Etiquetas

martes, 16 de julio de 2013

SHARKS - FIRST WATER


El rock setentero está viviendo en los últimos tiempos un revival considerable, tanto por parte de la gente, como de muchisimas bandas que reivindican aquel sonido en sus canciones, y además haciendolo de una manera excepcional. Pero a veces pienso, y que conste que es una opinión personal, que se barajan mas nombres que discos, a ver si soy capaz de explicarme. De boca en boca se pronuncia muchos nombres de bandas que grabaron en aquellos dias de gloria del british rock, pero hasta que punto se conocen sus canciones. Y no solo hablo de bandas que sin cuestionar su calidad, en su dia quedaron relegadas a un segundo plano y ahora se vuelven a sacar de las catacumbas del rock sus discos, sino de grupos, que deberian estar considerados entre los grandes, por obra y no por omisión, y a la hora de la verdad quedan como en aquellas pelis universitarias americanas, donde la chica protagonista quedaba sentada en el banco del baile, esperando a su principe azul.

Vuelvo a repetir, que esto, como todo lo que escribo en este blog, son simples apreciaciones personales, pero a veces pienso eso de Free. Son como Uriah Heep, todo el mundo habla de ellos, los apunta en las listas de rigor,se rasga las vestiduras al pronunciar su nombre, pero luego no son capaces de ir más allá de los temas de rigor conocidos por cualquiera. A pesar de que no estamos hablando de una banda cualquiera, que en su seno recoge a un excelso vocalista como Paul Rodgers, a ese inmenso guitarrista que fue Paul Kossoff, a la altura de muchos de los idolatrados guitar heroes de la epoca, un gran bateria como Simon Kirke y a ese preciso bajista llamado Andy Fraser, poseedores de ese sentido entre la frontera del rock potente, el blues rock y el feeling del soul y el r&b en sus canciones.


Como pasa con casi todas la grandes bandas de los 70, alrededor hay también un mundo de canciones. El mas conocido sin lugar a dudas es Bad Company, uno de los puntales fundamentales del hard rock, con Paul Rodgers y Simon Kirke. El bateria, además de algún disco en solitario, también grabó con Kossoff, quien también tiene dos fantásticos discos en solitario, además de lo que grabó con Back Street Crawler, y por supuesto Fraser. El bajista, la segunda vez que decidió abandonar Free, se embarcó en un proyecto junto al guitarrista Chris Spedding, el vocalista Snips y un bateria norteamericano, Marty Simon, llamado Sharks. En el 73 vio la luz el primer disco de la banda "First water".

hard rock y blues, al mas puro estilo del british rock es lo que destilaba este primer disco. Desde la inicial "World park junkies", que tiene un cierto aire Free, sobre todo en las guitarras y esa voz rasgada de Snips (Steve Parsons) le daba mucha personalidad al sonido elegante del grupo.Que bien suenan canciones como "Follow me" y "Ol' Jelly Roll" que podria quedar perfecta en el cancionero del primer Bruce Springsteen. Andy además del bajo mete unos teclados que le dan ese sabor r&b como en "Brown eyed boy", que destila ese sabor a lo Faces o Humble Pie.


El disco está lleno de buenas canciones, como "Snakes and swallowtails", la honky tonk "Driving sideways" o esa "Steal away", medio tiempo rebozante de feeling. Ecos country rock en "Doctor love", donde de nuevo Snips me vuelve a recordar a Rod Stewart, y que siempre encuentro cierto parecido con la garganta del escocés, a pesar de que Snips tiene la voz mas ronca. En algún lei que era como Joe Cocker, quizás, pero me recueda mas a Rod. Cierran este primer disco con "Broke a feeling", de nuevo con esos teclados de Andy, puro rock and roll para poner punto final al que fue el disco debut de la banda. Luego vendria un segundo, "Jab it in your eyes", que por cierto, se pueden pillar ambos en una edición que anda por ahí con ambos discos.

Personalmente, Sharks, está un paso por detras de Bad Company o Kossoff, pero aun así, deja ver el buen trabajo que se marcaron estos tios. Otro de esos discos que no defraudan y que seguro que significa una sorpresa para alguno. Andy Fraser es un autentico luchador, de momento sigue ganandole la partida a su enfermedad, y por eso, y porque musicalmente ha aportado muchisimo a la historia del rock, no podemos ni debemos olvidarnos de él. Probad a nadar con estos tiburones.

1 comentario:

Orlando dijo...

Esta vez hubiera dicho que era el anuncio de una bebida energetica, tendré que escucharlos, pues no me suenan.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...