Etiquetas

domingo, 1 de junio de 2014

POR AMOR A LA MÚSICA - HEART "RED VELVET CAR"


Seguimos con la ronda llena de lazos de sangre, dentro de PAALM. Esta vez, el camarada Pupi, ha elegido a las hermanas Wilson, esas de las que todo el mundo cuando habla se pone de pie. Y digo yo, que no lo sé, que Ann y Nancy, deben tener una mansiones acojonantes, unos coches de esos que levantan la envidia al verlos pasar y unas cuentas rebosantes en el banco, porque parece que todo el mundo mundial, dentro del rock and roll, siente auténtica devoción por ellas, y cuando tu amor platónico por una banda roza lo sobrenatural, te sueles comprar sus discos, ¿o no?. No sé si las Wilson navegan en la abundancia, como rock stars saturadas de halagos y billetes de dolar, o sobreviven dignamente, como muchos de los músicos cuyo trabajo es reconocido, pero más de palabra que de acción. Y es que somos muy noveleros, muchas veces, nos damos golpes de pecho, y sentamos catedra, pero luego lo que tenemos, son discos duros llenos de mp3, que no digo yo que yo no tenga, ojo, pero mi colección de discos, sigue creciendo, con mayor o menor dificultad, con mayor o menor afluencia, pero lo hace, a su aire a su manera.


Que nadie piense que estoy criminalizando nada, no es mi intención, no voy más allá de juntar cuatro palabras, mientras me terminó mi tercer vaso de tinto con limón, que ya  he entrado en el verano de pleno, y estoy enganchado al de cierta marca que nos lleva acompañando toda la vida, porque no sé vosotros, pero yo de niño, en casa no compraban coca cola, compraban casera cola. Con dos cojones, como diría aquel. Lo relaciono con subir después de toda la tarde jugando en la calle, con las rodillas negras de tirarme detrás de un balón y el sudor empapandome cabeza, cuello y lo que pillase por medio. Después del baño de rigor, la cena, y si ese día había suerte, una vaso de casera cola, o casera naranja, según pillase a la jefa, que sabia a gloria. Historias, que seguro que cualquiera que ya cargue con unas cuantas décadas en los bolsillos de los pantalones, amontona varias de este tipo.


Tengo muchos recuerdos de niño, todos felices, afortunadamente. Los amigos, el colegio, los bocatas por la tarde, los recados para la abuela, los eternos partidos de fútbol, que se interrumpian para que pasase algún coche, o algún viandante.... Lo que nunca supe, es que queria ser de mayor. Bueno, si, queria ser muchas cosas, y ninguna productiva. Pero nunca tuve una fijación desde pequeño con una meta laboral, la verdad. Hay gente que desde muy temprano, han tenido claro a que querian dedicarse, o que querian ser. Afortunados ellos, y afortunados, los que nunca fuimos capaces de decidirnos. La que seguro que sabía lo que queria ser, era AnnWilson, no sé si de niña, pero más tarde seguro, ella quería ser Robert Plant. O al menos, eso ha aparentado muchísimas veces, en que las hermanas han versionado a Led Zep hasta la saciedad, la última, que se convirtió en viral, al menos, entre la fauna rockera, con un Plant lloroso, ante la emoción de escuchar a Ann entonar Stairway to heaven.

Ojo, que no me malinterpreteis, que me parece bien, la verdad. Además, Heart, después de aquella época mas hard melódica, como los tiempos requerian, volvieron a su sonido setentero, a sus historias más retro, con más acústicas y tal, pero sin perder esa esencia roquera que siempre han mantenido. Por cierto, todo el mundo dice que son de Seattle, como Hendrix o Nirvana, y Queensryche, de los que se olvidan siempre al nombrar la ciudad. Pero los que muchos no dicen, es que se tuvieron que largar a Cánada para conseguir el éxito y ser conocidas, antes de volver a su país como rock stars. Bueno, dejemos esas historias, que tampoco interesan demasiado, y centremonos en algún disco de Heart, para esta entrada. No me apetece pulsar en el ascensor los botones de los pisos bajos, y descender hasta su discografía setentera, que ya ha bordado Tsi o de la primera mitad de los 80. Soy muy fan de la canción "All I wanna do is make love to you", cuando las Wilson decidieron cardarse la melena y hacer estribillos fantásticos, para colar videos en la MTV. 



Pero Josi, se me ha adelantado, y además lo ha hecho mejor de lo que yo sería capaz, así, vuelvo a tirar los dados. Así que tiro hacia los últimos años. El último lanzamiento en estudio de la banda, "Fanatic", me moló bastante, pero también a Bernardo, que le ha dado el tratamiento que se merece. Así que me he decidido por este "Red Velvet Car" que la banda lanzó en 2010,  y cuyas críticas en su día, me dejaron un poco perplejo. El problema del disco, es que quizás, le falta un poco de garra. abusa de demasiado medio tiempo.  Para mi es un buen disco, realmente, esta gente, es extraño que saquen algo malo, porque tienen esa cosa especial, de los grandes músicos, y además, están curtidos en mil batallas, pero si es verdad, que no queda entre sus mejores obras.

Desde ese inicio con aires acústicos, del fantástico por cierto, "There you go", pasan a la rabia guitarrero de "WTF", quedando igual de bien en ambas facetas. Es verdad que la voz de Ann se nota algo cargada, pero por cierto, es un acto de honestidad, hay cantantes que en estudio siguen sonando como si tuvieran 20 años, pero luego, a ver quien es el machote, que defiende eso en un escenario. El tema título suena suave, jugando con las voces y el feeling. "Queen city", también defendido con acústicas, se retrotrae hacia los primeros tiempos de la banda. Siguen los temas lentos con "Hey you", con unos bonitos coros en el estribillo. "Wheels" rescata el sonido guitarrero, pero sin pasarse demasiado, pero eso si, con elegancia. "Safronias Mark" suena folk, aunque Ann le meta fuerza en el estribillo.


"Death valley"  vuelve a mostrar la cara rockera pero sosegada de la banda en este disco, para con "Sunflower" volver a relajarnos, con bonitas melodías y esa guitarra adornando la canción. "Sand" cierra el disco, de forma intimista. Un disco, bueno y bonito, pero que en mi caso, es de esos, que según me pille el día, lo disfruto de cabo a rabo, o no paso del tercer tema. Pero eso si, hay que reconocer, que esta gente, lo que hacen, saben hacerlo y además, lo hacen a conciencia.


3 comentarios:

Víctor Hugo dijo...

Me encanta que Heart guste y siga gustando.

bernardo de andres herrero dijo...

Me parece un muy buen disco pero estoy totalmente conforme contigo le falta un hit op un tema que lo propulse. creo que eso se subsana en el Fanatic donde si hay dos o tres bestialidades. . En todo acso es un trabajo más que digno e incluso sobresaliente si fuera otro grupo pèro a los buenos estudiantes deben ir al sobresaliente y no en un notable

PUPILO DILATADO dijo...

Otro disco más que voy a descubrir como se merece NOrty. La verdad es que la faceta más contemporánea de la banda era la más desconocida para mí y no sabía que estaban tan en buena forma compositiva, pero con el post de Bernardo y el tuyo compruebo que no debo de dejar pasar ninguna y que estos discos me van a impactar. El tema que has colgado me ha encantado con esas 'slides' y raspada garganta de Ann.

Buen trabajo de nostalgia en tu 'intro', yo también recuerdo bocatas y partidos interminables...

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...