Etiquetas

martes, 2 de octubre de 2012

C.O.C......CORROSION OF CONFORMITY 2012

Si hay una banda realmente grande dentro del mundo del metal, aunque la mayoria se empeñe en no reconocerlo, son sin lugar a dudas,  Corrosion of Conformity. Formados en el 82, con 7 discos y varios e.p.´s a sus espaldas, reconocidos como influencia por multitud de bandas, incitadores natos de todo ese sonido pantanoso, hibrido crossover, desde su sonido hardcore/thrash de sus inicios, algo que cambió con la entrada de Keenan en los 90,introduciendo en la banda toda la maestria aprendida de dios Iommi y los ritmos pesados que han ido apoderandose de su música.

Ahora vuelven, con su octavo disco, llamado igual que la banda, y que demuestra que siguen siendo los putos amos del invento. A pesar de que Keenan ya no está con ellos, centrado en otra de las bandas fetiches de este blog, Down, al menos nos reconfortamos con  el regreso de Mullin a los parches, no hace mas que aumentar el interes por la nueva andanada de la banda, doce temas mas uno, dejando atrás la precipitación por el exito, y mostrandose tal y como son, una maquinaria perfecta construida para arrasar a su paso. 


Retomados en formado trio, con Dean encargandose de las voces, siguen mostrando su querencia por el groove y la contundencia Sabbath, sin dejar de lado los arrebatos que les recuerdan sus origenes mas hardcorianos. Desde la inicial "Psychic vampire", con esos riffs "arrastrados", y esos arranques thrash de sus inicios, dejan claro que C.O.C. no son una banda mas, que pueden acercarse al mundo del doom como autenticos vencedores. "River of stone" es vertiginoso, metalico y crujiente. Los acoples de "Leeches", dejan claro que la vena punk no la han perdido, y en una arrebato de aceleración, se lanzan de lleno al hardcore mas crudo.

"El lamento de las cabras", suena a desierto, a llanuras extensas donde el hombre jamás pondria el pie de no ser para morir. Un inicio con un solo efectivo y precioso, va desarrollando este instrumental que te arrastra hacia esos parajes de desolación. Vuelta de tuerca, con riffs metálicos que brillan en "Tour tomorrow", un tema que a su vez, guiña un ojo a los inicios de la banda, sin perder la comba sabbatica. "The doom" deja clara sus intenciones desde un principio, compases lentos y poderosos a la misma vez, que se van acelerando con el paso de los segundos.


"The moneychangers" tiene mucho groove, con ese riff contundente, quizás uno de los temas mas accesibles de este disco. Los pasajes lentos de "weaving spiders come not here", con un transfondo muy heavy, y asi podria seguir citando todos los temas que faltan, que cada uno con su propia vida, forman un bloque, un conjunto infranquable, lleno de potencia. C.O.C. han dejando un gran disco, que os aseguro que gana con cada escucha. Si el año pasado, Pentagram consiguieron engancharme con su disco, este año, Corrosion of conformity, parecen dispuestos a quedarse con ese rol.

No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...