Etiquetas

martes, 5 de febrero de 2013

KING LIZARD- A NIGHTMARE LIVIN' THE DREAM


Siempre que sobrevuela por la casa algún rumor de viajar, yo saco el mismo destino, Londres. Mira que le tengo ganas y suele ser asequible, pero nunca lo consigo.  Y es que Londres mola, no solo por lo visual y la historia rockera que conlleva en si misma, también porque hay mucho rastro de la ciudad en la música y el cine. The Clash y su "London calling", Warren Zevon y "Werewolves of London", "London dungeon" de Misfits o "London leatherboys" de Accept. Y aunque Mick Jagger se empeñara en cantarnos, que no hay nada que hacer para un "Street fighting man" en Londres, hay tenemos también rodadas en sus calles, "28 dias después", "Un hombre lobo americano en Londres", "El caballero oscuro" o "La naranja mecánica".

En fin, que si nos ponemos a buscar, hay mil y una excusas para pisar Londres e intentar sentirte en uno de esos lugares que fueron templos espirituales del rock and roll, y a pesar de que tanto la City, como UK, perdieron mucho peso sobre todo en la segunda mitad de los 80, a favor de los U.S.A., no volviendo a recuperar ese protagonismo, mucho mas dificil ahora, en los tiempos de la globalización, donde en cualquier punto del mundo, arde la llama de gente con ganas de rockear, si es cierto, que muchos hemos soñado, con vivir conciertos en el Hammersmith o The Marquee, mientras sonaban  en el tocadiscos.


Hoy si voy a viajar a Londres, aunque sea de la mano de King Lizard. Ya pasaron por el Motel con su anterior disco, "Viva la decadence", y ahora,  con este "A nightmare livin' the dream", tienen claro que el mundo debe saber que en Londres, se rockea duro y bien, con ese aire macarra heredado de la mayor gloria de los 80, que estos tipos saben plasmar perfectamente en sus canciones. Esa guitarra pide guerra en el comienzo de "Come get some" como preludio de lo que nos viene encima, un trallazo hard rockero al mas puro estilo de los ochenta. "Kneell to the king" tiene un regustillo a Guns n Roses, sobre todo en esas guitarras, que te lleva a un tremebundo solo de guitarra. Movimientos sleaze acompañan a "I can't be your lover", aires en la voz a los primeros tiempos de Vince Neil, concentrados en lo mejor de una epoca.

Super acelerado suena "Hair of the dog", agresivo, como un cuchillo recién afilado directo a la yugular. "i want you to want me" suena descarado, provocador, muy sleaze. "If it's a sin" suena potente, directo, a la vez que con muy buenas melodias. Nuevos guiños a la banda de Axl Rose con el tema título. El momento mas íntimo viene de la mano de "Just to hear you say it", una autentica sorpresa, un medio tiempo intenso en el que King Lizard demuestran toda su clase. Sin lugar a dudas, uno de los mejores temas de este disco es "This is ain't love", buenos coros, comercial y a la vez muy rockera, con unas muy buenas guitarras, de las que hace gala durante todo el disco Niro.


A los incansables riffs de Niro Knox, los respaldan perfectamente la base rítmica conformada por Moyano El Buffalo a la bateria y Lee Benz al bajo. Mención aparte merece Flash Roxx Sawyer, cuya voz aporta ese toque chulesco y macarra que tan bien le sientan, sobre todo en temas potentes y muy hard rockeros como "hard to get". Grandes con "Down", con unas guitarras fantásticas y un estribillo que te golpea una y otra vez, a lo que sumar ese riff en mitad de la canción que da paso al solo y para acabar, un rock and roll super acelerado, llamado "Waterloo ratz", con aires glam, y un estribillo perfecto para corear. Muy buen disco de estos ingleses, que reivindican su lugar en el renacer del hard rock de influencias ochenteras. Bueno, ya tengo otra excusa para viajar a Londres.

1 comentario:

Blue Monday dijo...

Lo tenía pendiente, así que tras leer tu entrada lo llevo para el coche y esta misma tarde me pongo con ello camino del curro.
Abrazos.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...