Etiquetas

jueves, 16 de mayo de 2013

EVIL INVADERS- EVIL INVADERS E.P.


Imagino que ya muchos estais en esa labor de ir guardando ropa de invierno y sacar la ropa de verano. En casa ya hemos pasado por ello, en mi caso es menos traumático, porque como no me suelo abrigar demasiado durante el año (ventajas del sur del sur), tampoco hay mucho trasiego textil. Eso si, la misma frase se repite cada año, "vaya cantidad de camisetas, y casi todas negras....." eso por parte de mi mujer y por la mia "anda mira, la camiseta de Mazinger Z, coño la de Kiss", "Y donde piensas meterte esa camiseta de Kiss, porque me da que ya no te entra ni de coña...", en fin, conversaciones habituales imagino en mas de un hogar. Lo que siempre ha sido un secreto, es la extraña desparación de algunas camisetas y sudaderas que jamás he vuelto a ver. Así a bote pronto recuerdo una de manga larga blanca de Guns n Roses, una sudadera de Warlock del "Triumph and agony" y otra de los Maiden del "Somewhere in time", una camiseta muy chula de The Who, aquella roja de Kortatu.....

Claro que estamos hablando de algunas que me compré hace mas de 25 años, con lo cual cuando pregunto por ellas, la cara de extrañeza de mi mujer es lógica y natural. Eso si, aun conservo un buen puñado de camisetas, mas nuevas evidentemente de los Stones, Opeth, Black Sabbath, Dio, Saxon, Pink Floyd... y algunas añejas pero que se conservan bien (creo yo) de Muro, Medina Azahara, Ñu o los Beatles (por cierto, ahora que lo pienso, hace un huevo que no veo mi camiseta roja de los de Liverpool).  Old times, como diria aquel, como con los parches. Hacia años que no usaba parches, pero mira por donde, este año se me jodió la chupa vaquera y aproveché para pillar uno de Guns n Roses y tapar el agujero en cuestión. Antes si que llevaba parches en la chupa, de esos grandes en la espalda (tenia uno guapisimo del Hell Awaits de Slayer) y en los brazos, que tiempos.


Tanto recordar el pasado, me ha hecho acordarme que el otro dia pille el e.p. de unos belgas, que podian haber lanzado estos 6 temas al calor de aquellos tiempos, cuando el heavy metal al alcanzar mayores cotas de velocidad se le llamaba speed metal, siempre y cuando no llegase a la contundencia del thrash. Posiblemente, Europa es el gran reducto feudal del heavy metal mas tradicional, sobre todo paises como Holanda o Bélgica. Si ya nos llevamos el año pasado una grandisima sorpresa con Vanderbuyst, estos Evil Invaders son mas propicios hacia el heavy metal de mitad/final de los ochenta, al contario que los holandeses que se decantaban mas por la primera mitad de la década.

Jöe Anus -guitarras y voz, Alain Hulsbosch - Bajo, Sam Lemmens - Guitarras y Senne Jacobs - Bateria nombran como influencias a Iron Maiden, Exciter, Agent Steel, Black Sabbath, W.A.S.P, Mötorhead, Helloween, Flotsam & Jetsam, Crimson Glory o Savatage, así que ya os podeis hacer una idea de por donde van los tiros de este e.p. títulado como la propia banda. En estos tiempos en que el metal se haya revestido de trovadores e historias de caballeria, junto a sinfonismos o voces operísticas, a mi me gusta ver a unos tios con muñequeras, chaquetas de cuero y toda la parafernalia de aquel heavy metal que me sigue acompañando durante toda mi vida.


Esta fantástica ración de heavy metal se abre con "Victim of sacrifice" y ese comienzo de los viejos tiempos para desembocar en un tema rapídisimo, con una base rítmica casi thrash y un poderio espectacular, incluyendo ese paron a los primeros Rage. Venga guitarras fuertes y rápidas para "Driving fast" a lo Helloween de "Walls of Jericho" (como amo ese disco). Incluso el sonido se acerca a aquellos tiempos en los que Noise Records nos traia lo que se cocia en la cocina metalera europea. Comienzo a lo alemán de sus mejores tiempos es lo que nos traen con "Tortured by the beast" para adentrarse en terrenos deudores de los Accept mas cañeros y de aquellas bandas de speed/thrash de mitad de los 80, volviendome Alain a recordar en la voz al Peavy de discos como"Perfect Man".

Incluso se marcan un tema instrumental "Speed invasion", con un continuo y asesino riff after riff y una base rítmica como una locomotora. Mas riffs dan paso a "Alcoholic madness" sin bajar el pie del acelerador. Cierran el e.p. con ese tema himno llamado como la banda, "Evil invaders" y ese bajo inicial que va siendo escoltado por el resto de la banda hasta que las guitarras vuelven a tomar las riendas del  asunto. Que buenos estos tipos, que quizás no digan tanto a quien no esté familiarizado con el heavy metal, pero que a los que disfrutamos de estos ritmos, no deberiamos dejar de pasar. Grabaciones como estas, sigue manteniendo viva mi fé en el heavy metal.

No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...