Etiquetas

sábado, 4 de octubre de 2014

BATTLEAXE - HEAVY METAL SANCTUARY


Me fascina la NWOBHM, siempre lo ha hecho, y siempre lo hará. Nació al calor de la calle, mientras el punk amenazaba en UK con quemar el mundo, una panda de jovenes músicos, apostaban por dar una vuelta de tuerca al hard rock, afianzar el heavy metal, moviendose por clubs de todo el país, formando una generación que deberia ser dificil de olvidar. Pero la NWOBHM representa toda la gloria y miseria del rock and roll. Desgraciadamente, todo aquello fue, como cuando estás en la playa, y ves aparecer una majestuosa y amenazante ola, en toda su grandeza, para comprobar como termina convirtiendose en espuma al llegar a la orilla. Y eso paso con esa generación de músicos, solo muy pocos lograron sobrevivir al envite del tiempo y los caprichos del mercado musical. Aunque ha quedado el legado musical de aquellos años, muchos de aquellos tipos que tenían mucho que decir, cayeron en el olvido o decidieron cambiar de aires para sobrevivir.


Una de esas bandas fue Battleaxe. Su "Burn this town" llamó la atención de la gente, su actitud era más callejera, más acorde a esos barrios de donde salian atronadores sonidos dispuestos a cambiar el rumbo de la historia, aunque fuese en una pequeña parte. Pero al llegar a la orilla, se convirtieron en espuma, a pesar de la lucha desesperada por mantenerse. Incluso fueron presa del infortunio o de las malas decisiones. Cuentan ellos mismos, que una joven banda proveniente de los USA, se puso en contacto con ellos, para compartir tour presentando el primer disco de los americanos, pero Battleaxe dijeron no. Aquel disco a presentar se llamaba "Kill'em all" y la banda Metallica. Hasta 2007 no tuvimos de nuevo noticias de la banda, dos de los miembros originales, Dave King y Brian Smith, decidieron, como muchos otros durante hace ya bastantes años, resucitar el proyecto, volver a sentir hervir la sangre bajo el nombre de Battleaxe, reclutando para la causa a Mick Percy y Paul Atkinson.


Pequeños shows por las islas, llevando a sus conciertos a viejos fans, y a nuevos, ávidos de aquel sabor añejo. El punto de inflexión para la banda, llegó en 2010, con su actuación en el Headbangers Open Air, donde sorprendieron a todo el mundo, y las criticas fueron halagadoras. Según cuenta la propia banda, eso les motivo a intentar volver a la palestra en serio, a grabar de nuevo, a presentar sus cartas sobre la mesa. Pero en estos tiempos que vivimos, que la prensa o un puñado de gente que con sus webs o blogs, lleguen a la gente, comenten tus maravillas, no te asegura un contrato discográfico. Así que decidieron grabar por su cuenta, en los estudios caseros de Paul y Mick, dando forma a este "Heavy metal sanctuary" que ve la luz en este 2014. Decir que suenan a Saxon, Maiden o Judas, es cierto, pero no justo, porque a fin de cuentas, no es una influencia, es que ellos estuvieron en aquella olla, donde se coció ese sonido.

"Heavy metal sanctuary" es un muy buen disco de heavy metal, del antiguo, del que nació en las Islas Británicas, como no podía ser de otra manera. Buenas guitarras, un buen cantante y una banda que sabe lo que hace y como hacerlo. Abren con el tema título que puede recordar a Saxon y a Accept, ¿he dicho algo?. Suenan muy buenas las guitarras de "Shock and awe", puro heavy metal, y es lo que hay, te guste o no. "Hail to the king" suena muy potente, de nuevo me recuerdan esos riffs a Saxon, así como la forma de cantar de Dave. "Rebel with a cause" tiene un aire más melódico, hasta llegar a ese estribillo a lo Udo. Más rockera suena "Give it more", y es que no se, pero el recuerdo de Accept se me aparece por cada surco de este disco.


"Too hot for hell" tiene algo a lo Sabbath con Dio, mientras "Revolution" vuelve a los sonidos más clásicos de la NWOBHM, con ese ritmo que golpea a cada instante y cierto deje a lo Judas Priest. "A prelude to battle/the legions united" suena más melódico en cuanto a las voces, tiene un temple más hard rockero. A toda velocidad se lanzan con "Spirits of the fallen", puro heavy metal, pura NWOBHM. En directo, suena "Devil calls", donde de nuevo hay ese regustillo Accept y además un fantástico estribillo. Apergios para que suene "Kingdom come", un medio tiempo repleto de fuerza, que no suena nada mal, sobre todo gracias a esas guitarras. Cierran el disco con "Romeo", un tema directo, arrollador, con muy buenas guitarras y un gran trabajo, durante todo el disco, de Dave a las voces. "Heavy metal sanctuary" es un buen disco, sobre todo para los que amamos el metal clásico, y en especial el que viene de las Islas Británicas. Ojalá sigan en la brecha.

No hay comentarios:

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...