Etiquetas

martes, 18 de diciembre de 2012

CELTIC FROST - EMPEROR'S RETURN


Muchas veces, cuando se habla de los primeros tiempos del thrash metal, mucha gente tiende a girar hacia Metallica, Anthrax, Slayer......... y en definitiva, toda la explosión vivida en los States a principio de los 80, y cuando se busca un poco mas atrás, siempre es Venom el nombre que sale a relucir. Y probablemente, sea cierto, tanto el thrash de la Bay Area, como aquella semilla germinal en Alemania, con bandas como Kreator, Sodom o Destruction, fueron la punta de lanza, al menos en cuanto a popularidad. Pero si la mayoria de estas bandas, dotaban al heavy metal de una brutalidad y velocidad, aun no conocida, que se convertia en sangre fresca, para fans avidos de ir un paso mas allá de Accept o Motorhead, el lugar donde el metal comenzaba a convertirse en mas oscuro, oscilaba entre Suecia con Bathory y Suiza con Celtic Frost.

Precisamente los suizos fueron unos adelantados a su tiempo, en muchos conceptos.Tras dejar atrás aquella joya del metal mas oscuro e insalubre, llamada Hellhammer, y un primer mini lp, digno de total adoración, Tom G. Warrior, Martin Eric Ain y Reed St Mark, que debutaba con la banda, grababan este e.p. de sonido correorso y maleficiencia añadida, bajo esa magnifica portada, llamado "Emperor`s return" en 1984, dispuesto a colocarse por derecho propio, como piedra básica de un movimiento, llamado a en poco tiempo, acaparar gran parte de la escena metalica, avanzando sobre unos principios del heavy metal, que aun no habia tenido tiempo de quedar anquilosado.


Si en aquellos dias, las bandas se batian en duelo por ser las mas rapidas y agresivas, "Dethroned emperor", el tema que abre este e.p., es todo un ejercicio de riffs pesados, con  ese sonido oscuro, que lo hace sonar ultra heavy, por la contundencia que conlleva la forma de tocar del trio. "Circle of the Tyrants" es uno de los temas claves de Celtic Frost, donde si apuran por tocar mas rapidos y directos, con ese sonido sucio de guitarras, ayudado por la producción del disco. "Morbid tales" tiene un cierto deje a lo Motorhead, con un Redd St Mark que se convierte en una autentica ametralladora y las lineas de bajo de Martin, presentes como santo y seña de la canción.

El thrash metal duro y cortante, como cabezera y heredero de Venom, es lo que predican con "Suicidal winds", una continua sucesión de riffs que te vuelan la cabeza, a pesar, de quizás no tener esa preponderancia de los tres primeros temas del ep, aun así, se convierte en una pieza clave para comprender que fue del progresivo endurecimiento del heavy metal, cuando se acercaba la mitad de la década de los 80. Cierran con "Visual agression", de nuevo entregados a esa nueva causa que fue el thrash metal, componiendo los riffs mas veloces de todo el e.p.


Celtic Frost, fueron evolucionando con cada disco, con cada canción, dejando claro, que el encasillamiento era algo que no casaba con ellos, hasta llegar a aquel "Cold Lake" que dejó confuso a la mayoria de sus fans. Pero por el camino, nos fueron dejando otras joyas como "To Megatherion" o "Into the pandemoniun", donde dejaban claro, que no eran uno mas del rebaño, y que aquel que decidiese seguirles en su camino, deberia de hacerlo con todas las consecuenciass. Influencia reconocida por multitud de bandas, que se bañaron en el lado mas oscuro del metal y también por aquellas que decidieron innovar y no quedarse dentro de una serie de estructuras.

Pero no solo en el heavy metal se reconoce la labor de los suizos. Gente como Kurt Cobain declaraba su pasión por ellos y la influencia que habian ejercido sobre el. Es complicado decidirse entre aquella primera época de la banda, "Apocalyptic raiders" de Hellhammer incluido, pero este ep, junto a "Into the pandemoniun", donde se desmarcaban con temas como "Mexican radio" o "Tristesses de la lune (Sorrows Of The Moon)" de ser encasillados en la armada del thrash metal, para dejar claro, que cuando hay que saltarse los controles y las fronteras para hacer lo que uno cree que debe, es una apuesta arriesgada que no todos son capaces de afrontar y ganar. Por cierto, de Suiza saldrian otra de las grandes bandas que ha dejado el thrash de aquellos dias, Coroner, pero eso es harina de otro costal.

3 comentarios:

Ofersan dijo...

No controlo su vertiente trashera, pero recuerdo cuando se reconvertieron en hard sleazys en un album de final de los 80,s. Saludos

Anónimo dijo...

El metal se oscurecio tambien en Dinamarca con Mercyful Fate. La Trinidad Malevola junto a los ya mencionados. Desconocia la devocion que sentia por ellos Kurt Cobain, interesante aporte. Son piedras angulares el "Morbid Tales", "Emperor's Return" y "To Mega Therion". Tambien recomiendo mucho el disco que vino a ser su epitafio, "Monotheist". Majestuoso de principio a fin.

Saludos desde México.


El Embrujado.

Nortwinds dijo...

-Ofersan, jajja, si Cold Lake, menuda la que se armó,hubio quien los hubiese quemado con ese disco a lo Whitesnake

-Anonimo, tienes razón, Mercyful Fate fueron de los primeros en impregnar de oscuridad el heavy metal, porque mientras Venom por ejemplo, declararon hace tiempo que lo suyo era todo pose y provocacion, King Diamond si que se tomaba en serio toda esa historia. No los nombré junto a Bathory y Celtic Frost, porque los daneses, siempre me han parecido mas entroncados en el heavy metal clasico que en el thrash, pero aun asi, gracias por el inciso

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...