Etiquetas

sábado, 4 de agosto de 2012

DELTA SAINTS-SALA TARARÍ, PONFERRADA 12/07/12


The Delta Saints han pasado por nuestro pais, con un dvd en la mano, grabado en el mìtico Rockpalast. Hace poco, entrevisté a Ben Ringel, entrevista que podeis leer aqui. El pasado dia 12, The Delta Saints pasaron por Ponferrada, y Bergi estuvo alli para contarlo:

Desde que hace aproximadamente dos años, mi buen amigo Nort, me pasó el video de "A bird called Angola" de los Delta Saints, y descubri el potencial que atesoran los cinco de Nashville, tenia una cita pendiente con ellos. Gracias a la Sala Tararí, el pasado 12 de julio, pude cumplir con esa cita y poder gozar en vivo con la música de estos prometedores músicos.

Ante una nutrida parroquia de 150 personas, los Santos del Delta abrieron el concierto con "Jericho", impregnandola de un ritmo sinuoso y constante, casi adormilándola, para seguir con el mismo paso tranquilo con una de las piezas claves de su próximo disco, "Death letter jubilee", con la que consiguieron que todo el público estuviese expectante a las notas que sacaban de sus instrumentos.

Despúes de estas canciones, llegó "Bad for you" con la misma cadencia sosegada que sus predecesoras, con un Ben Ringel al que se le notaba algo cansado, y que delegaba el peso de la actuaciòn en sus compañeros, transmitiendo esa sensación de serenidad al público que los seguia moviendo la cabeza.

 

Al cabo de esta canción, Ringel se dirigió al público para presentar una de sus canciones favoritas que conoció a través de los Black Crowes, y así es como comenzaron a sonar los acordes de "Hard to handle", en los que la banda empezó a despertar de su sopor, contagiando al público que ya empezaba a mover mas partes de su cuerpo.

A partir de esta canción, la banda se fue animando, empujados desde el fondo de la sala por Benjamin Azzi a la bateria y el trio descalzo, compuesto por un creativo David Supica al bajo, Charles Dylan a la guitarra y una locomotora a vapor como Gregory Hommet a la armónica, al que solo le faltaba echar humo.

A partir de esta canción, el concierto fue cambiando, gano bastante en fuerza y mucho en intensidad, con los sonidos del Mississippi profundo que salian de "Stepin", o la pegadiza "Liar",donde David Supica se marcó unos devaneos al bajo muy buenos, alternando los sonidos sureños con algún puntillazo funky.


El concierto siguió con canciones de su próximo disco, como "Chicago", "Nola", la movida "Boogie tune", "Lig" o "Crazy", con las que nos fueron animando y calentando el cuerpo a medida que Ben Ringel se entonaba como el resto de la sala, que además de mover cabeza y extremidades, ya se soltaba a bailar y a ocupar las primeras filas.

Pero a mi me faltaba algo en este concierto, y me lo dieron de seguido con "Momma" y la maravillosa "A bird called Angola" con la que dieron por terminado su concierto, ante la suplica de mas canciones por parte de nosotros, por lo que volvieron con "Pwils" para dar así por terminada su actuación.

Pero nosotros queriamos mas. ¿Que es eso de incendiarnos para luego dejarnos así?, gritamos, silbamos, llamamos a la organización y no paramos hasta que volvieron a salir al escenario, para tocar la eléctrica  y rabiosa "Johnnie B. Goode", dando ahora si, por concluida su actuación y dejandonos un gran sabor de boca a blues del bueno, del de toda la vida, con fuertes raices arragiadas en el viejo y profundo sur.


Durante este concierto, me vino a la cabeza el que disfruté el mes pasado con Zach Williams and the Reformation, que me quejaba de haberlo visto sentado en un teatro. Bueno, pues en este, hubiese matado por verlo sentado en primera fila, tranquilamente, acompañado de una botella de bourbon. ¿Que mas se podria pedir?

Fotos y Texto:Bergidum

No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...