Etiquetas

martes, 20 de noviembre de 2012

MESHELL NDEGEOCELLO- POUR UNE AME SOUVERAINE -A DEDICATION TO NINA SIMONE


No se si os pasará, pero después de una sobrecarga de riffs, automedicada, faltaría mas, a veces necesito desconectar un rato con otro tipo de música, totalmente alejada del rock mas potente, otras tesituras diferentes, con las que coger una bocanada de aire, y volver a prepararme para abrir los infiernos a base de guitarras afiladas, que es lo que me alimenta cada día. No es la primera vez que hablo de soul en el blog, y también he mencionado alguna que otra vez, mis incursiones en el jazz, música que curiosamente, descubrì gracias a un heavy. Jose, bajista de Saurom, y amigo desde hace muchísimos años, durante una temporada se empeñó en pasarme discos de Jaco Pastorius, que me fueron encendiendo el interés, pero lo que realmente prendió la mecha, fue cuando me pasó, "A love supreme" de Coltrane e "Inside out" de Chick Corea y su Electrik Band.

No soy un entendido del género, ni de lejos, solo un simple aficionado, que disfruta sobre todo con las voces femeninas. Aquello me llevò a Billie Holiday, Natalie Cole.......... y mas actuales como Diana Krall o Norah Jones, además de por supuesto, todos esos grandes instrumentistas, como Miles Davis, Dizzie Gillespie, Count Basie (un tipo que me enganchó la primera vez que lo escuche) y toda esa lista de grandes nombres que os podeis imaginar. Por supuesto, tampoco podía faltar Nina Simone, y curiosamente, mi interés por ella, me llevó a descubrir, casi de casualidad, a Meshell Ndegeocello, y a este disco en el que recrea y homenajea temas de la gran Simone.


Meshell, cantante, compositora y bajista, junto a su banda, compuesta por Chris Bruce (guitarras), Jebin Bruni (teclados) y Deantoni Parks (batería), decidió coger aquellos temas famosos en la voz de Nina, ya porque ella los hiciese famoso, o ya lo fuesen antes de llegar a su garganta,  llamar a algunos amigos, para que le acompañasen en este sentido y bello tributo, que ha dedicado a la inigualable Simone. Junto a Meshell, aparecen en el disco, Sinead O'Connor, Lizz Wright, Valerie June, Toshi Reagon y Cody ChestnuTT, que aportan calor a un disco en el que puedes cerrar los ojos, dejarte llevar y perderte en su melodías y la voz de Meshell.

Abre con "Please don`t let me be misunderstood", que suena íntima, suave y a la vez no pierde la fuerza intrínseca que tiene esta canción, gracias a la voz de Meshell, profunda y personal. El clásico de Leonard Cohen "Suzanne" se amolda perfectamente a su timbre, junto a la grandísima forma de tocar de la banda, que le imprime un ritmo con algún aire latino que la da mucha vida. En "Real real" viene la primera colaboración del disco, de la mano de Toshi Reagon, en un duelo de calidez y sonidos americanos de la mano del propio Toshi.


Junto al propio Toshi, atacan una buenisima versión de "House of the rising sun".  "Turn me on" te llega al alma, suave, sencilla y a la vez compleja. "Feelin' good" nos presenta a una Meshell vulnerable, dejándose mecer por la música, difícil no caer en su red. Sinead O'Connor hace acto de presencia en "Don't take all night", en un dueto que suena muy bien, pero que quizás, adolece para mi gusto de la intensidad que tienen otros temas de este disco. "Nobody's fault by mine" junto a Lizz Wright recupera ese poder de atracción, junto a esa guitarra que deja flecos bluesys. 

Valerie June se une a Meshell para echarse a la cara "Be my husband", dándole un tono de pop sesentero. Valerie también comparte "Black is the colour of my true love", intensa y oscura, lenta y angustiosa. "See line woman" tiene ese rollo funkie, al que se apunta Tracy Wannomae. "Either way I lose", suena actual, sobre todo por ese piano y esos coros, que la llevan a nuevas generaciones. "To be young , gifted and black" cuenta con el derroche soul de Cody ChesnuTT que le imprime el de Atlanta.


Un disco dedicado a Nina Simone, tenia que terminar con "Four women", sin lugar a dudas, que suena épico, y pone la piel de galllina, con el tono de voz y la música de una de esas canciones que hace grande a quien sabe interpretarla. Un buen disco, para disfrutar de la voz de Meshell, de su forma de tocar y la de sus compañeros de banda, que saben perfectamente lo que se traen entre manos, y por supuesto de un repertorio de ensueño, de esos que nadie puede rechazar.

1 comentario:

TSI-NA-PAH dijo...

Me encanta Meshell, sobre todo su versatilidad musical.Este disco es tremendo, le tengo para mi lista de los mejores del año. Una diferente manera de enfocar un repertorio ya muy versioneado.Pero M'Shell le da una vuelta mas a la tuerca.
A+

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...