Etiquetas

viernes, 8 de noviembre de 2013

POR AMOR A LA MUSICA: IHSAHN - EREMITA


No es sencillo introducirse en el mundo frio de oscuridad de la música extrema que se hace en Noruega, llena de mitos y clichés de cara al mundo. Si eres capaz de dejar a un lado historias como el satanismo, las culturas nórdicas o esa aberrante filiación de algunos de ellos a la extrema derecha, y consigues abrir tu mente al aquelarre de sensaciones y atmósferas, que aquellos músicos son capaces de abrazar en sus personales viajes a las tinieblas de la mente y del cuerpo, llegas a sorprenderte de lo que sale de detrás de la efectista fachada en la que se quedan algunos, y de las noticias con titulares fáciles. Si veis documentales sobre el black metal noruego, como "Until the light take us", puedes comprobar como más allá del paint corpse y toda la parafernalia, hay una serie de músicos, dispuestos a llevar su personalidad, primero a un sonido crudo, donde la ambientación y las atmósferas conseguidas, desprendan toda la maldad encerrada en sus letras.
Pero muchos de ellos, han ido más allá, han ampliado sus infiernos lejos de un sonido que frente al inmovilismo que algunos pretenden instaurar, ha comprendido que ese viaje abisal debe ir acompañado de diferentes sonoridades capaces de captar y transmitir sensaciones a quien osa enfrentarse cara a cara con su propuesta. Uno de los grandes del género, en Noruega, fueron sin lugar a dudas Emperor. Artifices de ese black metal crudo y gélido, capaz de destrozar tus neuronas y a la vez paralizarte con esa violencia maligna, que desprendian. Poco a poco fueron caminando hacia sonoridades con las que enriquecer su sonido, algo que no gustó a muchos de sus viejos fans, pero ese era su destino, su forma de sacrificio personal. Ese camino hacia otros universos, donde se comenzaban a mostrar elementos progresivos, voces limpias y una busqueda de su propia personalidad, se ve continuada en uno de sus miembros, Ihsahn, que va ampliando horizontes.


Ihsahn abre las puertas del infierno y destroza todas las barreras y fronteras que lleven hacia él. Metido en la oscuridad del metal extremo, la experimentación y elementos del jazz, se va algutinando dentro de su enrevesada personalidad. Dentro de esa busqueda oscura, su camino se encuentra con el músico de jazz, Jørgen Munkeby, forma parte de la banda de jazz, Jaga Jazzist, donde toca la flauta, el saxo, clarinete y teclados.  Jørgen descubre pronto su afinidad con el rock y el metal, y comienza a colaborar con gente como Enslaved o Motorpshycho, a la vez que monta Shining, una suerte de combo de jazz metal, donde une sus pasiones, en un enrevesado experimento de sonidos extremos, metal progresivo y por supuesto jazz, no apto para todos los públicos. Si quereis dar una oportunidad a Shining,  podeis introduciros en su mundo con el disco "Blackjazz". Con esa unión, conectamos con esta ronda de Por amor a la música, en la que el amigo Chals ha elegido como instrumento conductor el saxo.





Jørgen forma parte de la banda de Ihsahn, aunque realmente Ihsahn es una individualidad y un todo. Allí su saxo se mueve entre las capas de metal extremo que son capaces de sacar a la luz. En 2012 lanzaron este "Eremita", donde de nuevo, jazz, black, dark metal, metal progesivo, sinfónico y todo lo que tenga cabida, se abraza en una continua paranoia que se introduce en la mente de los últimos tiempos de Nietzsche. Como si no atesoraran suficiente talento por si mismos, tanto Jørgen como Ihsahn y el bateria, Tobias Ørnes Anderse, se unen al esquizofrenico viaje a la mente del filósofo, gente como Jeff Loomis y Devin Townsend. Después de unos tres primeros temas más oscuros, más metalicos, aunque jugando con los contrastes, como el de la inclusión del la melódica voz de la vocalista  Einar Solberg. 

A partir del cuarto tema, comienza la locura, con un gran protagonismo del saxo, que no penseis que aporta luz entre estas tinieblas,, ni mucho menos, ahonda más en esa locura que pretenden representar en los últimos tiempos de Nietzsche, cuando su juicio andaba ya bastante perdido. Ese continuo contraste de voces melódicas y guturales, unos teclados por parte de Ihsahn, absolutamente geniales, y en definitiva, unos desarrollos, que construyen esas atmósferas, a veces agobiantes, otras cristalinas, como los continuos cambios de la mente humana, que son capaces de expresar en sus canciones, desde ese ataque black de "Something out there", que contrasta con un tema acojonante como "Recollection", por el que matarian muchas de las mejores bandas prog actuales.



Un disco sublime, que me niego a que se pierda solamente entre círculos más extremos. Completo, majestuoso a la vez que impenetrable, especialmente para oidos menos avezados. Quizás sea dificil conseguir la voluntad, para perderse en ese laberinto musical que pretende excavar en los recovecos de la mente paranoide y esquizofrénica de Nietzsche. El intento merece la pena, si además conseguís la comunión con el infierno personal de estos noruegos, opteis por viajar más a menudo por el mundo de las sombras.


8 comentarios:

Orlando dijo...

Por lo que he leido , cuando empezó esta corriente , pasaron unas cosas bastante chungas .

bernardo de andres herrero dijo...

Bien buscado. desde luego se aleja años luz de mis gustos personales o tal vez no...: Me cuestiono los mismos escuchando el primer tema. Creo haber leído un aentrevista a Ihsahn en un this is rock pero nulo caso . Ouedi decir que he escuchado atentamente estos temas y esa combinación de jazz y metal es excelente. Cuestionaria un poco lo de metal puesto que en ocasiones me recuerdan a King Crimson del red. La voz gutural es lo que le da ese toque metal si bien ´me quedó con las partes más melódicas. Una agradable sorprees, lo digo realmente en serio. Un disco de pseudo black metal en casa, si probablemente este será uno de ellos. He visto que tiene un lp nuevo probare con él igualmente thanks

Carlos Tizón dijo...

Orlando, este movimiento fue realmente chungo, si señor

Carlos Tizón dijo...

Bernardo, es cierto que la evolución de esta gente, les ha ido alejando del metal musicalmente pero nunca como concepto, ya que ahí se encuentra su punto de partida.

Forrest Gump dijo...

Estos Noruegos son realmente una horda de vikingos...Es cierto que ese movimiento fue chungo, chungo...con algunos personajes salidos de lo peor de la mente humana...Pero tambien es cierto que hay grandes grupos y trabajos en estos paises del norte!
A+

Josi dijo...

Siempre he pensado que es increíble a la capacidad de los músicos del norte de Europa para desarrollar todos los estilos musicales que nos vienen de por ahí arriba, desde las opciones mas extremas, como la que nos planteas, a las mas comerciales. Es un fenómeno cultural digno de estudio, la verdad. No conocía tu propuesta, pero me parece muy interesante, pese a ese lado chunga que tiene este estilo musical. Un saludo, Carlos.

Vinny Gonzo dijo...

Últimamente no oigo más que alabanzas hacia este hombre. Yo no soy mucho de black (Moonspeell, y todos sabemos que son black flojito) pero escuchando los temas que pones, creo que la cosa ha cambiado mucho desde la última vez que escuché algo de Dark Funeral. Además, si me lo recomiendas tú, me atrevo con él.

Y sí, el saxo, aunque a priori pueda parecer elemento extraño, suena cojonudamente.

PUPILO DILATADO dijo...

WOW!!! Cómo me apetece meterme con estos tios!! Me ha gustado esa mezcla extrema entre estos dos estilos, el saxo queda 'de muerte' en los cortes que cuelgas, le impregna de unas atmósferas realmente más inquietantes si cabe. Hasta me ha recordado las atmósferas (en algún momento) de la banda sonora de "El Corazón del Ángel". Me lo apunto, por supuesto, esto suena tremendo, tremendo,...

Un postazo interesantísimo colega NOrtwinds.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...