Etiquetas

sábado, 13 de diciembre de 2014

ALLEN LANDE - THE GREAT DIVIDE



Va llegando el final del año, y me encuentro con que tengo aún, muchos discos por escuchar, y es que, sequía, precisamente, no hemos tenido respecto a lanzamientos, y mira que está jodida la cosa del negocio musical. Voy escuchando discos, hablando de los que me gustan, pasando de lado de los que no demasiado. Unos los pongo a sonar, en cuanto me hago con ellos, otros, se van quedando arrinconados, por ninguna razón en especial, más allá, de que no hay en ese momento, algo que llame mi atención respecto a él. Después están los que van saliendo casi a final de año, y cuando te das cuenta, las campanadas están sonando y te has quedado sin escucharlo. Por desgracia, en este 2014, los tres últimos meses del año, están dando discos que me llaman la atención y que se encuentran en una lucha desesperada con el que le puso solo 24 horas al día.
Uno de esos discos, es la nueva entrega de dos grandísimos vocalistas, como son Russell Allen y Jorn Lande, dos tipos que se han convertido en referencia dentro del heavy metal y que, reconozco, que más allá de los clásicos, son de mis favoritos junto al inmenso Urban Breed. "The great divide", cuarto disco del dúo, se mueve dentro de lo que nos tienen acostumbrados, heavy metal, hard rock, algo de A.O.R. e incluso toques de power y prog metal. Os voy a ser sincero, cuando me enteré, que de las guitarras se encargaba Timo Tolkki, no las tenía todas conmigo. De Stratovarious, pienso que tienen unos cuantos discos enormes, pero también, que terminaron engulliéndose a si mismos, en cuanto a sonido se refiere, lo que me llevó a alejarme de los caminos trazados por el guitarrista. Pero como hay que ser valiente, me quito el sombrero, ante el trabajo del guitarrista.


Tanto Allen como Lande son dos grandísimos vocalistas, y el secreto de su éxito, es que en vez de entrar en una continua competición, han conseguido que ambas voces creen toda la magia que les rodea. Abren fuego con "Come & dream with me", con ese estribillo hard rockero, donde se lucen las voces y el buen trabajo de Timo a las guitarras. "Down from the mountain" suena más heavy, con Jorn Lande poniendo la fuerza necesaria junto a una banda que suena fantástica. Russel Allen se encarga de "In the hands of time", más melódica, creando muy buenas melodías. Los teclados se enfrentan a un fortísimo riff en "Solid ground", destacando de nuevo Lande en los temas más potentes. Uno de los puntos fuertes lo encontramos en "Lady of winter" con ese piano inicial que da paso a un buen solo de guitarras, y que se corona con unas voces tremendas.

"Dream about tomorrow" tiene un rollo más power metal, quizás más Stratovarious, en el que destaca el estribillo. "Hymn for the fallen" vuelve a servir de lucimiento vocal, pero es que además tiene un aire de metal clásico que me gusta muchísimo. "The great divide", la canción, se mece sobre unos fantásticos apergios, un tema lento pero con una fuerza sobre humana, gracias a la voz, ¡vaya pedazo de canción!. "Reaching for the stars"  suena más directo, con mucha melodía, gracias a esos teclados. "Bittersweet" es la encargada de cerrar el disco, una balada a piano, que nos permite disfrutar más aún de la voz, grandes protagonistas del disco. Sin lugar a dudas, Allen y Lande han vuelto a facturar un muy buen disco, que gustará a aquellos que disfrutamos de varios estilos dentro del hard rock y el heavy metal.

2 comentarios:

Juan-Luarca dijo...

Estaba esperando a leer la crítica de alguien en quien tengo confianza ya que no sabía lo que podría encontrarme en esta cuarta entrega de Allen/Lande....Me gustan sus tres primeros discos,pero ya se sabe lo que suele ocurrir muchas veces en estos casos..Encasillamiento,repetición...Leido lo que has puesto,creo que merece bien la pena adquirir el disco.Gracias Carlos :D

Paco de la Torre dijo...

Se ha notado para bien la aportación de Timo Tolkki. Lo he incluido entre los mejores del año. Saludos Carlos

entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...