Etiquetas

martes, 28 de febrero de 2012

QUEEN -JAZZ 1978


Hoy es dia de fiesta, al menos aquí, al sur del sur. Mientras me voy preparando para salir, que un dia como hoy, con ese sol asomando no merece enclaustrarse en casa, la calle se construyó para pisarla, ya habrá tiempo de hundir el sofa cuando las nubes anuncien tormenta o el frio sea descabellado, algo que ya en los meses venideros, por suerte, cada vez es mas complicado. Pero antes de salir, música, que suene en los altavoces, y nos ponga las pilas.

Mirando la estanteria de los discos mientras hacia algunas cosas, la vista se me ha parado en Queen, bueno, eso suele ser algo habitual. Queen es mi banda favorita de las que andan "entre dos tierras". Ahora vuelven a ser actualidad, finiquitada la relación con Paul Rodgers, -Paul tio, con el curriculum y la voz que tienes, que necesidad tenias de ese berenjenal-, y ahora con el tal Adam Lambert, que tendra muy buena voz y bla, bla, bla, pero yo sigo sin estar convencido, Queen era la suma de cuatro personas, cuyas personalidades daban vida a lo que fue la banda, y eso es muy complicado de sustituir. Hay casos en los que funciona, pero otras veces, ciertos músicos estan demasiado unidos al significado de lo que es la banda, no puedo imaginar unos Sabbath sin Iommi, al igual que me cuesta imaginar, a Queen no solo sin Mercury, sino sin alguno de sus miembros originales.


 A pesar de que los discos que han sacado con Rodgers me parecen muy  buenos discos, siempre me termino refugiando en los de siempre, que suelen ser casi todos, porque con Queen miro hacia otro lado, en cosas que con otras bandas no haria, bueno, todos tenemos nuestro ojito derecho, ¿no?. Hoy me he levantado con ganas de aquel disco que facturaron a final de los 70, en el 78 para ser mas exacto, y que fue el último de su beneficiosa relación con Roy Thomas Baker, "Jazz", que recoge perfectamente lo que la banda era, fue y deseaba ser.

"Jazz" no solo fue el último con Baker, tambien el primero que grabaran fuera de Inglaterra. Hasta Suiza se largaron, a dar vida a otro de sus discos -al menos para mi- fundamentales. Este disco estuvo rodeado de polémica. Para el video de  "Bycicle race", la banda contrató a una multitud de modelos, con las que recrearon una carrera nudista en bicicleta en pleno Wembley, con poster incluido, lo que hizo que les lloviesen acusaciones de sexistas. Para rematar, un iluminado, Dave Marsh, redactor de Rolling Stones, escribió que Queen eran la primera banda fascista de rock. Ver , o leer para creer.


Cuando en una banda, todos sus miembros aportan su visión de como deberian sonar,  y el resto en vez de poner pegas,  se complementan, son capaces de sonar tan diferentes y cohesionados a la vez, de tocar mil palos diferentes y ser capaces de ser reconocidos con solo escuchar dos acordes, y esa es la magia de Queen. "Jazz" son trece canciones, envueltos en la magia que solo Mercury, May, Taylor y Deacon, eran capaces de transimitirle.

Se abre el disco con "Mustapha", una composición de Mercury, con sonidos arabes, y una mezcla de palabras en inglés, arabe, persa y palabras inventadas, que a la primera escucha puede parecer una excentricidad del genial vocalista, pero que poco a poco le vas pillando el rollo, sobre todo con el riff de May y esa base rítmica a veces casi metalica. Reconozco que "Fat bottomed girl" es una de mis canciones favoritas de la banda, compuesta por May, con esos coros al inicio, un autentico hard rock, con un Mercury genial y esa letra sobre las groupies que acompañaban a la banda en las giras, puro rock and roll.


Una de las cosas que siempre he admirado mas de Mercury, es con la sencillez que viste sus canciones, su voz, un piano y sus letras,  son capaces de ponerte la piel de gallina, de aflorar sentimientos, y "Jelaously" es uno de esos temas que le cantarias a esa persona especial al oido. "Bycicle race" resucita los primeros Queen, con un sonido mas barroco y la teatralidad tan carcaterística del grupo, ademas de la versatilidad, desde las melodias pop a ese solo tan hard que se marca May, con el Tour de Francia como inspiración.

"If you can´t beat them", tema de la factoria Deacon, que no suele soltarse en temas muy rockeros, y aqui lo hace de maravilla, con esa guitarra marcando el tema y un ritmo bestial. Un gran tema. Otro clásico de la banda, en forma de lema que se podrian aplicar a ellos mismos, el rockero "Let me entertain you", directo a la yugular, con una base ritmica contundente y Mercury invitandonte al show y que nadie olvide, que Queen nunca dejaron de ser una banda de rock. A Brian May siempre se le ha achacado la faceta mas rocker de la banda, y "Dead on time" lo reafirma, hard rock de pura escuela, con unas guitarras matadoras, un Freddie que se adapta perfectamente a tonalidades mas agresivas y Taylor/Deacon como una locomotora.


Y tras la tormenta, llega el momento de resguardarnos, encender unas velas, sacar una botella de vino y disfrutar con una preciosa composición de Deacon  llamada "In only seven days", cuyo bajo toma el mando, junto a la voz de Mercury. May siempre ha sido muy dado a recuperar viejos sonidos blues en alguno de los temas de cada uno de sus discos, y aqui no podia fallar. "Dreamer´s ball" con su rollo añejo y su swing cumple perfectamente este papel.  "Fun it" es la canción que menos me llena de este disco, ese rollo disco, con bateria electrónica, que tiene su groove funk y tal, pero not my cup of tea. 

Llega la hora de la balada de Brian May, y lo hace de forma sobresaliente. "Leaving home aint easy", tiene un transfondo de rock americano y Mercury llenando los tres minutos con su voz. Otros de los grandes clásicos que ha dejado este disco, sin lugar a dudas, es "Don´t stop me now",  compuesta por Mercury, que va ganando intensidad cada segundo que pasa, hasta llegar a esos fabuloso estribillo y el impresionante solo de guitarra de Brian May. Roger Taylor pone fin al disco con otra composición suya, "More of than jazz", bajo un transfondo  my rockero, con unas guitarras muy heavys,  recordando en su final partes de canciones del disco, como perfecto broche final. 


Puede que "Jazz" no entre en las quinielas de muchos, pero sin lugar a dudas, es otra de las grandes joyas que dejo Queen en aquella decada, y con una orientación muy rockera, sin dejar de lado la experimentación y las ganas de explorar todo aquello que les viniera en gana o se les pusiera por delante. Bonito dia el de hoy, y mas aun, con Queen sonando en mis altavoces.

10 comentarios:

Benet Rockfloyd dijo...

Jazz no es, ni de lejos, el mejor disco de Queen, pero me encanta. Fue el primer álbum que tuve de esta banda y, quizás por ello, le tengo un cariño especial. Me gusta y mucho. El último álbum en estudio que, realmente vale la pena. Luego vendría Live Killers para dar el toque final y ya, Queen sería otra banda totalmente diferente.

LVH dijo...

Suscribo hasta la última coma. Además, es uno de mis discos preferidos de Queen y no dejo de reivindicar esa joya que es Dreamer's Ball.

ÁNGEL dijo...

Bueno, quizá no esté a la altura de Innuendo, for exemple, pero me parece un disco buenísimo. Jolines, ahí están Fat Bottmed Girls, Bycicle Race o Don't Stop Me Now. Un lujazo.
Salus.

günner dijo...

Mi disco preferido de Queen, y pa mí el mejor con ANATO.
Yo prefiero a Adam Lambert que Rodgers.

El más fascista era Freddie...

ROCKLAND dijo...

Los "Queen" de ahora prefiero no hablar o me caliento cosa fina!
Mejor quedarse con cualquier obra de los 70's y este "Jazz" es un buen ejemplo de lo que significa una obra maestra.

Saludos.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Adam Lambert tiene muy buena voz, pero en todo lo demás es basura. Un cutre. No es por purismo ni nada de eso, es que es... no sé, es como si Bisbal se pone a cantar en Barón Rojo. Estas historias es mejor tomárselo a cachondeo.

Sobre 'Jazz' estoy contigo, yo también adoro este disco. Luego con 'The Game' la cosa siguió a la altura pero ya después no fue lo mismo. 'Mustapha' es surrealista pero viene bien para cogerle el punto al disco y luego ya es un disfrute. No sabía que 'Fat Bottomed Girls' hubiese levantado tanto revuelo. Ellos se lo perdieron.

Mr. Sabbath dijo...

Queen tiene un toque especial para hacer de sus discos un muestrario de estilos y corrientes diferentes dentro de la musica, ya que ni de rock solo se puede encasillar. Eran, o son geniales si contamos que obviamente simpre vivira la leyenda. Yo por mi parte, gustandome la banda, nunca encuentro un disco que me llene del todo, me refiero todas y cada una de sus canciones, tampoco es que me desgraden, que quede claro, jeje. Unos artistas de los que ya no quedan. Este disco lo tengo en vinilo y todo.
Lo de los cantantes, uff, tema escabroso, mejor no tocarlo.......
Que casualidad que lea algo sobre Queen en el blgcindario, justamente esta semana que trabajo de Dj en La Charca Del Rana, donde se hara un encuentro de Fans de Queen. Coniciencias........

Saludos!!!!!

4 strongs winds and 7 seas dijo...

Para mi siempre fue mi disco de Queen!Aquel titulo de Jazz era algo maravilloso y cada tema que sonaba en el me recuerda muchisimos recuerdos!Hasta el Mustapha que inicia el disco.Y ese Don't Stop me Now es realmente imparable!
un abrazo
Tsi/Jesse

José Fernández dijo...

A mi también me parece su mejor disco. Al menos es el que tiene un mayor número de temas que me gustan, porque al igual que al señor Sabbath, yo tampoco tengo un disco de Queen del que me gusten todos los temas, los más cercanos a eso serían el Opera y The Game, pero no me capturan como este lp.

Johnny dijo...

Quizás sea junto a "The game" mi preferido. Lo que si que tengo claro, my friend, es como tú, "Fat bottomed girls" es uno de mis temas preferidos de Queen. Saludos.

Ah, por cierto, han quitado por ahora si no me equivoco los comentarios de seguimiento en las ventanas emergentes.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...