Etiquetas

jueves, 22 de marzo de 2012

ASHA -PLEASURES OF EQUALITY


En estos tiempos, es mas sencillo la autogestión en el mundo de la música, gracias a internet,  y al montón de gente que se comunica a través de este medio. La autopromoción, busqueda de conciertos y otras historias varias, afortunadamente, quedan en mano de los propios protagonistas. Ahora, como decia, es mas sencillo, pero en decadas anteriores, mandar a la mierda a las discográficas, que mantenian el negocio agarrado por los huevos, y echarte sobre los hombros todo el peso, aunque te cerrase puertas, solo lo hacian algunos valientes.

Y uno de esos, es el guitarrista malagueño Kike G. Caamaño, un tipo, que hace ya un buen porrón de años, en el 96 para ser mas exacto,  decidió ponerse el mundo por montera, y ser dueño y señor de su música, de su vida. Kike dio vida a Asha en el lejano año 1987, y desde entonces 13 discos mas todos los projects a los que decidió dar vida a través de su guitarra, lo avalan como alguien que no es un recién llegado, ni mucho menos, y que ya conoce de sobra los palos que da el negocio. Premiado en multitud de ocasiones, tanto aqui como en el extranjero, ahora de nuevo junto al danes afincado en Malaga, Jacob Poulsen, con quien ya grabase su anterior e.p. "Euphoria project", que podeis recordar aqui


Ahora presentán el disco numero 14 de Asha, y el segundo fruto de su colaboración, "Pleasures of equality", con Kike haciendose cargo de todos los instrumentos y Jacob poniendo su voz y encargandose del diseño del disco. Es complicado calificar la música de Asha, está claro que es rock duro, y que la guitarra de Kike es el alma y el espíritu, pero en este disco, ha derribado las pocas fronteras que podian quedar en pie a su alrededor.  

Una intro y once temas, que suenan duros, enrevesados, llenos de magia y alejados de corsets innecesarios. Se abre con "Newborn", una intro, donde debuta una joven vocalista, Ana G.Rueda, hija de Kike, de cuatro meses, que introduce este disco con sus balbuceos de bebé. Ese momento especial da paso a "Welcome to the lost parade", primer single del disco, y que ya pudisteis ver su video clip en el blog. Un tema contundente y melódico, con un Poulsen que canta a las mil maravillas, y un Kike como una apisonadora con sus riffs. Contundencia y técnica se dan la mano en "Here we come around",  un tema con un transfondo muy heavy, y la guitarra haciendo diabluras.


"How could you?", se introduce en los pasajes progresivos, con continuos cambios y un desarrollo musical fantastico, al que Poulsen responde perfectamente, metiendo melodias entre tanto guitarreo. "Come back (I`m waiting for you)", comienza con un sonido mas hard rockero, muy melódico, en el que Kike mete voces junto a Poulsen, fabricando uno de mis temas favoritos del disco. Super heavy, con un sonido de guitarras a la velocidad de la luz, suena "Unwritten obsessions". "Stuck in our moment·, contiene un estribillo matador, en un tema melódico, ahondando en la vena mas hard rocker de ambos.

"It doesn´t matter" recurre a terrenos mas clásicos, y por cierto, contiene un riff durante el solo, que es para quitarse el sombrero. "The Deep serenity", comienza con un riff de puro hard and heavy, para que Kike se vaya luciendo con un instrumento, y lo que parece un tema hard de lo mas normal se va encaminando hacia las genialidades de Caamaño con su guitarra a la que va transformando en un autentico cañón. No podia faltar una instrumental en este disco, y "Travels" no muestra al guitar hero en plena explosión.


Asha ya ha demostrado que tiene bien aprendida la lección de los sonidos que han creado escuela, pero también tiene su mirada puesta en el metal mas contemporaneo, como demuestra "So ends the end", un tema abrasivo y duro. Para finalizar, la parte mas emotiva del album. Caamaño, basó su anterior e.p., "Euphoria project"  en los sentimientos encontrados por la perdida de un ser querido, su madre y a la vez, el nacimiento de su hija en ese mismo tiempo. Ahora de nuevo, Kike se vuelca en la memoria de su madre con "Afterlife",,donde a la vez, vuelve a aparecer la pequeña Ana, en la transmutación de la vida, reflejada en un tema con inspiración araba en sus inicios, y que transmite una belleza y elegancia nada común. 

Por supuesto, señalar el gran trabajo que hace Poulsen, capaz de adaptarse a todo lo que le ponen por delante y salir airoso, aportando matices a cada intepretación. Y que decir de Caamaño, que sigue siendo uno de los mejores guitarristas que me he echado al oido, y que este "Pleasures of equality" rebosa calidad, y está a un nivel asombroso, que merece mucho mas, que ser alabado de  blog en blog.

2 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Ni puñetera idea de la banda. Pero cuando paso por el Motel, sé que me voy a encontrar con algo muy bueno. Un abrazo Nortt!

Nortwinds dijo...

Alex, esta banda es muy, muy buena, Kike es un guitarrista que deberia militar por derecho propio en otra division

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...