Etiquetas

martes, 18 de septiembre de 2012

IAN HUNTER & THE RANT BAND- WHEN I'M PRESIDENT


Es curioso lo de la lucha electoral en los States. Un tipo como Mitt Romney, ultra conservador, profundamente metido en la estructura de los Mormones, con un ideario en teoria totalmente alejado del mundo del rock, se declara fan de mucha de la música que escuchamos dia si y dia también, aunque es cierto, que multitud de músicos se han desmaracado de su posible alineación junto al estilo reaccionario del candidato a presidente al poder del pais mas influyente del globo, e incluso han exigido que sus canciones no suenen en la campaña de Romney, uno de los caso mas llamativos ha sido el de Philomena Lynott, que se ha mostrado totalmente en contra, que en la campaña del candidato republicano, un tipo que defiende premisas tan rancias como atacar la homosexualidad, suene la música de su hijo Phil.

Realmente me trae un poco al pairo quien gane en los U.S.A., porque van a seguir montando guerras y tinglados a su interès en cualquier pais del mundo, siempre que haya un movil económico, pero bueno, si el vencedor no está tan cerca del pensamiento anquilosado en prejuicios propios de epocas ya lejanas, mejor que mejor. Está jodia la cosa en política, se larga la Aguirre para dejar en su puesto a un tipo con muchas sospechas de corrupción y otras artes sobre su cabeza, en una comunidad autònoma en cuya capital gobierna una alcaldesa conocida por su gran sensibilidad social. Pero ojo, que no se quedan atrás en el resto del estado, se cual sea el color, nacionalismo o localismo, o partidos populistas con ganas de trepar donde sea como los de Rosa Diez o la vuelta de Mario Conde.


Complicada papeleta, porque da la solución, de que el interés general se centra principalmente en el que afecta a ellos, con lo que siempre quedas con esa sensación de indefensión que nos rodea. Yo ya tengo mi candidato muy claro, que su carta de presentación diga "When I'm president" deja ver sus intenciones, pero comprobemos sus credenciales, porque todos tenemos un pasado, pero muy pocos podemos presumir en el nuestro haber pertenecido a Mott The Hoople, haber trabajado tantas veces con ese genio llamado Mick Ronson o haber escrito "Once bitten twice shy". Y que nos trae de nuevo el viejo Ian, con sus The Rant Band,  en este su vigésimo disco, pues ni mas ni menos que once canciones de puro rock,en el que se puede codear con el sonido del mejor Springsteen, Mellencamp o el Dylan mas rockero.

Desde la fantastica "Confortable ( Flyin' Scotman)", un autentico y puro old times rock and roll. "Fatally flawed" posee unas guitarras magnìficas, ademàs de ese sabor a songwritter al mejor estilo Dylaniano. "When I'm president" te lleva en volandas hacia ese precioso estribillo, dejando impronta de la elegancia que atesora el británico en su forma de cantar y componer. El disco suena de maravilla, con una banda que se ajusta perfectamente a lo que Hunter buscaba para este nuevo album, que dejan constancia de que sigue siendo uno de los activos mas importantes del rock.


Seguro que amais a Mott the Hoople, yo tambièn, por eso me rindo ante "What for" que rockea duro, con unos teclados y unos riffs que tiran de espalda. Vistazo a los 70 con "Black tears", un medio tiempo, donde la voz rasgada de Hunter y la fuerza del estribilo son el punto de partida hacia los mejores tiempos del british rock. Acusticas para "Saint", sabor americano, carretera y manta, cruzando el charco con elegancia y mucha clase. Nueva mirada atrás, con la fantàstica "Just the way you look tonight", canciòn que me enganchò desde un primer momento, con su ritmo pegadizo a los primeros Stones.

El mismo sendero sigue la rockera "Wild bunch", con esencias del mejor Springsteen, que ya quisiera hacer algo parecido a esto actualmente,  y amigos, que bien suena Ian, que fuerza tiene este tipo, que gran disco se ha sacado de la manga en la era de la mediocridad que vivimos. "Ta shunka witko (crazy horse)"  es mas eclectica y experimental, como una oración india en una taberna de Belfast, o algo así, jajajja. 


En "I don't know what you want" vuelve a rockear duro, con intensidad, con la garra del que se sabe poseedor del don para hacer rock and roll sin fisuras. Cierra este disco con otro fantastico tema, "Life", poniendo la vida en el empeño, en un tema íntimo, dandote la posibilidad de disfrutar del esplendor que te puede ofrecer una canción cuando sale directa del corazón. Ian Hunter merece ser actualidad, porque se ha marcado un muy buen disco, de esos que no debe faltar en la colección de cualquiera que guste del buen rock and roll. El aroma del rock británico, siempre garantia de clase, de muchisima clase cuando hablamo de gente de este calibre, es la mejor medicina.


No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...