Etiquetas

sábado, 1 de diciembre de 2012

DEF LEPPARD - PYROMANIA


No voy  a descubrir nada a nadie, afirmado que la epoca dorada del hard rock fue la de los ochenta. Pero si me parece, que mientras que adoramos e incluso a veces sobre dimensionamos muchos de los discos que aparecieron a partir del 86, se tiende a olvidar a muchas bandas y discos que sonaron del 80 al 85, repletos de clase y magia, pero sin el amparo que los medios dieron a todos aquellos que sacaron jugo a la segunda mitad de la dècada. Los primeros años de los 80, aun sin esas luces, que de tanto brillar, acabaron cegandonos a todos, sin las toneladas de brillantina ni de papel couchè, que invadirian todo aquello, cambiando para siempre la forma de entender la mùsica, la forma de hacer hard rock.

Sin duda, una de las grandes bandas de aquellos dias fueron Def Leppard, que ademàs supieron evolucionar hacia lo que vendria despuès, y sentar las bases con "Hysteria" de un género vendedor que quedaria para los restos. Lo mio con Def Leppard, es algo asi como amor/odio. Amor, porque fueron una de las grandes bandas de los 80, con una discografica, practicamente impecable hasta mitad de los 90. Odio, porque se diluyeron en experimentos, cambios e intentos desesperados de estar a la ùltima, para seguir sobreviviendo como unos grandes, cuyo resultados fueron la mediocridad, el olvido y el errar por el desierto del olvido.


Pero antes de que a los Leppard les visitase la desgracia con el fallecimiento de Steve Clark, y de que decidiesen ser Soundgarden, U2 o quienes en aquellos momentos estuviesen en la cresta de la ola, los de Sheffield dejaron para la posteridad, uno de los para mi, mejores 10 discos que jamàs ha parido el hard rock. En el 83, después de que "On through the night" y "High 'n' dry" sentaran las bases, y dejaran claro que Def Leppard no eran una mas, de aquella pleyade de maravillosas bandas, que salian en aquellos dias del Reino Unido, con grandes canciones en los estuches de sus guitarras.

Antes de que el mundo se rindiese a sus pies, Joe Elliot, Rick Savage, Rick Allen, Steve Clark y la entrada de Phil Collen (en detrimento de un Pete Willis, que tenia demaisados problemas en su lucha con el demonio alcohol, y que curiosamente, las guitarras que dejó grabadas para "Pyromania", la banda decidio conservarlas), pero que tan bien se adaptó al sonido de la banda y supo dotarles de su propia personalidad, a la vez de compenetrarse con Clark como si llevaran tocando juntos toda la vida. Bajo el control de Robert "Mutt" Lange, tendian un maravilloso puente entre un pasado mas ligado al heavy rock  y un futuro plagado de éxitos entre las huestes de hard mas melódico. Pero a diferencia de "Hysteria", el fantastico album que les llevaria directo a la gloria, pero que estaba demasiado predemitado y prefabricado, "Pyromania" seguia conteniendo la garra y la fuerza, de aquellos que venderian su alma al propio Lucifer para comerse el mundo.


El disco abria sus ventanas al mundo de la mejor manera con enérgica "Rock rock til you drop" y ese fantástico riff, amén de un Elliot que iba a ser de las ùltimas veces que dejaba ver sus influencias mas Bon Scott en su forma de cantar. La apuesta de la banda era fuerte, jugandoselo todo, y eso solo se consigue llevar adelante con grandes canciones, como "Photograph", que allanaba el camino a lo que vendria luego en "Hysteria", con ese derroche de melodias y esos estribillos, que se convertirian en santo y seña de los de Sheffield, un autentico clàsico a todas luces. Despuès del guiño anterior, de nuevo un arrebato hard rockero, llamado "Stagefright", con esas guitarras que suenan al mejor hard clàsico y un Elliot capaz de ponerse el mundo por montera.

La canción que venia después, "Too late for love" dejaba ver lo grandes que eran estos tios. Un medio tiempo matador con unas guitarras increibles, y la banda exprimiendo al màximo toda su capacidad melòdica sin olvidar el sonido del hard de esos dias. Una de las cosas que mas me gusta de este disco, es esa alternancia canciòn melòdica, trallazo hard rockero que posee, y de estos ùltimos es "Die hard the hunter" con un inicio a base de coros, que repetirian mas adelante hasta la saciedad miles de bandas, y unas guitarras poderosas, junto a una voz capaz de moverse entre ambos mundos. 


Otro de los puntos fuertes del disco es "Foolin'",  que suena moderna y clàsica, como una puerta entre lo que fue y lo que serà, con ese estribillo adictivo y esa estrofa super melòdica. Puro rock and roll es "Rock of ages", cuyo comienzo a mi siempre me ha recordado a Aerosmith, y no por su sonido, no sè, para luego entrar en esa dinàmica de tema esencial para tocar en vivo, con las baquetas de Rick Allen marcando los tiempos de la estrofa. Otro comienzo genial es del de "Comin' under fire", esas guitarras tienen la influencia de la NWOBHM de la que son coetaneos y de la que con tanto ahinco se han intentado apartar siempre, para luego la estrofa junto a un estribillo perderse en grandes dosis melòdicas

"Acition! no words" deja claro la filosofia de la banda en este disco, son los hechos los que mandan, en este caso las canciones, que todas tienen suficiente calidad para no ocupar el odiado puesto de relleno, que muchos discos llevaban muchas veces. Antes de que Aerosmith le diesen una pistola a Janie, los Leppard se la dieron a Billy, para que cerrara este "Pyromania" de manera brillante con "Bill's got a gun" y esos coros de ensueño, junto a ese sonido tan americano, que Mutt Lange supo darle, muy parecido al que sacò con Foreigner.


Luego vendria la gloria con ese disco perfecto y milimetricamente preparado, llamado "Hysteria", que era todo un compendio de grandes canciones y un manual sobre hard rock melòdico, pero que adolecia de la impronta y la espontaneidad que la banda derrochaba aun en "Pyromania". Y aunque todavia mantendrian su nivel luego con "Adrenalize", antes de hundirse en lodazales de los que aun les cuesta salir, para mi gusto, jamàs volvieron a hacer algo tan grande como este disco que se sacaron de la manga y de la mente en el 83, y que sigue sonando en este 2012 fresco y pleno, tanto que sigue haciendo palidecer de envidia a muchisimas bandas que siguieron su camino. En estos tiempos, en los que se debaten en un regreso que nunca consiguen hacer pleno, yo, como muchos de sus fans, nos preguntamos aquello que Elliot cantaba en "Photograph", "Look what you've done to this rock'n'roll clown

3 comentarios:

King Piltrafilla dijo...

Parece que haya leído esta tarde la conversación que hemos mantenido en Twitter unos cuantos. Soy fan de los Leppard, me gustan varios de sus álbumes, pero opino que Pyromania ES EL ÁLBUM.
Y comparto eso de que tras Adrenalize se hundieron en lodazales -ja ja ja- de los que aún no han salido.
Saludos.

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Discrepo radicalmente: el mejor hard rock se hizo en los setenta. UFO, Thin Lizzy, Deep Purple, Led Zeppelin, Black Sabbath… No hace falta seguir.

Saludos.

Nortwinds dijo...

estoy de acuerdo contigo Gonzalo, pero hablaba de la epoca de mayor repercusion del hard, que fue la segunda decada de los 80, algo que hace olvidar muchas veces la primera, por lo demas, lo que comentas es evidente

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...