Etiquetas

domingo, 26 de febrero de 2012

KANSAS -LEFTOVERTURE 1976


Es curioso, conozco gente que no ve la Sexta, porque dice que es una cadena de izquierdistas, de comunistas. Que digo yo, vale que no veas El Intermedio, o los telediarios, pero perderte la programación de la Sexta 3 u otros contenidos de la cadena, porque supuestamente piensan diferente a ti, es un poco absurdo. Todos sabemos a que huele Onda Cero por ejemplo, y yo sigo desde hace muchisimo programas como La Rosa de los Vientos (desde los tiempos de Turno de Noche) o La parroquia del Monaguillo, que poco o nada tienen que ver con ideologias y si con una filosofia especial y particular de hacer radio. Eso si, los sabados por la noche, para ver la liga, olvidan diferencias políticas y se sientan ante el televisor, es que futbol es futbol.

Precisamente en la Sexta, estaba viendo  un documental sobre el Queen Elisabeth II, vaya pedazo barco colegas, crucerazo, de Southampton, que también tiene su rollo, una pequeña ciudad sobre el mar, viviendo a cuerpo de rey. Nunca he estado en un crucero, pero tiene que molar, o al menos eso dicen. Tengo apuntada en la agenda ese que hace Venecia -love this town-, las islas griegas y Dubrovnik, pero como estan las cosas, a Grecia en lugar de ir con una camara de fotos, tienes que ir con el palestino y una buena reserva de cocteles molotov en la maleta.


De todos modos, el crucero que tiene que ser la hostia, sin lugar a dudas, es eso del Monsters of Rock Cruise, encerrados en un barco en medio del oceano, y gente como Cinderella, Tesla, Y&T, Ratt o U.F.O. amenizando el viaje, vamos para volverte loco. Y no solo por los conciertos que disfrutas, es que ademas, ir al bar, y encontrarte con Phil Moog, Tom Keifer o Dave Meniketti, y tomarte una cerveza con ellos, pues ya es el remate, porque saquear el bar con gente de Helix, Bang Tango o Kix, gente con la que crecí escuchando su música, y que en cierto modo, tienen bastante culpa de lo que soy, vale su peso en oro.

Ya sabeis, que afortunadamente, la música es algo muy subjetivo, que no para todos tiene que expresar o significar lo mismo. Yo tengo muy claro, que el dia que vaya a un crucero, mientras cruzo la pasarela que me lleve al barco, tendria que sonar el "Leftoverture" de Kansas, y en particular, "Carry on my wayward son". ¿Por que?, pues por que si, porque me da un buen rollo que lo flipas esa canción. Estoy de acuerdo, que quizás serian mas acorde a la situación, algo mas divertido, Motley Crue o Poisón, pero no.


Si cierro los ojos y pongo imagenes a "Leftoverture", me evoca esos grandes viajes trasantlanticos en blanco y negro, con orquestas amenizando en el salón de baile, gentes de altas sociedad y rancio abolengo en camarotes de lujo y los pobres encerrados en la bodega. "Leftoverture" dibuja prohibidas historias de amor entre sobrecargos de alta sociedad y camareras de habitación, capitanes clasistas y oscuros marineros, que se convertirian en heroes del Poseidón.

Kansas es como un viaje de Southampton a New York entre las embravecidas olas, sabiendose rodeado de otro mundo inmerso en el tuyo. Porque Kansas es como esos barcos enormes, dificiles de explicar si no los ves y los vives. Kansas es rock progresivo, es arena rock, es............... simplemente Kansas. Para este viaje, tenian una tripulación de lujo. me vais a permitir que me recree con Steve Walsh, ya lo comente   en la entrada sobre Hotel California, siento debilidad por este tipo, soy politoximitomano y pecador, asi que mis debilidades son abundantes. Steve no es para mi un guitar hero, es un guitar man. Recuerdo cuando tuve la suerte de verle en directo, de esos momentos, que aun sin haber tocado, solo con verle acercarse a su guitarra, sabes que va a pasar algo especial, va a haber magia en el aire.

Phil Ehart - bateria,  Dave Hope - bajo, Kerry Livgren - guitarra, piano, clavinet, Moog, Oberheim, and ARP synthesizers, Robby Steinhardt - violin, violas y voces y Rich Williams -  guitarras, completan una formación inolvidable, que dejó este fantastico album, que comienza con "Carry on my wayward son", una de esas canciones himno imperecederas, repleta de melodias y fuerza. Desde los coros iniciales, y ese inconfundible riff en continua batalla con los teclados, le han hecho pasar a la memoria colectiva del rock.


Me encanta la grandeza de "The wall", muy sinfónica, con unas guitarras con tanta melodia que parecen estar cantando y Steindhard como maestro de ceremonias, cuya voz te envuelve y te deja inmerso en un mar de emociones. "What´s on my mind", y sus guitarras rockeras junto a esas melodias mas propias del incipiente arena rock, que a su vez facturaban gente como Boston. Mas progresiva es "Miracles out of nowhere", porque en Kansas, la importancia de la música esta adaptada a su gusto por las melodias vocales. El mismo camino recorre "Opus insert", retazos sinfonicos adaptados a caminos mas accesibles, algo asi como también hicieran Yes.

"Questions of my childhood", es directa y movida, con un violin haciendo diabluras. La creatividad de Kansas, ve la luz en "Cheyenn anthem", larga, barroca, intrincada, con continuos cambios que van relatando el sufrir de los indios Cheyennes. La máxima expresión, el cenit del sonido Kansas, lo dejan para el final, con los ocho minutos y pico de "Magnus opus", a base de desarrollos e intrumentaciones, complicados arreglos cual suite, que va acaparando tus sentidos y dejando claro, que a estos tios, eran capaces de afrontar cualquier riesgo sabiendose vencedores.


Como suele pasar siempre, hablar del mejor disco cuando se refiere a bandas de este tipo, es muy complicado, pero sin lugar a dudas, sigue siendo mi disco favorito de Kansas. Voy a pegarle otra escucha, mientras busco algún viejo capítulo de Vacaciones en el mar.

7 comentarios:

ÁNGEL dijo...

Muy buen post, amigo. Aunque para un crucero de esos casi que estoy pensando en algo más femenino, jaja. Los músicos seguro que terminan hablando al final de sus cosas y dándote de lado, jaja.
Un saludo.

Nortwinds dijo...

ya Angel, no estaria mal con las Vixen por ejemplo, aunque no creo que mi parienta me dejase suelto jjajaj

Xavi Martínez (aka Da Muzz) dijo...

No se como debe ser un crucero rockero, que parecen estar muy de moda, pero si que he estado en un crucero normal y no me quedaron muchas ganas de repetir, digamos que no es una experiencia especialmente glamourosa.
Un saludo

Dr R. Perkins dijo...

"De todos modos, el crucero que tiene que ser la hostia, sin lugar a dudas, es eso del Monsters of Rock Cruise, encerrados en un barco en medio del oceano, y gente como Cinderella, Tesla, Y&T, Ratt o U.F.O. amenizando el viaje, vamos para volverte loco."

Que pedazo de idea acabas de tener Carlos! Eso hay que pantentarlo: los cruceros de autentico y buen rock.

Brillante post como siempre nos tienes acostumbrados.

Dr R. Perkins dijo...

por cierto ahora que veo The Last Vegas! los vi en Murcia, el mismo dia que tocaba InBlauK en Valencia, tengo una foto con el bateria.

Estas en todo Nortwinds

Víctor Hugo Sánchez Salamanca. dijo...

Yo no me salto La Rosa de los Vientos desde que iba al cole, y la Parroquia del Monaguillo es de lo mejor que hay para echarse unas risas:)

AitorL dijo...

También es mi favorito de Kansas, junto con Song For America y Point Of Know Return. Recuerdo cuando les ví en Madrid en 2008, fue grandioso.

Un saludo.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...