Etiquetas

miércoles, 10 de octubre de 2012

DOKKEN - BROKEN BONES


La màquina del tiempo existe, està claro, y se llama mùsica. Recordar viejas canciones o incluso, viejos interpretes con nuevos temas, te hace viajar al pasado, recordar momentos, estancias, risas y llantos, historias y anecdotas vividas, que ya forman parte de tu vida, tu caracter y posiblemente, del ùnico legado que dejemos el dia que pillemos definitvamenta la carretera al infierno. Como todo en la vida, uno tiene sus preferencias, esas que marcan pequeños detalles que hacen algo imprescindible. Si analizamos el hard rock de los 80, cuanto bagaje podriamos reunir junto, desde multimillonarios discos a otros que pasaron sin pena ni gloria y ahora son idolatrados en la iglesia de los discos y bandas de culto.

Aun recuerdo aquel Monsters of Rock del 88, en su versiòn U.S.A., en la que Van Halen, Scorpions, Dokken, Metallica y Kingdom Come mostraban el màximo esplendor del rock duro. Y tambièn recuerdo, como aqui mucha gente no llegaba a comprender, que Metallica tocasen antes que Dokken, que en nuestro pais no se encaramaban a los primeros puestos en cuanto a gustos, mientras en USA vendian discos a millones. Y sin embargo, para mi era un orgullo, porque siempre fui fan de la banda de Don Dokken, desde que me comprè aquel vinilo del "Tooth and nail" si saber quienes eran estos tipos,  y quedè enganchado a la forma de tocar de George Lynch y la forma de cantar de Don.


Y es que si algo tenia de especial el hard de los ochenta, es que con solo escuchar el primer riff o la primera melodia sabias quien tocaba o cantaba,  a pesar de que muchas bandas rodasen sobre el mismo sonido, todos lo grandes tenian su propia personalidad. Volviendo a Dokken, "Tooth and nail" se convirtiò en esencial para mi, luego pille "Under lock and key", que me pareciò demasiado edulcorado, pero volvì a correr a comprar "Back for the attack", otro de esos discos que adoro de principio a fin. Recuerdo que cuando haciamos alguna fiesta, el que se encargase de la mùsica, siempre grababa temas de Dokken en la cinta, porque eran los que me molaban a mi.

Pasaron los grandes tiempos,  el hard rock cambiò de divisiòn, y solo los que realmente tenian facultades o ganas de seguir, mantuvieron la fe. Dokken persisitiò, a pesar del fantàstico disco en solitario de Don (Up from the ashes), y de la marcha despuès de un millòn de peleas de Lynch, el intento de llevarse el nombre Dokken y no se cuantas movidas mas. Los enfrentamientos en el seno de la banda eran de dominio pùblico. Jeff Pylson queria cantar y Don no le dejaba. Curiosamente, seria Mick Brown quien cantase un tema en el disco "Erase the slate",  en "One" para se mas exactos. Otro enfrentamiento curioso, fue cuando les ofrecieron participar en la banda sonora de Pesadilla en Elm Street, y Don llegò con un tema y la banda con otro.


Ecos de reuniòn, proyectos entre Lych y Pilson que nunca terminaban de romper, y Don Dokken con su banda, siguiendo lanzando discos, con mayor o menor fortuna y sin para de girar, han sido la tònica durante todos estos años, decadas mejor dicho. Yo tuve la suerte de cumplir uno de mis sueños, ver a la banda en directo, ya sin Lynch, pero con un Alex de Rosso que cumpliò a la perfecciòn, un Don corto de voz pero que llenaba el escenario y un Wild Mick Brown que hacia honor a su  apelativo . La actual formaciòn, que ya lleva bastante tiempo rodando, con John Levin, (en la banda desde 2004) un guitarrista que a mi personalmente me parece sobrado de buen gusto a la hora de tocar (y tampoco vamos ahora a hacer comparaciones) y un Barry Sparks al bajo que cumple de sobremanera, junto a Don y al multiempleado Brown.

Ahora lanzan este "Broken Bones", que curiosamente sale casi a la vez que el de la banda formada de nuevo por Lynch y Pilson, Tooth and Nail, que no solo han cogido un nombre de clara referencia a Dokken, sino que ademàs en su disco, en vez de demostrar que pueden ofrecer, han intercalado temas nuevos con viejos exitos de la banda. Ok, se me ve el plumero, pero siempre estuve del lado de Don, y mas frente al cara dura de George Lynch. Como decia, Dokken lanzan en este 2012, "Broken bones", que estoy de acuerdo,  que no saldrè corriendo a la calle gritando, motherfuckers, Dokken han vuelto a la ciudad, pero que en su rollo melòdico en el que se ha asentado Don en los ùltimos tiempos, te deja un mas que buen sabor de boca.


El inicio guitarrero de "Empire" emula viejos tiempos, con un Levin que hace un grandisimo trabajo, en uno de esos temas que nada mas escucharlo, ya sabes que son Dokken. El tema "Broken bones" vuelve a recuperar el sonido mas puro de la banda, con ese inicio de guitarras, mientras Don navega por mares mas melòdicos e inclusos modernos, recordando a algunas canciones de final de los 90 que grabaron. Es curioso, porque esta canciòn es como una mezcla de dos decadas diferentes. "Best of me" muestra un caracter mas oscuro para rapidamente perderse entre melodias y coros. Puro hard rock en "Blind", y esa inconfundible forma de cantar de Don, con un toque mas setentero en el estribillo. 

Gran arranque de guitarras en "Waterfall", un nuevo guiño a los momentos mas noventas de la banda, mezclado con las grandes dosis de melodias que contiene el disco, y es que Don parece sentirse mucho mas comodo en esas tesituras actualmente, que tratando de forzar su garganta. "The victims of the crime", tiene un rollo Led Zeppelin que la verdad, es que les queda de escandalo. "Burning tears" es hard melòdico, repleto de clase, apuntando hacia los tiempos de "Under lock and key". No deja de ser curioso, que hayan decidido incluir una versiòn en este disco, y ademàs sea "Today" de Jefferson Airplane, que dicho sea de paso, les ha quedado bastante bien.


"For the last time" es un tema de escuela ochentera pero sin la grandilocuencia de la època, de nuevo con unos riffs fabulosos y un estribillo, que para mi gusto, le falta algo de fuerza para ser matador. "Fade away" es otro fantastico tema, que quizàs tambièn le falte algo de fuerza, o mas bien yo la eche de menos, porque este es el camino que han decidido elegir Dokken. Cierran con "Tonight", y ese ritmo trepidante tan caracterìstico de Dokken, guitarreo sin par y busca el estribillo. Es evidente que no serà el disco del año, que muchos le van a encontrar mil y una pegas, y que yo soy un fan subjetivo de la banda, pero a mi me ha gustado este disco, seguro que lo voy a disfrutar bastante. Don està preparando un proyecto con Michael Schenker y el propio John Leven.

Ya Don habia colaborado antes con Schenker, incluso llegò a escribir letras para los tres discos "Thank you " del alemàn, que finalmente terminaron siendo instrumentales. Veamos a que puerto llega esto, porque los integrantes son de lujo, la carretera que van a tomar, algunos rumores hablan de caminos que no me van a  gusta demasiado. Mientras tanto, vuelvo a poner "Broken bones" y a ver si en estos dias os hablo de Lynch, Pilson y su Tooth and nail.

1 comentario:

King Piltrafilla dijo...

Uno de mis grupos favoritos. Lynch es genial, pero en cuanto a actitud yo también me quedo con Don.
Yo escuché primero el Under lock, luego -alucinado- busqué el Tooth y más tarde me quedé prendado del Back for the attack que me regaló mi hermana. Incluso les vi en directo como teloneros de Accept -si no recuerdo mal- allá por los 80 :).
Lástima que con este álbum se pone fin a la historia de una banda.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...