños Maggot Brain se subian al escenario del Z. El no haberse vendido todo el aforo, permitia que pudieras disfrutar de cada grupo comodamente, y si a eso añadimos que a esa hora, mucha gente, o no habia llegado, o se refrescaba en las barras, no tuve problemas en colocarme en primera fila para disfrutar de una de las bandas que llevo reivindicando no se ya el tiempo.

Una decada  les avala ya, y eso se nota. Contundentes y directos, se metieron de lleno a la gente en el bolsillo, que la mayoria estabamos ahi para verlos. Temas como el imprescindible "Alabama", "Green machine"  o la buenisima "Extreme hard boogie", hicieron las delicias de la gente, a pesar de luchar contra el horario e incluso romper una cuerda. Pero amigos, Maggot Brain son una locomotora sin frenos, y esa tarde lo demostraron de sobra, y a mi, personalmente, se me hizo demasiado corto, me quede con ganas de mas.



THE SOULBREAKER COMPANY

A continuación salia una de las bandas mas esperadas por la gente, y eso se notó en la afluencia de público, que comenzaba a colocarse frente al escenario. The Soulbreaker Company han editado con "Itaca" uno de los discos mas interesantes que han visto la luz en nuestro pais en los ultimos tiempos, y la fama de sus directos hacia mas que interesantes el poder comprobarlo frente a mi cara.



Es cierto que estos tios tienen algo especial, su sonido de hard setentero, de heavy  prog psicodelico,  provocan un estado de hipnosis del que es complicado salir. Una puesta en escena bestial, sonado muy fuertes, conjuntados, con la voz de Jony manejando el hechizo ante los riffs furiosos de Asier y Dani, y el grandisimo soporte que le da a la banda Kike Guzman con el saxo y la flauta, que enriquece aun mas el sonido de los vascos. Su ultimo disco "Itaca" tuvo una gran presencia, como era de preveer, y es que es uno de los mejores discos que he escuchado ultimamente.


No creo que saliese nadie defraudado, a pesar de que su musica no es facil de asimilar, con tantos cambios y entresijos, yo al menos no fui capaz de dejar de prestar atención durante todo el concierto. Temas como "Oh! Warsaw" o "It´s dirt" nos volaron literalmente la cabeza. Si estos tios no consiguen llegar a los altares de cualquier rockero, que paren el mundo que yo me bajo pero ya.

BACKDRAFT


Tenia claro que los suecos eran una apuesta a caballo seguro, pero os prometo que no me esperaba semejante avalancha. Desde el segundo uno aquello fue una masacre, y es que sin lugar a dudas, el hard correoso con aromas southern de Backdraft es posiblemente el mas digno representante del espiritu del festival. Con un Jonas en estado de gracia, adueñandose del escenario y Robert y Jon escupiendo fuego de sus guitarras, desde los primeros acordes dejaron claro que eran unos de los triunfadores de esta edición del Z.



Que la gente estaba entregada es evidente, pero es que no era para menos, la energia transmitida desde el escenario no podia ser correspondida de otra manera que con la conjunción publico/banda. Fueron repasando temas de sus discos, incluido el single de su ultimo album, "Idiot" o "Yesterdays & tomorrows", o anteriores como "Just ain´t right" o "Hillbilly blues", con un Jonas que no dudó en lanzarse al foso y ceder el micro a la gente para que cantase con el, mientras el resto de la banda, en pleno trance incendiaban el escenario.



Ya con media jornada consumida, y el cuerpo empezando a querer pasar factura por toda la semana y el madrugón del dia, Backdraft fueron un chute de adrenalina directo a la vena. Sin lugar a dudas, junto a Topo, los grandes triunfadores de la primera jornada, y las mayores bestias escenicas que se subieron al escenario de la sala Paul. This is rock and roll.

TOPO

Que deciros de Topo. Para mi llegaba uno de los momentos magicos de la noche, y para muchos de los que habiamos alli. Durante los 15 o 20 minutos entre Backdraft y Topo, ni siquiera salí a tomar el aire, me quede pegado a la valla en primera fila, donde vi todo el festival, y es que no queria perderme ni un detalle del concierto de estos genios y leyendas del rock nacional, y os aseguro que no fui el unico. Bien es cierto, que mucha gente no parecia interesado en la actuación de Topo, pero muchos otros estabamos en una especie de nervio colectivo.



Es curioso, pero la actuación de Topo trajo un relevo hacia las primeras filas, donde se colocaron gente mas entrada en años y es que digan lo que digan, es evidente que Topo habia arrastrado a gente al festival. La salida de Jose Luis Jimenez y Lele Laina provoco una especie de descarga electrica en mi, puedo parecer pesado, pero es una de esas bandas con las que he crecido y que jamás pensaria que veria encima de un escenario.

Estos tios tienen clasicos de sobras, como diria Jimenez, llevaban un puñado de años componiendo temas, mientras otros con dos canciones daban el pelotazo, pero al menos ellos se habian divertido, y bien que nos divertian a sus fans, sonando espectaculares, fueron cayendo "Colores", "Ciudad de músicos", "Vallekas 1996"... todos cantados por las primeras filas, que nos sabiamos cada tema desde la primera estrofa.



Jose Luis muy comunicativo todo el concierto, manejaba el concierto. No es de extrañar lo bien que suenan estos tios, tienen muchos kilometros encima, pero si lo cañeros que suenan. Seguia el desfile de clasicos, "Abelina", "Autoretrato", "Blues del dandy"........... y para redondear la fiesta, ya sabreis que tanto Jimenez como Lele formaron parte de Asfalto, y de su pluma salieron muchos de los clasicos de una de las mejores bandas que ha dado nuestro rock. Y como son suyas, y asi lo reivindican, sonaron "Ser urbano", "Rocinante", "Capitán trueno" y "Dias de escuela" con lo que el delirio ya era total. Para terminar, no podia ser de otra manera que con "Mis amigos donde estaran", tocando el cielo con los dedos.

Si Backdraft fueron la fiesta y la rabia, Topo fueron la clase, y junto a los suecos los grandes triunfadores del viernes, en un concierto inolvidable, como demostraba la cara de felicidad de los que nos agrupamos  para ver a Topo.


ERIC SARDINAS & BIG MOTOR


Después del subidón que me dio con Topo, le tocaba el turno a Sardinas, un tipo que levantó mucha expectación entre el publico, e incluso lleno el foso de fotografos, pero que reconozco, que a mi me dejó un poco -bastante- frio. Su ultimo disco, Sticks and stones, del que hable hace poco, me ha gustado mucho, su actuación hace unos meses en la Sala Supersonic, también me dejo un gran sabor de boca, pero este viernes, no consegui contactar con su música.



Posiblemente fuese a causa del cansancio que el cuerpo necesitaba un descanso -me hago viejo my friends-, o que las dos raciones anteriores me habian puesto el listón muy alto, pero termine pasando un poco de Sardinas. Tecnicamente nada que objetarle, el tipo sigue siendo un huracán escenico, y su forma de tocar es apabullante, como demostraba la cara de la gente. Price -que cada dia se mas parece fisicamente mas a Zack Wylde-, se echa sobre la espalda todo el peso de conectar con la gente, adoptando el rol mas rockero.



Repasaron material de "Stick and Stones",  y por supuesto cayeron temas que no pueden faltar en el repertorio de Sardinas, como "Down to whiskey" o "Can´t be satisfied", con el mago de la slide haciendo las delicias del publico mientras se dejaba la piel en el escenario. Los Big Motor estan engrasados a la perfección y eso beneficia aun mas el trabajo del guitarrista. Como ya dije, mas por culpa mia que suya, Eric Sardinas me dejo al borde del KO, pero aun asi, debo reconocer que la actuación fue intachable.

THE STORM

Llevabamos ya unas cuantas horas de rock and roll encima, algunos mas que otros, y el primer dia estaba llegando a su fin. Para poner broche de oro a esta brillante primera jornada, otra banda que tenia muchas ganas de ver, The Storm. Los sevillanos comenzaron su andadura a principio de los 70, y ahora se presentaban en el Serie Z, trayendo bajo el brazo un reguero de buenas criticas de sus conciertos.



Salieron a escena fuertes, muy fuertes, sonando muy potentes y duros, con unos riffs que tiraban de espalda, dejando claro que donde hay clase pervive siempre. Dieron un buen repaso a sus dos discos, dando a los temas un aire mas hard rockero,  fueron cayendo autenticos clasicos de la banda como "El dia de la tormenta", "I don´t know",  "It´s all right", con mucha gente flipando con ellos, porque no nos engañemos, a pesar de su legado, para muchos de los asistentes eran unos autenticos desconocidos.


No dudaron en reivindicarse a si mismos, recordando a la prensa especializada que se empeña en señalar 1979 como fecha del nacimiento del hard rock en nuestro pais, que ellos fueron numero 1 en el 74 con su primer disco "The Storm", antes de lanzarse con uno de mis temas favoritos del grupo, "I´ve got to tell you mamma" que sono a gloria. Angel Ruiz, Diego Ruiz, Pepe Torres y la nueva incorporación, el teclista Manuel Muriel, dejaron claro que merecen su lugar en las paginas doradas del libro del rock and roll. Grandes The Storm, muy grandes.


Y asi acababa este viernes, muchas horas de música que dejaba claro que el festival habia vuelto a lo grande, quizas empañado por la presencia de público, pero con un nivel altisimo sobre el escenario y debajo de el. En la retina y el oido -ademas del pitido que cada dia tarda mas en apagarse-, quedaba la potencia y planta de Maggot Brain, la confirmación del nivel increible de The Soulbreaker Company, la grandisima fiesta del rock and roll que fueron Backdraft, la lección magistral de clase de Topo, el pequeño bajón con Eric Sardinas y la justa reivindicación y la gran forma de The Storm. Ahora a intentar descansar, que quedaba todavia el sabado por delante, y como bien dice, Z o muere.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...