Etiquetas

viernes, 27 de julio de 2012

TONY MARTIN VS TOMMI IOMMI




No es facil ser el chico nuevo del barrio, y menos cuando los que han estado antes han dejado huella. Y ese fue el problema de Tony Martin en su paso por Black Sabbath. Las comparaciones son envidiosas cuando la banda con Ozzy y con Dio han escrito gloriosas páginas de la historia del rock. Pero es que además, por la banda también han pasado gente con pedigrí como Ian Gillan y Glenn Hughes, por lo que afrontar las labores vocales de los Sabbath con ese pasado como una guillotina sobre tu cuello y encima en una epoca donde el rock duro no vivia sus mejores momentos en harto complicado.

Evidentemente los discos de Sabbath con Martin no estan a la altura de los grandes clásicos, y para mi gusto ni siquiera cerca de "Born again" y "Seventh star", dos discos que yo personalmente también tengo en mi olimpo particular. Pero aun así, Martin, de clara escuela RJ Dio, cumplió con creces, incluso dejando buenas impresiones que quizás algun dia la historia del rock le reconozca. Iommi nunca fue demasiado justo con Tony Martin, al que largó cuando se reunieron en el 92 con Dio para lanzar aquel magnífico "Deshumanizer" y su posterior gira, incluida la movida de Costa Mesa, y volvieron a contar con el bueno de Martin tras la nueva espantada de Dio. Para los que no conozcais lo que sucedió en Costa Mesa, a Black Sabbath le ofrecieron abrir para Ozzy, y RJ Dio se largo, alegando que su contrato acababa justo un dia antes del concierto. Ya sabeis, que fue Rob Halford quien se hizo cargo de las voces ese dia, junto al propio Ozzy.


Y aunque Martin no convivió practicamente con los miembros originales de Sabbath, ni con los del Mark II, si que se codeo con una de las secciones rítmicas mas clásicas (y una de mis favoritas) del hard n heavy, Neil Murray y Cozy Powell. Tony entró en la banda, en una epoca convulsa. Tras la edición de "Seventh Star" con Glenn Hughes en las voces, en plena gira, Iommi lo sustituye por Ray Gillen, alegando que Hughes no podia consigo mismo, debido a su adicción a la coca y el chocolate. Curiosamente, Hughes se enteró que estaba fuera de la banda, porque se encontró al propio Gillen en el backstage de uno de los conciertos. Con la composición de "The eternal idol" muy adelantada, Gillen ponie pies en polvorosa para montar junto a Jake E. Lee aquella maravilla llamada Badlands. Y ahí entra en escena un joven y desconocido Tony Martin, hasta que los nuevos contactos con Ozzy para la reunión original lo sacaron definitivamente del universo Sabbath.

Ahora Tony vuelve a ser noticia en relación a los padres del heavy metal, primero le escuchamos cuando la movida con Bill Ward, y ahora vuelve a saltar a la palestra, debido a lo escrito por Iommi en su biografia, "Iron man", en la que acusa al vocalista de ser poco profesional y de tener poca presencia escénica. Martin no ha tardado en defenderse, y de camino hacerse un poco de publicidad, diciendo que la banda nunca ha tenido cojones para hacer frente a los problemas internos. Martin se dice sorprendido, porque durante diez años, nadie en la banda le comentó nada.

2 comentarios:

King Piltrafilla dijo...

El Headless Cross no lo tengo, pero sí que me compré el Tyr y me parece que el trabajo vocal es más que aceptable.

Ed Charrúa dijo...

El Headless Cross es bastante bueno. No sé a santo de qué vienen a cuento esa opinión sobre Martin. Si eso pensaba de él por qué volvió a llamarle? Saludos.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...