Etiquetas

domingo, 9 de febrero de 2014

POR AMOR A LA MÚSICA: THE MARS VOLTA - FRANCES THE MUTE



Reconozco que esta ronda de P.A.A.L.M. es la más complicada que me he echado a la cara hasta ahora. Mira que tuve que rebuscar en aquella de instrumentistas de jazz, pero esta, de la relación entre Omar y Ximena, propuesta por mi primo Vinny, me lleva loco desde hace varios días, hasta el punto que aquí vengo, con el plazo cerca del límite. Y mira, que Vinny y el menda, llevábamos un par de rondas, de empatia extrasensorial, pensando o plasmando en los mismos discos. Pero esta vez, la cosa se complica, porque reconozco mi total ignorancia sobre la pareja en el plano musical, y ya ni os cuento en el afectivo.

Desde que Vinnie dio el pistoletazo de salida, llevo toda la semana escuchando al tal Omar. Viré hacia los orígenes, con At The Drive In, banda que en su día no me molesté en escuchar, porque supongo que mi esporádico talibanismo musical, relacione con gente como Linkin Park, que dicho sea de paso, a su primer disco, le sigo soportando algunas livianas escuchas. Así que manos a la obra, sentado frente a Spotify, di rienda suelta a la musica de A.T.D.I., y en fin, que no me arrepiento de haberlos arrinconado en su día, en el apartado, cosas de las que huir, como del mismísimo diablo.


Pero como soy un tipo que no se rinde fácilmente, decidí pasar al siguiente nivel. Recordé que en su dia descagué algunos discos de su discografia en solitario. Me sorprendió ver que tiene casi más discos en solitario que años, algo que no sé, no me convencé, tanto se le desborda a este tipo el talento compositivo, como para ir componiendo y grabando canciones a ese ritmo. En fin, que me dije, bueno, todo sea por la causa, vamos a escuchar la proposición del tal Omar, y debo decir, con todo el respeto del mundo, que le he encontrado más sentido al sonido de la olla express cuando cocina algo en casa, que a ciertas canciones en solitario del nota en cuestión. Vale, que por lo que veo el tipo es un genio, pero yo voy perdiendo capacidad auditiva con el tiempo, neuronas por culpa de los excesos y paciencia con la edad, así que decidí que la carrera en solitario de Omar y yo, nunca paseariamos juntos de la mano.

Sigo buscando, y me encuentro con una banda cuyo nombre me atrae, si, como en esos tiempos que te comprabas discos por las portadas. El grupo se llama Bosnian Rainbows, coño, mola, arco irís bosnios, vengo de leer una novela basada en la guerra de los Balcanes, y la llama se alimenta hacia ese sendero, pero amigos, igual no tengo un buen día, o voy a terminar convertido de ciclogenesis explosiva, ahora que está tan de moda el termino, pero no consigo conectar con ellos, en cuestión de arcos iris, me sigo quedando con mi Ronnie James Dio que estés en los cielos, que le vamos a hacer. Los días pasan,  veo que se viene el fin de semana, yo sin publicar, ni siquiera he comentado las entradas de mis compañeros, aprovechando los pocos ratos de tiempo libre que tengo, en empaparme las canciones de Omar, así que me digo, ¿y si la solución está en probar con Ximena?, igual un cambio de tercio es lo que necesito, pero nada más comenzar a sonar su música, me salta el antivirús, es que ni mi ordenador ni yo, estamos preparados para ciertas cosas.


What can I do?, me dirijo presto y raudo a la seguridad social. ¡Doctor, receteme algo, rápido, no consigo que me guste nada de Omar ni de Ximena!, pero que dices, desdichado, esto es un sitio serio. Bueno, receteme de todos modos algo, no tienen usted unas pastillitas de esas de colores... Vuelvo a casa, ya solo me quedan The Mars Volta, son la última opción, si no, no sé como podré hacer mi entrada esta vez, me vuelvo loco, tengo un diablillo que se me aparece en un hombro y me susurra cosas, en el otro hombro, hace acto de presencia otro pequeño diablo que también me da su versión, ¡Alto!, no debería ser un angelito quien se posase en el lado opuesto, bueno, todos tenemos claro nuestro lugar de procedencia y reposo. Entro en Youtube, y escribo en el buscador el nombre deseado, mientras aparece la lista de videos que suponen mi última oportunidad de redención.

Al azar, pincho un tema llamado "Goliath", y mira por donde, la cosa mejora, tienen un cierto tufillo, o a mi me lo parece, a Geddy Lee en la voz, y ese rollo de rock progresivo modernete, y la sensación de gente que pretende ir más allá, sin caer en pretensiones que ya comprendo, como en escuchas a historias anteriores relacionadas con el personaje en cuestión. Decido pinchar otra, se llama "The Widow", y me envuelve cierto aroma a Led Zeppelin, que igual solo me pasa a mi, pero para eso son mis orejas, más o menos dañadas, así que decido, que el disco donde se engloba dicha canción, será mi elegido, mi maná, para salir airoso de este embite.


Busco el disco, me gusta la portada, comenzamos bien, y le doy al play. Suena la canción  "Frances the mute", cierto rollo paranoico a lo Pink Floyd, juegan con las atmósferas, y esa entrada jazzy a los diez minutos y pico que da paso esas guitarras, me deja muy buen sabor de boca, verás que la gente que habla tan bien de estos, entre ellos, muchos cuyas opiniones en materia musical respeto al máximo, van a tener razón. Ya hable antes de que mi primer contacto con ellos me llevó a recordar a Rush, y que la segunda canción se llame "Cygnus.... vismund Cygnus", cimenta la relación, aunque musicalmente vayan por otros parámetros, más caóticos que los canadienses, convertida en una ambiciosa suite, como todo el disco, donde los desarrollos me van atrapando sin remisión.

Llega "The Widow", donde la voz me recuerda a Plant, e incluso la musicalidad, y me sorprendo a mi mismo, embelesado por esta preciosa canción, de bella melodia que te mece, como buen medio tiempo que se precie, con una muy buena guitarra, aunque que a mitad de la canción decidan dejarse llevar por sus fantasmas y metan ese especie de bucle infernal, me deja un sinsabor, una acidez, ante una canción que hasta el minuto dos y pico es simplemente perfecta. ¡Modernos!. "L'Via L'Viaquez", tiene unas guitarras fantásticas, y de nuevo ese rollete setentero en la voz, y coño, cantando en castellano y con esa parte central, que me trae un susurro de Santana, cuando Carlos no se preocupaba tanto por que sus videos estuviesen siempre presentes en la televisiones. Me gusta esta canción.


"Miranda that ghost..." otra suite compleja, de nuevo con mucha melodía vocal -reconozco que la voz de Cedric me ha atrapado de sobremanera, así como las atmósferas que consiguen recrear, aunque me siguen sobrando ciertos momentos donde, o son ellos los que se rallan, o soy yo, el que no consigue llegar a ese nivel de apertura mental/sónica-, en definitiva veintitantos mínutos, al viejo estilo del rock progresivo. "Cassandra Gemini" pone el final, por decirlo de alguna manera, a este segundo disco de The Mars Volta, con esas guitarras, que me recuerdan a veces ciertas historias del rock andaluz, claro que este bebia del rock sinfónico, y los de El Paso también lo hace, al final, las fuentes son las mismas, fijate tú. 

Debo reconocer, es de justicia, que he terminado interesandome en The Mars Volta, y creo que tendré que prestar atención al resto de su discografia, porque exceptuando momento puntuales dentro de las canciones, estos tipos saben como  hacerlo realmente bien. Del resto de la discografía del señor Rodriguez, le doy carpetazo, hay cierto límites, que no tengo intención de cruzar, no me da miedo nadar con tiburones, pero jamás he creido ni me he fiado, de los cantos de sirenas. En definitiva, otra vuelta de tuerca, al rock progresivo, un estilo de música, cuya verdadera fé, eso es cierto, es dar un paso más, buscar una salida nueva, y en eso, The Mars Volta, aprueban con nota.

3 comentarios:

PUPILO DILATADO dijo...

Entiendo perfectamente tu reticencia y rechazo, las 'Omaradas' a mí también me rallan la cabeza un poco, ese dadaismo como rumbo impostado te hace dudar en si este hombre prepara su proceso de creación o simplemente toca y canta lo que se le pasa por la cabeza cada vez que abre los micros de sus frecuentados estudio.

Casi coincidimos en 'experiencia extrasensorial' tú y yo esta semana pero me quise arriesgar, je,je. "Octahedron" también es muy fácil de asimilar.

Josi dijo...

Me solidarizo contigo, Carlos, para mi también ha sido la ronda mas difícil, he sudado sangre. Muy buen post, me has alegrado el rato, me he reído un montón, en serio, yo también las pase canutas ja, ja, ja. Un saludo.

Vinny Gonzo dijo...

No podíamos coincidir en todo tío, sería demasiado preocupante.
Me sorprende que no te gusten At the Drive-In, casi todo el mundo que conozco que los ha oído los idolatra (yo incluído). Lo de Bosnian Rainbows me extraña menos, el disco es infumable. Y de la señorita Sariñana es que, si os soy sincero, ni me preocupé.

Pero, ay, The Mars Volta. Frances The Mute, sí señor. DIS-CA-ZO. Aunque a ti creo que te gustará más el primero, "Deloused in comatorium", bastante más trallero (creo que estaba Flea el de RHCP al bajo).

¡Gran entrada, me he reído mucho!

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...