Etiquetas

miércoles, 29 de febrero de 2012

WHISKEY VIEJO


Que una serie de músicos que han formado parte de bandas con mayor o menor reconocimiento y mas o menos recorrido en el panorama musical, se junten para tocar en garitos, temas de Bad Company, Joe Cocker, Ottis Redding, Dylan, Free o los Stones, es algo a lo que estamos acostumbrados. Que les entre el gusanillo, y terminen componiendo temas propios y plasmandolos en un disco, si miramos a los últimos tiempos, también vemos que se sucede como algo habitual, incluso algunos, consolidandose de momentos, como verdaderas bandas, y no caprichos de un solo rato hasta que los egos separen nuestros caminos.

Pero si ya decimos que el grupo en cuestión se mueve por Madrid, y que sus miembros han formado parte  o han tocado con gente como Iguana Tango, Luz Casal, Manolo Tena, Radio Futura, La Orquesta Mondragón o Presuntos Implicados, igual no es tan usual. Joaquín Padilla - voz- (Iguana Tango, Edgar Allan Poe), Borja Montenegro - guitarra - (Soledad Jimenez, Manolo Tena...), Jorge Ojea - guitarra (Luz), Ricardo Esteban - bajo (Pablo Perea, Petersellers....), Toni Vazquez (Radio Futura, Orquesta Mondragón...) y Chema Hernandez - teclados (Presuntos Implicados...), dan vida a Whiskey Viejo, que a finales del pasado año no dejaban su primer disco.


Con semejante curriculum y teniendo en cuenta sus influencias, tenia ganas de echarme al oido el primer disco de estos tios. ¿Como suenan Whiskey Viejo?, lo suyo es el rock de influencia clásica, pero con grandes dosis de melodias, en una onda parecida a aquella banda que Santi Campillo junto a Miguel Bañón, llamado Los Lunaticos, buenas raciones de rock del de toda la vida, pero teniendo presente el poder llegar a todos los públicos, y eso es lo mismo que nos sirven en esta barraca de Whiskey Viejo.

Abre el disco "El pasajero" de forma calida, sin estridencias, con muchisimo feeling, y que es curioso que no hayan abierto el disco con una canción con mas fuerza, y si con una que desprende clase por los cuatro costados. Joaquin, que consiguió colarse en el mainstream nacional con Iguana Tango, y que nunca ha ocultado su pasión por el heavy metal, como demostró con aquella joya llamada Edgar Allan Poe, borda el rock clásico, y reconozco que me ha sorprendido la cantidad de matices de su voz.


Si hablaba antes de rock del de toda la vida, "Bye by honey" te marca el camino, con mucho ritmo y un estribillo matador. La banda suena de vicio, y es que no es para menos. Mas rock en "Viejas cuentas pendientes", con un toque mas hard clásico, flirteando con ese saxo que le da un aire de club que quita el sentido. Cuanto mas Whiskey Viejo te vas echando a la garganta, mas se va animando la cosa, y "Lo que no eres" es perfecta para vaso largo y un par de hielos, con ese aire sureño.

Whiskey Viejo levantan un poco el pie del acelerador, para volver a un climax mas intimo con "Acuerdate de mi", un sentido medio tiempo. El riff de "Dejandonos llevar" desprende fuego, en una canción  muy rockera y que invita a dejarse llevar.  Después de tanto Whiskey Viejo, no creas que te van a dejar "Una mala resaca", todo lo contrario, aires a M-Clan, pero con una base mas potente. "Flores de barro" es un temas mas pop, con una bonita letra, y que podria colar sin problemas en las emisoras de radio.


"Distancias de seguridad", tiene un groove muy guapo, y ese aire macarra del rock n roll hispano del que las calles de Madrid saben mucho, y ese regustillo r&b que va destilando. Cierran este primer disco con "Andando hasta el amanecer", con melodias pop, y que deja constancia de la multitud de registros en los que se siente comodo esta gente. Un muy buen disco, para disfrutar de buenas canciones y unos muy buenos músicos.

martes, 28 de febrero de 2012

QUEEN -JAZZ 1978


Hoy es dia de fiesta, al menos aquí, al sur del sur. Mientras me voy preparando para salir, que un dia como hoy, con ese sol asomando no merece enclaustrarse en casa, la calle se construyó para pisarla, ya habrá tiempo de hundir el sofa cuando las nubes anuncien tormenta o el frio sea descabellado, algo que ya en los meses venideros, por suerte, cada vez es mas complicado. Pero antes de salir, música, que suene en los altavoces, y nos ponga las pilas.

Mirando la estanteria de los discos mientras hacia algunas cosas, la vista se me ha parado en Queen, bueno, eso suele ser algo habitual. Queen es mi banda favorita de las que andan "entre dos tierras". Ahora vuelven a ser actualidad, finiquitada la relación con Paul Rodgers, -Paul tio, con el curriculum y la voz que tienes, que necesidad tenias de ese berenjenal-, y ahora con el tal Adam Lambert, que tendra muy buena voz y bla, bla, bla, pero yo sigo sin estar convencido, Queen era la suma de cuatro personas, cuyas personalidades daban vida a lo que fue la banda, y eso es muy complicado de sustituir. Hay casos en los que funciona, pero otras veces, ciertos músicos estan demasiado unidos al significado de lo que es la banda, no puedo imaginar unos Sabbath sin Iommi, al igual que me cuesta imaginar, a Queen no solo sin Mercury, sino sin alguno de sus miembros originales.


 A pesar de que los discos que han sacado con Rodgers me parecen muy  buenos discos, siempre me termino refugiando en los de siempre, que suelen ser casi todos, porque con Queen miro hacia otro lado, en cosas que con otras bandas no haria, bueno, todos tenemos nuestro ojito derecho, ¿no?. Hoy me he levantado con ganas de aquel disco que facturaron a final de los 70, en el 78 para ser mas exacto, y que fue el último de su beneficiosa relación con Roy Thomas Baker, "Jazz", que recoge perfectamente lo que la banda era, fue y deseaba ser.

"Jazz" no solo fue el último con Baker, tambien el primero que grabaran fuera de Inglaterra. Hasta Suiza se largaron, a dar vida a otro de sus discos -al menos para mi- fundamentales. Este disco estuvo rodeado de polémica. Para el video de  "Bycicle race", la banda contrató a una multitud de modelos, con las que recrearon una carrera nudista en bicicleta en pleno Wembley, con poster incluido, lo que hizo que les lloviesen acusaciones de sexistas. Para rematar, un iluminado, Dave Marsh, redactor de Rolling Stones, escribió que Queen eran la primera banda fascista de rock. Ver , o leer para creer.


Cuando en una banda, todos sus miembros aportan su visión de como deberian sonar,  y el resto en vez de poner pegas,  se complementan, son capaces de sonar tan diferentes y cohesionados a la vez, de tocar mil palos diferentes y ser capaces de ser reconocidos con solo escuchar dos acordes, y esa es la magia de Queen. "Jazz" son trece canciones, envueltos en la magia que solo Mercury, May, Taylor y Deacon, eran capaces de transimitirle.

Se abre el disco con "Mustapha", una composición de Mercury, con sonidos arabes, y una mezcla de palabras en inglés, arabe, persa y palabras inventadas, que a la primera escucha puede parecer una excentricidad del genial vocalista, pero que poco a poco le vas pillando el rollo, sobre todo con el riff de May y esa base rítmica a veces casi metalica. Reconozco que "Fat bottomed girl" es una de mis canciones favoritas de la banda, compuesta por May, con esos coros al inicio, un autentico hard rock, con un Mercury genial y esa letra sobre las groupies que acompañaban a la banda en las giras, puro rock and roll.


Una de las cosas que siempre he admirado mas de Mercury, es con la sencillez que viste sus canciones, su voz, un piano y sus letras,  son capaces de ponerte la piel de gallina, de aflorar sentimientos, y "Jelaously" es uno de esos temas que le cantarias a esa persona especial al oido. "Bycicle race" resucita los primeros Queen, con un sonido mas barroco y la teatralidad tan carcaterística del grupo, ademas de la versatilidad, desde las melodias pop a ese solo tan hard que se marca May, con el Tour de Francia como inspiración.

"If you can´t beat them", tema de la factoria Deacon, que no suele soltarse en temas muy rockeros, y aqui lo hace de maravilla, con esa guitarra marcando el tema y un ritmo bestial. Un gran tema. Otro clásico de la banda, en forma de lema que se podrian aplicar a ellos mismos, el rockero "Let me entertain you", directo a la yugular, con una base ritmica contundente y Mercury invitandonte al show y que nadie olvide, que Queen nunca dejaron de ser una banda de rock. A Brian May siempre se le ha achacado la faceta mas rocker de la banda, y "Dead on time" lo reafirma, hard rock de pura escuela, con unas guitarras matadoras, un Freddie que se adapta perfectamente a tonalidades mas agresivas y Taylor/Deacon como una locomotora.


Y tras la tormenta, llega el momento de resguardarnos, encender unas velas, sacar una botella de vino y disfrutar con una preciosa composición de Deacon  llamada "In only seven days", cuyo bajo toma el mando, junto a la voz de Mercury. May siempre ha sido muy dado a recuperar viejos sonidos blues en alguno de los temas de cada uno de sus discos, y aqui no podia fallar. "Dreamer´s ball" con su rollo añejo y su swing cumple perfectamente este papel.  "Fun it" es la canción que menos me llena de este disco, ese rollo disco, con bateria electrónica, que tiene su groove funk y tal, pero not my cup of tea. 

Llega la hora de la balada de Brian May, y lo hace de forma sobresaliente. "Leaving home aint easy", tiene un transfondo de rock americano y Mercury llenando los tres minutos con su voz. Otros de los grandes clásicos que ha dejado este disco, sin lugar a dudas, es "Don´t stop me now",  compuesta por Mercury, que va ganando intensidad cada segundo que pasa, hasta llegar a esos fabuloso estribillo y el impresionante solo de guitarra de Brian May. Roger Taylor pone fin al disco con otra composición suya, "More of than jazz", bajo un transfondo  my rockero, con unas guitarras muy heavys,  recordando en su final partes de canciones del disco, como perfecto broche final. 


Puede que "Jazz" no entre en las quinielas de muchos, pero sin lugar a dudas, es otra de las grandes joyas que dejo Queen en aquella decada, y con una orientación muy rockera, sin dejar de lado la experimentación y las ganas de explorar todo aquello que les viniera en gana o se les pusiera por delante. Bonito dia el de hoy, y mas aun, con Queen sonando en mis altavoces.

domingo, 26 de febrero de 2012

KANSAS -LEFTOVERTURE 1976


Es curioso, conozco gente que no ve la Sexta, porque dice que es una cadena de izquierdistas, de comunistas. Que digo yo, vale que no veas El Intermedio, o los telediarios, pero perderte la programación de la Sexta 3 u otros contenidos de la cadena, porque supuestamente piensan diferente a ti, es un poco absurdo. Todos sabemos a que huele Onda Cero por ejemplo, y yo sigo desde hace muchisimo programas como La Rosa de los Vientos (desde los tiempos de Turno de Noche) o La parroquia del Monaguillo, que poco o nada tienen que ver con ideologias y si con una filosofia especial y particular de hacer radio. Eso si, los sabados por la noche, para ver la liga, olvidan diferencias políticas y se sientan ante el televisor, es que futbol es futbol.

Precisamente en la Sexta, estaba viendo  un documental sobre el Queen Elisabeth II, vaya pedazo barco colegas, crucerazo, de Southampton, que también tiene su rollo, una pequeña ciudad sobre el mar, viviendo a cuerpo de rey. Nunca he estado en un crucero, pero tiene que molar, o al menos eso dicen. Tengo apuntada en la agenda ese que hace Venecia -love this town-, las islas griegas y Dubrovnik, pero como estan las cosas, a Grecia en lugar de ir con una camara de fotos, tienes que ir con el palestino y una buena reserva de cocteles molotov en la maleta.


De todos modos, el crucero que tiene que ser la hostia, sin lugar a dudas, es eso del Monsters of Rock Cruise, encerrados en un barco en medio del oceano, y gente como Cinderella, Tesla, Y&T, Ratt o U.F.O. amenizando el viaje, vamos para volverte loco. Y no solo por los conciertos que disfrutas, es que ademas, ir al bar, y encontrarte con Phil Moog, Tom Keifer o Dave Meniketti, y tomarte una cerveza con ellos, pues ya es el remate, porque saquear el bar con gente de Helix, Bang Tango o Kix, gente con la que crecí escuchando su música, y que en cierto modo, tienen bastante culpa de lo que soy, vale su peso en oro.

Ya sabeis, que afortunadamente, la música es algo muy subjetivo, que no para todos tiene que expresar o significar lo mismo. Yo tengo muy claro, que el dia que vaya a un crucero, mientras cruzo la pasarela que me lleve al barco, tendria que sonar el "Leftoverture" de Kansas, y en particular, "Carry on my wayward son". ¿Por que?, pues por que si, porque me da un buen rollo que lo flipas esa canción. Estoy de acuerdo, que quizás serian mas acorde a la situación, algo mas divertido, Motley Crue o Poisón, pero no.


Si cierro los ojos y pongo imagenes a "Leftoverture", me evoca esos grandes viajes trasantlanticos en blanco y negro, con orquestas amenizando en el salón de baile, gentes de altas sociedad y rancio abolengo en camarotes de lujo y los pobres encerrados en la bodega. "Leftoverture" dibuja prohibidas historias de amor entre sobrecargos de alta sociedad y camareras de habitación, capitanes clasistas y oscuros marineros, que se convertirian en heroes del Poseidón.

Kansas es como un viaje de Southampton a New York entre las embravecidas olas, sabiendose rodeado de otro mundo inmerso en el tuyo. Porque Kansas es como esos barcos enormes, dificiles de explicar si no los ves y los vives. Kansas es rock progresivo, es arena rock, es............... simplemente Kansas. Para este viaje, tenian una tripulación de lujo. me vais a permitir que me recree con Steve Walsh, ya lo comente   en la entrada sobre Hotel California, siento debilidad por este tipo, soy politoximitomano y pecador, asi que mis debilidades son abundantes. Steve no es para mi un guitar hero, es un guitar man. Recuerdo cuando tuve la suerte de verle en directo, de esos momentos, que aun sin haber tocado, solo con verle acercarse a su guitarra, sabes que va a pasar algo especial, va a haber magia en el aire.

Phil Ehart - bateria,  Dave Hope - bajo, Kerry Livgren - guitarra, piano, clavinet, Moog, Oberheim, and ARP synthesizers, Robby Steinhardt - violin, violas y voces y Rich Williams -  guitarras, completan una formación inolvidable, que dejó este fantastico album, que comienza con "Carry on my wayward son", una de esas canciones himno imperecederas, repleta de melodias y fuerza. Desde los coros iniciales, y ese inconfundible riff en continua batalla con los teclados, le han hecho pasar a la memoria colectiva del rock.


Me encanta la grandeza de "The wall", muy sinfónica, con unas guitarras con tanta melodia que parecen estar cantando y Steindhard como maestro de ceremonias, cuya voz te envuelve y te deja inmerso en un mar de emociones. "What´s on my mind", y sus guitarras rockeras junto a esas melodias mas propias del incipiente arena rock, que a su vez facturaban gente como Boston. Mas progresiva es "Miracles out of nowhere", porque en Kansas, la importancia de la música esta adaptada a su gusto por las melodias vocales. El mismo camino recorre "Opus insert", retazos sinfonicos adaptados a caminos mas accesibles, algo asi como también hicieran Yes.

"Questions of my childhood", es directa y movida, con un violin haciendo diabluras. La creatividad de Kansas, ve la luz en "Cheyenn anthem", larga, barroca, intrincada, con continuos cambios que van relatando el sufrir de los indios Cheyennes. La máxima expresión, el cenit del sonido Kansas, lo dejan para el final, con los ocho minutos y pico de "Magnus opus", a base de desarrollos e intrumentaciones, complicados arreglos cual suite, que va acaparando tus sentidos y dejando claro, que a estos tios, eran capaces de afrontar cualquier riesgo sabiendose vencedores.


Como suele pasar siempre, hablar del mejor disco cuando se refiere a bandas de este tipo, es muy complicado, pero sin lugar a dudas, sigue siendo mi disco favorito de Kansas. Voy a pegarle otra escucha, mientras busco algún viejo capítulo de Vacaciones en el mar.

viernes, 24 de febrero de 2012

MOUNT CARMEL-REAL WOMEN


Hace muchisimo tiempo, lei un libro, un tostón dicho sea de paso, sobre vampiros ambientado en los escritores Lord Byron y Percy y Mary Shelley, en el que en un intento de novela gótica, que de recargada terminaba siendo pesada, los protagonistas sufrian el ataque de vampiros que a su vez, cumplian el rol de musas que les permitian escribir. Tampoco recuerdo demasiado bien mucho mas, porque es de esos libros que uno prefiere olvidar, pero el meollo de la historia era interesante, de donde proviene la inspiración, eso que puede convertir algo en  imperecedero.

Y es que hay algo que siempre me he preguntado, el como y por que, unos tipos deciden tocar de una forma o de otra. Mas bien pienso que es algo involuntario, al menos en la mayoria de los casos, te juntas con unos tipos, en principio, con unos gustos parecidos a los tuyos, y terminas tocando aquello que has mamado o sigues mamando, recuerdo cuando tocaba en alguna banda local, hace ya ni me acuerdo, que Barricada era nuestro referente, y el de mucho en aquellos años, e insconcientemente, en nuestros temas, siempre habia algun guiño a los navarros, a pesar de que puestos a nombrar influencias, seguro que nos hubiesemos perdido en otros nombres mas cools.




Yo no se lo que los tipos de Mount Carmel, escuchan en su casa, en la furgoneta o en el mp4, pero esta claro que la ración de rock de los 70 la han tragado bien servida, y empujada con pan, que es como se deben de comer las comidas. He leido por ahi que este trio  mira hacia el blues metizo de rock clásico de gente como ZZ Top, pero realmente no les veo así. Yo me los encuentro mas metido, en otras historias, tambien de allá por los 70, pero encandiladas por ese heavy blues, poderoso y corrosivo, que podria salir de las humeantes marmitas de Blue Cheer o Ten Years After, a quien versionaban en su primer lanzamiento, por poner un ejemplo.

Después del anterior disco de la banda, editado en 2010, ahora se lanzan a la carrera con este "Real women", lleno de blues rock crudo y acido, y unos riffs monolíticos, que añadido al sonido que le han dado al disco, rescata la esencia de aquellas bandas que comenzaron a cimentar el rock duro desde la primigenia dureza. "Swaggs", el tema que abre este disco, es ya de por si, toda una declaración de intenciones, con ese riff escapado del lado mas agreste de ese rock de los setenta, que se endurecia por segundos.


"Real women" da nombre al disco, y es un blues altamente electrificado, con esas guitarras dañinas y peligrosas como los mejores Cream y todo el alcohol que lleva marcado a fuego implicitamente, un tema asi. "Oh Louisa", destila de nuevo sonido clásico por sus cuatro costados, suena a blues aspero y contundente. Alza la copa de vino, porque "Be somebody" saca el lado mas especial de la banda, con esa guitarra echando fuego a base de solos. Kevin Skubak, Matthew Reed, Patrick Reed, son de Columbus, Ohio, pero se conocen al dedillo todo el british rock, y seguro que adoran a Peter Green entre otros, porque su espiritu se me aparece alguna que otra vez escuchando este disco.


Mas rockera en vena americana, es "Choose wisely", calidad y fugaz, y una de mis favoritas del disco. Miradas hacia la perfida albión en esos riffs de "Hear me now", con ecos de Free, y sobre todo de Kossoff. "Don´t make me evil" vuelve a sonar cruda, muy cruda y desafiante, sacando de nuevo el blues a relucir, pero envuelto en su piel mas rockera. En los 70, el soul estaba presente en el rock mas de lo que muchos creen o quieren creer, y la melodia de voz de "Rooftop", vuelve a sacar a relucir en 2012, todo aquello que significo algo en esos tiempos.




Las guitarras siempre fueron el santo y seña del rock, y en Mount Carmel estan omnipresentes en todo momento. Van saltando chispas a la vez que suena "Lullaby", que ademas cuenta con un trabajo vocal excepcional, tonica general en todo el disco. De esta forma tan brillante, cierran un nuevo capítulo, que esperemos que solo sea el comienzo de mucho mas. Mount Carmel no inventan nada, ni lo necesitan, pero suena aridos, crudos, duros y a la vez acogedores. Blues abrazado al rock, rock abrazado al blues, de donde nunca debió salir.

miércoles, 22 de febrero de 2012

BLACK ROCK-TODO AL NEGRO


Cosas de la vida, del destino y esas cosas, uno de mis amigos de siempre, anda ya desde hace tiempo por esas tierras del norte. Hace poco que estuvo por aquí, y charlabamos un rato al calor de un bar, ¿donde mejor lugar?. Me contaba, que gracias a las redes sociales, habia vuelto a recuperar el contacto cotidiano con mucha gente, que no era lo mismo que cara a cara, pero al menos le permitia seguirnos de cerca, algo que de ser tirando de movil, seria mas complicado y espaciado.

Esta claro, que psando de historias raras y obsesivas, las redes sociales pueden llegar a ser utiles y entretenidas. A mi me sirven para descubrir mas bandas, gente que se pone en contacto, y que posiblemente, de otra manera no llegaria a descubrir. Porque todo este universo en el que nos movemos, es la nueva autopista para aquel que quiere o tiene algo que contar. Un nuevo circo romano global, en el que luchar con las zancadillas disfrazadas de leones, de este dificil mundo del rock, mientras esperas el veredicto de los nuevos Nerones, que alzamos o bajamos nuestro dedo pulgar a golpe de ratón.


Cosass de estas pasan, así por ejemplo, hace poco hablaba de Sexplosion, gracias a un video de ellos que puso Lazy Lane en Facebook. Y a través de esa reseña sobre Sexplosion, Barbara Negro, vocalista de Black Rock, se puso en contacto conmigo, y en mi Caralibro dejo un video de su banda, que dicho sea de paso, cuando le di al play, casi me caigo de espaldas, tanto por la música que salia de mis altavoces, como por el video en si, rockero al 100%, como aquellos que veiamos de las bandas guiris.

Y es que si algo echo en cara a nuestros rockeros, es ese afan por parecer tus colegas del barrio. Cuando me tomo una birra o charlo de música con ellos, quiero que sean esa gente sencilla, pero cuando están sobre el escenario o grabando un video, quiero que sean una puta rock and roll star, porque el hard rock debe ser sexy, atrevido, glamouroso e incluso arrogante, y valgame San Bon Scott, que Black Rock lo son, y su clip, "En mi cama", una bomba de relojeria.


Por si fuera poco, la banda te pone a tu disposición la posiblidad de descargarte este "Todo al negro" desde su myspace, o si lo quieres en formato físico, ponerte en contacto con ellos. Y es que me encanta que haya cada dia mas tias al frente de bandas de rock. En este pais, al menos en cuanto a hard rock y metal, el nivel ha aumentado de sobremanera, especialmente en terrenos mas metalicos. Ya tenemos nuestras Tarjas y nuestras Doros de primer nivel, pero yo quiero nuestras Joan Jetts, y my friends, al loro con Barbara Negro, su potente voz y su potencial físico.

Junto a Manu Acilú, Iraitz Esnal  y Pol DQ,  acompañan actualmente a Barbara, aunque fueron Juanpe Nogales a la batería, Manuel López al bajo, Eduardo Suárez a la guitarra y Yeray Corujo a los teclados, lo que se han sacado de la manga este "Todo al negro", toda una oda al hard rock que hemos mamado durante todos años y que a servidor le sigue poniendo como una moto. Desde el inicial "Principe del vacio", con unas guitarras matadoras y muy rockeras, ademas de la potencia de Barbara, con su timbre muy ochentero y el derroche de potencia que esta tia aporta a los temas. "En mi cama", es el tema con el que los descubrí, y que con su letra divertida, esa confrontación teclados/guitarras, mas la melodia pegadiza, se te queda tatuada a la piel desde la primera escucha.


Los madrileños suenan desenfadados y a la vez perfectamente cohesionados. Black Rock no solo escriben letras desenfadadas, tambien saben ponerse profundos, como demuestra "Funeral", uno de los mejores temas de este disco, mas melódico, y que a veces me recuerda a los Heart de aquel maravilloso "Brigade". Barbara se ha rodeado de amigos para este disco, gente de otras bandas, y la primera colaboracion es la de Jiroshi Suarez de Sonus Delai en "Aura", que suena mas heavy rock. Jose Luis Trebol de Dawn of Tears pone su granito de arena en "Sonambula", que contiene un principio arrollador, y muestra que Barbara es capaz de ofrecer distintos matices con su voz, por cierto, fantastico estribillo.

En "Bajo el agua", vuelve a latir la vena mas melódica de Black Rock, coqueteando con sonidos mas cercanos al A.O.R.  Pero sin lugar a dudas, saben lo que son, y lo que quieren ser, "Esclavos del rock" suena ultra heavy, con unos riffs obsesivos y un teclado predominante, contando con la colaboración de Jesus Alonso, vocalista de Dawn of Tears que le añade una pizca mas agresiva. Me gusta mucho "Vuela libre", suena muy intenso y elegante, y a pesar de ser muy melódica, lleva una fuerza implicita que te atrapa. Apergios que anuncian balada, como en los viejos tiempos, y así transcurre "Libertad", rebozando feeling, y conviertiendo el cuero negro en terciopelo.


Julio Dávila de Mr. Rock se monta un fantastico duo con Barbara en "Fugitivo", muy hard, con una letra muy macarra. Al loro con las guitarras de "Carne palpitante", el tema encargado de cerrar este "Todo al negro", muy ochentera y atrevida, con una Barbara susurrante. Otra muy buena banda de hard melódico nacional, con femina al frente, dotada de una gran voz y una mas que envidiable imagen. Le ha costado muchisimo sacar este disco, pero la recompensa es grande. Apostemos todo al negro.

lunes, 20 de febrero de 2012

SILVIO Y SACRAMENTO-FANTASIA OCCIDENTAL


Hay personas que son especiales, mucho, de veras, ya sea por lo bueno o por lo malo, que a fin de cuentas, dicha percepción solo depende de como te levantes ese dia, o de que mires la vida desde el culo de una copa de chardonnay o de una vaso de ginebra. Hay personas que siempre permaneceran en el recuerdo, aunque solo sea de unos cuantos, porque su forma de vivir, impregnó su trayectoria hasta las últimas consecuencias, y eso, gusta o no gusta, pero no se olvida.

Quizás mas allá de las fronteras del sur del sur, o del sur de la Gran Bretaña, como decia Silvio, nadie conozca a este sevillano, genio y figura relevante, de eso que el llamaba rock flamenco, en el que convivian cogidos de la mano Eddie Cochran y la Macarena de Triana, junto a un vaso largo de ginebra.  Silvio era único, no solo por su forma de entender la música o la vida, sino por la foma de vivirla ambas, rockero y nazareno, y por supuesto sevillano hasta el último costal.


Silvio estuvo en los inicios del rock andaluz, anduvo liado con Gong y fue bateria de Smash. Después de salir de estos últimos, dejo la música y pegó un braguetazo, casandose con una rica heredera, hija de un aristocrata ingles. Silvio ya era un personaje digno de la mejor novela canallesca, y aunque de buenas a primera se vio viviendo en Marbella a golpe de rey, nunca dejó de ser el mismo. Cuenta la leyenda, que una de las veces que sacó del banco, la paga que su suegro les ingresaba cada mes, se fué con un amiguete directamente al aeropuerto de Malaga, y pillaron el primer avión que salia hacia un punto europeo. Sin salir de los aeropuertos, fue empalmando vuelo con vuelo, y copa con copa, hasta que se quedó sin dinero.

Eso le costó el divorcio, y facilitó su regreso a la música. Su encuentro con Pive Amador, dio como fruto que viesen la luz, Silvio y Luzbel, ya con el sevillano como solista. Dicen que en esos dias, grabando en la capital del reino, mientras los músicos grababan sus intrumentos, se quedó en el hotel, alegando que estaba enfermo, y montó una fiesta de aupa, con todo el que pasaba, cargando en la cuenta de la discográfica, una factura de 120.000 pesetas. Después de aquello, se fue a Madrid, eran los tiempos de la movida madrileña, tiempos de excesos, en los que Silvio se movia como un autentico profesional. De vuelta a Sevilla, se arrima a los músicos de Brigada Ligera, y de ahi nace Silvio y Sacramento, en el que el rock de los 50 y pasajes de marchas de semana santa se entrelazaban en los efluvios etilícos de Silvio y sus letras.


Cuentan los músicos que estaban a su lado, que tocar con Silvio era una aventura cada dia, improvisaba letras y en medio de cualquier tema, daba un giro y comenzaba a cantar lo que le daba la gana, obligando a la banda a de buenas a primeras a tener que pillarle el punto. Se fue convirtiendo en mito, sobre todo en Sevilla, Cádiz y Huelva, donde se le idolatraba. En el 88 lanza su primer disco como Silvio y Sacramento, y en el 90, graba esta joya llamada "Fantasia occidental", un disco  demasiado corto pero suficientemente intenso.

Abre el disco "Las criaturas" que a ritmo de los 50, pone música a un verso de San Juan de la Cruz, haciendo gala de ese aquelarre sacro-rockero que tanto le gustaba a Silvio. Uno de sus temas mas conocidos es "Betis", tema dedicado al Real Betis Balompie, y eso, que Silvio era sevillista acerrimo, pero perdió una apuesta con uno de sus músicos, y se sacó de la manga uno de sus temas mas imperecederos, un tema con un swing acojonante.  En "Músico de oro y voz", un eterno rythm and blues, en el que un poliglota Silvio, que cantaba en cualquier idioma, a pesar de solo conocer el suyo propio, aquel que salia de sus entrañas.


Por supuesto, la banda que llevaba no era cualquiera, músicos de primera, y eso queda claro en cada segundo del disco. "No lo fagais mas" es un rock and roll de la vieja escuela, en su macarronico idioma. La filosofia de Silvio se ve reflejada a la perfeccion en "Sureños", con una letra que no tiene desperdicio. El lazo que unia a Silvio con la semana santa era inquebrantable, y "La pura concepción (swing Maria)", con letra de Pive Amador, y una interpretación magistral de Silvio, construye un swing sobre uno de los pasajes de la marcha "La virgen de las aguas". Silvio al contrario que servidor, siempre cargó con su devoción.

Siguiendo su manera de entender la música, se marca una versión del "Stand by me", rebautizada como "Rezare" y con toda la imagineria sevillana como receptora, aunque la autentica influencia para Silvio, a la hora de atacar este clásico, está mas cerca de Adriano Celentano y su "Pregheró". Para cerrar el disco, "True love", de nuevo mirando a los 50, cantando en italiano, o algo parecido, y  bordandolo como no podia ser de otra manera. Si Burning cantaban en ingles de La Elipa, Silvio cantaba en italiano de Triana. 


Silvio grabaria otro disco mas con Sacramento, mas tarde también editaria con Los Diplomáticos en el 99. Lamentablemente, Silvio se nos fue en 2001, ni su higado, ni sus pulmones aguantaron mas, toda una vida de excesos y de vivir a su manera. Multitud de perlas engrandecen su leyenda, como aquella vez que tocaba en Almonte y pidió al dueño de la sala un adelanto. Se largó con la pasta, y cuando los músicos fueron a buscarlo, lo encontraron en la puerta de la feria, ¿que pasa? le dijeron, venid conmigo, y se metió donde las atracciones infantiles. Todo el mundo le aclamaba e invitaba a comida y vino, eran los padres de todos los niños, a los que regaló las 30 mil pesetas del adelanto, en fichas para las atracciones. Sus músicos siempre decian, que si hubiese querido, Silvio los hubiese hecho ricos, pero Silvio era mucho Silvio.



Cada entrevista a Silvio era un titular seguro. Una vez le preguntaron: ¿que hiciste cuando murió Elvis? y Silvio respondió, me puse la chupa de cuero y me bebí una botella de anis. No veas que calor, porque era agosto. En otra entrevista, estaba sentado junto a una mesa vacia, y Silvio comenta, "que triste una mesa vacia. ¿Aquí no dan de beber?, la presentadora pide que le traigan algo, y la azafata le trae un vaso de agua, a lo que Silvio responde, agua me vas a traer, esto se lo echas a la ranas y ami me traes un vaso de whisky con hielo. Genio y figura. Un tipo, cuyas mayores aficiones de la vida eran, cantar rock, la semana santa, un cigarrillo, un gin tonic y el futbol.


sábado, 18 de febrero de 2012

HOWLIN RAIN-THE RUSSIAN WILDS


El otro dia, entrevistando a Paul Raymond (U.F.O.), entrevista que podeis leer en Rock in Spain, le preguntaba si pensaba que el hard rock estaba conociendo un nuevo resurgir. Paul me decia que no, que lo que estamos viviendo es de nuevo, un mercado para el rock clásico, algo que estan aprovechando bandas como ellos. Y aunque en lo primero no estoy de acuerdo, creo que el hard está viviendo un muy buen momento, pero que no se le puede comparar con la perspectiva de los 80, si que firmo con los ojos cerrados lo segundo, el gran interés por el classic rock.

Estamos viviendo unos años, en los que incluso bandas que en los 70 pasaron sin pena ni gloria, ahora se vuelven a reunir y son reivindicados por la gente, y que decir de aquellos que si tuvieron algo que contar en esta historia nuestra. Pero no solo un buen puñado de músicos con un montón de kilometros a sus espaldas, se presentan cara al publico rockero. También nuevas bandas, reivindican y recogen para si dicho sonido, y lo hacen formar parte de la forma de entender el sonido del siglo XXI.


Seguro que todos teneis muchos nombres en la cabeza, bandas que están volviendo a revitalizar una forma de entender el rock, que por otra parte, ha demostrado superar la barrera del tiempo, como si hubiesen caido en la fuente de la eterna juventud, porque ahí está la magia, que el tiempo pasa para las personas, pero los acordes son acariciados por la musa de la eternidad y la atemporalidad. Una de esas bandas, son Howlin Rain. Los de San Francisco, con su mezcla de rock añejo, psicodelia e inmensas melodias, ya dejaron constancia de su buen hacer con sus anteriores discos.

Ahora encaran 2012 con su quinto album, "The russian wilds", once temas y una inquietante portada, que nos lleva a un mundo repleto de melodias y a una carretera que reposta en el pasado, pero que lleva directa al futuro. Desde que escuché que Howlin Rain volvian a sacar disco, lo cierto es que me habia creado bastantes expectativas con lo que podia deparar este "The russian wilds".


Desde la inicial "Self made man" queda claro lo que nos traen de nuevo Howlin Rain, rock de la vieja escuela, de primera clase. Los siete minutos de "Phantom in the valley" rezuman belleza e intensidad, mientras te dibuja la historia que quieren transmitirte. El blues también forma parte de la dieta diaria de los de San Francisco, como dejan claro en "Can´t satisfy me now", con un Ethan Miller inmenso, capaz de transmitir todas las emociones inmersas en sus temas.

"Cherokee werewolf" deja relucir ese groove, ese regusto funk que la banda sabe impregnar en sus canciones, mas esos coros que me traen a la cabeza a los Eagles y su forma de construir melodias, en esta canción que compartirias junto a un hombre lobo cherokee y una hoguera. Howlin Rain alternan los temas mas directos con otros mas largos, que rondan los ocho minutos de duración, como es el caso de "Stange thunder", que delata fragilidad y feeling, a la vez que intensidad que va ganando in crescendo.


"Dark side" es mas teatral, con unos teclados fantasticos que lideran la canción desde el primer momento y que junto a las guitarras le dan ese buen rollo. Soft rock con influencias soul es lo que vamos a encontrar en "Beneath wild things", una canción que entra a la primera, y cuyo estribillo te alegra el resto del dia. Acusticas anuncian la llegada de "Collage", que bucea en oceanos mas psicodelicos e incluso sinfónicos, sobre todo en las voces, y será que es el comienzo del dia, pero me vienen Pink Floyd a la cabeza, sobre todo en la atmosfera de esta canción.

 Con "Walking through storm" llegan aires mas rockeros, entroncados en los 70, y ese regustillo soul que tan bien sabian sacar a relucir las bandas de la epoca. "Still walking, still stone" cierra este disco, con un piano muy jazzy y guitarreo abundante que pelean en este jazz rock instrumental, que pone un brillante punto final a "The russian wilds". Este nuevo disco de Howlin Rain seguro que no va a defraudar a sus seguidores, a mi tampoco, aunque siempre echo en falta un ramalazo mas rockero. Para mi, "The russian wilds", es un disco de sabado o domingo por la mañana, para disfrutar con el mediodia, pero no como medicina para un sabado por la noche. Pero bueno, cuestión de gustos.

viernes, 17 de febrero de 2012

VAN HALEN -A DIFFERENT KIND OF TRUTH


Desde que puedo recordar, llevo escuchando voces clamando a los cielos la reunión Van Halen/Dave Lee Roth. Yo, que personalemente, he crecido basicamente con los Van Halen de Sammy Hagar -no en vano, yo comencé a escuchar rock en el 84, y DLR abandonó el barco en el 85-, siempre he tenido predilección por la época con Diamond Dave, y en especial por el propio vocalista y showman en si mismo. Asi que a pesar de haber disfrutado y mucho de los discos con el Red Rocker -para ser sinceros, no me he sentido defraudado con ningún disco de la banda, si exceptuamos aquel con Gary Cheronne, al que debo alguna escucha mas-, el poder resucitar los viejos tiempos gloriosos de Van Halen, con D.L.R. complementandose con ese genio llamado Eddie, debo reconocer que me atrae y mucho, como le pasa a cantidad de gente.

Después de muchos rumores, tiras y aflojas, dimes y diretes y faltas de acuerdo, al final tenemos la reunión, y como suele ocurrir en estos casos, casi se equilibra el número de gente que se deshace en alabanzas y deseos de este regreso, con el de las voces críticas. Que si el tema de adelanto deja mucho que desear -pues a mi "Tattoo" me gusta, ok, no es "Running with the devil", pero tiene un groove muy chulo-, que si todos los temas están rescatados de los 70 -vale, pero por cierto, Van Halen eran un autentico vendabal en aquella época-, que si esto huele a pasta -y acaso alguién lo duda, ¿hay alguna reunión de estas que no huela?, ya lo dijeron los Sex Pistols-, que si la portada es un calco descarado del "Movin on" de los Commodores -uffff, aqui si que es complicada la excusa, aunque bueno, nunca me cayó bien Lionel Ritchie-...............


El caso es que los Van Halen de los primeros tiempos vuelven a las andadas, bueno todos no, Michael Anthony se largó junto a Hagar, y mira por donde, nos ha regalado otra pedazo de banda, junto a Satriani y Chad Smith, eso que hemos ganado. Pero no pasa nada, Eddie enchufa a su hijo en la banda, y ahora esto es mas Van Halen que nunca, al menos en cuanto a sangre se refiere, y además, digo yo, que Wolfgang, si ha heredado aunque sea una mínima parte de la genética músical familiar, seguro que cumple de sobra en el puesto, y parece ser que si que es asi.

Puestos a escuchar este "A different kind of truth", respeto y admiro a todos los que piden algo mas de la banda, pero yo, que siempre he sido un tipo facil, debo reconocer, que el hecho de que volviesen a grabar, ya me tenia emocionado desde hace tiempo, que en cuanto me sale la vena fan histérica, cual loca quinceañera desgañitada, ya no hay nada que hacer, porque a fin de cuenta, que nos separa  de aquellas chiquillas que hacen colas enormes para ir a un concierto de Lady GaGa, no lloramos delante de una cámara, pero nos peleamos con 300 en ebay por comprar un single, y cuando lo consigues, parece que has derrotado a un ejercito de orcos a golpe de prepucio.


Seguro que todos habeis escuchado el famoso "Tattoo", que tiene ese puntillo Van Halen, ese tono chulesco Diamond Dave, que ya sabeis que nuestra rock star favorita, no es de Jack Daniels a gollete, es mas de Martinis y putones diseñadas por cirujanos plásticos de Palm Beach, y a eso me suena este tatuaje, cosas mias que diria aquel. Leer en sitios frecuentados por guitarristas, poner a parir a Eddie me pone, porque adoro a este tio, y ya quisieran muchos tocar como toca en "She`s the woman", y que parezca tan sencillo. Esto es rock and roll chicos, y escuchad ese solo. "You and your blues", esa guitarra es puro Van Halen, como debe ser, y la melodia es Dave por los cuatro costados, esta me la llevo a la playa junto al tanga de leopardo.

Mira que hay guitarristas para idolatrar, y gracias a quien sea, aqui no hay monoteismos, sino que los altares estan repletos, y por supuesto Eddie tiene su sitio predominante en el mio, solo hay que escuchar "China Town" y ya tenemos plegaria del dia. Además, ese tren de la portada podrian ser perfectamente, Alex y Wolf, menuda locomotora, tocando hard rock potente y de que manera.  ¿Van Halen con Hagar eran pegadizos?, con Roth también, y "Blood and fire" es la prueba, pero sin caer en el pasteleo, esto es mas de asaltar un club de maduritas en estado de querencia.


Van Halen vienen renovados y con una fuerza unusual, como demuestran en "Bullethead", otro tema muy hard, acelerado y potente, con un Wolf que no está ahi por se el hijo del jefe -o al menos no solo por eso-, sino que demuestra que el tipo toca de escandalo y se compenetra de maravilla con su tio. Eddie en este disco, sin grandes abusos y estridencia, para mi gusto esta tocando de sobremanera, como dicen por mi tierra, aun le sigue echando la pata a mas de uno. "As I" es una maravilla made in Van Halen, con esa guitarra echando fuego, un Dave endiblado, y yo que cada vez que se acerca el estribillo arranco a cantar "Hot for teacher", yeahhhhhh.

"Honeybabysweetiedoll", ese tìtulo solo puede salir de la cabeza de nuestro jumper favorito, pero no suena cachondo, suena oscuro, potente, y es que por momentos, estos Van Halen suenan mas duros que nunca, como diria Jose C. Molina. Mas guitarreo de primera, y es que para ser un gran guitar hero, no hace falta ser un onanista del mastil profesional, solo tocar de esta manera, y que tu banda tenga un groove cojonudo, como demuestran en "The trouble with never". A principio de los 80, no existian tantas etiquetas, Van Halen eran heavy rock made in USA, y madre mia, como suena "Outta space", duro, durìsimo, tengo que dejar de escribir, porque mi mano cobra voluntad propia y hace la señal de los cuernos, adoro a estos tipos.


Eddie siempre ha sido la referencia, pero Dave siempre tuvo su lugar, y su tema para lucirse y explayarse, para sacar el Dean Martin rockero que lleva dentro, os acordais de "Ice cream man", pues ahora ha vuelto, pero se hace llamar "Stay frosty". Van Halen asaltaron en el 84 las FMs, y aun saben hacer temas que sonarian de vicio en esos dias, como "Big river", y que por supuesto, sigue sonando a gloria en la actualidad. Para cerrar, un disco guitarrero y directo, que mejor que mas ración de esto que tanto me gusta, con "Beats workin´", y un Dave, que a pesar de sus 58 tacos, sigue conservando su garganta bastante en forma.


Ya imagino que sabreis, que el disco viene con su dvd bonus de rigor, con tres temas en acustico, "Panama", "You and your blues" y "Beautiful girls", que no deja de ser anecdotico, porque lo importante es el trallazo que es "A differente kind of truth". A mi me ha dejado totalmente satisfecho, y me parece un muy buen disco, que las comparaciones son odiosas y no sirven para nada. No se el tiempo que durará esto, ni si podremos disfrutarlos en directo por aqui, pero mientras dure, yo me he quedado con la misma cara que Ed y Dave en la foto de arriba.

lunes, 13 de febrero de 2012

CHELSEA -CHELSEA 1979


Estamos viviendo tiempos muy convulsos, y parece ser que lo serán aun mas, y es que no se atisba la luz al final del tunel. Es mas, parece que nuestra clase política se dedica a apedrear las farolas que iluminan el camino. Cada dia me da mas la impresión, que esto no es un problema de derechas o de izquierdas, sino que estamos metidos en un callejón sin salida. Y cuando aparece el cartel de no way out, los cabezas de turco siempre somos los mismos, eso nunca cambia. En mi familia, como por desgracia en la de muchos de vosotros, sobrevuela el fantasma del paro, y lo que es peor, el espíritu de la esperanza perdida.

Conozco casos de primera mano, de personas que ya ni recuerdan cuantas mensualidades se les adeuda, y a los que el banco ha quitado su casa, mientras su jefe posee varios pisos de los que sigue disfrutando. Y respetados empresarios que se fotografian en el ayuntamiento con el alcalde, mientras reciben honores, a la par que rescinden contratos a sus empleados, los obligan a renunciar a la indemnización, a cambio de un nuevo contrato de menos horas, pero trabajando las mismas, que ya antes eran mas de las firmadas.  Y seguro que en cada ciudad de este pais, conoceis historias como estas, pero nuestros medios de comunicación y nuestras mentes pensantes, están mas preocupadas en defender el honor de nuestros millonarios deportistas. Demagogia!!!, gritaran algunos, la demagogia es lo que nos queda en estos tiempos,  porque si la perdemos habrá que echarse a la calle fusil en mano. Pero por desgracia no es demagogia, es la puta realidad.


Ya tenemos la reforma  laboral en las manos, histórica y revolucionaria gritan desde el gobierno, y a mi me entra el miedo en el cuerpo, cuando leo en medios afines a nuestros gobernantes, ver las orejas al lobo. Pero por desgracia vivimos en el pais del "tu mas" y del "mientras no me pase a mi". Somos especialistas en ver los toros desde la barrera, en confiar que pase de largo, que si escondemos la cabeza en un hoyo, estaremos a salvo. Vemos las noticias en Grecia, y parece que estamos contemplando una película, mientras nos echamos las manos a la cabeza, porque entre otras cosas, a los griegos les van a reducir el sueldo, mínimo un 22%, por ley. Y nos ponemos a silbar la melodia de siempre, para no escuchar, que a nosotros, nos pueden tocar los salarios, sin que lo apruebe parlamento alguno.

El otro dia hablaba con alguien, que me aventaja en años, experiencia y vida vivida, y me comentaba que Grecia le recordaba la la Inglaterra del 77, cuando parecia que todo iba a reventar, cuando una generación de jovenes se aferró a aquello de que no hay futuro. No creo que toda esta depresión y opresión, nos traiga otros Clash u otros Pistols, porque además ya no existen tipos como Malcolm Mclaren, y si existen, el sistema se ha encargado de engullirlos y colocarlos en departamentos de marketing de grandes multinacionales.


Ya no volveran las tachuelas, las ropas rasgadas, el cuero, las crestas y la sangre, porque todo eso forma parte del establishment, del rebelde de moda, del desfile del gran diseñador travestido de enfant terrible. Quizás no vuelva el no hay futuro, porque por desgracia, me da, que hace ya unos años que se ubicó entre las mentes de muchos, y se reconvirtió mas en un vivo como puedo, que en un, voy a poner todo patas arriba, aunque sea a mi manera. Pero al menos, si va siendo hora de rescatar aquellas bandas, que dieron una patada en la puerta, en la Inglaterra de finales de los setenta.

De toda aquella generación, Chelsea es una de mis bandas fetiche. Quizás pertenecen a la segunda división del recuerdo de lo que fue aquello. Pero su debut era una autentica lección de rock and roll, de ese que lleva mas actitud y mala hostia que otra cosa. Chelsea se formaron en Londres en el 76. El vocalista Gene October, el bajista Tony James, John Towe a la bateria y un tal William Broad, que mas tarde se convertiria en Billy Idol a la guitarra. Poco después, October se quedaria solo, los otros tres se largarian para forma Generation X. Con un continuo ir y venir de músicos, en el 77 lanzán el single "Right to work", en un momento en que el Reino Unido sufria unos niveles de paro altisimos, y que se convertiria en todo un himno.


En el 79, con October a la voz, James Stevenson y Dave Martin a las guitarras, Geoff Myles al bajo y Chirs Bashford a la bateria, ve la luz el primer larga duración de la  banda, nueve temas originales mas un cover de Jimmy Cliff. Desde la inicial e incendiaria "I´m on fire", en el  que encienden la mecha, con esos riffs rapidisimos y ese sonido propio del punk londinense. Igual de potente es el siguiente corte "Decide", un rock and roll rapido. "Free the fighters" podria hermanar a Chelsea con The Clash, con ese sonido mas accesible, y es que Gene October podia y sabia cantar. 

"Your toy", va directo a la yugular con su ritmo, en el que también se aprecian paralelismos con la banda de Strummer. Mas riffs por la cara, y pura actitud es "Fools and soldiers". "All the downs" tira mas hacia los caminos del nuevo punk que vendria a principio de los 80 y acabaria siendo la new wawe, al igual que "Government". Regreso a las guitarras furiosas y al rock primigenio con "Twelve man". El ska fue parte fundamental del sonido callejero del final de los 70 en Londres, y Chelsea le rinden homenaje con un "Many Rivers" de Jimmy Cliff, que aunque se aleja un poco del sonido general del disco, les queda bastante bien. Para cerrar "Trouble is the day", donde Chelsea siguen cuidando las melodias, y esa es una de sus caracteristicas principales.

Este disco les llevo a girar con The Clash y con The Police (Sting, quien te ha visto y quien te ve), y luego en la siguiente década vendrian mas historias, pero eso para otro dia. Dias grises, dias que necesitan Punk, y Chelsea sin lugar a duda, son una buena opción.

domingo, 12 de febrero de 2012

WE WILL REMEMBER..................FONOTECA IMPRESCINDIBLE, OTRO ATAQUE


El otro dia, el compañero Aitor L. dejaba este mensaje en el Motel:


"Blogger se ha cargado FONOTECA IMPRESCINDIBLE. Una más entre la multitud de bitácoras atacadas por el terrorismo cibernético institucional.

Pero volverá. ¡Vaya si volverá!

Un saludo."


Uno mas que añadir a la lista de caidos, pero que esperemos que Aitor L. no tarde demasiado en poner en pie. También caia hace poco Nosotros somos los muertos, blog indispensable para servidor, que afortunandamente ya vuelve a estar en la lucha en su nueva version, gracias Adonais.

Todo mi apoyo para Aitor L. y su Fonoteca imprescindible, y como cantaban Saxon:

Somewhere in the night a candle burns for you
The eternal flame the light keeps shining on
Your music is immortal it stood the test of time
You're gone but not forgotten, you walk with us

We will remember
They were born to rock 'n' roll
We will remember
Woah-oh

This song's a celebration of what you gave to us
The legacy you left still marches on
But still they play your music all around the world
Blasting through the airwaves to the stars

We will remember
They were born to rock 'n' roll
We will remember
Woah-oh


sábado, 11 de febrero de 2012

STUART SMITH HEAVEN AND EARTH


No se, siempre he pensado que la belleza de las cosas está en la posibilidad de ser admirada. Es como aquello de, que ruido hace un arbol cayendo en medio de un bosque solitario, ninguno si no hay nadie alrededor para escucharlo. Pues lo mismo. No hay peor final que desaparecer de la memoria colectiva, porque el olvido equivale al no nacido, por eso la escritura es el mejor invento que jamás realizó el hombre, porque con el deja constancia de las cosas, porque es lo único capaz de persistir al paso del tiempo, al arrebato del viento. Después vino la fotografia, el video, que como fantasma atrapado, no abandonara jamás este mundo. Pero la escritura fue aquella que nos ha dejado las ideas y pensamientos. Los sueños y miserias.

Muchas cosas se han quedado por el camino, hemos perdido obras de arte, a veces por la desgracia, otras por lo desgraciados y mezquinos que podemos llegar a ser la humanidad. Libros, cuadros.......... pasto de las llamas de la intolerancia, del fanatismo, de la ignorancia en una sola palabra, que jamás volveremos a contemplar, pero que afortunadamente podemos saber que existieron y fueron victimas.  Internet, ahora que lo pienso también es un gran invento, porque dejará constancia no de grandes ideas o teorias que sean capaces de cambiar el rumbo del universo, pero si deja el rastro imborrable de todos aquellos pensamientos cotidianos, mas o menos brillantes, mas o menos acertados, pero a fin de cuentas tan individuales que finalizan siendo colectivos.


Y la red, también resucita la memoria de esos discos que merecieron mas de lo que fueron o tuvieron, pero la suerte, circunstancias o quien demonios sabe no se lo dieron. La segunda mitad de los 90 fue una epoca complicada para el hard rock, al menos de la forma que lo habiamos conocido. Por eso a muchos discos que brillaban con luz propia, se les abrió la puerta trasera para que salieran sin hacer ruido y mirandolos de reojo, como aquel tipo que te encuentras cada dia en el bar, y al que no quieres escuchar una vez mas contar su historia, sabedor en el fondo de cada palabra es una lección sobre la vida.

Uno de esos discos, fue el que lanzó el guitarrista britanico Stuart Smith en el 98, después de rodar de una banda en otra, y tocar con gente como Keith Emerson o Joe Lynn Turner, Stuart formó Heaven and Earth, y grabó su primer disco en solitario rodeado de un buen puñado de amigos, todos viejos conocidos del mundo del rock.  Stuart es un guitarrista de la vieja escuela, y el hard rock clásico, deudor de Blackmore, junto a sonidos mas bluesys daban vida a este primer disco, una autentica joya.



Acompañado de Howard Leese (guitarras), Ian Hersey (guitarras), Marvin Sperling (bajo), Chuck Wright (bajo),  Dave Chamberlain (bajo), Byod La'Fan (bajo), Steve Priest (bajo), Richie Onori (bateria), Jay Schellen (bateria), Carmine Appice (bateria), Joe Pa'Fume (bateria), Mike Terrana (bateria), Ray Rodriguez, Pat Regan y Teddy Andreas como teclistas, mas Arlan Schienbaum al hammond. Capitulo aparte es el elenco de vocalistas que participan en este disco.

Abre el disco "Don´t keep me waiting", con esas teclas a lo Purple, y unas guitarras geniales, para convertirse en un hard elegante, capitaneado por el trabajo de Stuart y sus solos a lo Blackmore y la gran voz de Kelly Hansen que aporta su personalidad al tema. Su viejo amigo Joe Lynn Turner pone voz a "Heaven and earth", una canción que respira la faceta mas melódica de Rainbow, algo que viene como anillo al dedo al vocalista., y que borda uno de los mejores temas de este disco. Giro de tuerca hacia las raices, mirando al blues como referente de un potente hard rock,  en "See That My Grave Is Kept Clean", nada mas y nada menos que con Glenn Hughes a las voces, que sobresale lo pongas donde lo pongas y le eches lo que le eches.


He nombrado ya alguna que otra vez a Blackmore, y no podia faltar una versión del malhumorado guitarrista. Otro guitarrista se encarga de las voces, Richie Sambora, que le pone un feeling bestial a "When a blind man cries". Vuelve JL Turner a las voces (5 temas canta en este disco), para encarar la melodica  "Memories" , con un gran estribillo. Puro Blackmore es la instrumental "Dream of desire".  Muy buenas guitarras las de "Trouble in Paradise", con un teclado a los viejos Whitesnake, mas un Kelly Hansen demostrando que no está en Foreigner por su cara bonita. Grandisimo tema, muy rockero y festivo. "Shadow of the Tyburn Tree", de nuevo con J.L., a las voces en un medio tiempo con aires medievales, en el que un Turner relajado te va atrapando. 

"It´s got to be love",  mas cañera, con Turner esta vez forzando y una base detrás que suena fenomenal, ademas del teclado imitando un saxo que le da mucho colorido al tema, junto al gran riff de Stuart, que entre tanta estrella podria pasar desapercibido, pero de ningun modo, su trabajo a las seis cuerdas es genial, alternando buenos riffs con muy buenos solos.  "When the blues catch up with you", con  Al Mirikitani marcandose un fenomenal blues. Y es que las influencias de Stuart estan claras, el hard rock y el blues, son los dos lagos donde se baña mas a menudo. Kelly Hansen se vuelve a colocar ante el micro en "Do you ever think of me?", bailando con el A.O.R. mas rockero, un tema en el que curiosamente se podria citar a Foreigner como influencia.


Nueva instrumental, "Road to Melniboné", elegante y con estilo, mostrando la faceta mas técnica de Stuart. Vuelve a rugir la guitarra, aullando hard rock en "Howlin´at the moon", con la voz rasgada de Paul Shortino, dandole ese aire setentero que destila la canción. Otra nueva instrumental -3 en total-, "Telstar 2000", y posiblemente el tema que menos me gusta de este disco. La cañera "Lose my number" cuenta con la colaboración de nuevo de Kelly Hansen, y unos teclados que podria firmar Jon Lord, para un tema rápido a lo Rainbow.

Posteriormente a este disco se le añadieron un par de bonus, que ademas enriquecen aun mas este "Heaven and earth", el primero un cañonazo de hard clásico llamado "Life on the line", con Bobby Kimball en las voces, y para terminar una versión de Gary Moore, y de aquella canción que convirtió en clásico cuando decidió tomar el camino del blues, "Still got the blues", cantado por un Turner que lo hace de una manera increible, con mucho feeling a pesar de no ser su estilo natural.  En definitiva un gran disco, que seguro que anda por muchos cajones y que es un buen momento para recordar, y poner un granito de arena para que no caiga en el olvido. Y es que Stuart Smith se sacó de la manga un precioso artefacto de hard rock.
"Life on the line" suena mucho mas poderosa, un hard clásico, con una continua batalla guitarras/teclados.

jueves, 9 de febrero de 2012

NO SIN BILL..........Y POR CIERTO, 300


Antes de nada, como soy pésimo para las efemerides, y ya se me paso mi entrada 100, ni me acordé de  que hacia la 200, como no podia ser menos, la entrada sobre Guadalupe Plata, fue la número 300 que el menda escribe en el blog, y para variar, tampoco me di cuenta, pero hoy con la 301 me hago auto homenaje, que quien me iba a decir que llegaria a la 300. Lo segundo, mucho mas importante y triste que la chorrada anterior, de camino a casa la radio me cuenta que el cancer a podido con Spinetta, la parca se nos lleva al Flaco, toda una institución del rock argentino, y del rock en castellano en particular. Dale fuerte Flaco allá donde estés.

Y tercero, una decepción total, Bill Ward al final, fuera de Black Sabbath. Muchos ya sabeis que soy un puto die hard fan de los Sabbath, y la idea de que la formación original volviese a grabar y girar -aunque me quede sin poder ir al Azkena a verlos, problemas de logística-, me ponia berraco, para que andarnos con tonterias. Pero parece que esta reunión está maldita, primero el cancer de Iommi, que pone en peligro parte de la gira (que eso es lo de menos, lo importante es la recuperacion del master of riffs), y ahora la movida con el bueno de Bill Ward, parte fundamental de la primera formación de los Sabbs.


Todo saltaba hace unos dias, cruces de comunicados, movidas, rumores e historias, incluso truco publicitario bramavan algunos, pero al final, es cierto, Bill no estará tras los parches. Bill no formará parte de esa precisa sección ritmica que es fundamental en el sonido de la para mi, la banda mas grande. Parece ser que las condiciones que le ofrecian no estaban a la altura, que no querer someterse le estaba enviando al ostracismo por parte de sus compañeros, cuando parecia que al fin el nuevo disco iba a comenzar a tomar forma.

Algo que no entiendo, pues Bill es tan Black Sabbath como Ozzy, Tony o Geezer. Bill es parte fundamental del sonido de la banda, parte fundamental del principio de todo, tal como lo conocemos. Y es que parece ser, que la ruptura no se debe solo a problemas monetarios, tambíen a ese papel de tonto del pueblo que parecen querer endosar a Bill, sin reconocer sus meritos, algo que de ser verdad, me remueve por dentro.


Pero es que además, todo parece venir de la mano de Sharon, que a fin de cuentas, es la que mueve los hilos, la que maneja todo, la que ha convertido a Ozzy en la marioneta de oro. Y aun duele mas, que todo esto pueda venir del entorno de Ozzy, porque si alguien ha demostrado su lealtad al Madman por encima de todas las cosas, ese ha sido Bill. Nadie como Bill sufrió en la primera despedida de Ozzy, que incluso se ofreció para ser el quien se lo dijese, a pesar de sus pesares. Porque con la entrada de Dio, dijo adiós, que sin Ozzy el no seguia, y solo ha vuelto a tocar con la banda, si el Madman estaba presente.

Parece ser que Tommy Cufletos, bateria de la banda de Ozzy, será el sustituto del insustituible Bill, curioso, ¿no?. Posiblemente, cuando la maquinaria comienze a rodar, durante ese rato se nos olvide que no está Bill, y volvamos a disfrutar de la grandeza de Black Sabbath, pero en el interior, cuando escuchemos esos ritmos de bateria, algo nos dirá......... no sin Bill.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...