Etiquetas

viernes, 24 de febrero de 2012

MOUNT CARMEL-REAL WOMEN


Hace muchisimo tiempo, lei un libro, un tostón dicho sea de paso, sobre vampiros ambientado en los escritores Lord Byron y Percy y Mary Shelley, en el que en un intento de novela gótica, que de recargada terminaba siendo pesada, los protagonistas sufrian el ataque de vampiros que a su vez, cumplian el rol de musas que les permitian escribir. Tampoco recuerdo demasiado bien mucho mas, porque es de esos libros que uno prefiere olvidar, pero el meollo de la historia era interesante, de donde proviene la inspiración, eso que puede convertir algo en  imperecedero.

Y es que hay algo que siempre me he preguntado, el como y por que, unos tipos deciden tocar de una forma o de otra. Mas bien pienso que es algo involuntario, al menos en la mayoria de los casos, te juntas con unos tipos, en principio, con unos gustos parecidos a los tuyos, y terminas tocando aquello que has mamado o sigues mamando, recuerdo cuando tocaba en alguna banda local, hace ya ni me acuerdo, que Barricada era nuestro referente, y el de mucho en aquellos años, e insconcientemente, en nuestros temas, siempre habia algun guiño a los navarros, a pesar de que puestos a nombrar influencias, seguro que nos hubiesemos perdido en otros nombres mas cools.




Yo no se lo que los tipos de Mount Carmel, escuchan en su casa, en la furgoneta o en el mp4, pero esta claro que la ración de rock de los 70 la han tragado bien servida, y empujada con pan, que es como se deben de comer las comidas. He leido por ahi que este trio  mira hacia el blues metizo de rock clásico de gente como ZZ Top, pero realmente no les veo así. Yo me los encuentro mas metido, en otras historias, tambien de allá por los 70, pero encandiladas por ese heavy blues, poderoso y corrosivo, que podria salir de las humeantes marmitas de Blue Cheer o Ten Years After, a quien versionaban en su primer lanzamiento, por poner un ejemplo.

Después del anterior disco de la banda, editado en 2010, ahora se lanzan a la carrera con este "Real women", lleno de blues rock crudo y acido, y unos riffs monolíticos, que añadido al sonido que le han dado al disco, rescata la esencia de aquellas bandas que comenzaron a cimentar el rock duro desde la primigenia dureza. "Swaggs", el tema que abre este disco, es ya de por si, toda una declaración de intenciones, con ese riff escapado del lado mas agreste de ese rock de los setenta, que se endurecia por segundos.


"Real women" da nombre al disco, y es un blues altamente electrificado, con esas guitarras dañinas y peligrosas como los mejores Cream y todo el alcohol que lleva marcado a fuego implicitamente, un tema asi. "Oh Louisa", destila de nuevo sonido clásico por sus cuatro costados, suena a blues aspero y contundente. Alza la copa de vino, porque "Be somebody" saca el lado mas especial de la banda, con esa guitarra echando fuego a base de solos. Kevin Skubak, Matthew Reed, Patrick Reed, son de Columbus, Ohio, pero se conocen al dedillo todo el british rock, y seguro que adoran a Peter Green entre otros, porque su espiritu se me aparece alguna que otra vez escuchando este disco.


Mas rockera en vena americana, es "Choose wisely", calidad y fugaz, y una de mis favoritas del disco. Miradas hacia la perfida albión en esos riffs de "Hear me now", con ecos de Free, y sobre todo de Kossoff. "Don´t make me evil" vuelve a sonar cruda, muy cruda y desafiante, sacando de nuevo el blues a relucir, pero envuelto en su piel mas rockera. En los 70, el soul estaba presente en el rock mas de lo que muchos creen o quieren creer, y la melodia de voz de "Rooftop", vuelve a sacar a relucir en 2012, todo aquello que significo algo en esos tiempos.




Las guitarras siempre fueron el santo y seña del rock, y en Mount Carmel estan omnipresentes en todo momento. Van saltando chispas a la vez que suena "Lullaby", que ademas cuenta con un trabajo vocal excepcional, tonica general en todo el disco. De esta forma tan brillante, cierran un nuevo capítulo, que esperemos que solo sea el comienzo de mucho mas. Mount Carmel no inventan nada, ni lo necesitan, pero suena aridos, crudos, duros y a la vez acogedores. Blues abrazado al rock, rock abrazado al blues, de donde nunca debió salir.

2 comentarios:

ÁNGEL dijo...

Habrá que darles una oportunidad, porque los pones muy bien.
Salus.

PUPILO DILATADO dijo...

Te he dejado un comment que te debía sobre el disco de Van Halen en la propia entrada.

saludos

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...