Etiquetas

viernes, 29 de noviembre de 2013

'77 - MAXIMUM ROCK N' ROLL


El otro día durante el Serie Z, Fernando Pardo, al finalizar la actuación de Los Coronas, dijo unas palabras llenas de razón. Perdonad que no la reproduzca literalmente, demasiado hacen mis abolladas neuronas con recordarlo, pero Fernando comentaba que hay que apoyar a nuestras bandas, que tienen cojones de sobra, pero a las que también les sobran los complejos. Y yo añadiría, que a la gente del rock, nos sobran complejos a la hora de escuchar a bandas de aquí. Si no le pido el pasaporte a nadie a la hora de hablar con él, por que cojones se lo pido a una banda antes de pinchar su disco. Que más da si eres de Helsinki o de Avilés, si tus canciones suenan de puta madre, en fin, esta es una vieja discusión que viene de largo, y que me da, que por desgracia, aún tiene bastante recorrido. Pero vayamos a lo que realmente importa, a la música, a los grupos.




Si algo tengo claro, es que si de algo carecen los ’77, es de complejos, y solo hace falta echarse a la cara sus canciones o sus directos. No sé que sensación tendrían ellos, no estoy en su pellejo, pero llevo tiempo pensando que este tercer disco era una prueba de fuego. Con los dos anteriores habían puesto las cosas en su sitio, pocos dentro del rock son los que no hayan escuchado hablar de ellos y las crónicas de sus conciertos son incendiarios, por lo que este “Maximum Rock n’ Roll” tenia que ser, si o si, un puñetazo en la mesa. Siguen una línea que es la que les da vida, la que alimenta su pasión por la música, por el rock and roll, y ahora, que cada uno que le ponga los apellidos que quiera, que se entretenga en buscar comparaciones, aunque lo que deberíais hacer, es perderos en un disco, cuyo título es una auténtica declaración de principios, no hay más allá, todo está en el rock and roll.


Lo primero que me hace reaccionar, es lo bien que suena este disco, lo potente y definido que suena, algo que es mérito de Fred Estby y Nicke Andersson. Pero vayamos al lio, a las canciones- El tema título lo deja claro, “Maximum rock n’ roll”, clásico, añejo, como un Chuck Berry lo suficientemente cargado de adrenalina (como si el bueno de Chuck no lo estuviese lo suficiente ya), destilando rock and roll de la vieja escuela, mil veces bailado pero nunca caduco. Con “Don´t you scream”, si cierras los ojos, al abrirlo te puedes encontrar de repente en el setenta y tantos en cualquier pub, sudando junto a una banda dándolo todo en el escenario, la voz de Armand con ese timbre tan característico, que siempre recordará a Bon Scott (y eso no es cualquier cosa, oiga) y esa forma de tocar la batería de Dolphin, a lo Phil Rudd.

El mismo camino recorre “Down & Dirty”, donde las guitarras y el ritmo que le imprime la sección rítmica (valga la redundancia), hace que se te disparen los pies, a base de hard rock and roll, de guitarras afiladas. Me ha costado quitarme de la cabeza “Highway rebel”, no solo por ese riff de LG y Armand, y la melodía de voz que te lleva hacia un estribillo de esos que terminas cantando sin darte cuenta. ’77 tienen muy claro en concepto de banda, si el tono rockero en la voz de Armand es fundamental, al igual que sus guitarras junto a las de LG, el trabajo de Raw al bajo y Dolphin a la batería, es fundamental para esa contundencia de la que pueden presumir cada una de las 10 canciones que conviven en este disco.


El riff de “Jazz it up” me recuerda a Aerosmith, no sé porque, me viene a la cabeza el bueno de Joe Perry, además esa melodía, de hard rock chulesco, que tan bien saben hacer los de Boston, les queda de escándalo a estos tíos. Al loro con el comienzo de “Stay away from wáter” que desemboca en una tormenta guitarrera de hard rock, boogie rock, rock and roll o como os dé la gana llamarlo. La música de ’77 es sinónimo de fiesta, no tengo más remedio que para un momento de moverme, para abrir la nevera y sacar otro botellín de cerveza, mientras suena ese buen solo de guitarra. El comienzo de “You bore me” te advierte de lo que se te viene encima, riff heredados de los Stones, sabor a rock clásico, una de mis favoritas del disco, sobre todo por la melodía de voz y la batería. “Take me or leave me” va directa a tu cara, llena de energía. “Virtually good” es otra vuelta a lo que debe ser el rock, a esa reivindicación que hicieron en los 90, afortunadamente, gente como Hellacopters. Cierran con “16 year-old King”, un claro resumen de lo que este disco, energía, marcha, clase y calidad a raudales. ’77 están embarcados en un potente tour para defender este disco. Ya no hay excusas, si sus dos anteriores discos ya habían demostrado de lo que eran capaces estos tíos, que en directo lo confirmaban aún más, ahora han dado ese necesario paso adelante. Dejaos de rollos e historias, y disfrutad de este “Maximum rock n’ roll”.

Publicado por el menda en Rock In Spain

2 comentarios:

PUPILO DILATADO dijo...

DIOSSSSS, los '77 vuelven a la carga!!! no sabía ni una mierda del nuevo álbum, el título ya es toda una declaración de principios y un 'nuevo' puñetazo en la mesa. Me los perdí hace poco cuando pasaron por Castellón y me arrepentiré cien mil vidas!!!, son de los mejorcito de este país en cuestión de 'hard rock' junto con Uzzhüaia, los extintos (???) Punishers, Sex Museum, Star Star, Maggot Brain y un largo etcétere....JODER!!! hay bandas realmente cojonudas en nuestra piel de toro, COPÓN!!

bernardo de andres herrero dijo...

Realmente son muy muy buenos. haber cuando se atreven en castellano

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...