Etiquetas

miércoles, 7 de noviembre de 2012

SERIE Z DIA 2 -SABADO 03/11 PT I


Las expectativas para el segundo dia eran muchas, y grandes.El dia prometia y mucho, y despuès de lo vivido el viernes, se nos presentaba un sabado mas hard rockero, y con un cartel, que a priori, me parecia mas interesante que el del dia anterior. De nuevo habia que hacer algùn sacrificio, y esta vez los damnificados fueron Igor Paskual, The Soul Jacket y Vanderbuyst. En los holandeses tenia muchas esperanzas, su disco, que ya reseñè en su dia, toda una oda al hard mas clàsico, me ponia los dientes largos, pero problemas logìsticos, unidos al conocimiento de que Y&T tocarian mas de dos horas, lo que suponia un buen puñado de minutos al pie del cañòn durante toda la tarde noche, obligò a dejarlos para otra vez.

Una vez en la sala, visita a la barra, y a la valla, a seguir compartiendo concierto con Sir Lolo Van Halen y tan granta compaña que se encontraba a su lado, nos preparabamos para disfrutra del show de White Cowbell Oklahoma. Llevo tiempo reivindicando a estos tipos, y mas su directo, que si enlatado sonaba de maravilla, como demostraba su "Viva Live Locos", en directo debian ser una apisonadora en forma de estampida de vacas locas con cencerros blancos. Por lo que casi, sin darme cuenta, me di de bruces con que la banda ya formaba en el escenario, dispuesta a volarnos la cabeza y hacernos disfrutar sin lìmite.


White Cowbell Oklahoma

Cuando los canadienses saltaron a escena, con su formaciòn de bajo, bateria, tres guitarras y un tipo con un cencerro, no pasaron ni 30 segundos antes de que todo el mundo estuviese prestandoles toda la atenciòn del mundo. Su rock de tintes southerns, bañado de rock duro a veces, no podia dejar a nadie indiferente, ademàs de la fiesta que estos tipos montan encima de un escenario. Si del vocalista de The Flaming Sideburns, comentaba que me parecia a veces algo forzado, lo de esta gente era pura diversiòn, y podias ver en sus caras que se lo estaban pasando de puta madre encima del escenario, todo ello tocado de una increible y furiosa forma de toca, redondeaba un gran show, sin lugar a dudas.

Clem C Clemens atrae toda la atenciòn para si, porque ademàs se siente respaldado por el resto de la banda. Estos "gringos locos" no paraban un segundo, descargando y repartiendo adrenalina a cada instante. Fueron cayendo trallazos como "Shot a gamblin' man", "Monster railroad", "Flush in the pocket", "Polecat", "This cracker" o "Cencerro blanco", mientras la banda incendiaba el escenario, literalmente, a base de meter fuego al cencerro, repartia a chupitos entre el pùblico una botella de Jaggermeister, o se zambullian directamente entre la gente, mientras sus furiosos riffs no dejaban de azotarnos, una y otra vez.


"Diabla diabla" y esa joya llamada "Put the south in your mouth" iban dando fin a la actuaciòn de los canadienses, que se cerraba con una speedica y salvaje versiòn de "Speed king", que hacia saltar como locos, tanto a los mùsicos, como a los que nos encontrabamos en frente de aquel rodeo de rock and roll. Corta se hizo su actuaciòn, por la intensidad, el buen rollo y el divertimento repartido a partes iguales, sin olvidar en ningùn momento sus buenas canciones. Estos tios son unos cachondos, pero ademas se sacan de la manga canciones geniales. El murmullo general tras su actuaciòn era de sorpresa, porque posiblemente, nadie esperaba tamaña tormenta sobre nuestras cabezas.

Jim Wilson

Reconozco que soy un fan total de Mother Superior, y que por ende de Jim Wilson. Ademàs su disco en solitario, me engancho desde la primera escucha, por lo que estaba con unas ganas grandisimas de disfrutar de su concierto. Ademàs, tenia ganas de ver, como se lo tomaba, sabiendo el subidòn de adrenalina, que White Cowbell Oklahoma habian desgranado entre las gentes. Y permitidme que os diga una cosa, junto a Y&T, para mi, Wilson fue el gran triunfador de la noche, con un show rockero a mas no poder, muy activo y haciendo lo que mejor sabe hacer, grandes canciones.


Plantado en el escenario, con su power trio, al mas puro estilo de la vieja escuela, saliò decididò a darlo todo, y vaya si lo diò. Sabia que no podia hacer muchas concesiones, que habia mucha gente allì por verle, y Jim y su Gibson se lanzaron a por todas, con un sonido muy bueno y limpio, resaltanto tanto su labor como guitarrista y como vocalista. Fueron cayendo temas de su primer disco, que no recordò que tambièn habia sido editado en vinilo, temas como ese grandismo "Bleeding", "Things are looking up"  o "Cry now (pay letter)", y la verdad es que alucine a lo grande, y creo que no yo solo.

Dan Baird & The Homemade Sin

Hay una cosa que tengo muy clara, apostar por alguien como Dan Baird, es apostar sin lugar a dudas a caballo ganador, un tipo que lleva dejando sudor por los escenarios varias decadas, y que hace de su mùsica el decalogo imprescindible para comprender el rock and roll en su estado mas puro. Si a eso le sumas, una banda como The Homemade Sin, y un repertorio basado en lo propio, Georgia Satellites y lo ajeno, si no disfrutas en sus conciertos, es que algo falla, porque es dificil de comprender, sobre todo, viendo la forma que tienen estos tipos, con Dan en cabeza de comerse el escenario.


Fueron desgranando temas como "I love your period", "T for Tuesday", "All over but the crying", "Keep your hands to yourself", "Young face" o "Damn thing to be done", ademàs de ir intercalando "I wanna be sedated", "Proud Mary", a Purple...., lo que hacia que mas disfrutasemos y desaramos que no acabara nunca el show. Los Homemade sin son pura dinamita, su compañero en Georgia Satellite, Mauro Magellan, junto a Keith Christopher y Warner Hodges (los dos americanos con mas pintas de britànicos que me he echado a la cara), capaces de seguirle el juego a la perfecciòn a Dan. Para finalizar, un contundente "Rocking in the free world", y todo dios desgañitandose como locos, no era para menos.

No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...