Etiquetas

domingo, 23 de noviembre de 2014

POR AMOR A LA MÚSICA - RECUPEREMOS LA ILUSIÓN CON SALVADOR DOMINGUEZ



¿Que sería del rock sin las guitarras?, simplemente no existiría, al menos, tal como lo conocemos. Si hay un instrumento que representa la iconografía más sagrada del rock and roll, es la guitarra, sin lugar a dudas, su proyección se extiende sobre millones de personas que acarician sus cuerdas, con mayor o menos destrezas, y sobre muchos otros, que sueñas con sus dedos al aire, estar ejecutando aquel solo tantas veces escuchado. Cuando Vinny eligió para esta ronda de instrumentistas metidos en historias diferentes bajo el mismo signo vital, mi primera y única elección, tenía que ser uno de los guitarristas más grandes paridos por el rock de este país y de más allá de nuestras fronteras, Salvador Dominguez. Comenzar en este momento a enumerar los diferentes discos y proyectos, por donde han pasado los acordes de Salvador, sería enlazar una interminable entrada, para poder dedicar al menos, el mínimo tiempo necesario al guitarrista.


La mejor forma de conocer a un músico, más allá de leer artículos, webs o lo que te de la gana, es pillar sus discos, encender tu equipo y dejar que la música fluya por los altavoces, que se cree la comunión artista/oyente, que las lecciones magistrales vengan de la mano de riffs, solos, estribillos y melodías, que cada capítulo del libro sonoro, tenga nombre de canción. En el caso de Salvador, desde que comenzara a tocar con 17 años como músico de sesión, hacía tu cabeza, volarán canciones de Miguel Ríos, Cerebrum, Banzai, Tarzen, Los Canarios o de su propia cosecha en solitario. Su nombre aparece ligado a gente como Bill Quick, Vainica Doble, Ramoncín, La Frontera, Extremoduro o Jaime Urrutia. Y por supuesto, a Los Pekenikes y su disco "Cachimba".





"Cachimba"  se puede considerar el último disco de la banda con Movieplay, y en él aparece un joven guitarrista pleno de talento llamado Salvador Dominguez. Pero mirando al pasado, la banda se forma en el 59, y en sus filas, militaron, primero Junior y luego Juan Pardo. Fueron unas de las bandas elegidas para telonear a The Beatles en Madrid. Si queréis conocer bien la historia de la banda, que mejor que os la cuente el propio Salvador, como lo escribió en su libro "Bienvenido Mr. Rock". Pinchando aquí, podéis leer un extracto dedicado a Los Pekenikes. Salvador entra en la banda en el 72, sustituyendo a Vicente Losa. El propio Salvador cuenta, que trás hacer la pertinente prueba, Ignacio Martín comenzó a quejarse del volumen al que tocaba Dominguez, pero Vicente Losa lo interrumpió diciendo "dejale tocar como le salga de la polla, la cosa ha salido de puta madre". En el 77 sale "Cachimba" en el que recuperan "Los cuatro muleros", que siempre me saca una sonrisa, porque cuando chaval, cantaba en el coro del colegio, y esa era una de las canciones que hacíamos. 


La participación de Salvador se nota, mucho y para bien, si no me creéis, escuchad el solo que se marca en "Key Biscayne (Scarlet)" o el riff de "Burbujas". Siempre me ha gustado muchísimo ese rollo jazz rock que tiene el disco, y es que sin lugar a dudas, estamos hablando de una de las mejores bandas que ha dado este país, y lo demuestran a base de canciones, no de afirmaciones categóricas de críticos formalmente establecidos. Y personalmente, tal vez por que se me ve el plumero, y porque la objetividad me la paso por donde ya sabéis, "Cachimba" es uno de mis favoritos del grupo. Ha llovido desde entonces. En los últimos tiempos, hemos visto a Salvador escribir libros, volver a la carretera con Banzai y ahora, por fin, volver a grabar, continuando su carrera en solitario con "Recuperemos la ilusión".


Reconozco, que me hubiese encantado que Salvador hubiese grabado nuevo disco con Banzai. El guitarrista es un tipo al que admiro, igual que a Jose Antonio Manzano (que también tendrá disco nuevo con Manzano), al que tuve el placer de entrevistar hacer tiempo (podéis leer la entrevista aquí). Pero la verdad, es que estás nuevas seis canciones que el guitarrista nos presenta, nos hace recuperar la ilusión, bueno, realmente no, porque nunca la había perdido respecto a su música. Se ha acompañado de un fantástico vocalista, Jorge Fontecha, y rodeado de grandes músicos, como son Jesús Arispont al bajo, Kiki Tornado a la batera y Lucía Del Campo a las teclas. Seis canciones muy rockeras, en las que la guitarra de Salvador brilla de manera brutal, moviéndose por esos terrenos hard rockeros que tan bien conoce.


Esas guitarras del tema título, a lo Michael Schenker de mediado de los 80, destilando ese hard n heavy clásico, más melódico por parte de la voz y con un riff fenomenal. "Rebeldes sobre ruedas" comienza con esas guitarras que de nuevo te ponen a cien, con un ritmo más rockero. La instrumental "El Dorado" sigue dejando constancia de que estamos ante uno de los guitarristas más importantes de la escena, ese tipo de canciones donde la música toma el papel de voz, donde no importa ser más rápido ni más enrevesado que nadie, para demostrar tu grandeza. "Primera línea de fuego" vuelve a sacar esos riffs clásicos, ese hard rock que tanto amamos, con una letra valiente, con sermón del Papa incluido.

"Vivaldi in Cookham" es una "delicatessen" por parte del guitarrista, homenaje a Vivaldi, que sin grandes ni aparatosas demostraciones, le queda de escándalo. Cierra este ep, "Cara a cara", un potente y melódico hard rock, que te hace retroceder a los 80. Todos los que hemos crecido con las canciones de este tío y las de otros de esa generación, no podemos evitar, al menos en mi caso, esa excitación, al saber que siguen dándonos sus canciones. Como dijo Vicente Losa, "dejale tocar como le salga de la polla, la cosa ha salido de puta madre".

7 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Ya sabes que nunca he sido seguidor del rock patrio de los ochenta. Pero eso no obsta para reconocer al señor Domínguez como un fenómeno.

Larry Runner dijo...

Sensacional entrada. Yo tuve el placer de entrevistarle el pasado jueves en mi programa y además de un grande a la guitarra es un tío encantador: http://www.ivoox.com/diario-metalhead-158-salvador-dominguez-audios-mp3_rf_3762375_1.html

Josi dijo...

Sus dos primeros discos con Banzai son imprescindibles. Hace tiempo que le tenia perdida la pista, todo un placer recuperarsela, la verdad.

PUPILO DILATADO dijo...

Lo más cerca que mi padre ha estado del rock'n'roll ha sido con los Pequeniques!!! je,je,je. Desconozco mucho la carrera de este hombre y, ups!!! con Banzai tengo una cuenta pendiente que todavía no he saldado (cuchillos a mí!!!) pero, tras verlo tocar ese solazo en el clip que cuentas me han entrado unas ganas tremendas. Este E.P. parece muy chulo por tus palabras, le daremos una escuchada.

El Rock'N'Roll Español EXISTE!!!

bernardo de andres herrero dijo...

Que seria España o mejor los artistas españoles sin tu blog , un nada. Genial entrada reivindicando como casi siempre la música patria. voy a votar para que la SGAE reconozca tus meritos y te de un sueldo vitalicio o cuando menors un premio.

Forrest Gump dijo...

Justamente escuchaba el otro dia de nuevo a Banzai tras haber encontrado su segundo Lp n una tienda segunda mano...Y cojones, no tenian nada que envidiar a las bandas americanas.
Apoyo el comentario de bernardo de andres.
A+
Ps.Siento comentar tan tarde esta semana.

Vinny Gonzo dijo...

¡Coño que se me había pasado comentarte! Qué caos, leches, jajajaja

Oye, que tío tan auténtico, que pelasso blanco que me lleva y que arte con la guitarra, copón. Mira, me voy a fiar de ti y voy a escucharme este disco, aunque sabes que a mí esto de los grupos de rock español previo a los 70 no es lo mío.

PD: una tontería, por cierto. Mírate a ver si puede cambiar el color de los hipervínculos, porque en el "pinchad aquí" me ha costado un rato saber dónde se refería xD

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...