Etiquetas

lunes, 17 de junio de 2013

BLUES & DECKER - TILL DAWN VIDEOCLIP


De verdad que da gusto conocer gente que se pierde en los mismos mares de sensaciones que desprende la buena música y que además tiene la generosidad de compartirlo con los demás. El amigo Juan Tome es uno de ellos, alguién a quien conocí hace ya años en un foro y de esas personas con las que conectas porque te das cuenta que es el mismo faro el que os guia a ambos, el del rock and roll. Hoy a través de facebook me dejaba este video de los Gijoneses Blues& Decker, blues rock potente con muy buenas guitarras, que me ha hecho poner la canción varias veces, así que no queria dejar pasar la oportunidad de que les pegaseis una escucha. "Till dawn", pertenece a su disco, "Stealin' the blues" y os dejo un poco de info que he sacado de su pagina web, y por supuesto el videoclip.

Tras dos años dedicados a engrasar la máquina en directo y componer temas propios, en la primavera del 2012 el cuarteto entró en los Estudios Magoo de Oviedo para grabar, con Juan Martinez como técnico de sonido, las nueve canciones que conforman su primer disco. Todas ellas tienen el blues como trasfondo, pero Blues & Decker enriquece cada una de las canciones con pequeños detalles, acordes diferentes, quiebros melódicos o estilísticos que dan como resultado rotundas composiciones propias que les acercan al rock psicodélico de los 70 (Till dawn) o al funk-metal (Tomorrow); también saben tocar suave, en baladas de blues-rock intimista y contenido (Blues is dead), o en piezas de mayor sofisticación y elegancia (Stealin’ the soul). Cuando deciden coger un camino más clásico (No Worries) o le arrean al blues eléctrico y de gran intensidad vía Chicago mezclado con gotas de swing (Posology) resultan igual de convincentes, y qué decir de las versiones que hacen de clásicos como Shame, shame, shame (Jimmy Reed) –enriquecida con la aportación a la armónica que hace David García, miembro de The Blind Lemons– y John The Revelator, el tema que Son House solía interpretar a capella. Todo ello acompañado de buenas letras que huyen de los tópicos asociados al blues, y apoyados en un sonido contundente, brillante y agresivo, reflejo del que suele ofrecer en los conciertos. Stealin’ the Blues, envuelto en un precioso diseño de Diego Pérez González, es una excelente carta de presentación para un grupo que tiene un largo camino por recorrer pero que puede estar muy orgulloso de lo hecho hasta ahora. 


No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...