Etiquetas

domingo, 9 de diciembre de 2012

WHITE FLAME -COUGAR


Nueva andanada desde el frío norte europeo, donde el rock parece seguir siendo asignatura obligatoria en las escuelas. Alejado del rock de influencias punks o clásicas que dio vida a toda la avalancha norteña, ahora son White Flame, quienes presentan su nuevo disco, “Cougar”, con una portada sexy y caliente, que ya deja ver que nos vamos a encontrar con una banda que saca a relucir toda la herencia del hard rock que se facturaba en USA en la segunda década de los 80 y principio de los 90. Y el caso es que estos tipos suenan bien, muy bien diría yo, con canciones muy rítmicas y llenas de melodías, pero sin perder en ningún momento la impronta rockera que les rodea.

Desde la inicial “Get what’s mine”, en la que presentan sus credenciales, con un pegadizo estribillo pleno de fuerza, pasando por la rápida “I know where you live”, con talk box incluida, y grandes dosis de melodía. Escuchando los temas de White Flame, a cada momento tienes la sensación de que te suena a algo que ya has escuchado, a tal o cual banda, ya sea la forma de cantar o el solo de guitarra, pero sin caer en una burda copia de nada. Mas cristalinos se vuelven en “Make believe”, sin llegar a ser un medio tiempo, se marcan uno de esos temas, que años atrás hubiese sido carne de emisoras de radio.

El tema titulo, “Cougar” tiene unas guitarras marchosas, de escuela sleaze junto a aires mas festivos en las voces, rememorando los viejos tiempos del hair metal. En “What girls like” se sacan de la chistera, esos ritmos funk que tan bien manejaban Extreme, para mezclarlos con un riff netamente rockero. Mas concesiones a la comercialidad con “Used to be a girl”, matices pop en las voces, sobre todo en el estribillo, que la verdad es que se termina quedando en tu cabeza. Aun así, quizás, junto a la para mi gusto, descafeinada versión de “The look” de Roxette, un tema que aunque no les ha quedado mal, admite mucha mas fuerza de la que White Flame le imprime.



Right back in” rockea duro, muy duro, derrochando potencia. Y después de la tormenta, llega la calma, en modo de balada llamada “Stay”, emotiva y sencilla, con un gran estribillo poniendo toda la carne en el asador. De nuevo caña, esta vez de la mano de “We get i ton”, una de mis canciones favoritas de este disco, energía a todo volumen. “Gutted” posee unas guitarras fantásticas, y un Groove en la estrofa que engancha. Cierran con “The question”, una gran canción en la que dejan ver la buena banda y lo buenos músicos que son estos tios, y que incluso hay algún recuerdo a Led Zep en esas guitarras.

Un muy buen disco, para disfrutar de él, sobre todo si te gusta el hard rock de los ochenta, que rememoran una y otra vez en cada corte del álbum. Buenas guitarras, buenos estribillos…. Todos los ingredientes básicos para este tipo de música. Como curiosidad, en el interior del disco viene escrito, “Sex sells and your buying”, y como la mente relaciona lo que le da la gana, yo me voy corriendo a escuchar el “Peace sells but who’s buying” de Megadeth.


Publicado por el menda para Rock in Spain


1 comentario:

Mr. Thunderstruck dijo...

Habrá que escucharlos, aunque ellos tienen una imagen que bufff....no se yo jejeje.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...