Etiquetas

miércoles, 7 de noviembre de 2012

SERIE Z DIA 2 SABADO 03/11 PT II


El sabado estaba pintando de una manera increible, de momento era casi imposible poner algùn pero a las bandas que habian pisado el escenario -al menos las que yo habia visto-, y faltaban dos de los platos fuertes del dia, por distintas razones, o quizàs no tan diferentes. Llegaba la hora de una de las bandas que debian haber reinado en los 90 junto a Blind Melon, al menos desde mi parecer, Warrior Soul. Tras su regreso en 2008, los de Kory Clarke eran una de esas bandas que tenia ganas de ver en directo, algo me decia que tenian que ser arrolladores.

Warrior Soul

Llegaba la hora, y es curioso, porque pese a ser una banda con ya bastantes años a sus espaldas, era multitud de gente joven la que se agolpaba en las primeras filas para disfrutar de su descarga y cantar todas sus letras, lo que indicaba, que Warrior Soul habian arrastrado gente al Serie Z de este año. Desde un primer momento, quedò claro que la banda estaba dispuesta a derrochar toda su pose de agresividad posible, algo que quedo acentuado con la salida de Kory en plan rock star, ante el delirio de buena parte de la gente.


Amigos, bordeamos el desastre, porque tras los primeros acordes, Kory tropieza y se va directo al suelo, con lo que nos podiamos encontrar, con que el irascible vocalista tomase las de villadiego, o que tradujese aquel cabreo impresionante, en un derroche memorable de mala hostia encima del escenario. Y por fortuna, suciediò lo segundo. Kory no perdiò el mal humor ni un solo segundo, rompiò un micro, se avalanzò varias veces peligrosamente, sin dejar de mostrar sus facultades, y respaldado por una banda, que quizàs contagiada por la rabia y la furia de su lider, tocaban como si se les fuera la vida en ello.

Le comentaba allì mismo a Sir Lolo Van Halen,  que con la intensidad y velocidad que estaban tomando, se bebian el set list en un cuarto de hora. Incluso el propio Kory tuvo que pedirle al bateria que bajase un poco el ritmo porque aquello se estaba convirtiendo en un desfile sin regreso al infierno. Repaso a sus exitos, fueron desgranando "The drug", "Rotten soul", "Shine like it" y un ultra violento "Pigs". Como anecdota, contar que cuando la banda se retirò antès del bis de rigor, Cory se largò escaleras al camerino, dejando a la banda con cara de sorpresa, tuviendo que ir a buscar al furioso vocalista, para que volviese a cantar un ùltimo tema.


Evidentemente, Y&T eran el plato fuerte de la jornada para muchos, yo incluido, aunque otros decidieron tomar la puerta de salida y dejar de ver lo que Meniketti y los suyos tenian que ofrecer. Nada mas salir, Dave ya nos decia que este era el ùltimo show de la gira, y que se pegarian dos horas y pico tocanto, asì que solo quedaba dejarse llevar por la mùsica de una de esas bandas, que quizàs no han tenido la suerte que realmente han merecido. En esta gira celebrando el 30 aniversario de "Black tiger" no podia faltar una buena representaciòn de temas de ese disco, pero es que ademàs, nos ofrecieron gran parte de su carrera.

Abrieron con "Black tiger", y fue un no parar, extasis colectivo de viejos hard rockeros entre el pùblico, y de gente mas joven que ha sabido rescatar y apreciar aquellos discos que comenzaron a cimentar lo que fue el rock de sonidos mas duros. Meniketti es un gran vocalista, y un guitarristas de esos que derrochan buen gusto al tocar, ademàs està en una forma tremenda, al igual que el resto de la banda, que no deja de animar el cotarro ni un solo segundo, con sus coros, sus movimientos y sus arengas a la gente.


Ir mencionando la cantida de clàsicos que fueron sonando es una locura, porque incluso los temas de "Facemelter" ya casi son clàsicos de la banda. "Dirty girl", "Meanstreak; "Blind patrior", "Wings of change", "Don't bring me down", "Hurricane", "I believe in you", un impresionante "Midnight in Tokyo", "Shine on", "Rock and roll is gonna save the world".......... y momento emotivo con John Nymann recordando a Phil Kennemore. La comuniòn banda/pùblico era total, todo el mundo entregado, al menos los que sentimos como nuestros, cada acorde, cada riff, cada canciòn de Y&T, con los que hemos crecido y vivido.

Parece mentira, que ya, 38 años despuès de que se formaran, sus temas sigan sonando tan frescos, y Meniketti siga teniendo tanta hambre de escenario como cuando era un chaval. John es su complemento perfecto a la guitarra, y Brad Lang el bajista, no para un segundo con su repertorio de poses hard rockeras y su buen hacer como base rìtmica junto a Mike Vanderhule. La banda se va, y vuelve para terminar de destrozarnos con un bis brutal, con "Contagious" y "Rescue me", que ponian el broche de oro a mas de dos horas de puro hard rock de la vieja escuela, de ese que me enseño a soñar.


Punto final a la ediciòn del 2012 de este Serie Z, que vuelve a afianzarse como uno de los grandes festivales de la piel de toro. Como dije anteriormente, un diez a la organizaciòn, y por supuesto las gracias a Juan y a Cacheda por seguir haciendonos disfrutar del rock and roll en directo, y a todos aquellos que trabajaron, para que estos dos dias fuesen perfectos en todos los aspectos. Las gracias a los que estuvisteis allì, por el buen rollo y la camaraderia reinante, cualquiera que estuviese al lado tuyo, era un buen compañero de convesaciòn en ese momento aunque no os conocieseis de nada. Y gracias a los que con vuestra compañia, me habeis ayudado a disfrutar aun mas de estos dos dias gloriosos llenos de rock. Nos vemos en el Serie Z 2013.


3 comentarios:

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Tuve la suerte de ver a Y&T en 2008, con Kennemore todavía vivo, y el grupo ofreció un concierto similar en duración y emociones al que describes, Nortwinds.

Saludos.

Nathan dijo...

Nortwinds,creo que eres carlos tizon,que le hiciste una foto al tattoo de mi padre,te anoto que contagious me la deidcaron ! para mi es importante pero no cambia mucho el rumbo del cocnierto,conciertazo y esperando que vuelvan a Barna!

Nortwinds dijo...

Cierto Nathan, soy Carlos, y es verdad, os dedicaron el tema, algo que debiò ser indescriptible. Teneis toda mi admiraciòn, es cierto, es facil ser fan de Maiden, Sabbath o los Stones, pero no de Y&T, eso es amor a una banda, perdon, gran banda

un abrazo

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...