Etiquetas

miércoles, 19 de septiembre de 2012

THE WIDOWBIRDS -SHENANDOAH


Times are changing cantaba Dylan, y tiene razón el viejo Zimmerman, el mundo cambia a pasos agigantados aunque sea a marchas forzadas y no siempre en la dirección correcta, como leí hace poco en twitter, pensábamos que la serie Cuéntame nos pillaría, y vamos a ser nosotros quienes pillemos a la serie. Sin embargo, no siempre mirar atrás es malo, y en el mundo del rock, cada vez es más frecuente el encuentro con las raíces, con el pasado, con aquello que dio vida y gloria a esta música que nos envenena el cuerpo.
Vivimos en una época metida de lleno en la tecnología, pero el hombre necesita ser hombre y volver a sentirse desenchufado de la máquina, volver a sentir, reír o llorar, y ese es el cometido de una canción. Cuando al escuchar un tema, se mete de lleno en tu vida y forma parte de ella, ya sea porque te divierte, te levanta, te hace reaccionar, amar o sufrir, es que estamos volviendo al cuerpo a cuerpo, a la realidad de que lo importante está directamente vinculado con ese músculo que bombea al ritmo vital del rock and roll, al menos en nuestro caso.

Y escuchar el tema "My time" de los australianos The Widowbirds me ha hecho saltar las alarmas y decir, wow, esta canción me cala hasta los huesos. Habrá quien achaque que tantas bandas recurran al rock más desnudo como una escapada hacia atrás, una falta de ideas, y ni mucho menos, es que estos tiempos que nos tocan vivir piden canciones que te hablen de tú a tú. The Widowbirds, con este "Shenandoah", beben de aquellos sonidos que siempre han formado parte del rock, desde esa inicial "Dust & bones" que transmite muy buenas vibraciones, y te hace trasladarte al fuego de una hoguera y unos viejos amigos. Sonidos cristalinos los de "Go down" con ecos Stones que se dan la mano con una guitarra que arde por momentos.



Imposible no rendirse ante "Sweet Mary lady", con un inconmensurable Simón Meli, que ya nos alegró la vida con Oh Laa Laa, en las voces y unos coros fabulosos. "Rumble in the Alley" sigue los senderos del classic rock, con todo su sentimiento mas soul, convirtiéndolo en uno de mis temas favoritos de este disco. "Tonight we ride" con sus guitarras de sentimiento bluesys o "Lay your love", que me traen a la memoria a The Black Crowes, o lo que es lo mismo, Faces y todo el buen rock. Ante "My time" reconozco caer rendido, puro feeling oigan, no hay más que decir, escúchenla, juzguen y déjense enamorar por sus melodías.

De ahí hasta el final del disco, más de lo mismo, es decir, acústicas que saben a gloria en los siete minutos y pico de "Still life", canciones sinceras y sin aditivos, como la bella "Follow me down" o "Time we gotta move on". Australia siempre ha sido cuna de grandes bandas de rock, y aunque durante mucho tiempo, el aussie rock o el power pop fueron santo y seña, ahora con gente como The Widowbirds o Dirty York, están dejando claro que han bebido los clásicos del rock en vaso grande como en el resto del mundo.

Publicado originalmente por el menda en Rock In Spain

2 comentarios:

sanfreebird72 dijo...

Tomo nota. He vuelto. Te agradeceré actualizes mi link. Gracias
www.sfb72.blogspot.com
Saludos

Nortwinds dijo...

eso esta hechò, y es una gran noticia tu regreso

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...