Etiquetas

miércoles, 23 de mayo de 2012

THE COMPULSIONS-BEAT THE DEVIL


Tenemos un ministro que no nos merecemos, un tipo que esta dejando frases lapidarias directas a los libros de historia, un incomprendido que se estrella ante la estrechez de miras de este pais nuestro. Me refiero al ministro Wert, ese hombre que recibe crìticas sin fin, cuando todo su intelecto se centra en conseguir el bien común de todos nosotros, plebeyos de su reino. Cuando Wert quiere cuarenta y tantos niños por clase, no es para masificar las aulas, es porque en estos tiempos de solitarios enganchados a la red, hay que fomentar que los niños desarrollen sus relaciones sociales. Que cuando dice que el que no pueda pagar a su hijo la matricula de la universidad, pida un prestamo al banco, no busca que solo estudie el hijo del rico, por dios, quiere que se muevan los pequeños créditos, sustancia máxima para salir de esta crisis.

Y cuando el amado Wert dice que los artistas deberian bajarse los sueldos, se refiere a artistas de verdad, como Raphael, Julio Iglesias o Alejandro Sanz. Esos tipos que hacen ruido en garitos con los ojos pintados, no son mas que mamarrachos escapados de algún botellón. ¿y los heivis esos? ¿Ah, pero aun existen, no murieron todos por estar enganchados al caballo?. Y los de las performances callejeras, esos no son artistas, esos seguros que son guarros de los del 15-M, de los que le estropean la plaza a Espe, menos mal que Sol queda lejós del barrio de Salamanca, y nuestras respetables señoras no tienen que escandalizarse con los pelanas esos.


Que el ministro Wert es un hombre temeroso de dios, gente de bien, que seguro que piensa como su compañero y eterno perdedor y soñador, Javier Arenas, que dice que hay que volver al modelo de familia tradicional, el que se perdió con la incorporación de la mujer al trabajo, imagino que el señorito Arenas, se referirá a lo de la mujer en casa y la amante en el pisito, y las visitas al puticlub siempre a horas prudentes y sin llamar la atención, cuando te puedes encontrar al parroco, que va allí a consolar a aquellas pobres almas descarriadas.

Pero volviendo a la cultura, quizás no a nivel de concepto, pero la palabra en si está excesivamente manoseada, manipulada y condicionada. Me hace mucha gracia eso del mundo de la cultura, en la que siempre aparecen apalancados los cuatro de siempre. No se, me da la impresión de que la cultura como movimiento social establecido, que no como el espíritu de lo que deberia de ser, cada vez está mas alejada el pueblo en si, y cada dia la encuentro mas clasista. Cuando le entregas la cultura -que no deberia ser otra cosa que la expresión creativa de aquellos que tienen algo que contar- a ciertas clases acomodadas, pierde toda su efervescencia.


No se si el rock and roll es cultura, al menos estoy seguro que no tiene nada que ver con Cela, Bardém o representaciones institucionales. El rock tiene mas que ver con sudor, lagrimas y dejarte llevar por el momento, pero también con las emociones embargadas, igual que la danza o el teatro, solo que sin el postín  que a veces rodea a aquellos. No se yo, si para aquellos especialistas en cultura que pueblan los medios informativos de nuestro pais, una cerveza, una hamburguesa y una banda derrochando watios encima de un escenario será el paraiso cultural soñado, pero esta claro que para todos nosotros si.

Y eso es lo que representa The Compulsions, cuando cuatro tios con bagaje de sobra se juntan para dar rienda suelta a sus pasiones e influencias, ahí está el meollo del asunto. Un tipo como Sami Yaffa, con mas puñaladas a su espalda de las que jamas cualquiera podria contar, se une con Rob Carlyle y los gunners, Richard Fortus y Frank Ferrer, está claro que no van a inventar nada, pero si que van a hacer lo que mejor saben, tocar rock and roll de ese que sale directo desde los cojones.



Ya tienen disco en la calle, "Beat the devil", un compendio de rock callejero, reminiscencias glam, punk y classic rock por todos los poros, como demuestra la canción que abre este disco, "Hired guns" que suena infeciosa, nacida en el oscuro retrete de cualquier club angelino. "I just wanna play guitar" es una declaración de principios, directa a la cara. "Dirty woman blues" se acerca a sonidos mas pantanosos, a la vez que las guitarras imprimen un ritmo mas southern, que lo convierten en un tema denso. "Yer to good fa me",  donde mete guitarras Bruce Edwards, de Warrior Soul, huele a rock clásico, de ese que todos hemos mamado, a los  Stones y a todos aquellos que seguro teneis en la cabeza.

"Eat my dust" es un cañonazo punk de 44 segundos, un desahogo que demuestra de donde vienen estos tipos, y que da paso a "Ea$y money", un tema lento e intenso que mantiene las espadas en lo alto. "Ya never got me down", tiene unas guitarras de hard clásico de ese que mira hacia las islas británicas, primo lejano de Tyla y sus Dogs d'amour. "She's so f****n' sexy", juega al despiste, con un sonido que puede recordar a Depeche Mode, si en el resto de temas, son por decirlos mas Yaffa, tal vez aquí se nota las aventuras de Fortus y Ferrer con Axl, una canción que para mi gusto se podian haber ahorrado.


Afortunadamente, rapidamente vuelven al rock guitarrero de "I was right, you were wrong". Hubert Sumlin , (este disco se grabo en noviembre pasado y el que fuese guitarrista de Howlin Wolf fallecia en diciembre), se une a la fiesta para desgranar un fantastico blues llamado "Shut yer hole", que suena festivo y oscuro a la vez, fantastico tema para cerrar el disco, y un placer poder escuchar a Hurbert de nuevo. The Compulsions no han inventado nada, ni creo que lo prentendan, pero su disco suena de escandalo, rock guitarrero, aglutinando todas sus influencias, y que para mi, solamente le sobra una canción.

3 comentarios:

PUPILO DILATADO dijo...

Desconocía por completo esta nueva aventura de Jaffa y de los 'sospechosos' Fortus y Ferrer. No pinta nada mal por las referencias y me lo apunto en mi extensa e interminable 'wishlist'. Lo de Depeche Mode puede tener su gracia, je,je,je.

saludos hermano

PUPILO DILATADO dijo...

Por cierto, lo de puto ministro NO TIENE NOMBRE!!!!!!!!!!!

ESTAMOS CONDENADOS AMIGO.

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Ya era Wert un contertulio irracional y detestable antes de ser ministro. Una de sus primera intervenciones como tal, una entrevista en la SER, fue leer un texto de "Educación para la ciudadanía" que no era de "Educación para la ciudadanía". Es decir, la manipulación en estado puro. Y al tipo se la suda que le descubran, no te creas. ¡Dios, qué asko, qué grima! Y por supuesto que el rock es cultura. Quien no es cultura es Wert.

Saludos.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...