Etiquetas

domingo, 20 de octubre de 2013

TROUBLE - THE DISTORTION FIELDS


2013 está siendo un año muy bueno, bandas que siempre me han gustado, sacando discos y a que nivel, comenzando claro está por Black Sabbath, y a partir de ahí, una larga ristra, de grupos conocidos y otros que deberian de serlo más de lo que son. Ya sabeis mi querencia por los sonidos más oscuros y pesados del heavy metal, por lo que muchos llaman doom. Si hace un par de años tuve la gran fortuna de poder ver a Pentagram en directo, quienes por cierto, o están o acaban de estar tocando en nuestro pais de nuevo, que Trouble, mi otra gran banda del genero, tenga nuevo disco, es otra fantástica noticia. Puedo llegar a comprender que se pueda tener un nivel extremo de fan a una banda o estilo, o incluso que se pretenda defender cierta pureza sonora -algo que no comparto-, pero el rechazo sistemático que algunos sienten por un disco, porque se sienten defraudados, ya que no los consideran la semilla original, no entra en mis cábalas.


Lo respeto, cada cual con su dinero y sus oidos, hace lo que quiere, pero a veces te puedes perder un gran disco, simplemente por no abrir un poco tu diámetro musical, o simplemente bajar un pelín el nivel de intrasigencia. Y aunque reconozco que ciertas reuniones no pasan de meras comparsas, al calor de un nombre consagrado y con algún miembro dispuesto a aprovechar el tirón del público, en otras, se rodean de autenticos musicazos, capaces de dar calidad y calidez a unas composiciones hechas para ser imperecederas. La noticia de que Eric Wagner no seria la voz de Trouble, en principio podia resultar un inconveniente. No escuchar en los nuevos temas , la garganta que grabó joyas como "Psalm9", iba a resultar un escollo a salvar.



Pero la noticia, de que su sustituto, iba a ser Kyle Thomas, que ya me habia hecho disfrutar de lo lindo con Exhorder y Alabama Thunderpussy, hacia mejorar las cosas. Y bueno, Wartell y Franklin, seguian ahí, al mando de los riffs. Una vez pasado este "The distortion fields", tengo que decir una cosa. Primero, posiblemente sus viejos fans, puedan llevarse las manos a la cabeza y segundo, vaya pedazo de disco hermanos. Trouble han dejado un poco de lado ese doom más tradicional, y han abierto sonoridades, cercanas al heavy metal, pero de que manera. El trabajo de Thomas a la voz, es sencillamente brutal, y la adaptación y reinvención de si mismos, que han hecho Franklin y Wartell, perfecta, dando un paso adelante, y demostrando que en estos momentos que vivimos, donde las bandas vuelven a ponerse en la carretera, a presentarse ante sus fans y reivindicar aquello que les pertenece, ellos tienen todas las credenciales en regla.

Ya la inicial "When the sky comes down", con ese duelo de guitarras, esa contundencia y esa especie de heavy/doom, dejan claro, que aqui hay madera para arder durante muchisimo tiempo. Casi sin tiempo para haberme acomodado, me encuentro de cara con uno de mis temas favoritos de este disco, "Paranoia conspirancy", con un sonido de guitarras muy a lo Dimebag Darrel (o a lo Exhorder, no olvidemos que la banda de Kyle se movia en los mismos parametros que los de Anselmo), esos riffs cortantes y un Kyle tremendo. Reconozco que me encanta la forma de cantar de este tipo, y discos como "Open fire" o "Slaughter in the Vatican", son la mejor e irrefutable prueba. "The broken have spoken", tienen unas melodias buenisimas, y de nuevo ese sabor al heavy metal de los 90, que se rebeló a quedar en un segundo plano.


Escuchad el estribillo de "Sink or swim", donde rescatan ese regusto por el blues pantanoso del que ya hicieran gala en "Manic frustration", y si no terminais enganchados a la canción, deberias pasar una noche junto a un oscuro pantano con este tema en vuestros oidos. Sonidos eclesiasticos que dan paso a su vena doom más tradicional, donde son capaces de borrar al que se ponga por delante, como demuestran con la inmensa "One life", madre mia que riffs. Que decir de "have I told you", de nuevo en esa senda heavy/doom, donde si se lo proponen, con composiciones como esta, tampoco tienen rival. 

Potencia a raudales con "Hunters of doom", donde de nuevo vuelven a mirar al pasado, pero sin perder de vista el presente, algo de lo que el gran culpable es Kyle. Ya sé que estoy nombrado muchisimo al vocalista, pero es que el trabajo que hace en este disco roza un nivel altisimo. "Glass of life" lleva un marcado riff rockero mientras "Butterflies" con sus apergios, que dan paso la potencia contenida que el grupo es capaz de mostrar. Riffs a la vieja usanza en "Sucker", con un claro sonido setentero y melodias vocales que no se quedan de ningún modo atrás. "The greying chill of autumn", viaja a las entrañas del doom, convirtiendolo en una especie de letania. 


"Bleeding alone" con sus latidos da paso al tema que cierra este disco, "Your reflection", donde de nuevo vuelven a sacar esa herencia blues lo suficientemente bastardizada para queda encerrada en su sonido. Cuando mi fé en el heavy metal se tambalea, que lo hace a menudo, pues el camino elegido por muchas de las bandas actuales no me satisface, echarme a los oidos discos como este "The distortion fields", hace que esta vuelva a resurgir con más fuerza que nunca. Que grande es Kyle Thomas, Trouble y que pedazo disco se han marcado. Ahora mismo voy a pinchar "Slaughter in the Vatican" de nuevo.

No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...