Etiquetas

viernes, 11 de enero de 2013

VIVID REMORSE - DOWN TO THE WIRE


No vamos a entrar ahora en la movida, sobre lo complicado que está el mundo de la música en  la actualidad, aunque, ¿acaso no ha sido siempre complicado en este pais cuando hablamos de rock?. El caso, es que me gusta ver, como a la gente que hace música, esta le hierve en las venas, y se mueve para intentar hacer llegar sus ritmos allá donde les sea posible, que no se quedan a verlas venir y a quejarse en un rincón, sino que se dejan la piel y lo que haga falta en el intento. Y este es el caso de los barceloneses Vivid Remorse. Su bateria, Xavi, leyendo mi reseña a Soldier (con quienes por cierto tocaran proximamente en Oviedo) descubria el blog y se ponia en contacto conmigo, y coño, después de escuchar este "Down to the wire", le debo una.

El thrash metal está viviendo un momento muy dulce dentro de nuestras fronteras, (¿dulce y thrash en la misma frase?), sobre todo, porque la explosión de bandas, con la lección bien aprendida, tanto a nivel de composición como de producción, no hace mas que crecer, lo que crea una escena potente e interesante, y a la vez competitiva, obligando a las bandas a superarse en cada lanzamiento. Recuerdo a Vivid Remorse de su anterior disco, tras hablar con Xavi, corrí a buscar entre mis archivos, y ahí estaba "The seed of malaise". Pero en este "Down to the wire", le han dado una profunda vuelta de tuerca, manteniendo como base el thrash metal, pero sin dejar de apropiarse de influencias mas propias del death, golpes cortantes del hardcore y ritmos marcados metidos en el groove metal y unos retazos de agresividad propia de los mejores Pantera, que les da unas pinceladas acojonantes.


Es mas, el otro dia comentaba en Twitter, lo que me impactó y enganchó en su dia la escena crossover,  esas bandas que destrozaron las fronteras entre el hardcore y el thrash, gente como Suicidal Tendencies o D.R.I., que muchas veces pienso, que no son lo suficientemente reivindicadas. Y escuchar a Vivid Remorse, me devuelve a esos tiempos, donde se trataron de dinamitar los esquemas mas repetitivos y dar salida a toda la rabia contenida en un riff. Amigos, y Vivid Remorse saben hacerlo, porque vaya disco que se han sacado de la manga, desde esa estupenda portada, pasando por una gran producción, que aporta contundencia y ese tempo heavy, y lo mas importante, unos temas de esos que te pasan por encima como una legión de panzers enfurecidos.

El primer conato de ataque frontal viene de la mano de "Biopiracy (the seed of my land)",  puro thrash metal, de riff asesinos y contundencia inusitada, con esas paradas a lo Slayer de los mejores tiempos. "Imaginary actress" vira en un viaje hacia el thrash de los 80 que revolucionó la forma de entender el heavy metal, para aquellos que buscaban un nivel mas de dureza en las composiciones. "Theory of fear" es pura velocidad, donde ante la hecatombe que propone la sección rìtmica formada por Xavi y Gabriel, el vocalista Ocell, alterna entre un lado mas melódico y otro mas gutural, que pone el broche de oro al tema. No quiero dejar de señalar el grandisimo trabajo de Gustavo a las guitarras, que suenan poderosas e impresionantes.


"Overdosed" tiene ese ritmo crossover del que hablaba al principio, con esos cambios de ritmo, en los que la bateria es fundamental, siendo capaz de comandar este tren directo al infierno. Me encanta "Involution", menudos riffs, mas lentos y heavys, un tema que recuerda a los Pantera mas oscuros, con todos esos matices que los barceloneses son capaces de meter en un solo tema. "Nobody answers" es adrenalina pura y dura, con una bateria al lìmite y una forma de cantar que endurece aun mas, si eso es posible, el tema. "Seize the death", me vuelve a recordar esa velocidad a lo Slayer en las guitarras, mientras la voz se adentra en terrenos mas hardcore. 

"Seven days of fire"  alterna la potencia instrumental con una melodia mas pausada, que me han recordado a algunas bandas de thrash/speed alemanas de principio de los 80, como Rage (siempre tengo un lugar especial para aquel disco llamado "Perfect man", antes de que se pasasen al heavy metal) o S.D.I. "L'angoixa de l'existència" , cantada en catalàn, mas punk/hardcore, con dosis de tralla. "Stop on time", vuelven al thrash metal mas puro, con riffs cortantes y potencia desbocada. Para cerrar, han elegido otra de las joyas de este disco, "The never falling cries", sosegada, tranquila, con reminiscencias de nuevo a la banda del añorado Dimebag Darrell, dejando ver otra faceta de la banda, para poco a poco ir desembocando en la potencia sonora que atesoran, sin llegar a la contundencia del resto de temas.


Fantástico disco el de Vivid Remorse, que debe de dejar satisfecho a cualquier fan de los sonidos mas potentes. Un gran trabajo de los cuatro músicos que componen la banda, y que harian temblar a cualquiera que deba enfrentarse en un escenario a ellos. En Spotifiy podeis escuchar su disco, pinchando este enlace , y desde ya os digo, que le deis una escucha, porque os va a sorprender lo que hay escondido en este "Down to the wire".



1 comentario:

Larry Runner dijo...

El jueves entrevisto a Joel en la radio. Son grandes!

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...