Etiquetas

martes, 10 de septiembre de 2013

NORTH MISSISSIPPI ALLSTARS - WORLD BOOGIE IS COMING

Permitidme que me siente hoy delante del ordenador con una relaxing cup of café con leche, bueno, tenia que soltar el chiste, no es para menos, ya que retrata una situación mas propia quizás del cine de Berlanga de lo que deberia ser la vida real, una transmutación chapucera de La escopeta nacional. Lo que si es cierto, es que, aunque normalmente me siento con una birra bien fresca para escribir, hoy me apetece hacerlo con un café, a pesar de que el sol sigue apretando mientras divisamos ya cercana, el fin de la primera quincena de septiembre. Me siento junto a una taza de café, porque ahora mismo el cuerpo no me pide descargas adrenalíticas de alto voltaje, me pide más, sumergirme en las raices, en un viaje al corazón más profundo de América, imaginarme que de vivir en Hernando, Mississippi, ahora estaria sentado en el porche, junto a mi mujer, con nuestro gato Lemmy observando con ojos cazadores a los bichos, y viendo a nuestros hijos correr y jugar.
Quizás llenaria la cafetera, e invitaria a los hermanos Luther y Cody Dickinson, para que con sus guitarras, contaran viejas historias sureñas mientras veiamos tranquilos caer la tarde. Puede que preguntase a Luther que tal era tocar junto a los hermanos Robinson, y que llamasen a Chris Chew, para compartir con él ese sufrido hombre de color que todos llevamos dentro. Reunidos en perfecta comunión y convencimiento, de que el boogie mundial está llegando, y que su credo particular está formado por 17 epístolas que saben a southern, blues y swamp, que destilan calor, fango y hermandad, todo de la única y mejor manera, que estos tipos, los hermanos Dickinson y Chew, son capaces de hacer, en forma de canciones.


El blues se respira durante todo este séptimo disco de la banda, que sigue moviendose en esa especie de jam continua que se ha convertido en el habitat natural de NMA, donde dan vidas a temas propios y versiones, consiguiendo que todas y cada unas formen parte de un todo, sin perder su personalidad en cada ocasión. Desde la instrumental "Jr", donde queda claro que NMA han buceado hacia las raices, en esa mezcolanza de blues arraigado en el sur, que es aún más palpalble en "Goat meat" donde también se puede escuchar la armónica de Robert Plant, o en "Rollin ' n ' tumblin", que se acercan a sonoridades más actuales de ese blues sucio.

El sentimiento acústico de "Boogie" es una plena celebración de los sentidos, rítimica e intensa. En esta especie de celebración de la palabra en forma de mágica conjunción, se unen a la fiesta en la que anunciamos la llegada del Boogie, además del citado Robert Plant, Lightnin’ Malcolm, Duwayne and Garry Burnside, Kenny Brown, Alvin Youngblood Hart, Sharde Thomas, Chris Chew, Sid y Steve Selvidge, que van dejando transcurrir su conocimiento en las ya sabias manos de NMA, en forma de canciones como "Get the snakes out of the woods", "Snake drive" o "That dog after that rabbit", en la que el guitarrista, se siente capaz de hacer eso que solo puede hacer en su propia banda, donde no tiene que rendir cuentas ante nadie.


Más rockera es "Turn up Satan", que da paso a "Shimmy", donde el bajo de Chris se convierte en la guia, adornado por los solos de Luther. Siguen pasando, a la vez que la calurosa tarde, "My babe", corta, que emplama como hermanas gemelas con "Granny does your dog bite". Rock and roll clásico, es lo que sale por los altavoces con "World boogie", que te sirve como banda sonora para entrar en la autopista de blues que te lleva directo a "Goin' to Brownsville", buscando la esencia más pura del blues, que sigue, de la mano del rock en "I'm leaving", sin más pretensiones que las de demostrar de lo que son capaces esta gente.

Va siendo hora de ir despidiendose, y volver a casa, no sin antes, sacar ese alma negra que todos los que fuimos picados por este veneno, llevamos en nuestro interior, para dar vida a ese blues llamado "Jumper on the line", un último suspiro antes de ese escaso minuto que dura "Cuttin' shorty", esa especie de outro,  que pone punto y final al disco. Sin lugar a dudas, NMA no seran una banda mayoritaria, tal vez incluso cueste, a los que no estén acostrumbrados a profundizar en su mundo, pero de nuevo, han vuelto a hacer lo que mejor saben hacer, engrandecer aun más esta música.


7 comentarios:

Rockologia Twit dijo...

Los Mississippi son una banda cojonuda, lástima que no tengan más público, se lo merece.

Orlando dijo...

Y sobre las primeras lineas , diré que hay quien pide idiomas a hipoteticos empleados para , por ejemplo , lavar platos, y despues tenemos a estos que dicen representarnos, que no son mas que el ejemplo del paletismo que hay en España .

ÁNGEL dijo...

Mañana por ZRS habrá una crítica algo distinta de este disco. Ya verás, master, jaja. En fin.

Orlando dijo...

La ciudad de Hernando, en el condado
de De Soto, por el que descubrió el rio será .

Addison de Witt dijo...

Adoro a NMAS, pero creo que con este s´wptimo trabajo no han acertado, lo siento, aún así celebro que lo disfrutéis.
Saludos afectuosos a todos

Carlos Tizón dijo...

Desde una primera escucha, supe que este disco no seria del agrado de la mayoria de sus fans, pero a mi ha conseguido rendirme, suena crudo, me gusta

Josi dijo...

Agradable descubrimiento, me refiero al nuevo trabajo de NMA, no al grupo, que ya conocía. Me encanta lo que suena y, sobretodo, como suena, impresionante sonido, si señor, suena a real, autentico, nada de sonidos artificiales y demasiado limpios, que ya cansan. buen y sentido post, un saludo.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...