Etiquetas

miércoles, 15 de enero de 2014

POR AMOR A LA MUSICA: BONNIE BRAMLETT -ROOTS, BLUES & JAZZ


Ay el amor, parece que va a ser el protagonista de este arranque de P.A.A.L.M., después de las vacaciones navideñas. Tsi, ha decido que esta ronda gire alrededor de parejas que supieron unir su amor por la música con el que sintieron entre ellos. ¿Que sería la vida sin amor?. Ok, adoro la vida canalla, la he vivido, con muchos pecados sin confesar, escondidos y degustados en el maletero, para poder echarles un vistazo por el retrovisor de la memoria. Pero, everybody need somebody to love, y quien soy yo, para llevar la contraria a los Blues Brothers y a tantos otros. En fín, que de nuevo con este maravilloso juego, que dicho sea de paso, se me ha pasado el plazo, como comprobareis, pero no queria dejar  la entrada a la mitad, porque me apetecia y mucho, reanudar el juego, pero ya sabeis, mande a mis barcos a luchar contra los ingleses, no contra la falta de tiempo.



Como decia, que bonito es el amor, pero que grande es también el refranero patrio, ese que dice, en la olla no metas la po...., pero quien no lo ha hecho alguna vez. Bueno, yo trabajo en la misma empresa que mi mujer, y actualmente en el mismo centro, pero tengo que decir en mi defensa, que ya trabajabamos ambos en la empresa antes de conocernos, en distintas localidades. Conozco matrimonios que trabajaban juntos y que el paso del tiempo no ha sido flexible con ellos, por lo que han terminado cada uno por su lado, y según la situación, unos han tenido un comportamiento ejemplar, mientras otros han  conseguido que la cripación  y la tensión, ocupara límites insospechados, ante los asombrados ojos de muchos compañeros, pero el tiempo ha ido llevando la paz, ya sea por traslados de por medio, o porque el tiempo lo cura todo, o al menos, lo va suavizando.


Pero si a veces es complicado alternar la vida sentimental, o el fin de ella, con la vida laboral, en un mundo donde se asienta una necesaria normalidad  y rutina, y cuyos encuentros con la persona a la que deseas esquivar, se transforma en una carrera de fondo de solo unas horas diarias, no es lo mismo, cuando estás inmerso en una gira o en el proceso de composición y grabación de un disco, en el que hay muchas esperanzas puestas y mucho miedo, de que el rencor termine socavando y marcando las composiciones o actuaciones, aunque situaciones casi límite, han dado canciones y discos que posiblemente, hubiesen disfrutado de otra intensidad diferentes en caso de situaciones de otro calado, se me ocurren varios nombres, pero no quiero nombrar, para no ir pisando posibles candidatos de posibles rondas a mis compañeros de juego.

El caso, es que como dijo alguien, el amor no da tanto juego a la hora de escribir, los momentos proximos a culminarlo o los malos momentos cuando este se rompe, son los que dejan muchas ventanas abiertas a la hora de supurar feeling en las canciones, pero bueno, vaya rollo que me he estoy marcando, ¿no?. Tsi ha propuesto para esta ronda, a una de mis parejas, musicalmente hablando, Delaney and Bonnie, y reconozco, que sobre todo, por esa especie de obsesión teológica musical, que tengo con Eric Clapton, que me hace, atraer hacia mi, todo aquello que gira a su alrededor, aunque él no llegue a ser el protagonista principal. Y claro, hablar de Clapton, de Layla, como no hablar de Delaney y Bonnie, cuya carrera va mucho más allá de su encuentro con slowhand, pero que ya sabeis, cada cual arrima el ascua a su rincón, o algo así.


Como habia que centrarse en algún disco de nuestros protagonistas semanales, ya fuese juntos o por separado, y ya mis compañeros, han dado buena cuenta y grandes explicaciones sobre la vida y milagros de ambos, yo voy directo al grano. He decidido elegir a Bonnie, me lo pedia el cuerpo, y además me pedia escucharla cantar unos buenos blues y acercarse al jazz, con esa voz privilegiada, que le dió la madre naturaleza o más bien, la madre que la parió. Así que me he decantado por este "Roots, blues & Jazz", un disco que es una gozada para el oido y que estoy casi seguro, por no decir totalmente, con el que Bonnie disfrutó al máximo grabando, con una serie de clásicos inmortales, que cobran más vida en su voz.

El disco se abre con la sensual "Love the one you're with", con ese impulso rockero, y Bonnie dejandose llevar por las melodias. "I can laugh about it now" del disco del mismo título, es un pedazo de blues, directo al corazón. "No particular place to go" de Chuck Berry es la siguente en caer, con Bonnie casi susurrandote al oido, que no hay ningún lugar en particular donde ir, si no está sonando su voz alrededor. Con "I'm confessin" se desliza dentro de los sonidos más jazz, y es que, otra forma de amor, es escuchar cantar a esta mujer canciones así. "Gotcha" se balancea entre el blues y el jazz, de manera magistral, con una Bonnie fantástica y una banda que no se queda atrás.


Cierra los ojos, ponte comodo y escuchar a Bonnie cantar "That lucky old song", no creo que sean necesaria más explicaciones, más allá, de todo aquello que puedas llegar a sentir escuchando esta canción. "Mercy, mercy, mercy" de Joe Zawinul es la siguiente en pasar ante tus oidos y dejar huella en ellos. Cuando alguien hable de Sam Cooke, lo mínimo que hay que hacer es ponerse en pie y guardar silencio, y eso mismo hago cuando Bonnie deleita con ese inolvidable "A change is gonna come". Después del suave "Carefree", de nuevo al blues de "Work song".  Si hablamos de amor, como dejar pasar por alto una canción como "Love hurts", que Bonnie desgarrá con intensidad. Cierra el disco, con jazz, con ese saxo y con "Harlem nocturna", dejandote el corazón con ganas de volver a escucharla, de volver a estar ante sus canciones, ante su voz. Gracias Tsi, por hacerme rescatar este disco de Bonnie.


5 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

No había escuchado el disco sabia del mismo pero como era moderno me dio un poco de resquemor por encontrarme algo inferior a la categoría de la interprete. la edad a veces no es buena señal. Me equivoque a tenor de los audios que has puesto pues son magnificas versiones

TSI-NA-PAH dijo...

Gracias a ti por que no conocia este trabajo de Bonnie en solitario! Tengo algunos discos en solitario de ella..Pero le habia perdido la pista salvo de verla en la serie Tremé! Me voy a buscar este disco como un loco!!!me alegro que te guste esta mujer y el juego.Muchas gracis...y tranquilo mejor tener retraso que no jugar!
A+

Rafa dijo...

gran mujer. Este disco lo habia olvidado por completo. Lo voy a recuperar hoy mismo. Un saludo,

PUPILO DILATADO dijo...

Espero no haberte puesto nervioso!, como dice TSI mejor publicar con retraso si uno está ocupado con el curro, con una escapadita o si le estás haciendo al amor intensamente a tu mujer, je,je,je!

Menudo descubrimiento el de esta pareja la semana pasada, almenos para mí. Ya me he escuchado tres discos de Delaney & Bonnie, en solitario nada pero...¡ya sé cual va a ser el cuarto!!!. Voy a empezar a ver Treme en breve y ya me muerdo las uñas, diosss que subidón tiene que ser ver a esta mujer!.

Chals dijo...

Yo he trabajado con mi mujer muchos años, nos conocimos allí, metí la p_lla en la olla, y ahora mismo ya tengo todo el pack, hijo, hipoteca... je je je. Magnífico, me encanta este post. La vida canalla siempre deja muy buenos recuerdos. Y que voz tiene Bonnie, este disco no sé porque, no me llamaba la atención, y ya ves, esa ersión de Sam Cooke es para enmarcar. Bonita reivindicación. Saludos y disculpa por el retraso.

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...