Etiquetas

martes, 31 de enero de 2012

LOS DIEZ DE........RICARDO MORENO (VODEVIL VARGAS)


Vodevil Vargas sigue avanzando contra viento y marea. Tras el lanzamiento el pasado 12 de enero del primer single "Santa Cruz", que podeis descargar aqui http://www.vodevilvargas.com/escuchasantacruz/, y gracias a la implicación que el cerebro y alma de este proyecto, Ricardo Moreno está teniendo, un tipo siempre a tu disposición, "Santa Cruz" está cosechando sus primeros frutos, como demuestran las casi 1.500 visitas en youtube en poco mas de dos semanas. 

Ricardo, para agradecer el gran recibimiento por parte de la gente hacia su música, ha tenido el detalle de poder dejar tus impresiones o lo que te de la gana, en el libreto del single, que estará para descargar en pdf. Si quereis veros como parte de Santa Cruz, aqui os dejo el enlace de Forma parte de Santa Cruz!!! . Dentro de poco Ricardo pasará por el Motel para contarnos todo sobre su música y su forma de ver las cosas. Mientras tanto, nos ha dejado su top ten. Ladies and gentlemen, los diez de.........Ricardo Moreno.

Saludos Carlos y muchísimas gracias por invitarme a compartir unas líneas en el blog!. Ahí van mis diez (dentro de lo que es el Rock, claro está). Como todos y cada uno de ellos han sido imprescindibles para mí, los coloco por orden alfabético. Un saludo a todos los lectores de Motel Bourbon! 


1.BARÓN ROJO | "En algún lugar de la marcha"

No creo que Barón Rojo hayan hecho un disco igual, a nivel musical, posteriormente. Es increible. No hay un sólo tema que tenga desperdicio. Por otro lado, siempre habían mantenido una temática muy social en muchos de sus temas, pero por algún motivo en este disco me tocaron la fibra especialmente. Como he dicho, es de estos discos en los que no te ves obligado a 'saltarte' ni un tema. Y como yo tampoco he sido un hombre de negocios... 'Un caso perdido' es mi tema preferido. Tema con el que además me siento especialmente identificado.

2.EUROPE | "Wings of Tomorrow"

Pedazo de disco. Soy un gran defensor de ese 'The Final Countdown' pero creo que 'Wings of Tomorrow' es muy superior. Aquí no había grandes detalles de producción ni especiales arreglos armónicos. Aquello era rock duro del bueno... sin más! Es un disco con mucha clase. Obviamente sonaba mucho más duro que 'The Final Countdown' y creo que por ese motivo mucha gente se perdió esta joya en su momento. Mi admirado John Norum hizo un trabajo brutal y la voz, todavía grave y sin demasiada técnica de Tempest le daba al disco un toque muy especial. Mi canción preferida del álbum: 'Wasted Time'

3.HELLOWEEN | "Walls of Jericho"

El principio del cambio. El sonido no era bueno. La producción era 'extraña'. Pero fue una auténtica revolución. Ahora que estamos en 'la era 2.0', se podría usar un buen símil: 'Walls of Jericho' fue 'viral'. La raiz de todo lo que vendría después en referencia a lo que se denominó 'Speed Metal' o ' Metal Alemán'. Los temas estaban muy, muy elaborados. Los arreglos de guitarra eran abrumadoramente buenos en todas y cada una de las canciones. Creo que Helloween hicieron algo irrepetible y más adelante quedó claro quién fue el alma de ese concepto musical. Posteriormente vinieron discos muy buenos: Los Keeper e incluso, hablando de Hansen, 'The Land of the Free (part I)', pero 'Walls of Jericho' fue el germen. 'Ride the Sky' !!! :)

4.IRON MAIDEN | "Somewhere In Time"

Los seguidores más acérrimos de la primera etapa de la 'Doncella de Hierro' suelen renegar bastante de todo lo posterior a 'Piece of Mind'. Como mucho llegan hasta 'Powerslave'. Como digo, los más acérrimos.
En mi caso, hasta 'Seventh Son of a Seventh Son' (incluido), todos y cada uno de los LPs de Maiden son imprescindibles. De hecho me ha costado mucho decidir entre 'Somewhere in Time' y 'Seventh Son...'. Diría que tengo el mismo grado de fidelidad por ámbos.

Entonces, ¿por qué me he decidido por 'Somewhere in Time"?. Dos son los motivos y ámbos, relacionados con el mismo músico: Adrian Smith

Es reconocido por el propio Steve Harris que, desde su entrada en Maiden, Adrian buscó aportar su granito de arena a 'la doncella' con su particular sonido. Creo que en 'Somewhere in Time' culminó su particular obra.

He dicho que había dos motivos, sí. El segundo es uno de los solos con más feeling en la historia de Maiden: 'Stranger in Strange Land'. Impresionante. Todavía se me ponen los pelos de punta cada vez que lo esucho.

Me gustan todos los temas de esta disco por igual, pero si tuviera que decantarme por uno, sin duda ese sería 'Sea of Madness'

5.KING DIAMOND | "Abigail"

Uno de los dos LPs conceptuales que me introdujo en el maravilloso mundo de las 'historias musicales', hace ya muchos años. 'Abigail' es una obra maestra. A nivel compositivo está lleno de matíces. Es rico en arreglos. Las canciones son exquisitas. Personalmente, es la formación que más me gusta de todas las que ha tenido Mr. Kim Bendix Petersen. La voz de King nunca ha sido apta para todos los oidos, es quizás por eso que más de uno se haya perdido esta auténtica joya. Recomiendo una escucha! Un tema: 'Black Horsemen'

6.KREATOR | "Extreme Aggression"

Pedazo de disco!. Todavía recuerdo el día que lo escuché por primera vez: aquello era aplastante!. En este LP coincidieron muchos factores que lo hicieron perfecto. La voz de Mille Petrozza era, si cabe, más violenta. El sonido de guitarras se pulió más, siendo más 'cortante'. Además, la presentación de este disco vino acompañada de un directo que ganó enteros con la entrada del guitarrista Frank Blackfire. No quiero ni pensar qué hubiera sido de este 'Extreme Aggression' si además hubiera contado con la participación de Blackfire, recién llegado de Sodom. Mi tema preferido: 'Some Pain Will Last'

7.MANIC STREET PREACHERS | "This Is My Truth Tell Me Yours"

Dicen por ahí que este 'This is My Truth Tell Me Yours' es un disco de 'Brit Pop'. No estoy de acuedo. Es un disco de 'Brit Rock'. Tiene medios tiempos y baladas, sí, al igual que los discos de Scorpions, por ejemplo. Quizás esa etiqueta les cayó por sonar en exceso en radio-fórmulas, con temas como ''The Everlasting' (buenísimo, por cierto) o 'If You Tolerate This Your Children Will Be Next', pero sin duda es un disco cargado de energía con una producción directa que me encanta. Mi tema preferido: 'You Stole the Sun from My Heart'

8.MIGUEL RÍOS | "Rock & Ríos"

He comentado en infinidad de ocasiones que rompí la cinta de tanto escucharla. Sólo tenía 6 años cuando 'Rock & Ríos' vió la luz y fue una auténtica revolución musical para mí. Encajó perfectamente con lo que había venido escuchando hasta la fecha: mucha música clásica y algo de radio-fórmula del momento. La primera vez que sentí la necesidad de tener una guitarra entre las manos fue la primera vez que escuché este disco. No falta NUNCA en mi mp3! Banzai !!! :)

9.MUSE | "The Resistance"

Me atrevería a decir que Muse son 'los Queen del siglo XXI'. La primera toma de contacto que tuve con Muse fue a través de 'Absolution' y desde ese momento no les he perdido la pista. Creo que 'Absolution' inició un ascenso creativo que ha llegado a unas cotas increibles en 'The Resistance'. Una producción de 'redonda' para un álbum en el que ni uno de los temas tiene desperdicio. Matt Bellamy canta como nunca e incluso en los temas más relajados, la banda suena como un cañón. Mi tema preferido de 'The Resistance': 'MK Ultra'

10.QUEEN | "Innuendo"




Diga lo que diga me voy a quedar corto. Simplemente PERFECTO. No es una obra musical, es una obra de ARTE.

lunes, 30 de enero de 2012

ALCATRAZZ-NO PAROLE FROM ROCK AND ROLL


Lost me dejó huerfano de series. Lo he intentado a posteriori, Sons of Anarchy, Juegos de Tronos.......... e incluso di una oportunidad a ese bodrio llamado El Barco, pero nada de nada, no me malinterpreteis. S.O.A. es una de mis series fetiche, junto a V,  Prision Break o Californication. Juegos de Tronos me quedé en el capítulo 5, y prometo acabarla algún dia. Walking Dead me entretiene, a la par que lo hacen Sobrenatural o True Blood, pero ninguna consigue engancharme, crearme mono, como hacia Lost. Solo me entra por vena, Big Bang Theory, pero de otra manera. Tengo algunas pendientes de ver, que mucha gente me ha recomendado, como The Haven, Boardwalk empire, Memphis Beat, The Gates  o The Killing, de las que acumulo capítulos, y que esperan su turno. Por cierto, también he leido sobre The River, que parece ser interesante, no se si alguno sabreis algo sobre esta serie.


Por supuesto hay otras muchas que emiten las televisiones, pero que algunas ya me cansaron, como C.S.I. o el Mentalista, y otras, tipo Toledo, Hispania, La fuga o Tierra de lobos, ni siquiera hice el intento. Lo de T5 y A3 con las series tiene delito, al menos para mi. De todas las que se curran, solo Punta Escarlata, consiguió que siguiese la trama con interés, además, meter como sintonia, una adaptación del "Ballroom from Mars" de T Rex, les conferia un punto a favor. El otro dia, me disponia a encararme con la nueva creación de J.J. Abrams, Alcatraz, a la que muchos han intentado colgar el papel, de llenar el hueco de Lost en nuestros recuerdos televisivos.


Y eso es un craso error, pero ya desde principio. He leido feroces críticas a esta serie, argumentando esa razón. Ayer vi el primer capítulo, y me gustó, me pareció entretenida, y la ubicación e historia puede dar mucho juego. Pero evidentemente, no espero que sea la gran transición desde Perdidos, ni mucho menos. A pesar de que mucha gente no traga a Sam Neill,  a mi este tipo me cae simpatico, me suele gustar donde aparece, lo cual ya es un punto a favor de Alcatrazz. Y  que el bueno de Hugo, -Jorge Reyes-, aparezca en esta serie, ahora como un profesor experto en la famosa prisión norteamericana, que seamos sincero, es un escenario perfecto para cualquier trama de misterio, le añade mas interés.

Supongo, que ya la mayoria conocereis el argumento. Así por encima, en el 63, cuando cierran el presidio, una serie de presos y de guardias, desaparecén sin razón ninguna. Como es de esperar, el gobierno norteamericano, silencia dicho misterio. Ahora en la actualidad, aquellos criminales, por los que parece no haber pasado el tiempo, van apareciendo y siguen cometiendo fechorias, bajo las ordenes de alguien escondido en la sombra. Y el F.B.I. -supuestamente-, tiene su equipo -comandado por Emerson Hauser (Sam Neill), que fue guarda en Alcatraz en los 60-, para volver a enjaularlos, y descubrir que se esconde tras dicho regreso, fichando a la detective Rebecca Madsen (Sarah Jones) y al profesor Diego Soto (Jorge Garcia).


Resumiento, a mi el primer capítulo me ha gustado, quizás el argumento podria dar para mas, pero bueno, solo lleva un episodio, y lo cierto es que se me hizo ameno y pasó volando, dejandome con ganas del segundo. Y eso es buena señal. Abrams tiene mi voto de confianza, eso no tiene duda ninguna. Y hablando de Alcatrazz, ahora con dos zetas, que pedazo banda se montón el buen vocalista Graham Bonnet, después de sus experiencias bajo la tutela de dos genios como Blackmore y Michael Schenker.

El rubio cantante, que siempre me ha parecido más un personaje de una serie de mafiosos que un cantante de hard rock, recalaba en el 79 en Rainbow, con el dificil papel de hacer olvidar a todo un Ronnie James Dio, o al menos, a que su ausencia, se notase lo menos posible. Bajo las ordenes de Ritchie Blackmore, y con Don Airey a los teclados, Roger Glover al bajo y Cozy Powell a la bateria, crearian "Down to earth", en el que incluyeron el hit "Since you been gone", compuesto por el creador de exitos Russ Ballard para Blackmore, que buscaba introducirse en las listas, y abandonar un poco, el sonido épico de su epoca con Dio.


En el 82, se une al guitarrista alemán Michael Schenker, en sustitución de Gary Barden, para grabar junto al mad axeman, uno de los clásicos del hard rock, "Assault attack", junto a  Chris Glen y Ted McKenna, disco que consiguió una gran aceptación entre crítica y público, y que parecia lanzar definitivamente la carrera del alemán, acompañado de Bonnet que hace un grandisimo trabajo, aportando matices diferentes de los de Garden, un vocalista mas orientado al hard clásico. Pero 48 horas antes del festival de Reading, Schenker despide a Bonnet, y facilita el regreso de Barden. Cuentan que el colapso sufrido por Bonnet en el escenario en una de sus últimas actuaciones con M.S.G., aceleró su marcha de la banda.

Cansado de currar para los demás, Bonnet decide poner en marcha su propia banda, y recluta a un joven guitarrista que iba para figura, llamado Yngwie Malmsteen. Para completar la formacion, se unen a los recien formados Alcatrazz, Gary Shea, Jan Uvena y Jimmy Waldo, para grabar el primer disco de la banda, que pasaria a la historia como el clásico que es, sonando a ese hard n heavy que comenzaba a despuntar en aquel 1983. El disco se llamaria "No parole from rock and roll",  y daria reconocimiento a Bonnet, ademas de servir como lanzadera a Malmsteen, que se largaria para formar sus propios Rising Force.


10 canciones componen un disco, que rebosa calidad por todos sus surcos. El sonido mas clásico que adoptan, junto a la importancia de los teclados de Waldo, y la agresividad de los riffs y técnica en los solos de Malmsteen, crearon un muy buen disco. Desde ese inicial "Island in the sun", con unos teclados que adornan la canción, y encaminan ese hard mas comercial que venian a continuación,, con unos fantasticos coros,  pasando por un Bonnet, fantastico, que como es costumbre en el, lleva su garganta al límite en cada tema, algo que siempre se le ha criticado, y que sin embargo a mi, me gusta del rubio cantante.

El riff de "General Hospital", deja claro que Malmsteen era toda una apuesta de futuro, que su trabajo en Steeler no habia sido fruto de la casualidad. Lastima que luego al sueco, después de algunos discos fantasticos en solitarios, se le secase la inspiración y le creciera tanto el ego. "Jet to jet" es una de las canciones mas reconocidas de Alcatrazz, y además suena horrores a Rainbow en la epoca Bonnet, sobre todo por ese sonido de teclados. Hay un par de cosas, que no se pueden negar respecto a Graham y Alcatrazz. La primera es que supo aprovechar su paso por Rainbow y M.S.G., para aportar reflejos de ambas bandas a la suya. Lo segundo, que no aprendió nada de su convivencia con dos tipos con caracter dificil, como son Blackmore y Schenker, pues no hay dos sin tres, y volvió a pecar, esta vez con Malmsteen.


Otra de las canciones mas reconocibles de este disco, es "Hiroshima mon amour", con su sonido clásico y el gran solo de Yngwie, que dicho sea de paso, hace un trabajo descomunal en este "No parole from rock and roll". "Kree nakoorie", con ese teclado que recuerda al exorcista, y esos riffs de guitarra que dan paso al lucimiento de Malmsteen, en un sonido que este se llevaria para su carrera en solitario, junto a un Bonnet que a rato emula a los Rainbow de antes de su aventura con ellos -siempre he encontrado similitudes a este tema con Gates of Babylon- y otras al sonido del hard de aquellos dias. La instrumental "Incubus" que apenas llega a los dos minutos, pero deja constancia de la calidad del sueco, da paso a otro de los clásicos de la banda, "Too young to die, too drunk to live", (¿estaria pensando Bonnet en Schenker cuando escribió esto?), un fabuloso tema de corte clásico y con muchisima fuerza, con Graham llevando su garganta al limite.


Mas guitarrazos que rapidamente son acompañados por el teclado, son el santo y seña de "Big foot", que se torna epico con la entrada de la estrofa. "Starcarr lane" es otro lujo, solo de toda la vida de Yngwie incluido y melodias a raudales. Para cerrar este disco, entre los apergios de la fender del sueco, llega "Suffer", un medio tiempo emotivo, que quizás hubiese pegado mas a mitad del disco, pero bien pensado, es una buena manera de acabar un disco, derrochando feeling. No se si os gustará la serie, si podreis disfrutar de ella, yo espero hacerlo. Lo que es seguro, es que de este disco, seguiré disfrutando siempre.

domingo, 29 de enero de 2012

QUEEN -A KIND OF MAGIC


A veces. como dijo Leire Pajín, las constelaciones permiten algo excepcional, y la otra tarde sucedió. Un rato de tranquilidad del que poder disfrutar, asi que corrí a la estanteria donde tengo las pelis, para tirarme en el sofá y disfrutar un rato de cine. Revisando títulos, casi convencido de volver a ver por enesima vez "Reservoir dogs", me topé con "Los inmortales", una de mis peliculas favoritas de los 80, que ya tuve en vhs, y que luego compré en dvd, para poder seguir disfrutandola.

"Solo puede quedar uno", mítica la frase, y que pedazo de peli oiga. Hablamos del 86, rodada como si fuese un video clip, me quedé fascinado la primera vez que la vi. Curiosamente, es la unica pélicula, donde me gusta el trabajo de Christopher Lambert, que personalmente me parece otro Nicolas Cage de la vida, del que solo soy capaz de alabar "Leaving Las Vegas". Pero en esta cinta, de inmortales que solo pueden morir cortandole la cabeza, duelos de espadas y un Sean Connery, que  le echen lo que le echen, (por cierto haciendo el papel de un espadachín español), llena la pantalla, me hicieron y siguen haciendo disfrutar de lo lindo.



"Los inmortales" tuvo su segunda y tercera parte, peliculas del montón, intentando aprovechar el tirón que dio la primera, que realmente es la única que valia la pena, con un Connor McLeod, que tiene que defenderse del agresivo Kurgan, dispuesto a arrancarle su inmortalidad y su cabeza de camino. Entre escenas de lucha y espadas, efectos que ahora pueden parecer ridiculos, pero que en su dia eran de escandalo, suenan los acordes de una de las bandas mas grandes que ha dado el rock,  Queen, que aportan ese espíritu épico, que tan bien saben darle a sus temas, a las escenas de acción.

"A kind of magic" era el onceavo disco de estudio de Queen, y veia la luz en junio del 86. Un disco que en el Reino Unido se fue directamente al numero uno, en el que estuvo durante 63 semanas, y que, aunque he leido muchas veces,  malos comentarios sobre este disco, en comparación con las grandes obras de la banda, para mi sigue siendo, uno de mis discos favoritos de Mercury, May, Deacon y Taylor, con un sonido muy guitarrero a veces y concesiones a la comercialidad otras, en la linea de la banda, y como decia antes, epico.


El disco se abre con un trallazo rockero, que terminaria siendo parte fundamental del repertorio de la banda en directo, "One vision", que además representa perfectamente la simbiosis de Queen,  los riffs de May, y la comercialidad de Mercury, y ese groove que aportaban a la banda Taylor y Deacon. Queen, siempre tuvieron muy en cuenta, las FM´s. Siempre habia ese tema, capaz de colarse en las emisoras, y sonar una y otra vez. El tema título,  "A Kind of magic" cumple perfectamente ese papel, con un protagonismo vocal absoluto, y la imperecedera marca de la casa. Curiosamente, la versión que se escucha en la pelicula, es mas rockera, mas potente, mientras que para el disco,  Mercury incluyó un remix que la hiciese mas accesible a todo tipo de público.

Deacon firmaba el siguente tema, "One year of love", un medio tiempo en el que brilla Mercury, y en el que Deacon, con su sintetizador toma el control absoluto del tema. Los arreglos de orquesta y el saxo, adornan el tema.  Brian May,  no aparece en esta canción, después de una supuesta pelea con John, que decidió sustituir con  el saxo las partes de guitarra. "Pain is so close to pleasure", es de esas canciones, que la primera vez que la escuché me sobraba en este disco, y que poco a poco, se ha ido ganando su lugar con cada escucha, aun asi, sigue sin ser de mis favoritas del disco.


De una tacada nos encontramos con otros dos temas que se convirtieron en clásicos de Queen, e imprescindibles en su repertorio. "Friends will be friends", un tema con un grandisimo solo de May, al que por cierto, Freddie dedicó el tema. Una canción que reune la elegancia típica de la banda, y ese toque de himno que la hace importante para el directo. "Who wants to live forever?", es otro de los puntos álgidos de "A kind of magic". Una emotiva balada escrita por May, que gana mas enteros aun, junto a las imagenes de la película, cuado McLeod, descubre la condena de la inmortalidad al ver morir a su mujer. Brian May sentado al piano toca la fibra sensible, e incluso canta la primera estrofa, para ya en la segunda, encargarse Mercury de la voz principal.

"Gimme the prize" es uno de mis temas favoritos de este disco, compuesta por May, en la que podemos escuchar las voces de McLeod y Kurgan así como el duelo de espadas, y una potente base hard rockera detrás, con la guitarra como máxima protagonista. Practicamente es un encore en toda regla. "Don´t lose your head", junto a la anterior, fueron los dos únicos temas que no se lanzaron como singles de este disco. Ecos de discoteca, sonidos bailables, y el tema que menos me gusta de este album. Y para cerrar, grandes coros, un riff tremendo, Queen rockeando duro, de la mejor manera, "Princes of the universe", con un Roger Taylor espectacular, y unos cambios hacia esa épica mitad del tema, que evidentemente, sin la grandiocuencia de los grandes temas de la banda, pero que inyecta mucha fuerza.



Para mi, siempre es un buen momento para recordar a Queen, y además una pelicula como Los Inmortales, que siempre me hace pasar un buen rato.

jueves, 26 de enero de 2012

RIOT -IMMORTAL SOUL- IMMORTAL MARK REALE


Vivimos en una sociedad coronada por idolos con pies de barro. Personajes que copan programas de máxima audiencia, y cuya mayor virtud, en casi todos los casos, no es su inteligencia, arte o aporte que deje un legado para el futuro. Seres añtaño anonimos, hoy populares, que cierran las puertas del reconocimiento, a aquellos, que al menos luchan por plasmar aquello que sienten o aquello en lo que creen.

El rock también está lleno de idolos, alguno que otro de barro, pero muchos sin conseguir el status de ser reconocidos, incluso por la misma gente del rock, al menos, nadie puede borrar de su historial, los años que llevan al pie del cañón.  Ultimamente contemplamos, como los grandes nombres abandonan este nuestro mundo, a manos de la parca. "Don´t you fear the reaper", se está conviertiendo en el himno oficial de estos últimos tiempos. Estrellas del firmamento musical,  nos han abandonado, en una racha que parece no tener fin, R.J. Dio, Gary Moore o Amy Winehouse son solo algunos nombres. Pero también nos abandonaron, eternos luchadores del rock, como Phil Kennemore o la muerte ayer, de Mark Reale, guitarrista y fundador de Riot, incansable perseguidor del sueño del rock and roll, que llevaba persiguiendo desde 1975, cuando formase Riot. Ayer, la enfermedad de Crohn, con la que llevaba bastante tiempo peleando, le ganó la partida, a los 56 años, dejando otro hueco vacio en las filas militantes del rock.


Riot ya conocian la tragedia. En 1994, Rhett Forrester, vocalista de la banda a principio de los 80, moria tiroteado dentro de su propio coche. Rhett sustituyó al primer cantante de la banda, Guy Speranza, al que un cancer arrancaria de este mundo en 2003. Y ahora es Mark Reale, quien con su guitarra les acompañara, alli donde vayamos los rockeros una vez finiquitado nuestro periplo por este mundo. Mark fundó Riot en 1975, y en 1977 veia la luz el primer trabajo del grupo, "Rock city", un fantastico album de hard and heavy, al mas puro estilo norteamericano, que junto a sus siguientes discos, les abriria las puertas para girar con AC/DC, Molly Hatchet o Sammy Hagar entre otros, y les llevó a tocar en los Monsters of Rock, autentico santo grial de la época.

Su mayor momento de gloria, al menos entre la parroquia mas heavy, la vivieron en el 86, con aquel fabuloso y potente "Thundersteel",  una lección magistral de speed y melodias, con un inconmesurable Tony Moore a las voces, Mark a las guitarras, Don Van Stavern al bajo y  Bobby Jarzombek a la bateria. Uno de esos discos, que sigue siendo el punto de referencia para muchos, y que realmente es injusto, pues la banda, facturó grandes trabajos ademas del mencionado "Thundersteel", que realmente están a la altura de este, e incluso superior, me atreveria a decir, al menos para mi.


Riot nunca desaparecieron del todo, a pesar de algún parón mas o menos prolongado. Si ya para 2006, Mark habia recuperado otro de los vocalistas que tuvieron mucho peso en la banda, como fue Mike DiMeo, encargado de las voces durante gran parte de los 90, en 2011, Reale decidia reunir la formación que grabó aquel aclamado "Thundersteel" en el 88, y lanzar, incluyendo a la formación del 88 a Mike Flyntz, que  ya lleva junto a Mark, muchisimos años en la banda,  este "Immortal soul", precioso título, que ironicamente, podria servir como epitafio del fantastico guitarrista.

La comparaciones son odiosas, pero evidemente inevitables, en este "Immortal soul" con aquel "Thundersteel", sobre todo, porque Riot suenan muy duros y rápidos, rememorando aquel power metal -no confundir con lo que a final de los 90 se dio a llamar power metal- made in U.S.A. Desde la inicial "Riot", un tema speedico con unas guitarras que echan fuego, y un Moore castigando su garganta, al mas puro estilo de los cantantes de heavy metal clásico. Riot se meten en una autopista, y parecen ir sin frenos, algo que podemos seguir comprobando en "Still your man", y esos riffs de reminiscencias Maiden y golpes de classic metal, aderezados de grandes dosis de melodia.


Los apergios que anuncian "Crawling", sacan a la luz el amor de Mark por Blackmore, algo muy presente en toda la discografia del grupo, con un Reale demostrando que es un gran guitarrista, y toda la banda atesorando y derrochando tecnica, porque aunque Riot nunca hayan conseguido el reconocimiento masivo, la calidad siempre ha sido su propuesta mas importante. Vuelta a la caña y la melodia a partes iguales con "Wings are for angels", con una bateria que marca el camino golpe a golpe, con una precisión milimétrica. Si estamos hablando de rememorar los 80, pero sonando actuales, no volviendo a copiar la formula al pie de la letra, no podia faltar un medio tiempo, y "Fall before me" cumple el requisito requerido,  aunque no se adapte a los cánones de este tipo de canción, pues alberga pasajes bastante potentes y unos riff brutales.

Riot siempre han sabido explotar el sonido de sus guitarras, y "Sins of the father", con ese riff ultra veloz, vuelve a escribir la palabra heavy metal, bien clara sobre la mesa. "Majestica" es una corta y precisa instrumental, que sirve de puente para llegar al tema título, "Immortal soul", una canción que me ha recordado a los Queensryche de principio de los noventa, con ese tipo de temas elegantes, que tan bien sabia hacer la banda de Geoff Tate, y que Riot también bordan. Mas riffs motherfuckers, esa es la consigna, e "Insanity" no pierde comba, adentrandose en un sonido mas hard n heavy, con un pegadizo estribillo que redondea el tema.


Mark Reale, además de reivindicar aquella epoca speedica, no olvida sus origenes, mas cercanos al hard rock, y en "Whiskey man" queda patente, con un estribillo que va directo al cerebro. Ya comentaba antes, que para estos tios, ademas de hacer buenas canciones, tocarlas bien es una prioridad, y otro ejemplo claro es "Believe", guitarras potentes, melodias y una sección ritmica imponente. Para cerrar este disco de almas inmortales, "Echoes" resucita la esencia de este disco, ese heavy metal rapido y melódico, que tiene los pies puestos en pleno siglo 21 y la cabeza en los años 80.

"Immortal soul" es sin lugar a dudas, uno de mis discos favoritos de hard n heavy del pasado año, y por desgracia, puede que sea la última vez que tengamos a Riot, al menos, será la última con su creador y alma mater, Mark Reale. Como cantaba Yosi, "que se cierren las fronteras, en el pais del rock and roll, las guitarras ya no suenan...", desde este humilde blog, va mi homenaje a alguien que me ha hecho pasar grandes momentos con su música, y a quien siempre recordaré, de la mejor manera que podemos hacerlo con alguien que vivió para la música, escuchando sus discos. Descanse en paz Mark Reale y viva Riot.

martes, 24 de enero de 2012

EUROPE -THE FINAL COUNTDOWN


La gente del rock, siempre hemos estado un poco/bastante acomplejados, con el tema de la autenticidad. Y ya, si hablamos de la gente del rock duro, apaga y vamonos. Sonar en la radio o salir en la tele, puede llegar a convertirse en una lacra, sobre todo en otros tiempos. Si no, preguntad a Europe. Fueron vapuleados y vilipendiados por los sectores mas "autenticos" del rock duro patrio -no solo fans, que los medios, con tal de vender, tuvieron mucho que ver en ello- durante los 80 y principio de los 90. Aunque supongo que a Tempest y cia, teniendo en cuenta el mogollón de discos que vendian, se las traeria floja.

En los 80, el hard rock dominaba el mundo, eso es cierto, pero que en España era un espejismo, también. Aquí el hard quedaba muy lejos del mainstream patrio, Spain is different, como dicen algunos. Y si una banda de hard consiguió colarse en los charts hispanos, sin lugar a dudas fue Europe y su "The Final Countdown", que hasta los del PP, por entonces AP, adaptaron como parte de su campaña electoral. El videoclip de aquella canción fue todo un bombazo, aquellos tipos guapos, con melenas recién salidos de la peluqueria, aquella coreografia de cabeceos sincronizados, al mas puro estilo headbanger, pero mas finos.


De buenas a primeras, el heavy -en aquellos dias todo era heavy, no se distinguia entre tanta etiqueta- entraba en las casas, las discotecas y los coches, no solo de aquellos con parches de Saxon o Maiden, tambien en la de los que conseguian una carpeta con el careto de los Europe, gracias a la Super Pop. Y los autenticos se enfadaron, y comenzaron a votar a Europe peor banda en los referendums de la heavy rock, a ponerlos verdes, aunque adorasen a Survivor o a Toto, que también tenian muchos teclados y melodias, pero aqui solo los conocian los rockeros de verdad, no esos poperos que ahora movian la cabeza.

Pero Europe seguian a lo suyo, seguian sacando singles, sonando en la radio, abriendo las puertas  junto a Bon Jovi, -aunque primero sonaron los suecos- a que se colasen Whitesnake, Poison o Kiss en nuestras FM´s. Y lo mejor de todo, es que detrás de todas las sesiones de fotos, del careto de Joey Tempest que volvia locas a jovencitas y no tan jovenes, y de aquellos chicos con cara de buenos, habia un gran disco, lleno de buenas canciones, de melodias, de un hard melódico que hacia estragos en la época, que en aquel 86 comenzaba a liderar el mundo.Joey Tempest, John Norum, John Leven, Ian Haughland y Mic Michaeli,  ya habian facturado dos muy buenos discos de hard rock, aun sin refinar, muy metidos en el sonido del principio de la época, y sabian que con este, comenzaba su cuenta atras hacia el exito.


El disco se abre con el hit single "The final countdown", un tema imperecedero, y cuyos teclados es lo primero que se te viene a la cabeza si te hablan de Europe. El tema en si, aunque no lo mejor del disco, si es el mas significativo. Los teclados, la melodia, el estribillo sencillo y facil de recordar, el solo de Norum preservando el lado rockero, y por supuesto el buen hacer de Joey, una voz agradable para aquel no metido en el rock , pero no falta de fuerza, hacen de este tema uno de los mas recordados de la historia, y un manual imprescindible de como hacer un tema para las listas. Pero es que después viene otro de esos temas, que se quedaron en el subsconsciente colectivo, "Rock the night", de nuevo, una canción con todos los canones del estilo, y que va ganando fuerza, hasta llegar a ese estribillo, construido para ser cantado una y otra vez, a la vez que reivindican su alianza con el rock.

Todo el mundo decia, "los heavys son los que hacen las mejores baladas...", pues Europe no querian contrariar a nadie, y golpearon las listas con "Carrie", una fabulosa balada, quizás inferior a algunos super baladones que se escribieron en aquellos años, pero no falto de feeling, y con una melodia fantastica, ademas de ese estribillo, coreado miles de veces por gente de todo tipo. A Europe se le pueden achacar muchas cosas, pero hay que reconocerles, que gracias a ellos, mucha gente descubrió el mundo del rock, y ya jamás salió de el, quizás sin estos tios, muchos ahora estarian comprando -o bajandose- discos de Bisbal.


Yo, aunque ya llevaba un par de años escuchando hard rock, reconozco que también me sorprendieron los suecos. Me compre su disco, bueno mejor dicho, lo compre en cassette, y una de las canciones que no me escuchaba de escuchar, era "Danger on the tracks", con esos coros,  ese teclado purpeliano, y el solo de Norum, que esta a un nivel acojonante durante toda la grabación, porque lo que muchos olvidan decir, es que Europe como músicos, tenian un gran potencial. Otro gran ejercicio de hard melódico, hair metal o como querais llamarlo, que por muchos se empeñaran, esto no es A.O.R., a pesar de la importancia de los teclados en la música de Europe, las guitarras siempre tuvieron un lugar destacado, y eso se nota en el riff de "Ninja",  el tema que mas recuerda a sus anteriores discos.

"The final countdown" estaba repleto de singles, y otro de ellos, que también sonó en todo el mundo, fue "Cherokee", de nuevo con la  comunión guitarra/teclados, otro tema construido para triunfar. Mucha gente se dedicaba a destrozar la labor vocal de Tempest, revistas incluidas, algo que nunca he comprendido, porque el tipo hace un gran trabajo, quizás la envidia era el motor de cambio. "Time has come", es un medio tiempo precioso, que entra con una fuerza brutal en el estribillo, menos accesible que "Carrie", pero mas inmerso en la tradición rockera. Amigos, estabamos en los ochenta, Europe y todas esas bandas, llevaban laca en el pelo, pañuelos, chaquetas con hombreras, y nosotros, bueno.......... pantalones elasticos y J`haybers, y además alucinabamos con temas tan propios de aquellos dias como "Heart of stone", una canción mas cercana a los esquemas del rock melódico que comenzaba a gestarse.


Europe, parecian tener que justificar su rockerio en muchas entrevistas, quizás todos aquellos que hacian esas preguntas, debian haber escuchado un tema como "On the loose", y dejarse de historias varias. Para terminar el final de la cuenta atrás,  "Love chaser",  con ese ritmo cabalgando, esos teclados, y ese tipo de estribillo , que lo reconozcan o no, copiarian mas tarde miles de bandas, es la mejor forma de terminar este disco, que curiosamente, a toro pasado, y cuando internet parecia ser the way, comenzaron a salir de todos lados, gente reivindicando este disco y a la banda, como lo que fueron, uno de los grandes de esos dias. Posiblemente, muchos de los que ahora cantan las alabanzas de Europe, también lo hacian en su dia, pero seguro que otros, renegaron de ellos en su momento. En fin, this is rock.

En la gira, Norum, decide largarse de la banda, alegando que no le gusta la dirección que esta tomando, conviertiendose en heroe para muchos que atacaban a la banda, aunque parece ser, que lo que no le gustaba, es que los teclados solapaban sus ritmicas. Entró Kee Marcello, grabaron mi disco favorito de la banda, "Out of this world", vapuleado por unos por ser demasiado rockero y por otros, por ser demasiado comercial, hasta llegar, a "Prisoners of paradise", otro buen disco, pero ya no eran buenos tiempos, ni para la banda, ni para nadie. El retorno del interés por el hard rock, y todo el revival ochentero, los trajo de vuelta, con nuevos discos, nuevas giras y ojalá nunca se vayan.


Hace unos años, bastantes, me compré el cd y regalé el cassette. El cd traia bonus en directo, por ahí creo que también corre otra edición con demos, en fin, que digan lo que digan, Europe grabaron uno de los discos fundamentales de los 80, y las cifras y su popularidad rebaten cualquier teoria. Ademas, que levante la mano, aquel que nunca haya tarareado "The final countdown", aunque sea en la intimidad.

lunes, 23 de enero de 2012

GASOLINE 67- TIME TO ROCK


¿Que tal habeis comenzado este nuevo año?. Hoy las noticias no daban buenas noticias con vista al futuro, parece que pinta mal la cosa. En lo personal, de momento a mi todo bien, no me quejo, excepto el jodido coche, que no para de dar problemas. Nunca he sido un pirado de los automoviles, es mas, lo que mas me gusta de mi coche es el reproductor de cds. Y si no fuese por el pesimo servicio de transporte público que tenemos en esta ciudad, lo dejaria bien aparcado, que esa es otra, cada dia parecemos un tio vivo, dando vueltas hasta que consigues aparcamientos, como cuando de pequeño jugabas al juego de la silla.

Y es que, como decia, el servicio de transporte público es pésimo, intentad subir a uno de los autobuses, con el carrito del peque, te quedas de pie y pareces spider man, agarrado a cualquier esquina para no caerte. Y por supuesto, aunque supongo que los buses estaran adaptados, el chofer te abre las puertas de atrás, pero poco mas, y tienes que cojer el cochecito a peso. Menudo ca........ Para mas inri, tengo la parada en la puerta de casa, y otra en la puerta del curro, pero si en mi choche tardó 7 u 8 minutos, en bus hago una gria turistica por la ciudad, incluso por zonas que no tenia ni idea que existian. Además, como medida para fomentar el uso del transporte público, nuestro ayuntamiento ha subido el precio del ticket, ¿...?.


Hoy de nuevo he vuelto a dejar el coche en el taller.He vaciado la guantera de cd´s -es increible la cantidad de discos que cabe en una guantera, o la que somos capaces de meter-, y he pensado en el sablazo que me van a pegar, además de dejarme varios dias dependiendo de los demás. Encima el susodicho carro ya anda pidiendo comida, la luz de la reserva me va haciendo señales, dirigiendome hacia la estación de servicio mas próxima, pero no, hoy no. Cuando salga del taller ya hablaremos, esta vez, la gasolina que se va a tragar no tiene octanos, tiene riffs, y no sé a mi coche, pero a mi, seguro que me da potencia.

Así que de camino al taller, he subido el volumen del reproductor, y le he dado "Time to rock", el combustible que los norteamericanos, Gasoline 67 se sacarón del forro de sus guitarras el pasado 2011. Directos desde Nashville, el vocalista Sonny Kane, el guitarrista Paul Marko, el bajista William Haygood y el bateria Mark Janssen, sueltan riffs a diestro y siniestro al mas puro estilo AC/DC, mayor influencia, y que no se molestan en ocultar, de estos cuatro tipos, que tan bien defienden ese tipo de rock, aderezado de influencias setenteras, en el que se mueven como pez en el agua gente como Airbourne, Bonafide o nuestros `77, mezclando la energia de los australianos y sus riffs inmensos y bañados de ritmo, con la mejor tradición rockera.


El título del disco ya te dice lo que se avecina, "Time to rock", y Gasoline 67 tienen el deposito lleno, hasta los topes, algo que queda claro en los 11 temas que componen este trabajo. Desde la inicial "Into the night", donde la tormenta de watios deja paso a esa voz rasgada deudora de nuestro amado y admirado Bon Scott, pero con un deje de hard americano en la música, que a veces recuerda a los Fastway mas rockeros. "When the lightning strikes" rockea duro, muy duro, con un riff directo a la vena, al igual que "Let it roll", con un acento mas hacia los ochenta, y una melodia realmente buena, que desemboca en uno de esos estribillos ideales para los directos.

"Thru these ancient halls" orienta sus gruesas guitarras hacia estelas mas setenteras, mientras que "Shine on" es AC/DC puro y duro, incluso le encuentro ciertas similitudes en su inicio a "For those about to rock", al menos en lo musical, para ir desembocado en un hard de estilo clásico. En este estilo de bandas, los riffs son primordiales, y sin lugar a dudas, Paul Marko tiene bien aprendida la lección. Mas hard rock and roll por la cara, es lo que encontramos en "Time to rock", aunque es digno remarcar su precioso inicio de guitarras.


Netamente ochentera es "Heartbreaker", que suena a los Def Leppard de "Pyromania", con la clase que desbordaban los britanicos en sus mejores años. De nuevos ritmos deudores de los Young, se alternan con melodias afiladas en "Lifes a bitch". Todo buen disco de hard rock tiene que tener su tema himno, ese para hinchar pecho, y sentirse orgulloso de los tuyos, y que tenga un estribillo para gritar al aire, y aqui se llama "Raise the flag for rock and roll", me gusta ese cambio de la epica de estrofa, al ritmo del estribillo. 

Al escuchar a Gasoline 67, es inevitable que te vengan nombres a la cabeza, y ademas estos tipos lo saben hacer muy bien, en "Mississippi swamp queen", los mejores Tesla asoman en escena, con ese hard clásico, con sabor del sur,  en una canción que es de mis favoritas del disco. Hora de rockear, esa es la máxima, y "High heels and lipstick", que cierra este disco cumple sin problemas, con la potencia desboradada , y dejandome marcha en el cuerpo para un buen rato. Que igual que otros, suenan a algo ya hecho, pero que es lo que a mi mas me pone las pilas, por eso, mientras lo hagan bien, y estos lo hacen,  sigo disfrutando de Gasoline 67.

sábado, 21 de enero de 2012

THE EAGLES -HOTEL CALIFORNIA


El otro dia me ocurria algo muy curioso. Estaba en una tienda, esperando a que me atendiesen. Sonaba una emisora de radio comercial, 40 principales o Kiss FM, una de esas. Comienza a sonar una canción, y unas chicas que habia a mi lado, comentan: "Recuerdas esta canción, la ponian muchisimo el verano pasado en el tal. Si, es verdad, uf que antigua la canción". Yo pensé para mi, si estas dos, supiesen que llevo en el mp4 un disco del 76, el "Hotel California", ¿que pensarian de mi?. Que soy minimo, como Pedro Picapiedra, por el disco, y por no tener Ipod. Y con suerte, aun dirian, "oye, ¿esa canción no es de los Gypsy Kings?"

Pensaba como la música ha entrado en una espiral de usar y tirar. Ahora rompe los charts un tipo con nombre de perro, mañana dios dirá. Y en el rock tampoco nos escapamos de la quema. Quizás que la repercusión mediatica sea menor, hace que el efecto se vea amortiguado, pero también vamos dando boleto a bandas que parecian ser the next big thing, y de las que pasado un tiempo ya casi nadie recuerda. Al menos, si mantenemos una activa memoria historica con aquellos discos, que han escrito la historia del libro del rock, aunque a veces me parece igual de perjudicial, esa actitud que sufrimos en el rock, de obviar a las bandas que salen y solo idolatrar grupos con un pedigrí y un buen numero de años encima.


Con mis pensamientos dandome vueltas en la cabeza, salia de la tienda y volvia a colocarme los auriculares, para que sonaran los acordes de "Hotel California". Siento autentica devoción por este disco, lo reconozco. No se si os pasa, pero hay veces que no se que escuchar. No se si me apetece algo rapido y furioso, o algo mas reposado, dias en los que me cuesta que disco escoger para ese momento o lugar, y The Eagles, es una de esas bandas, que en esos momentos de duda, siempre termina sonando, porque es de esos discos, de los que nunca me canso de escuchar, y además, sigue poniendome los vellos a flor de piel.

Si alguna vez tuviese que montar una ceremonia como los Oscars, y dar premios a mis discos favoritos, sin lugar dudas, en el apartado a mis melodias favoritas, el ganador seria "Hotel California", a pesar de que es un disco musicalmente perfecto, capaz de mostrar tanto la faceta mas soft de la banda, como la mas rockera, y en el que Joe Walsh hace un trabajo increible, las melodias vocales de este disco me siguen atrapando una y otra vez, haciendome soñar, que cuando esté demasiado cansado, y necesite evadirme, salga corriendo a buscar una habitación en el Hotel California.



Don Felder, Don Henley, Glen Frey, Randy Meisner y Joe Walsh editaban este disco un 8 de diciembre del 76, un album que como ellos mismo han declarado mas de una vez, trata sobre la vida,  sobre la perdida de la inocencia, el mundo de las drogas, de las relaciones personales, del espejismo de la fama e incluso del sueño americano.


El disco lo abre, la que es sin lugar a dudas, la canción insignia de la banda, y que les ha hecho traspasar las fronteras de cualquier estilo musical. Desde su letra, victima de miles de teorias, desde conspiraciones satanicas a trafico de drogas, que te invita a perderte en las paredes del "Hotel California", esas maravillosas melodias de un Henley inconmesurable durante toda la grabación, y ese sonido que supieron darle, con un Walsh, mostrando que aunque no aparece normalmente en las quinielas de grandes guitar heroes, es uno de los mejores guitarristas que nos ha dejado el rock.


Existe un autentico Hotel California, en Todos Santos, Baja California, pero a pesar de lo que muchos creen, las fotografias para el disco no se hicieron alli, sino en en el Hotel Beverly Hills, de L.A. Lo que si cuentan que es cierto, que el autentico Hotel California, tenia su leyenda de fantasmas, de una chica llamada Mercedes, que aparecia en el bar, invitaba a los clientes a tomar algo, y luego desaparecia, y que Don Henley convirtió a su vez en leyenda del rock.

Pero este disco no es solo una canción, y el siguiente tema lo deja mas que claro. "New kid in town", fue un autentico hit, con su tono pausado y su melodia, Glen Frey tomando el mando de las voces, y de que manera, para dejar un espectacular country rock, en unos dias en que los criticos atacaban dicho estilo, dandolo por acabado, The Eagles colocaban este tema en las listas, dandoles a todos estos en la cara, de la mejor manera que sabian hacerlo. Pero este disco no son solo bonitas melodias, y las guitarras de "Life in the fast lane", con ese regusto funk tipico de Joe Walsh, echan chispas, demostrando que The Eagles también saben rockear, y como los mejores.


Los arreglos de "Wasted time" y anuncian que esta balada es algo especial, un duelo voz/piano, con la guitarra adornando el tema en un segundo plano, y un Henley tirando de feeling, que te llevan directos al reprise que viene despúes, y que deja claro, por si aun habia alguna duda, que The Eagles, no son solo una banda de grandes melodias, también unos grandes musicos. Aunque nombre una y otra vez a Walsh, el trabajo de Don Felder no se queda atras, ni mucho menos, porque ademas toma el protagonismo  en "Victim of love",  donde de nuevo se asoma el rock, con un estribillo que yo siempre he relacionado con Whitesnake, o mas bien al revés, en los primeros trabajos de Coverdale.

En "Pretty maids all in a row", Joe Walsh toma protagonismo, haciendose cargo de las voces, para dejarnos un sentido medio tiempo, con mucho groove, y menos soft que los de Henley, una de esas canciones, a las que inevitablemente le vas poniendo imagenes a la par que la escuchas. Randy Meisner también tiene su oportunidad, de aportar su voz a este disco con "Try and love again", quedando a la altura de sus compañeros, en una canción con un precioso estribillo, y unas guitarras de la mano de Frey y Walsh, que le dan muchisima vida a esta canción.


Se acaban las vacaciones en el Hotel California, es hora de recoger las maletas, y de nuevo Henley se pone a las voces, para embargarnos en una despedida que dura 7 minutos, y que deja el alma en el aire, con su serenidad y belleza, en otro de esos temas que tiene que poner tus sentimientos a trabajar, si o si. Se termina el disco, pero las puertas del Hotel California siempre estan abiertas, solo tienes que cerrar los ojos y dar al play, para de nuevo conducir por una oscura y desertica carretera, con el viento frio en tu pelo, y acudir a tu cita con Mercedes.

Como definir este disco, ¿Rock?, ¿Pop?, ¿Country?, simplemente una obra maestra de la música, que sigue sonando fresca y atemporal 35 años despues, y que afortunadamente, nunca será ni formara parte, de los hits de un fin de semana, de esos que acaban en la carpeta de usar y tirar. A muchos les sonará a canciónes de anuncios, a otros a versiones lolailas, pero la aportación de este disco a la historia de la música, es algo que afortunadamente, no se le puede colgar el cartel de perecedero. Con vuestro permiso, me vuelvo a poner los auriculares, y me doy otro viaje por el Hotel California.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...