Etiquetas

domingo, 8 de diciembre de 2013

REBEL MEETS REBEL - RECORDANDO A DIMEBAG DARRELL


9 años han pasado, desde que un puto chalado, subiese al escenario del Alrosa Villa de Columbus, y pegase cinco disparos en la cabeza a Dimebag Darrell, arrebatandonos para siempre. Otras tres personas murieron a causa de la locura de aquel tipo, cuyo nombre no pienso nombrar, porque no se merece la gloria del recuerdo y si el infierno del olvido. Nathan Bray, Erin Halk, y Jeff "Mayhem" Thompson, acompañaron a Darrell en su nuevo viaje, allá donde quiera que estén ahora. Curiosamente, otro 8 de diciembre, otro perturbado, asesinaba a John Lennon, malditas casualidades de la vida y de la muerte. Sin lugar a dudas, la efeméride del asesinato del Beatle, acaparará las miradas mediaticas, pero como se puede respirar en muchas redes sociales, tampoco hemos olvidado, a uno de los culpables de revitalizar el metal en los 90. Si Hellacopters o Backyard Babies le devolvieron en aquellos años, al rock and roll las pelotas, la fuerza y la diversión, Pantera reinventaron un heavy metal, que se vió saturado y apartado de la noche a la mañana de los medios.

Descubri a Pantera y a Dimebag, como supongo que muchos de mi generación, gracias a aquel imperecedero, "Cowboys from hell". Recuerdo aquel tour de la banda, junto a Judas Priest y Annihilator, cuando los de Halford, promocionaban el "Painkiller", y lo brutales que llegaron a ser. Cada disco de la banda era un nuevo impacto, con esa sección rítmica apabullante que formaban Vinnie Paul y Rex Brown, esa bomba de dinamita a punto de estallar que era Anselmo, y por supuesto, para todos aquellos que amamos el riff por encima de todas las cosas, un guitarrista capaz de hacernos entrar en trance, Dimebag Darrell. "Vulgar display of power" fue un paso adelante, con ese sonido correoso y esos ritmos, que alguién definió como groove metal, y que así se quedaria para la historia.


Pantera nunca se estancaron, no se conformaron con lo conseguido. Mientras que su popularidad subia cada día más, "Far beyond driven" salta a la palestra, un disco más oscuro, con muchas connotaciones, que no todo el mundo entendió, como pasaria con "The southern trendkill", un disco que a dia de hoy, me sigue pareciendo brutal, bestial, con esos ritmos sureños, y un Dimebag, que disco a disco, se ganaba a pulso su lugar entre las leyendas de las seis cuerdas, que abrieron las puertas a lo que alguien denominó como  southern metal y que daria paso al último disco de estudio, "Reinventing the steel", donde muchos no quisieron ver una perfección que se escondia en una especie de vuelta, a su manera, eso si, a lo que comenzaron con "Cowboys from hell". He obviado, como habreis podido comprobar, los dos primeros discos de la banda, que a mi parecer, no son más, que una anecdota.

El aplastante directo "Official live: 101 proof", ponia punto final a la carrera de la banda, donde cada vez era más complicada la convivencia con un Anselmo, desquiciante y desquiciado, endiosado y con un alto nivel de adicción. Anselmo, seguia por su lado, maravillandonos con Down o Superjoint Ritual, mientras que Dimebag, con su hermano Vinnie, formaron Damageplan, donde recogian el sonido del heavy metal más clásico y del thrash, sin perder de vista todo lo heredado de Pantera, con un Dimebag que se encontraba muy comodo en su propio proyecto. En aquel 2004, el disco "New found power" atormento una y otra vez mis viejos altavoces, y aunque extrañaba la voz de Anselmo, cuya capacidad era tan fundamental, como la de cada uno de los miembros de la banda, el gran estado de forma de Dimebag, les hacia salir airosos.


Dimebag Darrell, era sin lugar duda, la cara mas heavy del southern rock, y cuando junto al resto de miembros de Pantera, excepto Anselmo, se unió a David Allan Coe, para dar vida a Rebel Meets Rebel, estaba claro que algo grande tenia que salir de ahí. D.A. Coe, cantante de country con una dilatada carrera, tanto musical como delictiva. Un autentico outsider, nada politicamente correcto, acusado de racista y de mil cosas más, intrínsecas al redneck más radical del sur de los U.S.A., su biografia incluso asegura que llego a residir en el corredor de la muerte. Cinco años tardaron en grabar este disco, aprovechando las ocasiones propicias (del 99 al 2003), pero seria en 2006, cuando la compañia discográfica propiedad de Vinnie Paul, Big Vin Records lo pone en circulación, para alegria y regocijo de muchos, entre ellos yo, que al enterarme que habria edición en vinilo, no dude ni un instante en hacerme con ella.



La simbiosis entre la forma de cantar de Coe, los riffs abrasadores de Dimebag y la sección rítmica de Vinnie y  Rex, dan forma a 12 canciones duras, potentes, de grandes riffs y con ese aire sureño inconfundible, un artefacto de country/heavy metal/southern rock o como os de la gana llamarlo. Desde que el disco se abre con "Nothin to lose", como un desbocado tren directo al infierno, con unos riffs al más puro estilo "Cowboys from hell", el delirio es inmenso. No voy a extenderme más en el disco, la mejor recomendación es que os hagais con él si no lo teneis, o que volvais a sacarlo de la estanteria, si lo poseeis, y subais el volumen al máximo, con una cerveza bien fria o un bourbon con hielo en la mano. 

El disco hace justicia a Darrell, lastima que se cortara su trayectoria de manera tan temprana. Ya suenan en mis altavoces el disco de Damageplan, y si me da tiempo antes de ver alguna peli, sonará alguno de Pantera, porque esas guitarras hay que recordarlas para siempre y repudiar a aquel tipo que dio rienda suelta a su locura revolver en mano, una noche de un 8 de diciembre. Hoy, no recuerdo si a Vinnie o a Rex, le leia en twitter, que de considerarse una reunión de Pantera, el elegido para rememorar a Darrell (sustituirle seria imposible), solo podia ser Zack Wylde, fan confeso y amigo de Darrell. Estoy de acuerdo, seria la única opción.


4 comentarios:

Rockologia Twit dijo...

Grande era ese tío. Qué guitarra. Este que presentas es una pequeña gran rareza de su genio. A mí no me entró a la primera y lo he tenido mucho tiempo en la estantería, aunque de vez en cuando le doy una vuelta. ¡Llévalo al blog del vinilo! Jeje. Lo importante hoy era recordar a Dimebar, da igual con qué obra. Saludos.

bernardo de andres herrero dijo...

no tenia ni idea de este tio o por lo menos ni me había fijado. imagino que por falta de educaión musical en este estilo, pero la verdad es que ha sonado de puta madre por lo que buscare algo del mismo.

Bounty Hunter dijo...

Primero de todo apuntar que antes de Cowboys From Hell, Pantera editaron cuatro discos y no dos. Power Metal fué el primero con Anselmo de vocalista. En el ya se intuye cierto cambio hacia los sonidos mas duros.
Terrible perdida la del malogrado Dimebag Darrell.
Yo desucbrí a Pantera con The Great Southern Trendkill, así que comparto efusivamente tu opinión sobre el album.
Fué todo una shock para mi enterarme de su muerte.
El combo tejano fué una de las primeras bandas que seguí fervientemente junto a Metallica y Maiden.
Muy buenos momentos he pasado escuchando sus discos ya sea bajo el nombre del felino, Damageplan, invitado de lujo en los albumes de Anthrax o acompañando a David Allan Coe.
Y partiendome de risa con los Home vídeos de las giras junto a su hermano, Rex Brown y Anselmo.
Sobre Rebel Meets Rebel, me parece un estupendo album donde las palabras Cowboys From Hell difinen a la perfección el sonido del combo.
Es un disco muy variado donde Darrell se vuelve a lucir. El instrumental Panfilo es una buena prueba de ello.
Me encanta el potente comienzo con las tragaperras y el machacón ritmo de Nothin' to Lose. El tema homónimo tiene sabor vaquero.
Heart Worn Highway y Cherokee Cry son mis preferidas. Me encantan sus solos y desarrollos.
A la postre ha sido su testamento musical.
Un curioso disco que mantiene en el recuerdo la esencia del talento de ese gran guitarrista, que bajo las enseñanzas de gandres de las seis cuerdas como:Iommi, Frehley y Van Halen, insufló una nueva dosis de imaginación al mundo del metal.
R.I.P. Darrel Lance Abbott.

PUPILO DILATADO dijo...

Bonito homenaje que le has hecho Nortwinds, se nota que su música y su personal estilo calaron hondo en tí y no puedo estar más de acuerdo con lo que escribes. A mí, al principio no me entró demasiado pero sólo bastaron cuatro o cinco escuchas del "Cowboys..." para tener delante de tus orejas a una banda que prometia y que poco tiempo más tarde cumplía con creces con aquel icónico "Vulgar Display of Power".

Dimebag is the guitar man!!

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...