Etiquetas

domingo, 5 de mayo de 2013

MANOWAR - FIGHTING THE WORLD


Aviso, que no se me ofenda nadie, pero voy a sacar ese pequeño talibán que todos llevamos dentro. Será que los tiempos han cambiado, que ahora las cosas son diferentes, pero yo, que soy de esos heavys que creció entre litronas, cubatas a buen precio en aquel bareto frecuentado por viejos, y que el dueño, accedia de vez en cuando a ponerte alguna de tus cintas. De esos que pensaban que eramos diferentes, que no queriamos ser como los demas, y que lo sigue pensando, porque si no, a cuento de que, viene que con 40 tacos pasados, siga vistiendo de negro, camisetas con calaveras.... muy normal no es, para la mayoria. Antes dabamos miedo, o eso nos creiamos, mientras ahora, veo a tertulianos del corazón haciendo el simbolo de los cuernos o presentadores gritando España es heavy. ¿España es heavy, pues entonces porque sigue sonando en los 40 Bisbal en vez de Running Wild?.

Ojo, que no critico yo al tipo que gano lo de La Voz o al Fortu por aparecer en platós, que cada cual tiene que buscarse la vida, y los músicos tienen que vender entradas y discos, cuantas mas mejor. Pero me da la impresión, de que les toman mas a coña, al calentón del momento, que realmente en serio. !Que gracioso y que mono¡ ¿Pero señora, no eramos unos yonkis y unos delincuentes?, tu si, pero el que sale en la tele no, miralo, aunque le daba yo un pelado. Como dijo una vez alguién, antes nos criamos en los futbolines y ahora lo hacen jugando al rol. En fin, serán cosas de cada generación, digo yo, que tampoco es que entienda mucho, pero en mi blog digo lo que me da la gana, faltaria mas.


La verdad es que las cosas han cambiado, no se si para bien o para mal, que mas dá. Ya sabeis que sigo teniendo el heavy metal muy presente, aunque mi apreciación del heavy sea muy distinta de la de muchos, yo estoy mas cercano de gente como Spiritual Beggars que de Edguy por poner un ejemplo. Realmente, mi colección de discos no difiera demasiado de la de la mayoria, pero será que yo crecí con aquellas letras de Barón Rojo entre otros. Hace poco me decia un colega, ya queda poca gente como nosotros, a lo que añadia yo, por fortuna. Quizás, hablando de viejos heavys, la banda que se me viene a la cabeza es Manowar, coño, como me gustaba este grupo, sobre todo hasta que se perdieron en directos y mas directo y discos mediocres.

Sin lugar a dudas, mi disco favorito es "Fighting the world". Han pasado ya 25 años desde que me compré este disco en el Carrefour (Pryca por entonces). No tenia ni puta idea de quienes eran Manowar, para que engañaros y deciros que los sigo desde su primer disco. Antes no existia google, youtube ni cosas de esas, solo revistas y colegas que te hablaban de bandas. Llego allí, y me pongo a mirar discos, y me encuentro con unos tios con pinta a lo Conan y en la contraportada, una frase decisiva, para que ese dia, el talego que habia conseguido reunir, fuese a manos de la cajera del Pryca, "Death to false metal". Cualquiera que le guste el heavy metal, si con 15 tacos no sucumbe ante tal panfleteo, es que tiene demasiado comido el coco por cosas como Juego de Tronos.


Fue llegar a casa, enchufarlo en el tocata y tocar el cielo, o el valhalla en este caso. Caña, melodias y una ristra de buenas canciones, de esas para cantar con el puño en alto y haciendo el signo de los cuernos. Mucha gente ridiculiza a Manowar, pero ahí estaba a las guitarras un tipo como Ross The Boss, una institución al mando de The Dictators. Eric Adams siempre me parecio un cantante de heavy metal cojonudo, con todos los meritos y clichés que ello conlleva. El tristemente desaparecido Scott Columbus era una bestia tras los parches, pese a quien pese. Y Joey DeMaio siempre fue el que me caia mas gordo, pero aun asi, era un gran relaciones públicas del true metal y un competente bajista.

Es cierto que perdí parte del encanto hacia la banda cuando los vi en directo. Eran una banda de puta madre con unas canciones cojonudas, pero esos parones para discursos sobre la fe del metal, tanto sign of the hammer y el rollo de saco tia y me morreo o mira como me tomo una birra, no se, no me parecieron de rigor, perdiendo tiempo en meter algún tema mas. Soy un defensor a muerte del factor visual en escena, pero no me compareis ese rollo cutre, con todo un Eddie, un Halford con Harley incluida o Dio sacando el dragón a escena. No hay color. Pero eso si, en cuanto a canciones, Manowar sabian como tocarte la fibra metalica de la mejor manera.


Desde esa inicial "Fighting the world" con la bateria de Columbus y esos coros guerreros, que te invitan a involucrarte en esa especie de guerra santa que Manowar pretendian iniciar, (I'm fighting for metal cause it's here to stay). "Blow your speaker" tiene un rollo mas hard rocker, con video clip incluido, con el que la banda se podia meter en los charts de la época, a pesar de todo su odio hacia lo que ellos llamaban posers. Sin lugar a dudas, la joya del disco para mi gusto, es la épica "Carry on", toda la grandeza de la que una banda en un estado de forma sin rival, era capaz de sacar hacia fuera. Un himno en toda regla, con ese estribillo que tantas veces he coreado, y seguro que muchos de vosotros también (carry on my sons forever, carry on when I'm gone, carry on when the day is long, forever carry on). Sirenas de policia y cañonazos para dar paso a la potente "Violence and bloodshed", are you readyyyy.

Otra gran muestra del poderio de la banda en esos dias es "Defender". Epica, con la narración de Orson Welles junto a los riffs de Ross, antes de dar paso al torrente vocal de Adams, en otro tema himnico, de esos para cantar con los colegas, ride like the wind, fight proud my son, you're the defender, god has sent. Mas heavy metal de primera con "Holy wars" con intro incluida llamada "Drums of doom", de nuevo con un Columbus, haciendo gala de una pegada espectacular marcando los ritmos. La intro "Master of revenge" da paso a "Black wind fire and steel" que es otro ataque directo, cortante como el filo de una navaja, y de nuevo un estribillo marca de la casa y un Eric Adams desgañitandose, para cerrar el album.


El 87 fue sin dudas un gran año para el hard rock y el heavy metal, y este "Fighting the world" contribuyo y de que manera a engrandecerlo. Manowar representaban una forma de entender la vida, o al menos, una forma de soñarla. Ellos eran los reyes tenian que extender su reinado. Yo sigo disfrutando cada vez que oigo estas canciones, con esa formación de lujo. No os tomeis muy en serio mis comentarios sobre los nuevos heavys, que cada cual haga con su tiempo lo que quiera. A mi me gustaban los futbolines y las pelis de terror, y ahora algunos gustan de jugar al rol, que mas da. Eso si, en cuanto vi anoche Furia de titanes en la tele (aunque mi favorita de heroes helenos sigue siendo Jason y Los Argonautas), no pude hacer otra cosa que volver a escuchar enterito este disco, y es que digan lo que digan, se sigue merendado a mucho nuevo grupo de heavy épico, vikingo o como lo quieran llamar. Carry on my sons forever.



3 comentarios:

Rockologia Twit dijo...

Joder, qué entrada tan cojonuda. Solo puedo ponerme el Fighting de world a tope y cantar hasta desgañitarme. Death to false metal!!

Rafa dijo...

Uno de los discos de mi vida, que voy recuperando de tanto en tanto, y que nunca me cansa (al revés, me da una energía brutal).

Y qué decir de ese himno que es Carry On... Una canción para la Historia.

Forever Manowar!

Anónimo dijo...

Este fue también mi primer disco de Manowar con 15 años, y joder como sonaba la banda! Después me pillé el "sign of the hammer" y el "hail to england", y desde luego, eran una de mis bandas preferidas en aquella época. Vaya discos y vaya sonido, amigo!
Normalmente, después de ver a uno de tus grupos favoritos en vivo, en tu momento de máximo fanatismo hacia ellos, la cosa se engrandecde todavía más, pero con Manowar me pasó justo lo contrario. Vaya mierda de conciertos que daban (no sé si todavía hacen las mismas gilipolleces que entonces). Los ví dos veces en directo a finales de los 80 y primeros 90.La primera vez que los ví, el concierto duró hora y media, y sólo tocaron 7 temas. El resto, ya sabes, discursitos, tías, birras...
La segunda vez estuvieron encima del escenario más de dos horas, tocando sólo 9 canciones. Una puta tomadura de pelo, vamos. Eso sí, cuando atacaban las canciones aquello era el éxtasis absoluto. Me encantaría acudir a un show de estos tipos de 2 horas de duración con 15-20 canciones como es debido y sin gilipolleces, pero dejé de fiarme de esta gente, paso de ellos. Son más falsos que los posers que tanto dicen odiar. Ellos son los verdaderos posers.
Y me jode decir esto, pq, al igual que tú, considero que buena parte de su discografía es absolutamente brillante. Considero que hasta "the tiumph of the steel" su discografía es buenísima. Pero en vivo, mejor ni hacercarse. Sigo escuchando los discos que van sacando, y bueno, suenan como siempre. Tienen buenos momentos, pero nada más. Pese a todo lo dicho aquí arriba, les tengo muchísimo cariño. Hoy en dia tienen para mí más relación con Spinal Tap que con otra cosa, pero con 15 años, eran para mí the kings of metal, sin duda

LuisF

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...