Etiquetas

sábado, 4 de febrero de 2012

BAD ENGLISH -BAD ENGLISH 1989


Uno de los generos, subgeneros, estilos o como querais llamarlo que siempre me ha llamado la atención, mas por lo que le rodea que por la música en si, es el A.O.R.. Vilipendiando por muchos, saco donde erroneamente se han alineado a bandas que no tenian nada que ver con su sonido, y al otro lado de la barricada, un nutrido grupo de defensores a muerte, y entre ellos, grupos de gente excesivamente elitistas. Reconozco que gracias al foro de Rockforce, he aprendido mucho de A.O.R., que he descubierto grandes bandas que me acompañan ya dia a dia, pero también he visto a bandas, a las que la última sigla les sobra, y que andan mas cerca del pop que de otra cosa, digan lo que digan los puristas del género,

De todas maneras, soy mas seguidor de bandas que del estilo en general. A mi vocabulario se han añadido términos como soft, high tech o west coast que en mi vida habia escuchado. Para mi el A.O.R. eran bandas enormes como Journey, Survivor o Foreigner, que siguen siendo mis favoritas. Aunque a ellos habria que añadir una enorme lista de grupos, cuya música esta diseñada para satisfacer los paladares menos rockeros, lo cual no es malo ni mucho menos, que ya superamos el complejo ochentero.


Y es que en los ochenta, entre la gente del hard & heavy, se extendió el despretigio innecesario hacia el A.O.R., asi como la costumbre de meter en el mismo saco a bandas que no tenian nada que ver. Bon Jovi nunca fueron A.O.R., por ejemplo, por mucho que se empeñaran algunos. Lo que si es cierto, que el exito cosechado por el hard rock melódico, fomentó que muchos grupos, unieran la frontera entre el hard y el A.O.R., navegando a veces entre ambos mundos y tomando lo mejor de ellos.

Uno de los ejemplos mas notables, sin lugar a dudas, fueron Bad English. Supergrupo formado por gente con mucha experiencia, procedente de Journey -entre otros-, Neal Schon y Jonathan Cain, se echaban sobre la espalda este proyecto, para el que contaban con Deen Castronovo a la bateria, que en esos momentos se erigia como uno de los nuevos talentos del hard, con su colaboración con gente como Tony McAlpine o Marty Friedman, Ricky Philips al bajo, que venia de otros dioses del A.O.R., Styx y a la voz, John Waite, que habia cosechado el éxito con The Babys y su eterno "Missing you".


Igual levanto alguna que otra ampolla, pero John Waite siempre me ha parecido un vocalista sobrevalorado. He leido a gente afirmar que fue el gran culpable del sonido de Bad English, cuando realmente, con dos tios como Schon y Cain componiendo, y unos compañeros como Castronovo y Philips, cualquier vocalista con un minimo nivel hubiese dado el callo. Waite nunca ha poseido una gran voz, un tono y una calidez perfecta, pero no una gran voz. Además, tiene mas que trillado el "Missing you", y en un mundo como el del rock duro, donde existe una terna de vocalista de facultades inmensas, con curriculums envidiables constatados por su trabajo, un tipo como este, por mucho que algunos se empeñen en subirlo a los altares, no refleja esa adoración que parece recibir desde ciertos sectores. 

Por cierto, desde la banda se ha comentado mas de una vez, que Waite fue el culpable de que no siguieran adelante, porque cuando preparaban su tercer disco, rechazaba sistematicamente cualquier canción, alegando que sonaban demasiado rockeras, y que no estaba interesado en esas historias. Lo que no entiendo, es porque Schon y Cain no le dieron la patada rapidamente, aunque teniendo en cuenta que luego volverian a poner en marcha a Journey, llevandose a Castronovo con ellos, es mas comprensible la decisión.



Aun así, hizo un gran trabajo, y no era para menos, porque los mimbres de la banda eran de primera calidad. Sacado el nombre después de una partida de pool, se metian a componer el que seria su primer album en el 89, con la mente puesta en romper charts, sin dejar la calidad de lado. Y vaya si lo consiguieron, con un disco de fuerza contenida y grandes melodias, 13 temas que convertirian a este "Bad english" en disco de platino, en aquellos años dorados para el rock melódico. Compuesto en su mayoria por Cain y Schon, con la ayuda de gente como Mark Spiro y Diane Warren, el album estaba repleto de hits en potencia.

Los teclados de Cain junto a la guitarra de Schon anuncian el comienzo con "Best of what I got", donde Cain suena espectacular, tomando las riendas del sonido, en una canción a la que siempre he encontrado similitudes con los Van Halen de Sammy Hagar. "Best of What I got" fue número 9 en los charts. También fue lanzada como sencillo, la rockera "Heaven is a 4 letter word", con un Neal Schon demostrando porque derrocha clase a raudales y unos coros fantasticos. Waite en ningun momento suena forzado y es cierto que aporta su buen hacer. El primero de los temas lentos viene de la mano de "Posession", algo muy cuidado por al banda, y quizás donde para mi gusto, mejor se desenvuelve el vocalista, que en otros temas le falta garra.


Otra que fue single, es la siguiente, "Forget me not", navegando en los mares del A.O.R. de reminiscencias mas rockeras, con una gran melodia y unas guitarras sin excesos pero que dejan constancia de su calidad. Pero sin lugar a dudas, la gran protagonista de este disco, que fue numero uno en los charts y ha pasado a la historia, es el medio tiempo "When I see you smile", un precioso tema con unas melodias gloriosas, un gran estribillo y una música increible. Esta balada ha sobrepasado el paso del tiempo, y aun sigue siendo recordada cuando alguien habla de rock ballads. Otro gran tema de A.O.R., donde de nuevo el duo Schon/Cain son los grandes protagonistas es "Tough times don´t last".

Ambiente épico es el que rodea a "Ghost in your heart", con esos teclados que lo envuelven todo, y de nuevo Waite añadiendo melodias, hasta ese estribillo, donde personalmente echo de menos algo de fuerza y esa grandilocuencia propia de la epoca. La siguiente, "Price of love", también fue lanzada como sencillo, otro medio tiempo, compuesto por Cain y Waite, que se reparten el protagonismo en el tema, donde voz y teclados llevan la voz mandante. Castronovo en primer plano dando paso a los riffs de Schon, anuncian que el ritmo se acelera un poco para "Ready when you are", que adopta el rol mas rockero.


Mas guitarras, esta vez para "Lay down", que suena desenfadada, cediendo protagonismo a Neal, que a pesar de su guitarra no sobresale mas de lo necesario, está espectacular durante todo el disco, algo que no es de extrañar, porque este tipo es uno de los mejores guitarristas que conoce el mundo del rock. "The Restless one", se une al lote de los medios tiempos,  algo que abunda en este disco, pero que en ningún momento llega a aburrir, y aunque sin la repercusión de "Posession" o "When I see you smile", no desmerece en ningun momento a las anteriores, además posee mas fuerza que las otras dos. En Bad English, las melodias eran fundamentales, pero no dejaban de ser una banda de rock, y "Rockin horse" es la muestra mas palpables. Sonidos clásicos, con sabor a carretera, pasado siempre por el matiz de Bad English, evidentemente, demuestra que estos tipos se sabian mover en todos los campos.

Para acabar, nos dicen que no nos marchemos, "Don´t walk away", y nos invitan a quedarnos con este disco en nuestra memoria, con otro medio tiempo, mas soft que te hace compañia. Luego , girarian con Whitesnake, grabarian otro disco, "Backslash", y cuando parecia que llegaria el tercero, lo que llegaron fueron los problemas, las movidas, y el cambio radical en los gustos del mainstream. Aun así, este debut permanece en el recuerdo, memoria y reproductores de todos aquellos, que siguen el hard melódico, el A.O.R. o simplemente aquella epoca. Yo me compré el vinilo en su dia, y hoy he vuelto a sacarlo para recordar viejos tiempos.

6 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Cuajanudo grupo y disco, vaya que sí. Aunque a mí el AOR... ejem. Saludos colega!

Gargorisi dijo...

Desde luego que es un disco maravilloso, una de las grandes obras del género. Muchos lo ponen como la gran obra maestra del mismo, algo con lo que no estoy de acuerdo. Siempre me quedaré con un "Vital Signs" o un "Raised On Radio", pero las guitarras de Schon en este disco son una pasada, y las melodías vocales maravillosas.

Muy grandes temas como "Possession" o "Forget Me Not" entre un conjunto de lo más completo hacen del disco de obligada escucha, pero como dices, con Schon y Cain detrás no se podía esperar menos.

TSI-NA-PAH dijo...

A.O.R puro y duro!Pero sobre todo de calidad! y es que con Cain y Schon es algo indudable!
Gran post FM a tope!
Un abrazo

Ofersan dijo...

Sin duda un discazo, no sigo el AOR nada de nada, pero me encanta este disco. No les segui la pista despues de este disco. Saludos

Dr R. Perkins dijo...

Para quitarse el sombrero si señor!

Anónimo dijo...

que discazo yo lo busque y al fin lo encontre en un hiper en el salvador backlash es bueno de menor calidad que el primero pero the time alone with you es un hitaso saludos amigos en lo personal waite es un muy buen cantante y lo admiro igual a los otros de journey

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...