Etiquetas

viernes, 18 de abril de 2014

WINGER - BETTER DAYS COMING


El mundo del rock muchas veces es injusto y con algunos, se ceba más que con otros. Con Kip Winger fue brutal, después de dos maravillosos discos, en los que todo el mundo los alababa, el hard desaparece de la primera linea mediática, llega el grunge, y las bromas y comentarios sobre la imagen de esa música, que esos mismos que antes estaban en primera fila de los conciertos, pero ahora querian ser los nuevos gurus del rock and roll, se rien y ridiculizan a gente como Winger, por ser guapo y tener buena imagen, porque su valia como músico, ya la habia demostrado anteriormente, así como la banda que le acompañaba. En fin, el caso, es que Kip contra viento y marea, decidió haciendo lo que mejor sabia hacer, canciones, y de una manera u otra, siempre ha estado ahí, con discos más o menos acertados, siempre según el visor que te pusieses, porque hay gente, que sigue exigiendo que se suene como en el 89, y no siempre los músicos están por la labor, como es de comprender.


El caso, es que este revival que está viviendo el hard rock melódico, siempre dentro de la escala en la que se mueve ahora, ha beneficiado a Winger, que vio como Frontiers, autentico impulsor del estilo, le edita sus discos. Ya el anterior, "Karma" dejó muy buen sabor de boca en la parroquia. Cinco años han pasado hasta este "Better days comin", supongo que motivados, a que Kip sigue contando con su gente de siempre, Reb Beach, que anda liado y atareado con Whitesnake y Rod Morgenstein, y John Roth, que aunque no estuvo en los primeros tiempos, lleva junto a Kip desde el 93, algo que siempre he admirado del bueno de Kip, su lealtad con sus músicos, lo que conlleva que no pueda contar con ellos siempre que quiera. Yo siempre he sido un gran defensor de Winger, en sus discos más melódicos y pomposos y en los más oscuros e introspectivos, porque si algo ha definido a la banda, es la calidad de sus composiciones. No olvidemos, que aunque todo el mundo pone como referencia, sus dos primeras obras, "Pull" del 93, era también un disco con mayusculas.

Este "Better days comin" puede vovler a despistar a alguno, porque han decidido buscar otras vias, y si bien, sigue habiendo canciones llenas de melodía como la buenísima "Ever wonder", un medio tiempo que bebe de los primeros caminos del grupo, te encuentras directamente con influencias del rock más guitarrero "Midnight driver of a love machine", al igual que en "Queen Babylon", donde se dejan llevar por la pasión por la electricidad, sonando realmente duros. Por supuesto, la labor de Reb Beach se nota, este tipo es un grandísimo guitarrista, y solo hay que ver cada disco donde mete sus seis cuerdas. No termina la marcha, "Rat race" es un trallazo hard rockero, con influencias clásicas, y un riff que te vuela la cabeza. Cuando tenemos la vena hard rockera a tope, Winger se desmarcan con el tema título, donde vuelven a esos tiempos en los que Kip se volvió mas oscuro, para incluso recordar a aquel rock de los 90, que lo eligió como motivo de mofa. Que se jodan, ¿donde están muchos de esos?, porque Kip sigue aquí haciendo grandes canciones.

Más extraño, pero no por ello menos atractivo, se me hace "Tin soldier", que tiene un rollo más moderno, cercano a esas bandas que acercan su sonido al prog sin realmente profundizar en él. La siguiente es "Ever wonder", de la que hablé más arriba, así que pasemos a la siguiente, "So long China", que mantiene esa sombra de ese primigenio hard melódico que los encumbró, pero con una pizca de modern rock, que tal vez la hace balancearse entre dos mundos, de dificil encuentro. "Storm in me", es densa, más heavy, igual no termina de enganchar con los viejos fans, porque es más cercana a lo que hacia Kip en solitario, pero a mi este tema, me gusta, y mucho. "Be who you are, now", no me gusta, la verdad, se me termina haciendo pesada. Para cerrar, "Out of this world", donde Reb Beach deja constancia del pedazo guitarrista que es.


Buen trabajo de Winger, que no obtendrá una repercusión, que posiblemente ya no necesite a estas alturas de la película. Posiblemente, no dejará contento del todo a los que siguen anhelando un regreso a sus dos primeros discos, pero si a quien no le preocupe ir más allá. Es una buena noticia que este tipo de bandas sigan en la brecha, haciendo buenas canciones y dejando constancia de su calidad. Yo al menos, voy a seguir disfrutando de este nuevo disco de Winger.

1 comentario:

21st Century Schizoid Man dijo...

Kip Winger todavía te da una hostia y te sienta. Lo escucharé porque a mí sus dos primeros discos me encantan. Y sí, el Grunge barrió todo. Esos locos noventa...

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...