Etiquetas

viernes, 29 de junio de 2012

TOKYO BLADE -CAMP 334


Nunca me he sentido excesivamente atraido por los "gustos mayoritarios", pero desde muy pequeño. En el cole, todo el mundo era del Madrid o del Barca, mi equipo anda perdido por la segunda división B. Y en cuanto a la música, siempre me ha pasado algo parecido, me he sentido atraido por muchas de esas bandas que siempre han estado ahí, pero vadeando un segundo o incluso tercer plano. No se, quizás no tenian las mejores canciones, pero contaban con mucho mas potencial del que mucha gente cree. No quiere decir que no me gusten los grandes, los consagrados, pues claro. Pero siempre entre mis horas de escucha, han tenido cabida muchas bandas de las que mucha gente ni siquiera se acuerda.

Y ese es el caso de Tokyo Blade, rezagados en las grandes listas de la NWOBHM, con un buen puñado de discos, que encuentras tirados de precio, y siempre fuera de casi todas las quinielas, cuando se trata de revitalizar viejas bandas. Sin embargo, para mi son una debilidad, como me pasa con Tank. Ya el anterior disco de la banda de Andy Boulton, un autentico luchador que nunca ha perdido la fe, paso por el blog, aqui lo podeis recordar. Ahora vuelven con este maxi, el primero de tres entregas, cuyos beneficios serán donados a causas benéficas.


El primero de ellos, este "Camp 334", cuyas ganancias serán destinadas a la fundación One Spirit, cuyo fin es  mejorar la vida de los Sioux Lakota en la reserva de Pine Ridge. En el maxi, encontramos dos versiones del tema "Camp 334", cuya primera versión cuenta con la colaboración de Joe Brave Heart, amigo  Andy Boulton, que introduce  la canción con una oración  en su lengua nativa. Un tema dentro del estilo clásico de la banda, epico y con mucha melodia, a caballo entre el hard y el heavy, que a fin de cuentas, es lo que mejor saben hacer. La versión edit viene a continuación, para acabar con el tema que daba título a su disco de 2011, "Thousand men strong", en una versión en directo, que deja ver como la banda se desenvuelve sobre las tablas, añadiendo potencia a la canción. Solo tres canciones, primera entrega de tres, cuyo fin es ayudar a los demas, algo loable en estos tiempos que vivimos.

1 comentario:

Alex Palahniuk dijo...

Los discos olvidados siempre suelen ser las mejores joyas, sin lugar a dudas.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...