Etiquetas

domingo, 26 de agosto de 2012

NECRONOMICON-INVICTUS


Supongo que la mayoria habreis oido hablar del necronomicón, el libro de los muertos, escrito por el poeta arabe Abdul Al-Hazred en el año 730. El Necronomicón posee la llave hacia la hechiceria, las formulas olvidadas que permitian el acceso al mas allá, a sus fuerzas ocultas, a los demonios y a toda la magia capaz de controlar el mundo mortal. El libro de los muertos ha sido recogido en películas, libros, teorias y fieles que lo han buscado, pero realmente salió de la mente de ese genio llamado H.P. Lovecraft, capaz de idear los relatos mas terroríficos y los seres mas espeluznantes.

Pero si que existe Necronomicón, no el libro, pero si los thrashers alemanes, que llevan dando guerra desde principio de los 80. Yo los descubrì con aquel disco del "Apocalyptic nightmare" del 87, que posiblemente no podia competir de tu a tu con gente como Kreator o Sodom, grandes estrellas del thrash europeo, pero que mantenia un estilo que a mi me conquistó, y que lo convirtió en uno de esos discos que escuchaba bastante a menudo. La propuesta de los alemanes es thrash metal de la vieja escuela alemana, de esa que ellos mismos contribuyeron a construir, y que han seguido defendiendo a capa y espada durante todo este tiempo.


Sèptimo disco de estudio de la banda, en el que mantienen un gran nivel, y que puede gustar tanto a los seguidores del thrash como a los del heavy metal mas tradicional, porque muchos de los riffs y sobre todo muchas melodias vocales, beben de las fuentes mas clásicas. Ritmos furiosos, derroche de potencia, como mandan los canones, es lo que vamos a encontrar, desde la inicial "Invictus" con narración a modo de intro incluida, pasando por los riffs bestiales de "Unleashed" o "Bloody bastards", con reminiscencias del speed metal que arrasó a final de los 80.

Ceñirme en describir cada tema no es necesario, porque este disco es un bloque, un ataque de artilleria directo a tus claviculas, para que no dejes de mover la cabeza. Ritmos heavys en "Unconquered", otro pedazo de trallazo, o "Upon the black wings", que posee para mi gusto uno de los mejores trabajos vocales de Freddy, unico miembro original de la banda, desde aquel ya lejano 1984. los apergios de "Face to the wall", que se van entremezclando con los riffs, recuerdan aquellos inicios clásicos del thrash de la bahia de San Francisco, mientras "Pandora's box" es un ataque en toda regla.





"Before the courtain falls" es una de las grandes sorpresas del disco, un medio tiempo metálico, con violín incluido, en la que los solos y la voz de Freddy que dista mucho de ser la tìpica voz thrasher, algo que aporta a la banda su propia personalidad y desmarcarse de bandas que trillan el estilo, le aportan la épica que todo tema de este tipo necesita. Cierran el disco con "Possesed to evil" una grandisima canción con unas grandes guitarras y unas voces mas punk, a lo Venom,  y que curiosamente, viene también como bonus, pero en acústico, y que hay que decir que suena de maravilla, lo que demuestra la versatilidad de la banda.

Grabado en los Arson Music Studio en Breisach y Berlin, mezclado y masterizado por  Achim Köhler (Primal Fear, Sinner, Brainstorm, Headhunter), suena poderoso y sin fisuras. La portada, es obra de Jan Yrlund, que ha hecho trabajos para gente como Korpiklaani, Impaled Nazarene, Stratovarius o  Sirenia. Un muy buen disco, para disfrutar de heavy metal a toda pastilla, melodias y ritmos thrahers. En este round, Necronomicon salen invictos.


No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...