Etiquetas

miércoles, 12 de febrero de 2014

LITA FORD - THE BITCH IS BACK...LIVE


2013 ha sido un buen año, dos de mis mujeres rockeras  han sacado disco, por un lado Joan Jett, se ha sacado un discazo impresionante y por otro, Lita Ford, ha publicado un gran artefacto en directo, demostrando que lo suyo es el rock potente por encima de todo, de modas, historias y de lo que sea. Lita se abrió paso en un mundo complicado para las mujeres en el rock, en aquellos tiempos con The Runaways, y en los 80, a pesar del éxito de aquel dueto baladístico con Ozzy,  quizás no tuvo todo el reconocimiento que merecía, su cuerpo decoraba las paredes y carpetas de muchos chavales, que sin embargo, no ponían sus discos en sus equipos de música. Pero da igual, los grandes sobreviven, y Lita sigue ahí al pie del cañón, dándolo todo en directo, para los suyos.
 
Para este directo, Lita cuenta con ese magnífico guitarrista que es Mitch Perry, que estuvo en aquella formación con aspiraciones al mercado USA de Michael Schenker. ¿Qué vamos a encontrar?, a una muy buena banda de directo, una Lita que sigue conservando su garra y una colección de grandes temas, desde esa inicial “The bitch is back” de Elton John con la que dan comienzo a este concierto, grabado en California, en octubre de 2012. El sonido no es espectacular, pero si que suena crudo, como deseamos los fans de las Runaways y de Lita. A partir de ahí, es un sin parar de auténtico hard rock, con canciones como  ”Hungry”, un clásico de Lita en toda regla, que da paso a “Relentless”, que suena sexy, con esas guitarras afiladas y Lita demostrando clase.


No todo es pasado, y la autobiográfica “Living like a Runaway” es un temazo, con ese regustillo bluesy y esa base hard rockera. La noche sigue cayendo, y desde el escenario caen temas como “Devil in my head” con esos riffs enormes. A Lita se le escucha en todo momento comentar las canciones, dirigirse a la gente, demostrando sus tablas y que la ilusión sigue aún vigente. “Back to the cave” te engancha desde los primeros acordes, y “Can’t catch me”, que Líta cuenta que escribió tras pasar unos días con Lemmy en el apartamento de este, junto al Rainbow, suena rápido, sucio y rockero.


“Out for blood” se la dedica a Ramones, con sus ritmos punk rockers y “Dancing on the edge” nos devuelve a los 80, a los tiempos del glamour y los videoclips.  Más temas de su disco “Living like a Runaway”, esta vez es el turno del potentísimo “Hate”, donde de nuevo, las guitarras de Perry echan chispas, dotándolo de un sonido muy metálico. Va llegando el final, y no podía faltar “Close my eyes forever”, que reconozco, que siempre se me hace extraño sin la voz de  Ozzy,  y que pone el punto íntimo de la noche. Para cerrar, sin dejar los 80, “Kiss me deadly”, deja un grandísimo sabor de boca, y las ganas de que este disco durase mucho más, que temas tiene de sobra Lita. Ojalá  venga por nuestro país, y podamos disfrutarla en directo.  Grande Lita.

2 comentarios:

Orlando dijo...

Que alegria volver a saber de ella .

Marc Monje dijo...

Dan ganas... Aunque creo que no està tan centrada como Joan. Quizás mire que tal suena.

Gracias!

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...