Etiquetas

martes, 6 de noviembre de 2012

SERIE Z 2012 - DIA 1 VIERNES 02/11 - PART II


Despuès del primer atracòn de rock and roll, con Bonafide y Kentucky Bridgeburners, trasegar algunas cervezas, mirar los stands y charlar, compartiendo puntos de vistas sobre el rock y lo que se ponga por delante, llegaba la hora de Leaf Hound, que para mi eran toda una incognita, tengo que ser sincero. Suelo sentir cierto resquemor ante las reuniones o resurecciones de bandas mìticas, y mas aun, cuando por muy buenas que fueran, en su tiempo, se quedaron copando un discreto segundo plano. Es evidente, que cuando vuelve una de estas bandas, aunque no sean los mùsicos originales, si que suelen ser mùsicos de gran nivel, y por supuesto las canciones estàn ahì, pero siempre queda la duda, de si seràn capaces, al menos de recrear la magia de sus mejores momentos.


Leaf Hound

Conocia el "Growers of mushroom", y por supuesto, lo habia revisitado al enterarme de que la banda de Peter French, estaria sobre las tablas del Serie Z. Ya sabeis que soy un apasionado del rock de los 70, por lo que la predisposiciòn de por si, ya era buena, pero amigos, brothers and sisters, hijos del rock and roll, Leaf Hound convirtieron su actuaciòn en pura magia, derrochando una cantidad espectacular de clase y elegancia, de esa que solo està al alcance de los elegidos. Con un bajista, Pete Herbert, cuyos movimientos podian recordar a Flea, y que era una autentica bestia, sumandole un bateria milimètrico, Jimmy Rowland y un joven guitarrista, Luke Rayner, destilando buen gusto y tecnica a partes iguales, y en abundancia.

Todas las dudas se despejaron desde la primera vez que pude comprobar el estado de la garganta de French, simplemente alucinante, parecia que no habian pasado los años por el, y si os soy sincero, no puedo imaginar, como cantaria este tio hace 30 años, si aun es capaz de mantener esa forma. Fueron alternando temas de su mìtico "Growers of mushroom" con otros de su mas actual, "Unleashed", e incluso un fantàstico cover de "Breakthrough" de Atomic Rooster.


Si, evidentemente, French fue el gran protagonismo, es justo destacar a Luke, con unas maneras a pesar de su edad de guitarrista de la vieja escuela, y que es parte fundamental del gran retorno de Leaf Hound, porque este tio, tiene eso que te hace sentirte hipnotizado ante el sonido que sale de sus seis cuerdas. Fueron cayendo ante el delirio general, temas como "Work my body", "Drowned my life in fear", "The man with the moon in him", "Stray", "Freelance fiend" o "Too many rock and roll times", todos con un feeling y una precisiòn, solo al alcance de los grandes, aquellos que saben que tienen mucho que decir y que atesorar.

Esta claro, que uno de los instantes mas comentados de la jornada, al menos por los que se encontraban cerca de mi, mis colegas Ismael y Juan, y mi compadre Lolo, con Marta, Drefel y Jose Luis, fue la actuaciòn de Leaf Hound, que dejo a muchos -servidor el primero- con la boca abierta, y deseando de llegar a casa, para volver a enchufar sus discos y rememorar el concierto que dieron. Felicitar a los dos Juanes, por tener el olfato de traer bandas asì, por las que a priori, nadie apostaba a la mayor.


The Flaming Sideburns

Normalmente, la felicida viaja por barrios, como se puede decir, y la mùsica, afortunadamente, no son matemàticas, por mucho que algunos se empeñen en encontrar la cuadratura del cìrculo rockero, yo, zopenco de toda la vida, al menos no soy capaz. Lo que para uno puede ser la canciòn de su vida, otro cambia sin nisiquiera escuchar un solo minuto. Un ejemplo claro, hablando con dos personas diferentes sobre Leaf Hound, una me decia, que aunque habian tocado de puta madre, no habia conseguido meterse en su mùsica. A la vez, otra me decia que se habia emocionado hasta limites insospechados con la banda de Peter French. ¿Quien tenia la razòn? Pues evidentemente ambos.

Tenia ganas de The Flaming Sideburns, lo reconozco. Su rock and roll garagero, es idoneo para momentos festivos, y sus discos, sin llegar a ser estandartes de mi discografia, si que me hacen disfrutar de lo lindo, con sus ritmos desenfrenados, reconociendo, que me encuentro mas a gusto en su faceta rockera old school, que cuando sale a relucir su vena mas punk. Es curioso, porque siempre que escucho a la banda, me viene a la cabeza Tarantino, ese tipo de relaciones que hace la mente. The Flaming Sideburns se plantaron en el escenario, con un Speedo Martinez desbocado, que no parò de moverse, saltar y hacer el pino ni un momento, mientras demostraba haber estudiado al dedillo, cada movimiento de Mick Jagger.


Es muy complicado no disfrutar de la mùsica de los finlandeses, y ver las caras de la mayoria de la gente que se agolpaba alrededor, es la mejor muestra de ello, pero a mi me dejaron un sabor agridulce. No es que esperase mas, ni mucho menos, pero me faltò algo de conexiòn con ellos. Cuando son tantas horas acumuladas, a veces el cansancio hace mella, y puede que eso me pasara con The Flaming Sideburns, con quienes no termine de conectar al 100%, incluso se me hacia un poco pesada la actuaciòn de Martinez, bastante desfasado, incluso un par de veces estuvo a punto de golpear al bajista, que estaba en frente mia, y que le dedico un par de miradas poco agradables. Aun asì, nadie les puede reprochar nada, y como dije antes, esto es lo bueno del rock, que cada cual lo percibe a su manera.

Martin's Turner Wishbone Ash

Al igual que con Leaf Hound, con los Wishbone Ash de Martin Turner - tenia reservas en cuanto a lo que me iba a encontrar sobre el escenario, y como iba a reaccionar ante el repertorio, vamos, dicho con otras palabras, que si la banda se complicaba con temas lentos y complicados desarrollos, puede ser que Morfeo se llevase la partida de calle, no nos engañemos. Pero no, y eso, que al principio estuvo la cosa asì, así, pero en cuanto la banda se fue sintiendo còmoda en el escenario, pude comprobar que aquella iba a ser otra de esas noches para recordar, y hacer una muesca mas en los grandes grupos que han desfilado ante mis ojos.


De impoluto blanco saltaba Martin Turner, flanqueado por una banda increible, que pronto dieron prueba de su talento tanto instrumentalmente, como vocalmente, consiguiendo atraer la atenciòn de la mayoria de los que se habian acercado hasta el escenario. Està claro, que aquellos àvidos de los sonidos mas ràpidos o rockeros, no los verian como un buen plato, pero todo el que se dejò llevar por los acordes de temas como "Throw Down The Sword", "The King Will Come", "Sometimes World" o la maravillosa  "Warrior", disfrutaban como nunca. Martin Turner no dejaba de hablar e incluso bromear, comentando lo lluvioso del dia, y que en vez de en España, parecian estar en Londrès.

No faltaron canciones como "Blowing free", "Ballad of the bacon", mi favorita de toda la actuaciòn, una rockera "rock and roll widow", "No easy road" o ese final apoteosico con "Jailbait", mientras veias como unos tipos que estàn curtidos en mil batallas, y han pisado escenarios de distintos pelajes, siguen diviertiendose como el primer dia. Esta claro que no eran los originales, y aquellos que pudieron disfrutar en su dia de la formaciòn original, comentaban que lo habian echado de menos, pero yo debo confesar, que salì embrujado ante la destreza y elegancia que emanaban Martin Turner y los suyos.


Primer dia de festival finiquitado, con cara de satisfacciòn y sin saber aun, el increible segundo dia que nos esperaba. Reseñar que la organizaciòn de diez, sin hacernos esperar entre banda y banda, gente maravillosa en las barras, y por supuesto, que mas se puede pedir que escuchar rock and roll, con unas copas y rodeados de buenos amigos, con los que compartir interesantes conversaciones y risas a raudales, en estos dias, en los que las redes sociales sustituyen al imprescindible face to face, pero que afortunadamente, para muchos, estas redes han conseguido que hombro con hombro, podamos disfrutar del rock, que es lo que nos mueve. Asì termina la crònica del primer dia, proximamente, la del segundo.


2 comentarios:

LVH dijo...

Ayer le comentaba a Marta que no consigo (ni quiero) quitarme de la cabeza a Leaf Hound, quizás más que algunos, y las ganas que tengo de volver a verlos. Fue uno de los conciertos más mágicos que he visto en mi vida y lo de Peter French es algo que todavía me tiene sin palabras (y vaya tío más amable y simpático).

Mr. GorDT dijo...

Leaf Hound, que bueno, esas bandas de los 70 que sacaron algunos discos maravillosos sin mas repercusion, pero que ahora dan grandes conciertos, profesionales sin duda ellos.
La verdad que supongo que la cantidad de horas afectaria a muchos al final del dia con Wishbone Ash, no por nada, solo que no es un concierto tan dinamico para ciertas horas, pero bueno, seguro que merecio la pena.

Saludos!!!!!

Mr. Sabbath

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...