Etiquetas

sábado, 19 de abril de 2014

ENTREVISTA A RUBÉN MARTÍN -LEGACY- (ACTUALIZACIÓN)


(N.D.R. Actualizo la entrada, porque por un error humano, osea, del menda, me dejé un trozo de entrevista sin editar, ahora si que la teneis completa)

Legacy tendrá en unos días en la calle, su disco debut, "Rockin' all over hard rock", donde rinden tributo a esas bandas que les enseñaron a amar el rock, recopilando canciones de Thin Lizzy, Deep Purple, Marillion o Boston entre otros. Debo confesar, que he tenido la oportunidad de escuchar una de las canciones, antes de ser remasterizadas, y tuve que volver a escuchar la original, para poder encontrar las diferencias, con eso os lo digo todo. Mientras sale el disco, que será presentado en Madrid y Talavera, tuve la oportunidad de charlar con el bajista de la banda, Rubén Martín, de quien me siento orgulloso de decir, que además de grandísimo músico y mejor persona aún, puedo llamar amigo. Esto fue lo que contó.




Hola Rubén, vamos a empezar presentando a Legacy.-

LEGACY somos una banda afincada en Talavera de la Reina (Toledo) que, hace ahora 25 años, empezamos a crear música propia y ofrecerla a quien quisiera escucharnos a través de varios proyectos (TRIBU: 1989-1996 y ALVAR DE FLACK: 1996-1997). Diez años después, en febrero de 2007, fecha que tomamos como nacimiento de este nuevo proyecto, volvimos a quedar para retomarlo por donde lo dejamos, pero la música había cambiado tanto que decidimos convertirnos en una banda de versiones de lo que nos gusta (el hard rock que se viene haciendo desde los años 70’s) y dejar a un lado las composiciones propias. En un alarde de originalidad nos hicimos llamar COVER BAND y así estuvimos funcionando durante 7 años, hasta que cambiamos el nombre a principios de 2014 por el de LEGACY.

Los músicos que formamos la banda somos Antonio Flores (voz), Gustavo Martín (guitarra y voces), Ramón López (batería), Ricardo Olivares (teclados) y Rubén Martín (bajo y voces).


LEGACY no es el nombre por el que os conocíamos hasta hace poco, ¿Por qué ese cambio?

Estuvimos dándole vueltas al asunto del nombre porque Cover Band era demasiado obvio y además había ya demasiadas “Coverbands” por ahí. Después de poner sobre la mesa varias decenas de posibles nombres, nos quedamos con Legacy (en castellano “Legado” o “Herencia”) en votación democrática, y viene a ser una especie de reconocimiento al trabajo y el talento de aquellos músicos que nos han marcado a lo largo de nuestra vida y que dedicaron su vida a hacer más agradable la de los demás, dejándonos un patrimonio cultural del que disfrutamos escuchando y tocando. Creímos que era de justicia, ya que usábamos el trabajo de composición de otros, reconocerles el mérito.

¿Por qué poner en marcha ahora un proyecto así?

No es un buen momento para la música, ya lo sabemos, pero hace ahora 25 años que se formó Tribu, el primer proyecto en el que coincidimos los actuales miembros del grupo. No es premeditado, es una casualidad, pero también es una forma de celebrarlo.

Los que os conocemos, sabemos que tenéis temas propios, sobre todo de la época de  Alvar de Flack, por ejemplo. ¿Por qué encarar Legacy como una banda de versiones?

Por supuesto que tenemos temas propios, pero no incluimos ninguno porque la música y su entorno ha cambiado tanto que ni nos apetece ni creemos que merezca la pena. Tampoco es algo que se descarte, simplemente ahora hacemos versiones porque nos resulta mucho más atractivo el reto de hacer una buena versión que el de comunicar otro tipo de cosas más personales.

Un disco de versiones, la verdad, no es que sea muy atractivo desde el punto de vista del mercado, pero es lo que nos apetece hacer en estos momentos. Tocamos por puro placer y hacemos la música que nos pide el cuerpo para pasarlo bien. Somos conscientes de que el disco probablemente nos hará perder dinero, pero no más ni menos que tener que pagar para tocar en directo o seguir autofinanciando el proyecto de grupo con la compra de instrumentos, pago del alquiler del local de ensayo, pago del dominio y alojamiento de la web, etc. Esto no es rentable económicamente ni se puede plantear como un negocio. Quienes se lo plantearon como negocio, quienes se dieron en llamar “la industria”, fueron los mismos que cuando empezaron a tener problemas con lo digital no supieron combatirlo añadiéndole valor al producto o poniendo los discos a un precio razonable que hiciera que mereciera la pena comprarlo original en lugar de descargarse el disco o comprar una copia pirata. Continuaron con su política de precios desproporcionados lo que, añadido a la crisis económica y al enorme desprecio por la cultura demostrado por los gobernantes, han terminado por llevar a la música a la penosa situación que estamos padeciendo actualmente.


¿No crees que está habiendo una proliferación de bandas tributo?

Es cierto que en los últimos años han proliferado como hongos las bandas de versiones, tributo, etc. pero no lo es menos que el rock ha cambiado tanto que hay a quien no nos motiva demasiado lo nuevo que sale y preferimos quedarnos con los nuevos discos de bandas antiguas o, directamente, escuchar música de hace algún tiempo. No es un planteamiento conservador ni anclado en el pasado, es más una inapetencia, al menos momentánea, por lo que se ofrece o, si quieres, una forma de decir también que la evolución no ha sido como nos hubiera gustado. No es que ahora mismo no se haga música interesante, por supuesto que sí, mucha y de enorme calidad, pero nos sentimos mucho más cómodos en una onda más “vintage”, digamos.

Cuéntanos algo sobre el disco

El disco viene a ser una especie de culminación de lo que hacemos en el local y en directo. Es como una necesidad fisiológica, necesitamos dar a conocer lo que estamos haciendo o lo que somos capaces de hacer, aunque sea hecho deprisa y corriendo, a ratos perdidos y sin más presupuesto que lo que teníamos en nuestros bolsillos. También necesitábamos tener algo que poder presentar en los sitios en los que vamos a tocar. Ni siquiera nos planteamos que las emisoras lo pinchen, tampoco hay dónde, porque entendemos que para pinchar una versión es preferible poner la original. Supongo que al final será un producto para los muy amantes de los temas que tocamos, para los amigos, familiares y garitos que nos pongan tres o cuatro días antes de tocar.

Ha sido un trabajo artesanal, es decir, nosotros nos lo hemos grabado, mezclado, masterizado etc. y está producido respetando, en la medida de nuestras posibilidades, el sonido, la esencia y la identidad de cada banda a la que homenajeamos para poder acercarnos al trabajo original tal y como fue concebido, aunque dándole nuestro toque personal. Es el resultado de sumar horas de ensayo y admiración por su música. Creemos que ha quedado una cosa digna aunque todo es mejorable, por supuesto.

El título es muy llamativo, ¿de donde salió?

El título “Rockin’ all over hard rock” hace referencia al famoso tema de John Fogerty (ex-Creedence Clearwater Revival) que popularizaron Status Quo en 1977, titulado “Rockin’ All Over The World”, que tomamos como resumen de nuestra actividad musical, una especie de slogan o definición que usábamos cuando Legacy nos llamábamos Cover Band y que llegamos a serigrafiar en camisetas del grupo. No “rockeamos” sobre el mundo, como dice la canción, pero sí tocamos o nos movemos en torno al hard rock.


¿Qué va a poder encontrar la gente en Rockin’ all over hard rock?

El contenido son trece versiones de temas clásicos del hard rock que se hizo en los 70’s, 80’s y 90’s. No son los temas más conocidos por el gran público porque nuestro trabajo no es como el de una orquesta que toca los éxitos del momento en las fiestas de los pueblos, sino más bien está orientado hacia un público al que le gusta el rock, entendido y crítico pero, sobre todo, hacia nosotros mismos. Hemos grabado unas cuantas canciones que nos apetecía hacer.

Son todas las que están pero no están todas las que son. No queríamos hacer un disco excesivamente largo por no cansar pero tampoco tan corto que no diera idea de lo que hacemos, así es que, de entre todas las que tenemos montadas (unas 40) seleccionamos unas cuantas con diferentes criterios. Hemos dejado fuera temas de grupos como UFO, Uriah Heep, Kansas, Michael Schenker Group o Grand Funk Railroad, pero hemos incluido otros de diferentes estilos y épocas, un par de clásicos setenteros (“The Boys Are Back In Town” de Thin Lizzy y “Long Time” de Boston), temas instrumentales (“Summer Song” de Joe Satriani, “Child’s Anthem” de Toto y “Eruption” de Van Halen), un par de temas de grupos progresivos (“Hooks In You” de Marillion y “Wait For Sleep” de Dream Theater), alguno más bluesero (“Lonely Days, Lonely Nights” de Whitesnake), canciones menos sobadas de grupos clásicos (“Sometimes I Feel Like Screaming” de Deep Purple y “Jealous Lover” de Rainbow) y temas de hard rock melódico (“Days Of No Trust” de Magnum, “Separate Ways (Worlds Apart)” de Journey y “Head Games” de Foreigner).

¿Cómo fue la grabación del disco, el trabajo en estudio?

El disco lo hemos grabado en el estudio que tiene Ricardo, el teclista, en su casa. Es un estudio con todo lo que tiene que tener un estudio, así es que en ese sentido todo perfecto. Si hay que quejarse de algo es del tiempo invertido. Nunca se está satisfecho con la grabación al 100%, siempre hay alguna cosa que cambiarías o modificarías o, directamente, no harías una vez escuchado, pero si hubiéramos tardado más en terminarlo habría sido como el parto de “Chinese Democracy” y eso acaba con los nervios de cualquiera, así es que nos pusimos fecha tope para terminar el 31 de marzo y así tener el mes de abril libre para masterizar y mandar a la fábrica.

Como he dicho antes, nos lo grabamos, mezclamos, editamos, produjimos, masterizamos, diseñamos el artwork, escribimos, fotografiamos, maquetamos y todo lo que termine en –amos nosotros solitos, excepto la portada. Todo lo que tiene de bueno y de malo se debe a lo que hemos hecho nosotros mismos en el tiempo que le hemos dedicado.

La primera tirada van a ser 300 copias y, si la cosa funciona, haremos alguna más. Teníamos los medios técnicos necesarios para grabar el disco y sólo hemos tenido que invertir en la fabricación, el canon de la SGAE para poder publicar trabajos de otros y el resto de trámites. Intentaremos vender algunos para, al menos, cubrir una parte de los gastos, pero no a 18 ó 20 o cualquier otra burrada, sino a 5 euros, que creemos que es un precio asequible y proporcionado. De todas formas no esperamos gran cosa, ya no se venden discos, la música se ha devaluado, ser músico vuelve a estar visto como algo residual o friki, ya nadie se deja los dedos negros rebuscando en el cajón de los vinilos, todo está al alcance de un clic y se ha bajado enormemente el listón de la exigencia. El personal consume mp3 como si tuviera algo y no tiene nada, es virtual, no existe, es un puñetero archivo. Al menos el soporte físico se disfruta y aporta lo que jamás podrán aportar los 0 y los 1, pero esto es lo que hay porque aquí la música nunca se ha tomado en serio, al contrario de lo que hacen países del centro o norte de Europa. La falta de Educación Musical es la que está pasando factura.

La portada ha quedado muy bien, ¿cómo llegasteis hasta ese diseño?

La portada también es artesanal, se trata de un dibujo hecho a lápiz por un gran artista como es Paco Martín y consiste en un reloj al que se le ve la maquinaria interna que simboliza la perfección y la relación que tiene eso con los grupos que versionamos. Las manecillas marcan 13 horas, una más, como si se quisiera alargar el tiempo, cada una con un símbolo que identifica a cada grupo autor de los temas originales. Más o menos viene a relacionar el paso del tiempo con lo que ha contribuido la música en formar nuestra “maquinaria”, que es lo mismo que forjar nuestra personalidad o, si quieres, nuestra persona.


¿Qué canales estáis utilizando para dar difusión al disco?

Nos estamos apoyando en YouTube y las redes sociales para darlo a conocer, fundamentalmente facebook y la verdad es que está funcionando, al menos es más cómodo hacerlo llegar. Algunas webs, blogs y diarios digitales también nos están apoyando. A partir de mediados de mayo esperamos tener a pleno rendimiento ya la web oficial del grupo, www.legacyband.es, con toda la información sobre la banda, el disco y otras cosas. En estos momentos estamos dando los últimos toques a la estructura, redactando textos, seleccionando fotos y preparando el resto de contenido.

¿Qué planes os habéis marcado con el disco, cuales son vuestros objetivos?

El objetivo fundamental es, como he dicho antes, cubrir la necesidad de dar a conocer nuestro trabajo y tener una grabación en soporte físico que poder presentar a los sitios en los que se puede tocar. A estas alturas no tenemos ninguna otra pretensión más que pasarlo bien tocando en los ratos en los que nuestras obligaciones laborales y familiares nos lo permiten. No es por falta de capacidad sino porque la cultura en general y la música en particular han degenerado hasta límites que jamás hubiéramos sospechado cuando empezamos. No se dan las condiciones necesarias para plantearnos el proyecto como algo profesional ni la grabación como una inversión económicamente rentable. Simplemente buscamos la satisfacción de materializar en soporte físico lo que hacemos, de poder mostrarlo y que nos sirva para poder seguir haciéndolo. Si además de eso despierta interés en alguien o hacemos pasar un buen rato a quien lo escuche, entonces la satisfacción es plena.

¿Cómo se puede hacer la gente con vuestro disco, va a haber algún canal de distribución?

Lo tendremos disponible en las actuaciones en directo, pero también se puede adquirir online enviándonos un correo electrónico a la dirección oficial del grupo: legacy@legacyband.es . El precio será de 5 euros, y para pedidos que haya que enviar a domicilio habrá que sumarle los gastos de envío, calculo que unos 8 euros más o menos.

Aparte de la presentación del disco en Madrid y Talavera, ¿estáis haciendo planes para presentar el disco en más sitios?

Nos gustaría tocar en cuantos más sitios mejor, así es que estamos abiertos a cualquier oferta para actuar. De momento van llegando algunas propuestas para tocar en varios sitios de las provincias de Cáceres y Toledo que están pendientes de confirmar, ten en cuenta que dependemos de los trabajos de cada uno. Con la salida del disco tendremos la oportunidad de darnos a conocer más y mejor, para eso lo hemos grabado, y suponemos también que habrá más fechas para tocar. De todas formas, toda la información referente a actuaciones la iremos colgando en la web en cuanto la tengamos operativa del todo.

Gracias por tu tiempo, Rubén. ¿Algún mensaje para la gente que lee el blog?

Pues mira, me alegro de que me hagas esa pregunta… Claro que sí.

En Internet, como en todo en la vida, hay que seleccionar lo que se lee y filtrarlo bien filtrado porque se suele dar gato por liebre con bastante frecuencia. Pero aún así hay otro matiz importante que hay que tener en cuenta y es la pasión con la que se hacen las cosas. Es una característica diferenciadora. Yo he estado durante casi 12 años formando parte del staff de una web dedicada al rock y sé lo que significa trabajar por amor al arte y de corazón, porque a uno le gusta, sin estar sujeto a imposiciones. Cuando se trabaja por afición se hace voluntariamente, porque, cuando y como uno quiere, lo que se traduce en honestidad, honradez y que las cosas sean “de verdad”. Ante tanta morralla como la que hay desperdigada por Internet, yo soy un firme defensor de sitios como este blog, lo mismo que lo era cuando existían las emisoras de radio libres, las publicaciones independientes, fanzines y cualquier otra expresión cultural libre, sin condicionar. También participé en ellas hace años y va en mi currículum, de lo que me siento muy orgulloso.

Dicho esto, el mensaje es bien claro: Este sitio merece mucho la pena. Está hecho con pasión y se nota. Para nosotros es un honor aparecer en este blog. Larga vida.

Y, por supuesto, gracias por dedicarnos un espacio en el blog.

No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...