Etiquetas

sábado, 26 de mayo de 2012

WIG WAM...WALL STREET....EL HARD ROCK MAS EUROVISIVO


Esta noche Eurovisión, vaya por dios. Nunca me he sentido atraido por el dichoso concurso mas alla de Remedios Amaya y su barca, autentico hit gasolinero. Ok, Eurovisión tiene su punto freaky cañí hispano, pero no tiene ese aquel de las películas de Marisol o las españoladas sesenteras, ni de lejos, además, desde que lo democratizaron para el televidente, es decir, desde que nos sacan una pasta con la excusa de que somos quienes decidimos los vencedores a base de sms, ha perdido el encanto tertuliando tabernero de los franceses nuncan nos votan, menos mal que los portugueses si.

El caso es que el hard rock se coló en Eurovisión, este año hay un grupo rockero representando a Eslovaquia, un tal Max Jason Mai. Incluso los Lordi ganaron aquel año, ¿lo recordais?, para una vez que el rock se cuela en historias de estas, van disfrazados de  monstruos, para ponerse colectivamente al nivel de freakis y cachondos tipo Rodolfo Chiquilicuatre y su chiqui chiqui, o cuando los irlandeses llevaron al pavo Dustin, primo lejano de la gallina Caponata. Al menos, el sentido del ridiculo, los europeos lo tenemos tan perdidos como el rumbo de nuestras economias.


Otros que se colaron en Eurovisión, fueron los noruegos Wig Wam en 2005, y aunque no ganaron, si consiguieron llamar la atención de la comunidad hard rockera, que se rindió a sus pies, con aquel primer disco de 2005, "hard to be a rock and roller". Su propuesta no era ninguna novedad, hard rock con tintes glam e inmensas dosis de melodias, que volvian a ponerse de moda entre los seguidores del rock duro, con querencia aun de aquellos dias de los 80.

Ya olvidado su periplo festivalero por el concurso mas casposo de la televisión europeo, y consolidados como otra de las bandas estandartes de la invasión hard rockera escandinava, Wig Wam traen debajo del brazo su nuevo disco, "Wall Street", un disco, que leyendo por ahi opiniones de la gente en diferentes foros y blogs, ha sido recibido de diferente manera por el personal, que realmente, no se que esperaban de esta banda, cuyo patrón vital esta marcado claramente. Canciones frescas y potentes, diversión, melodias y una gran imagen, como debe de ser.


El disco se abre con el tema título, muy hard rockero, incluso con algun guiño heavy en el sonido de guitarras, y un estribillo con melodia y potencia a la vez. "OMG (Wish a had a gun)", tiene un groove muy guapo, ademas de ese sonido de guitarras que le aporta a la banda la dureza con la contrarrestan las melodias vocales. En el tercer tema, te sueltan en la cara un medio tiempo, "Victory is a sweet", cuyo estribillo, no se por que, me trae a la cabeza a los Accept de "Russian roulette", cosas mias supongo, porque Wig Wam no tienen nada que ver con los alemanes.

"The bigger the better" tiene unas guitarras fenomenales, y la voz que me recuerda a Gun (alguien se acuerdo de estos fantasticos escoceses) y el estribillo a Little Angels (curioso, la segunda vez que salen los de Toby Jepson en dos dias, que curiosamente, hace sus historias ahora con Gun). "Bleeding daylight" abandona un poco el sonido caracteristico de la banda, haciendo una incursión en el modern rock. "Tides will turn" es la balada de rigor, piano y voz van meciendote, alejados de la power ballad característica.


"Wrong can feel so right" es sencilla, bonita, casi pop en sus planteamientos, melocotón con guitarras acusticas. "One million enemies" comienza con una extraña introducción de teclados, que le da un aire moderno en contraste con el fraseo del cantante. Vuelven las guitarras hard rockeras con "Try my body on". En este registro, para mi gusto, es donde mejor se desenvuelve la banda, canciones con gancho y potencia. "Natural high" es uno de los puntos fuertes de este disco, con un rollo muy Alice Cooper.

Cierran el disco con una bonita instrumental "Things money can`t buy" en claro referente al título del disco.  Como bonus, si antes nombraba a Vicent Furnier, aqui vuelve a la palestra, con una descafeinada versión del "School's out", este tema tiene capacidad para darle toda la fuerza que queiras, y a los noruegos, supongo que por voluntad propia, les ha faltado, al menos, para mi que ya sabeis que me va la tralla. Wig Wam nunca tendran, para mi gusto, ni el glamour de unos Motley Crue, ni ese pellizco especial en las melodias de unos Europe, por poner un ejemplo, pero si son una banda con la que disfrutar, y sinónimo de buenas canciones y diversión asegurada. De momento, el pabellón del hard rock melódico se sigue fortaleciendo. En cuanto a Eurovisión, ayer saltaban rumores de que le habian dicho a Pastora Soler que no ganase, que no hay pasta para organizarlo el año que vienen en España. Que nos gusta ir poniendo parche y excusas ante posibles descalabros.

2 comentarios:

Edgar^^ dijo...

Andaba yo ahora escribiendo mi crítica, y buscando algunos datos he dado con la tuya!

Si te digo la verdad, creo que el disco cojea en cuanto a consistencia. Demasiado variado en estilos. Han introducido mucha madurez y seriedad en algunos temas (temazos, sobre todo ese "OMG (Wish a had a gun)") y se han dejado el azúcar a un lado, pero el problema es que bailotea de un lado a otro con temas cañeros, otros pop, y algunos glam, y a mi la verdad es que me cuesta agarrarme a un disco así.

Ahora, por separado, son todo grandes canciones.

Le atizo un 7, pero me gustó más el anterior ;)

Pd: Hay un fallo en tu crítica, cuando haces referencia a Accept, dices "noruegos" y creo que querías decir "alemanes".

Un saludo!.

Anónimo dijo...

Me pasa lo mismo que con el ultimo de Crazy Lixx,prefiero los penultimos trabajos "New Religion" y el "Non stop rock and roll" de Wig Wam.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...