Etiquetas

lunes, 24 de septiembre de 2012

MR. BIG -SALA CUSTOM, SEVILLA 27/10/11

mr_big

Hace casi un año, cubrí para Rock in Spain el concierto que dieron en la sevillana Sala Custom. Hoy lo rescato para el blog.

MR. BIG: AND THE BAND PLAYED ON
El supergrupo por excelencia del hard rock de principio de los 90 aterrizaba en la capital hispalense. Realmente no era un buen dia: Martes, y tampoco buena fecha: final de mes, pero la remozada sala Custom colgaba días antes de la celebración del concierto el cartel de no hay entradas, algo que siempre es una gran noticia para el mundo del rock, sobre todo si queremos que las bandas no se limiten al circuito de ciudades habituales.

A pesar de estar metidos oficialmente en el otoño, la calurosa noche sevillana, invitaba a una noche de musica, con una banda muy esperada por muchos. 20 años han pasado desde que salieran a la palestra Mr. Big, y es esperanzador, que a pesar de muchos de los asistentes son supervivientes de aquella epoca, ver tambien gente joven entre el público.
Reconozco que me asaltaban algunas dudas ante la visita de estos cuatro genios, Mr. Big son como un Ferrari, o al menos eso decian sus piezas, pero había que ver como funcionaba el conjunto en si. Es complicado, cuando músicos de la calidad de éstos, acostumbrados a no poner topes ni límites a sus canciones, tienen que funcionar como banda, y sin lugar a dudas, Mr. Big funcionan como un Ferrari bien engrasado.

mrbig2a

Otra duda que me asaltaba era como sería el sonido de la banda, desgraciadamente, sus temas mas melódicos les funcionan como carta de presentación, pero Gilbert, Sheenan, Torpey y Martin sobre el escenario demuestran que lo suyo es el hard rock a toda potencia. A las diez en punto saltaban sobre el escenario de Custom arrancando a toda velocidad, con un inicio vertiginoso y calculado, que rápidamente se metió a la gente en el bolsillo. Daddy, Brother, Lover, Little Boy, Alive And Kickin' y  Green-Tinted Sixties Mind, son tres temas que cualquier fan del hard rock reconoce a la primera, y que contribuyen a calentar el ambiente desde el inicio.

La banda se sentía cómoda sobre el escenario, y eso se notaba, mucho Eric Martin, a pesar de que siempre me ha parecido el miembro más apático de la banda, o al menos, esa impresión me ha transmitido, estuvo muy suelto, bailando y conversando constantemente con el público Además, muy bien de voz, tanto en canciones más melódicas y apropiadas a su registro, como cuando tenía que forzar más.

mrbig3a

Poco a poco fueron cayendo todos los clásicos de la banda, intercalados con temas de su nuevo album, cosa de agradecer. Las miradas de la mayoría de la gente estaban en Paul Gilbert, como la gran cantidad de cámaras fotográficas que poblaban la sala. Este tipo es un portento, saca sonidos casi imposibles y parece costarle tanto esfuerzo como tocar cumpleaños feliz con un PT1, a pesar de que procura no robar demasiado protagonismo al resto de la banda, no puede evitar ser el centro de las miradas, sobre todo en cada solo, donde roza el paroxismo.

Otro punto fundamental es Billy Sheenan, el bajista es el alma de la banda, capaz de demostrar su calidad y valía a la más mínima y al segundo siguiente formar parte de una de las bases rítmicas más milimétricas que te puedes echar a la cara. Su compenetración con Gilbert es total, y ámbos se dedicaron a hacer las delicias del público con sus piques en los solos y la interactuación que ámbos llevan.

Undertow, American Beauty, Take Cover, un muy celebrado Just Take My Heart, iban cayendo, intercalado con los solos, y alguien a quien no hay que olvidar. Pat Torpey es el hombre en la sombra, pero su pegada y ritmo es fundamental en la banda. La banda cada vez esta más a gusto, y siguen lanzando andanadas como Once Upon A Time, A little Too Loose. For You, una grandisima Road To Ruin acompañada de otro de mis temas favoritos de Mr. Big, Temperamental, que ponia la sala patas arriba
mrbig4a

Por poner un pero, al menos para mi gusto, quizás abusan de los solos, lo que a veces para un poco el ambiente, a no ser que seas un fanático del instrumento, pero también hay que reconocer que todo el mundo espera ver el lucimiento de gente como Sheenan y Gilbert. Continuan cayendo temas, Price you gotta pay, -genial-, y durísimo Take a walk, y si ya habíamos disfrutado del solo de guitarra de Gilbert con toda la demostración de lo que es capaz de hacer, ahora tocaba el turno de Sheenan, que también dejó claro que hay casta y clase, y tras su solo, Gilbert se le une, ámbos comienzan a juguetear con el riff de Addicted to that rush, provocando la locura en la sala.

Retirada a camerinos -algo que cada día me gusta menos, si es evidente que van a salir y volver a tocar, para que ese paripé, en fin, cosas del rock and roll-, y vuelta para encarar el tema que les dio fama mundial, To be with you, con toda la sala cantandola, y aqui para mi, una pequeña decepción. El sonido durante toda la actuación fue muy bueno, a pesar de la saturación que podrían producir tanto Gilbert como Sheenan, en ningún momento tapaban a Martin ni a Torpey, pero en To be with you, el bajo estaba demasiado alto, posiblemente al utilizar Gilbert la acústica, lo que hizo que todo lo que se escuchara fuese el sonido que salía de manos de Sheenan, aun así, el público disfrutó y coreó el tema como si fuera suyo, que a fin de cuentas lo es.


mrbig9a

Tras el relax, más tralla con Colorado Bulldog, todo mostraba que esto llegaba a su fin, cuando para fin de fiesta, Gilbert se coloca en la batería, Martin se cuelga la guitarra, Torpey el bajo y Sheenan a la voz encaran un coreado Smoke on the water, stop, vuelta a cambiar, Martin al bajo, Sheenan a la guitarra -solos incluídos- y Torpey a la voz para terminar un show que duró dos horas y diez minutos, algo también de agradecer en estos tiempos, en los que muchas bandas cada vez acortan mas sus set lists. Sevilla se llevo un gran recuerdo de Mr. Big, y seguro que la banda también del público que poblaba la sala, cuyas caras, mostraban la satisfacción por un buen concierto, de una banda, que debo reconocer que me sorprendió, no por la calidad, que ya se les suponía, sino por su buen hacer sobre el escenario y sus ganas de agradar.


Fotos y texto: Carlos Tizón
Publicado en Rock in Spain

 

No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...