Etiquetas

jueves, 2 de agosto de 2012

ATTIKA 7-BLOOD OF MY ENEMIES


Recordais cuando los documentales eran patrimonio exclusivo de los mediodias de La 2, pedazos de siesta que nos hemos pegado -aunque mas de uno no lo quiera reconocer- mientras el leopardo trataba de pillar al gamo. Luego llegaron los canales de pago y Discovery Channel, National Geographic......... y se comenzó a crear la cultura del documental, todos como locos viendo documentales sobre las cosas mas increibles. Yo aun conservo grabado uno que emitieron sobre la construcción de una megaplataforma en uno de los astilleros de aqui al lado, alucinante.

Ahora con las TDT funcionando a todo trapo, ya no hay necesidad de tener canales de pago o de tirar de descargas, al menos tenemos tres o cuatro canales cuya programación  integra se reduce a documentales a saco y alguna como Energy combina con otros programas. A mi me mola, porque además el documental ya no es solo el típico de naturaleza, arte o historia, los tiempos y los gustos evolucionan y cambián, y dentro del genero se han dado cuenta. Yo sigo habitualmente varios, el de LA Ink, donde además he podido ver a Nikki Sixx y a Scott Ian, un par de ellos sobre investigaciones paranormales, otro sobre la zona subterranea de las ciudades, el de las aduanas, el de la pesca radical y alguno mas por el estilo.


Después hay algunos que son muy cañeros, como ese de los embargos, donde reciben hostias al llevarse los coches u otras cosas de peña que no han pagado, incluso el otro dia le dieron una sacudida a uno de los tipos con un taser de esos, que el tipo se meo en los pantalones. Otra de las veces, sacaron a una pareja del coche que estaba en sus "cosas", practicando un embargo en pleno coitus interruptus. Hace 20 años, disfrutaba con los porrazos que se pegaban en el Pressing Catch el Hulk Hogan, El Enterrador o El Ultimo Guerrero, y ahora los mamporros, cerveza y patatas en mano, los veo via documental. Y claro, un programa de estos merece una música acorde.

No se cual pensarian los creadores del programa, pero el disco que han sacado Attica 7, vendria ni que pintado para los momentos cumbres de dicho documental. Attica 7 es una nueva banda, perocon gente curtida en mil batallas. Con Evan Seinfeld en la voz, tras dejar a un lado Biohazard y sus pinillos en la industria del porno, un autentico estandarte del old school hardcore y sus ramificaciones mas metalicas. Al bajo, Tony Campos, que ha luchado en el caballo de batalla del metal con bandas como Prong, Soulfly o Static X, Rusty Coones a la guitarra y Death Rock a la bateria, que ahora presentan su primer disco, "Blood of my enemies", producido por Mudrock (Godsmack, Avenged Sevenfold), lo que ya presagia por donde van los tiros.


Con escuchar el riff de "Devil's daughter", queda claro el camino elegido por el veterano vocalista, temas contundentes y poderosos, impregnado de los nuevos sonidos del metal,que en cierto modo, el con Biohazard, junto a muchos otros, edificó los cimientos de este movimiento. Temas machacones, repetitivos, en el buen sentido, que son como un ataque directo, canciones como "Serial killer", "Hellbound", la inicial "Crackerman" o "War" no dan tregua ni respiro en ningún instante.

La banda ya consiguió colar uno de sus temas en una de mis series favoritas, Sons of Anarchy, y es que una pleyade de forajidos moteros es acorde a su imagen y potencia. Riffs afilados y un bajo que toma protagonismo negandose a ser un simple acompañante, y la personalidad de Evan, son los ingredientes fundamentales para disfrutar de este buen disco. La formación que grabó el album no será la que gire presentandolo. Los nuevos son Zach Broderick ( NONPOINT), el bateria Tommy Holt (ex-UPO) y el bajista de Kyuss,  Scott Reeder.

No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...